¿Cuáles son los restaurantes más caros del mundo?
Chefs

¿Cuáles son los restaurantes más caros del mundo?

Por Kiwilimón - Agosto 2015
Hay veces que queremos ahorrar y comer en casa. Otra ocasiones nos damos el gusto de salir por una rica cena en un lugar que nos deleite con su comida y ambiente, pero para reservar en los restaurantes de nuestra siguiente lista habrá que estar seguros de ir con la cartera bastante holgada. Te contamos de platillos de precio estratosférico y menús sobrevaluados en los 10 restaurantes más caros del mundo.

Masa, Nueva York

$350 dólares por persona (servicio e impuestos no incluídos) La razón por la que el restaurante japonés Masa es tan caro es que se trata tanto de una comida como de un show. Así es, el chef Masa Takayama recomienda a sus comensales vestir cómodos para el maratónico menú de tres horas que incluye sushi del día hecho con lo más fresco del mercado. No hay menús fijos y se sirve lo que el chef diga, puedes acompañar tu cena con una botella Chateau Margaux Bordeaux de $1,500 dólares.

Le Pre Catelán, París

$255 dólares por persona (servicio e impuestos incluidos) Este restaurante de moda en el corazón de París sí tiene una carta y no te obliga a pedir el menú, aunque con entradas de $85 dólares y postres empezando en los $50 dólares puede que sea tu mejor alternativa. Ahora, si tienes la oportunidad de ir a París en el verano, ofrecen un menú de cinco tiempos por sólo $199 dólares por persona.

Beige, Tokyo

$259 dólares por persona (servicio e impuestos incluidos) Este restaurante puede estar en la capital japonesa, pero la cocina que sirven es de técnica y escuela francesa. Lo especial del lugar es que se encuentra en el último piso del edificio Chanel del lujoso distrito comercial de Ginza. Recuerda que como postre puedes pedir un chocolate en forma de botón de Chanel, a $25 dólares la pieza, claro está.

Gordon Ramsay, Londres

$355 dólares por persona (servicio e impuestos incluidos) Seguramente has escuchado hablar del chef Ramsay, además de ser un famoso cocinero y empresario es una personalidad de la televisión. Este restaurante se encuentra localizado en el famoso barrio de Chelsea y sólo sirve productos orgánicos de la mejor calidad para realizar su menú degustación inglés. El sitio ha conservado tres estrellas Michelin desde que abrió en 2001, así que, supuestamente, vale lo que pagas.

Crissier, Suiza

$415 dólares por persona El chef del restaurante dice que su menú es una experiencia sensorial que se disfruta con todos los sentidos, y debe serlo con un precio que rebasa todos los límites. Lo interesante es que el menú nunca es el mismo y que puede tener menos o más platillos dependiendo de los ingredientes de temporada. Al menos el restaurante está situado dentro de un antiguo y espectacular casón estilo francés.   Ahora, si tú deseas hacer tu propia cena elegante en casa e invertir en platillos deliciosos puedes crear todo un lujoso menú sin la necesidad de gastar esas cifras estratosféricas. Aquí te dejamos algunas ideas:   Blinis con caviar Langosta al vapor con mantequilla   Costillar de cordero con perejil   Filete mignon con salsa bernesa   Trufas de chocolate  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las cifras no dejan lugar a dudas. La Organización Mundial de la Salud reporta que las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muertes en el mundo y, según sus estimaciones, se cobran alrededor de 17,9 millones de vidas cada año. Quedarnos cruzados de brazos es imperdonable si consideramos que un gran porcentaje de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir. Basta con que pongamos en práctica una serie de hábitos saludables—hacer ejercicio, bajar de peso y llevar una alimentación sana—para cuidar nuestro corazón.Al consumir sal, azucares y grasas en exceso, los niveles de colesterol aumentan, las arterias se estrechan por el exceso de placa y la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco o una enfermedad cerebrovascular incrementa, es por eso que mantener niveles bajos de colesterol malo (LDL o lipoproteínas de baja densidad) es muy importante y debe ser una prioridad al comenzar a cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable. Cinco tipos de alimentos que debes evitar si tienes el colesterol altoDe acuerdo con las especialistas de la sección Te Cuida de kiwilimón, podemos cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable, pues la base de nuestra salud está en cómo nos alimentamos. Las especialistas nos compartieron algunas recomendaciones generales para que comiences a cuidar de tu corazón desde la alimentación: 1. Reducir el consumo de grasas en la alimentación, especialmente las grasas saturadas El consumo excesivo de grasas saturadas puede resultar en el aumento en los niveles de colesterol por lo que se recomienda evitar los aceites de coco, los aceites de palma, y los parcialmente hidrogenados. 2. Remover la piel de las aves y evitar vísceras El colesterol se encuentra en los productos de origen animal, por tanto, se recomienda remover la piel de las aves y evitar vísceras como menudo, hígado, riñones, etc. Aprende más sobre dieta y tratamiento para el colesterol alto (LDL) aquí. 3. Consumir grasas saludables altas en omega 3 Este tipo de grasas contribuyen al balance de los niveles de colesterol, triglicéridos y la presión arterial. Sin embargo, este tipo de ácidos grasos no son producidos de manera natural por nuestro cuerpo, por lo que se recomienda la ingesta de alimentos ricos en omega 3 tales como granos integrales, frutos del bosque, aguacate, pescados de aguas heladas (salmón, atún, pollo, arenque, trucha) o en su caso, a través de suplementos. 4. Limitar el consumo de sal El consumo excesivo de sodio causa retención de líquidos y aumento en la presión arterial, por lo que se recomienda evitar aquellos alimentos con un alto contenido de sodio (alimentos instantáneos, enlatados, ahumados, curados y embutidos). Por otro lado, se recomienda sustituir la sal por diferentes especias al cocinar. 5. Una buena hidratación El agua supone entre 50% y 70% de nuestra masa corporal, por lo que el buen funcionamiento de nuestros órganos depende de una buena hidratación. La clave está en beber un mínimo de agua al día, incluso aunque no tengamos sed, para asegurarnos de que nuestro organismo funcione correctamente.¿Es una dieta suficiente para tratar el colesterol alto? Aprende más aquí.Cuidar tu corazón a través de una alimentación saludable es mucho más fácil de lo que te imaginas, sólo es una cuestión de hábito. Las especialistas de Kiwi Te Cuida reunieron cuatro recetas bajas en grasas que son prácticas, económicas y muy sencillas para que comiences a alimentarte sanamente. Elige entre un rico arroz poblano de brócoli, unos deliciosos sopes de vegetales parrillados, un suculento salmón en salsa de jamaica y chile serrano o una fresca ensalada de melón con zanahoria. ¿Qué esperas para empezar a comer sano?
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
Michoacán es un estado abundante en riqueza cultural, con un legado arquitectónico casi tan impresionante como su pasado histórico, ¡y qué decir de su contexto artístico! Pero si hay algo por lo que destaca el estado de Michoacán, es por su maravillosa gastronomía tradicional, no por nada en 2010 la comida mexicana fue declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) bajo el paradigma de Michoacán. La cocina tradicional michoacana está conformada por platillos clásicos como la sopa tarasca, las corundas y, por supuesto, las famosas enchiladas morelianas, entre otros. Dichas recetas se constituyen por ingredientes oriundos de la región del campo, de sus lagos y hasta del mar. Algunos de los que más destacan son los aguacates, los pescados de sus abundantes lagos, los hongos de las montañas y las truchas de los ríos. Estos ingredientes sólo podrían ser transformados en auténticos manjares por las cocineras tradicionales, quienes nos han compartido sus secretos culinarios a través de Morelia en Boca, el Festival Internacional de Gastronomía y Vino de México, uno de los más importantes del país donde confluyen productos regionales de gran calidad, recetas irresistibles y muy creativas y conceptos gastronómicos locales y nacionales. Disfruta exclusivamente para ti, suscriptor de KiwiPro, la cocina tradicional michoacana, que las cocineras más pro de Michoacán, México, tienen para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD