Consejos para principiantes en la cocina
Chefs

Consejos para principiantes en la cocina

Por Kiwilimón - Junio 2012
  Si eres principiante en la cocina, antes de comenzar a cocinar debes de tener en cuenta ciertos aspectos, para no fracasar en tus primeros intentos. Aquí te dejamos algunos consejos básicos: - Elige recetasque no sean complicadas y que no lleven mucha dedicación y tiempo, pero que a la vez sean nutritivas y sanas, por ejemplo las ensaladas, son necesarias tanto en la comida como en la cena, aportan vitaminas y minerales y se pueden hacer múltiples combinaciones. - Antes de comenzar a realizar la receta, cerciórate de que dispones de todos los ingredientes para su elaboración y procura tener orden y limpieza en la cocina a la hora de realizarlos, vete limpiando utensilios a medida que los vas manchando y no los necesitas, evitarás que se te acumulen todos y te sea fastidioso lavarlos después. - En caso de que estés realizando un guisado y notes que se te ha quemado, para poder salvarlo, si el quemado no ha sido muy grande pásalo a otro recipiente, pero sin rascar lo que se ha pegado o quemado en el fondo y echa una patata cruda entera en el guiso para seguir cocinándolo, absorberá la mayor parte del sabor a quemado. - Realizar un plato de pasta es fácil, pero hay que estar atento al tiempo de cocción, ademas de remover de vez en cuando para evitar que la pasta se pegue entre ella y al fondo; además echa un chorrito de aceite en el agua de cocción, lo que ayudará a que quede más suelta. - Cuida la sal en las comidas, además de que su exceso es nocivo para el organismo, si te pasas con la sal no se podrá arreglar en las comidas, vale más quedarse corto, ya que siempre se podrá rectificara última hora. Recetas de cocina recomendadas:Pasta con Espinaca y JitomateEnsalada con Jitomates Cherry y Queso Milanesa de PolloEntomatadas de Pollo
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Además de ser una bebida rica, el té aporta muchas propiedades positivas para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el té rojo cuenta con beneficios que pueden ayudarte a prevenir enfermedades.Tomar té aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, vitaminas, minerales que nos ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y a evitar el daño celular. También ayuda a algunas personas que tienen un déficit de hierro, contribuye a una correcta hidratación y por sus propiedades diuréticas, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.Estas son propiedades que todos los tés tienen, sin embargo, un té que ha cobrado popularidad de un tiempo a la fecha por ser auxiliar en la pérdida de peso es el té rojo. El té rojo, también conocido como Pu Erh, es originario de China y en la antigüedad era utilizado como medicina, pues ayudaba a prevenir enfermedades y puede ser un gran aliado para controlar el peso. Gracias a sus propiedades diuréticas y digestivas, el té rojo se convierte en un buen amigo para conseguir adelgazar, acelerar el metabolismo y su acción diurética impide la retención de líquidos. De hecho, se ha demostrado que el té rojo mejora los niveles celulares de la lipasa, cuya función es bloquear la acumulación de grasa en las vísceras.En cuanto a la digestión, tomar una taza de té rojo tras una comida pesada te ayudará a que los ácidos gástricos se muevan mejor, por lo que mejorará la metabolización de los alimentos. Si decides tomar una taza de té rojo media hora después de comer, comenzarás a notar rápidamente sus beneficios. Con ello, tu cuerpo absorberá mucho mejor los nutrientes y eliminará con mayor facilidad las toxinas.Además de ser buenísimo para el aparato digestivo y los riñones, el té rojo también cuida de tu hígado y ayuda a prevenir la gota, lucha contra los altos niveles de ácido úrico, elimina toxinas y es un buen remedio contra las “crudas”.Conocer todos los beneficios de este té tradicional implica también tomar en cuenta que al igual que otros tés, contiene cafeína, teína y teobromuna, que son sustancias estimulantes, por lo que no debes exceder las 5 tazas de esta maravillosa bebida.
Últimamente escuchamos noticias catastróficas, que nos hacen angustiarnos y no sabemos ni cómo empezar a cuidar el medio ambiente. Uno de los asuntos más problemáticos es el tema de la basura. Según la BBC, a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año, lo que podría llenar más de 800 mil albercas olímpicas.Es urgente que hagamos algo radical y definitivo al respecto. ¿Has escuchado sobre el Zero Waste?En el movimiento Zero Waste (Residuos Cero), el objetivo es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos todos los días. Así, el fin del zero waste no sólo es reducir el impacto ambiental, sino que además busca que la gente viva con menos cosas materiales y llevar una vida más rica en momentos y experiencias, que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.Para empezar a ser parte del Zero Waste es importante que tengas en mente estos puntos:Rechazar lo que no necesitamos. Se trata de cambiar hábitos diarios y de forma mecánica, por ejemplo: al ir al súper y en lugar de usar las bolsas de plástico, lleva tus bolsas reutilizables; elige productos que vengan en envases de vidrio para que puedas usarlos con otro propósito; descarta artículos que tengan envolturas innecesarias; siempre prefiere vidrio, cartón o papel en lugar de plástico. Antes de consumir algo, piensa dos veces si realmente lo necesitas y si es algo que a largo plazo vas a usar en repetidas ocasiones; si no es así, prescinde de ello. Reducir lo que necesitamos. Hay productos básicos de la cocina, baño o higiene personal con los que simplemente no podríamos vivir; sin embargo, podemos sustituir los artículos tradicionales que ya conocemos para evitar los desechos. Hoy en día existen muchas alternativas zero waste, por ejemplo, podrías empezar sustituyendo productos de higiene como la pasta de dientes comercial por pastillas masticables de pasta dental, fabricar tu propio desodorante con bicarbonato, sustituir toallas y tampones por una copa menstrual que te va a durar aproximadamente 10 años, usar un rastrillo de acero con navajas intercambiables, usar shampoo, acondicionador y hasta crema corporal sólidas y sin empaque de plástico. Admás, cargar siempre con un termo para tomar agua y evitar a toda costa comprar agua embotellada, también tener a la mano un recipiente para comprar comida en la calle y un juego de cubiertos para evitar los desechables. No es necesario que gastes de más para tener estos artículos, basta con que busques en tu casa utensilios que te puedan servir para este propósito. Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Sobre todas las cosas, se trata de reducir el consumo de plástico, en especial el de un solo uso. Por ejemplo, si decides comprar un frasco de mayonesa, en lugar de una botella de plástico que terminaría en la basura, puedes usar el frasco para poner semillas o alimentos que compres a granel, o puedes hacer manualidades con él. El cartón en el que vienen los huevos puede servir como recipiente para germinar plantas, o para mejorar la acústica de un cuarto; mientras que los cartoncitos del papel de baño los puedes usar para hacer actividades manuales con tus hijos, las latas de chocolate o leche en polvo también las puedes usar para almacenar productos. El punto es seguirle dando uso a las cosas y así evitar crear desechos. Compostar, descomponer. En un nivel más avanzado de Zero Waste, podemos crear una composta para descomponer restos orgánicos y productos biodegradables para convertirlos de nuevo en materia prima. El movimiento Zero Waste es una manera de vivir de manera más consciente, simplificando la vida, practicando el desapego a lo material, vivir con menos e invertir dinero y tiempo en lo que verdaderamente importa. Y lo más importante, estás contrarrestando el impacto de tus decisiones, creando conciencia para ayudar al planeta a detener el daño ambiental y realizando acciones concretas que permitan sumar.
Ya viene la fiesta en la que todos los mexicanos nos sentimos especiales, la noche más mexicana de todas, en la que comemos delicioso, tomamos bebidas tradicionales como aguas frescas y, ¿por qué no?, un buen tequila o mezcal. Sin embargo, es fácil dejarnos llevar por la euforia y que las cosas se nos salgan del presupuesto.Planear una fiesta no es nada sencillo y más si es una fiesta que se hace cada año, por lo que tenemos hacerlo apegándonos a un presupuesto. Aquí te presentamos unos tips para hacer rendir el dinero, pero festejando como se debe.En una noche mexicana, hay varias cosas que tenemos que tomar en cuenta para que el ambiente sea el ideal.DecoraciónLo que puedes hacer es buscar decoraciones de años anteriores para no generar gasto ni desechos, si no hay algo que hayas podido rescatar, te decimos qué hacer para no derrochar el dinero.En lugar de comprar decoraciones desechables, puedes ir a comprar a las tiendas de telas alguna alusiva al tema y comprarla por metro, así puedes aprovechar para poner mantel, hacer moños para las paredes, servilletas y además de gastar menos, podrás reusar y harás un solo gasto para futuras ocasiones. También puedes decorar con los elementos de la fiesta y en lugar de comprar rehiletes, serpentinas y globos, puedes utilizar las botellas y los dulces típicos como decoración.ComidaPlanea con anticipación, pues al tener un control de lo que necesitas no vas a hacer compras desesperadas y podrás buscar el mejor precio.Ir a los mercados o tiendas locales para comprar los ingredientes de la comida que se va a preparar también es una gran idea para estirar el presupuesto, pues encontrarás mejores precios que en otros establecimientos.MúsicaUna fiesta sin música no es fiesta, sin embargo, no es necesario que gastes de más para poder divertirte. No necesitas contratar un mariachi, puedes armar un gran playlist con música mexicana y también con música, para bailar para que nadie se quede sentado y disfruten como se debe. Ya tienes todo para disfrutar sin salirte del presupuesto, así que lo que tienes que hacer es divertirte y gritar a todo pulmón: ¡Viva México!
Si hay algo que caracteriza a los mexicanos es la fiesta. Los mexicanos somos conocidos en el mundo entero por las grandes fiestas que hacemos y si se trata de las fiestas patrias, todo se potencializa.Tequila, pambazos, pozole, mariachis, todo suena increíble hasta que lo tenemos que pagar, ¿cierto? En este tipo de ambiente es muy fácil dejarse llevar y gastarse la quincena entera por seguir la fiesta. ¿En qué gastan los mexicanos? La mayoría del presupuesto se destina a alimentos, luego, a bebidas alcohólicas y, en tercer lugar, a decoración. Pero para que no tengas que estar padeciendo el resto de la quincena, te dejamos estos tips para que festejes la Independencia de México de una manera responsable:Revisa tus finanzas y planea tu festejo de acuerdo con tu presupuesto. Lo mejor que puedes hacer es no dejarte llevar por la euforia de las fiestas y planear un festejo de acuerdo con tu presupuesto. Recuerda que es mejor un festejo pequeño que estar lamentándose después. Apégate a tu presupuesto. Una vez que hiciste un presupuesto, respétalo. Es normal que te quiera ganar la emoción, pero una vez que hiciste tus planes, es necesario que respetes lo determinado. Realiza tus compras con anticipación. Es normal que en estas épocas las tiendas suban los precios, por lo que si vas a comprar comida, bebidas o decoración, será mejor que lo compres antes y evites las compras de última hora. Compra en mercados. Si se trata de ahorrar y apoyar el comercio local, los mercados son la opción, sobre todo en esta época de fiestas patrias puedes encontrar productos de gran calidad y al mejor precio. No lleves dinero extra. Este punto va muy de la mano al de apegarte a tu presupuesto, y esta es una forma de limitarte a gastar sólo aquello que habías planeado. Evita gastos innecesarios. Antes de gastar una parte de tu presupuesto en decoraciones y props para la fiesta, piensa si realmente lo necesitas; quizá puedas ahorrar dinero en ese aspecto. Arma la vaquita. Lo mejor que puedes hacer en las fiestas patrias es compartir los gastos con tu familia y amigos, ya sea que vayan a un restaurante o bar y dividan la cuenta o si es un festejo en casa, cada quien lleve algún platillo. Además de la convivencia, todos saldrán ganando y sin gastar de más.  No uses tarjetas de crédito. No gastes lo que no tienes. Es importante que sepas que las tarjetas deben usar usadas con responsabilidad. No te dejes llevar y es mejor usar dinero físico para tener un mayor control de gastos. Elige festejos caseros. Como ya lo mencionamos puntos arriba, si optas por una fiesta en casa el gasto será mucho menor que en un lugar público, además puedes organizarte con tus amigos, familiares o vecinos para que cada quién se encargue de algo. Evita los gastos hormiga. Si ya hiciste un gasto importante durante el festejo en la primera quincena es mejor que te administres el resto del mes, trata de preparar tus comidas en casa, no gastes en café, levántate temprano para que no tengas que gastar en taxis o servicios de auto privado.Ahora que ya sabes estos consejos, lo único que queda es disfrutar responsablemente y ¡Viva México! Te recomendamos esta recetas para llevar a la noche mexicana:Tinga de PolloPozole BlancoVasitos de Gelatina con Crema
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD