Conoce los diferentes tipos de sal
Chefs

Conoce los diferentes tipos de sal

Por Kiwilimón - Octubre 2011
  Sabor y algo de chispa es lo que aporta la sal a la mayoría de las recetas de cocina. La sal es un ingrediente muy popular en la cocina y, en pequeñas cantidades, beneficia el proceso digestivo. Te explicamos los 10 tipos de sal diferentes que hay y qué propiedades tienen. Sal Maldon Este tipo de sal de origen inglés se presenta en cristales en forma de pequeñas escamas, por eso, en algunas ocasiones, también se conoce a este ingrediente como sal de escamas. Se suele utilizar en la alta cocina y es un condimento ideal para utilizar en asados de carne, en algunos aperitivos o, por ejemplo, en recetas con hongos. También puede acompañar a platos de verduras a la plancha. Se recomienda utilizar poca cantidad a la hora de cocinar, ya que su sabor es fuerte. Sal negra de la India Es un tipo de sal algo menos refinada. Procede de la India y tiene un sabor muy fuerte. Tiene un color gris rosáceo y menos capacidad de salar que la sal común. Este ingrediente se utiliza en la cocina india y algunos la señalan como un buen remedio para el ardor de estómago. Sal de apio Esta clase de sal se caracteriza porque está mezclada con semillas de apio trituradas. Se suele utilizar para condimentar sopas, como sazonador, así como para platos de pasta e incluso para algunos cócteles de frutas. Se recomienda hacer la mezcla de la sal y el apio justo en el momento en que se va a servir, ya que sino puede perder el sabor y ponerse rancia. Oshima Island Blue Es conocida por tener un precio elevado, por su color ocre y por ser originaria de Japón. Su color se debe a su proceso de formación: se colocan unas vasijas en lagunas que lindan con la playa y éstas se llenan de agua marina. En verano el agua se evapora y la sal queda en las vasijas, tomando un tono ocre debido al color del recipiente en el que se forman. Sal Roja Se encuentra en la Isla de Aloha, Hawai, y es conocida por ser una de las más caras. Esta sal está mezclada con arcilla, por lo que su color es entre rosáceo y rojo. Los granos son muy finos y el sabor tiene un ligero toque a nuez. Se utiliza para sazonar algunas carnes y pescados. También es conocida como Red Alaea. Flor de sal de Guérande Hay varios tipos de flores de sal, sin embargo, la flor de sal de Guérande procede de la costa francesa y es una sal marina natural que no tiene aditivos y es secada al sol. La sal fina o sal gorda de Guérande se utiliza como la sal común, sin embargo, la flor de sal de Guérande se emplea sobre ensaladas o platos de carne y pescado a la parrilla, verduras al vapor, etc. Además, otra peculiaridad de este tipo de sal es que se utiliza para salar la mantequilla. Sal rosa del Himalaya Es una de las sales a la que se le atribuyen más propiedades. Se obtiene de los estratos geológicos sedimentarios del Himalaya, su color es rosa y tiene un sabor bastante amargo. Es una sal mineral que se suele utilizar molida para poder cocinar y como sazonador de platos con huevo. Entre sus propiedades se suelen señalar su eficacia como uno de los antihistamínicos naturales más populares, ayuda a reducir los calambres musculares y a prevenir la aparición de varices en las piernas. Sal negra de Chipre Cocinar a la sal permite muchas posibilidades y dar rienda suelta a la creatividad de cada uno. En la alta cocina también es muy preciada la Sal negra de Chipre, que se caracteriza por tener cristales de forma piramidal. Su textura es muy crujiente y su sabor muy fresco. Se utiliza para sazonar, por ejemplo, algunos mariscos. Halen Môn Es una sal marina de origen galés. Tiene una textura crujiente y es especiada. Se suele utilizar en verduras crudas, ensaladas y también en carnes a la parrilla, carne de caza y recetas con setas. Recetas de cocina recomendadas:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos, pero también durante la lactancia las mamás tienen necesidades nutricionales especiales, debido a la pérdida de nutrientes que sufre a través de la leche materna.Además, los nutrientes presentes en la leche proceden de la dieta de la madre, por lo que para que tanto bebé como mamá tengan la mejor salud y bienestar, la mujer tiene que aumentar la ingesta de nutrientes.¿Qué frutas son buenas durante la lactancia?En principio, puedes comer todo tipo de frutas ya que ninguna es mala durante la lactancia, aunque es cierto que algunas frutas más ácidas o cítricas le pueden caer mal al bebé y causarle gases o diarrea, por lo que debes estar bastante atenta. También debes tomar en cuenta que algunas frutas como la piña, el kiwi y los cítricos pueden cambiar el sabor de la leche y esto podría provocar que la rechace. En cuanto a qué frutas son las mejores, aunque todas son beneficiosas ya que aportan gran cantidad de nutrientes al bebé, se recomiendan las más dulces y fáciles de digerir, como el mango, la pera, el plátano, el melón o la manzana dulce.Además, puedes consumirlas tanto crudas y enteras, como cocidas o al horno. Y si no te gustan mucho las frutas y te cuesta comerlas, opta por hacerte smoothies o jugos con fruta o mezclarlas en las ensaladas, con yogur. Sea de la manera que sea, recuerda que es importante que consumas unas 3 piezas de fruta al día para que tu dieta durante la lactancia y una vez acabe esta sea sana. Además, deberás beber mucha agua , por lo menos unos 2 litros al día, comer verduras, cereales integrales, legumbres, carnes magras, lácteos, pescado o frutos secos para que tanto tú como el bebé puedan estar en las mejores condiciones.
Cada cierto tiempo surgen nuevas dietas y nuevas tendencias para mejorar nuestros hábitos alimenticios y bajar de peso y pese a que cada una tiene sus propio métodos, pros y contras, lo que es una constante es que todas son para ser más saludables y lucir mejor. Una de las tendencias que ha permanecido por más tiempo es el ayuno intermitente, que en realidad no es una dieta, sino una técnica implica restringir alimentos durante un tiempo determinado.¿Qué es el ayuno intermitente?El ayuno intermitente es un modelo nutricional que se basa en periodos de ayuno y periodos de ingesta de alimentos. Esta estrategia tiene múltiples beneficios para nuestro organismo y nuestra salud.Tipos de ayunoAunque existen distintos tipos de ayuno intermitente, los más populares son ayuno 16/8, ayuno 24, ayuno 48 y el 12/12.El ayuno 16/8 consiste en realizar periodos de ayuno de 16 horas, seguido de periodos de alimentación durante 8 horas. Por ejemplo, si tu primera comida fue a las 2 de la tarde, tendrías toda la ingesta de tus calorías entre las 2 de la tarde y las 10 de la noche, durante 8 horas, realizando dos comidas únicas durante el día, y al día siguiente volverías a comer tras 16 horas desde la última comida, es decir, a las 2 de la tarde de nuevo.Ell ayuno 12/12 sería lo equivalente a realizar un desayuno y una cena, distanciados entre ellos 12 horas. Por ejemplo desayunar a las 8 de la mañana y cenar a las 8 de la noche. El ayuno de 24 y el ayuno de 48 se basan en periodos de ayuno de 24 horas y 48 horas, respectivamente. Aunque el cuerpo está capacitado para realizar este tipo de prácticas, te recomendamos consultar a un especialista antes de hacerlo, para evitar algún problema de hipoglucemia, falta de energía o algo por el estilo.Beneficios del ayuno intermitenteSegún la revista Science, el ayuno intermitente ayuda a reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y también las metabólicas, entre las más comunes la obesidad y la diabetes; incluso, ayuda a revertir alguna de sus consecuencias. También se ha encontrado una menor incidencia de cáncer y enfermedades neurodegenerativas entre las personas que practican el ayuno intermitente. Entre los beneficios del ayuno, se ha encontrado que contribuye a la mejora de la sensibilidad a la insulina, una regulación de la presión sanguínea, o, incluso, reducir los síntomas de la esclerosis múltiple.Es importante destacar que el ayuno es sólo una herramienta más, con muchos beneficios, pero que lo indispensable es tener hábitos saludables, una alimentación más sana y algo actividad física en nuestro día a día.
Como consecuencia de la pandemia que desató el coronavirus COVID19 desde su propagación a finales de diciembre del 2019 en China, diversos países a lo largo del mundo han decidido tomar estrictas medidas de prevención y cuarentena para evitar el contagio. Hasta la tercera semana de marzo, en México se habían detectado más de 100 casos de coronavirus, pero las cifras son pocas a comparación de otros países como China, que ya alcanzó los 80,928; Italia con 35,713 y España, donde van 17,395 contagiados. Es de esta manera que la Secretaría de Educación Pública de México informó que las clases se suspenderán hasta finales de abril y del mismo modo, diversas empresas a nivel nacional también le han indicado a su personal que deben permanecer en cuarentena, guardando aislamiento social y haciendo home office (trabajo desde casa). ¿Qué es el home office? Home office es una actividad relativamente nueva y en muchos casos desconocida para la sociedad mexicana. Esta consiste en trabajar remotamente desde casa, conectándose a través de la computadora y compartiendo las actividades de manera digital, solución ideal frente a la cuarentena del COVID19. A pesar de que trabajar desde casa puede tener muchas ventajas como organizar mejor la jornada de trabajo, tener más tiempo libre por la tarde y vestir de una forma mucho más cómoda, también trae consigo algunos inconvenientes, como el hecho de que, al estar inmersos en nuestras actividades laborales, la ansiedad o la concentración excesiva pueden hacernos olvidar nuestras necesidades básicas como la alimentación. Cabe recordar que dentro de las prevenciones contra el coronavirus, está también la de conservar una dieta balanceada y abundante en vitamina C para mantener nuestras defensas altas, por lo que es importante ingerir alimentos saludables aún sin salir de casa. Tips para comer saludablemente haciendo home office A continuación te presentamos algunos consejos para comer saludable si estás trabajando desde casa: Fija horarios para desayunar, comer y cenar, así como para ingerir colaciones entre las comidas principales y apégate a ellos.Consume licuados o smoothies saludables para tener un boost de energía por las mañanas.Si tienes hijos, organiza y prepara la comida desde un día antes para economizar el tiempo y asegurarte de que todos coman bien. Es importante enseñarles a conservar una rutina para iniciar y terminar el día correctamente.Cocina platillos bajos en grasa y con muchas verduras, proteínas, tal como este pollo relleno de kale y queso cabra o estas calabacitas rellenas de atún.Evita la comida chatarra cuando sientas la necesidad de cumplir algún antojo.Prepara snacks saludables con semillas y frutos rojos para suplir los postres, como este vasito de yogurt crujiente con almendras.Procura cenar ligero para que puedas dormir tranquilamente y comenzar tu día lleno de energía.Alimentarse adecuadamente siempre resulta ser un gran reto pero con la disciplina necesaria, hacer home office y cuidar de tu salud no representará ningún problema, ¿estás de acuerdo?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD