Guía Para Cocer Tus Alimentos en el Horno
Chefs

Guía Para Cocer Tus Alimentos en el Horno

Por Kiwilimón - Marzo 2012
Usualmente los tiempos de cocción y preparación de alimentos en el horno vienen indicados en las recetas, pero para cocinar de modo independiente te ayudará mucho conocer los más adecuados para cada caso. Carnes Preparación Normalmente las carnes se dorarán previamente sobre el fuego, seguidamente se colocarán sobre una bandeja de horno con aceite. Con cierta frecuencia se regarán el jugo que ellas mismas vayan soltando para evitar que se resequen. Tiempos Por cada ½ kilo de carne a 220º serán: - De 18 a 20 minutos si se desea conseguir una carne poco hecha - Unos 24 minutos si gustas “al punto” - Hasta 30 minutos si se requiere muy hecha Pescados Preparación Por norma se retirarán las escamas a los pescados, se limpiarán y se salarán ligeramente ante de colocarlos en la fuente de horno. Seguidamente se pintarán con aceite y se condimentarán con especias y hierbas al gusto. Tiempos Por 1 kilo de pescado a una temperatura de 200º se mantendrán 20 minutos. De acuerdo a su peso se requerirá aumentar el tiempo de cocción y viceversa. Verduras Preparación Se lavarán y cortarán las verduras según la receta y gusto y se pintarán de aceite antes de colocar sobre la fuente de horno. Tiempos Una temperatura entre 120º y 150º será la óptima para el cocinado de las verduras. Se mantendrán en el horno entre 45 y 60 minutos. Panes, masas y hojaldres Preparación Una vez preparada la masa deseada es frecuente requerir aceitar/humedecer la bandeja ligeramente para desprender la preparación con facilidad después. Tiempos - Para la cocción de masas y bizcochos la temperatura ideal serán 180º - Para los hojaldres se requerirá una temperatura superior, unos 220º Gartinados Preparación El gratinado es muy sencillo, se requiere únicamente encender la parte superior del horno, colocando la bandeja con los alimentos a gratinar lo más próxima posible del calor. Tiempos Normalmente 5 minutos e incluso menos a temperatura máxima suelen ser suficientes para obtener el bonito tono dorado que se pretende con el gratinado. Secado Preparación En un horno convencional puedes secar todo tipo de alimentos, tales como tomates, frutas… Constituyen una forma muy práctica de prepararlos para su conservación. Limpio y cortado en láminas el alimento elegido se dispondrá en una bandeja de horno cubierta con papel parafinado para evitar que se peguen los alimentos. Tiempos - A una temperatura de 50º se mantendrán durante varias horas hasta que pierdan toda el agua y su superficie esté rugosa - Una vez secados se envasan en recipientes de cristal - Cuando se vayan a consumir será necesario remojarlos en agua tibia durante 15-20 minutos Ahora te dejamos algunas recetas para que las puedas preparar en el horno y sigas la guía que te hemos compartido. Toma nota. Pollo Frito al Horno Esta receta de pollo frito al horno se pasa primero por una mezcla de mostaza y mayonesa y se cubre con cereal y pan molido. Queda muy rico y se prepara todo en el horno. Pasta al Horno Light Esta versión de la rica pasta al horno es muy ligera y nutritiva. La salsa blanca está hecha con leche descremada y muy poca mantequilla. Pasta Gratinada al Horno Esta deliciosa pasta de coditos se cocina en una salsa de bechamel con queso y se termina de cocinar en el horno. Pasta al Horno con Berenjena y Mozzarella Esta deliciosa pasta de coditos al horno tiene dos capas de berenjenas y queso mozarella derretido. Un muy buen platillo para vegetarianos. Camote al Horno con Miel El camote es super nutritivo ya que es muy alto en calcio, potasio y fibra. Si estas intentando comer saludablemente reemplaza las papas por esta deliciosa receta de camote al horno con miel de maple. Lubina al Horno con Salsa de Jitomate Esta rica receta consiste en filetes de Lubina (Sea Bass) al horno acompañados de una vinagreta de jitomate sobre una cama de couscous. Champiñones Mixtos al Horno Deliciosos champiñones mixtos horneados con hierbas como menta, perejil y jengibre y echallots. Jamón Glaseado con Mermelada al Horno Un rico jamón glaseado con mermelada de cítricos y especies horneado por 2 horas y media y acompañado de una rica salsa de cítricos. Un platillo excelente para una cena de navidad o una cena elegante. Salmón con Costra de Especies Un rico salmón al horno hecho con una costra de pan, perejil y aceite de oliva.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El aceite de jojoba tiene propiedades benéficas principalmente usadas en la cosmética, por lo que es muy común encontrarlo en una variedad de productos para el cabello, la piel y las uñas. Este aceite es una cera similar al aceite que se extrae de las semillas de la planta de jojoba.La planta de jojoba es un arbusto originario del suroeste de Estados Unidos, el cual crece en las regiones desérticas de Arizona, el sur de California y México. El aceite en sí es un salvador cuando tienes hebras dañadas que necesitan un refuerzo reparador de humedad y nutrientes, pero sin importar cuáles sean los problemas de tu cabello, el aceite de jojoba tiene el poder de brindar resultados para casi todas las necesidades.Aceite de jojoba: ¿para qué sirve en el cabello?Muchas cosas se dicen sobre los usos del aceite de jojoba y lo que puede hacer por tu cabello. Algunas son precisas y están respaldadas por investigaciones, mientras que otras pueden ser un poco inverosímiles.Sin embargo, el uso de la jojoba como humectante para el cabello y la piel sí está confirmado y estudiado dermatológicamente, por lo que el aceite de jojoba sirve como una microemulsión importante en los productos para el cuidado del cabello y ayudan a transportar los ingredientes activos del producto.En cuanto a para qué sirve el aceite de jojoba en el cabello, este puede prevenir la rotura de las hebras y fortalecer los mechones. También podría ser útil para tratar la caspa, el cuero cabelludo seco y la picazón del cuero cabelludo, y también podría usarse como antiinflamatorio y humectante para la piel.Pero si quieres usarlo como estimulante directo del crecimiento del cabello, los resultados aún no están respaldados por investigaciones, por lo que no es una alternativa como terapia para la calvicie de patrón (masculina o femenina), alopecia u otros trastornos de pérdida de cabello. Aun así, puede ser un gran producto para promover un cabello fuerte, sedoso y brillante.Cómo usar aceite de jojoba en el peloHay varias formas de usar aceite de jojoba, la más sencilla es aplicarlo directamente en tu melena. Para esto caliéntalo ligeramente para que sea más fácil de aplicar. Puedes hacerlo en la estufa o en un recipiente apto para microondas. Si tienes el cabello corto, sólo necesitarás aproximadamente 1 cucharada y 2 si tu cabello es más largo. Una vez caliente, aplica sobre el cabello sin ponerlo directamente sobre el cuero cabelludo y baja uniformemente hasta las puntas. Deja actuar durante unos 20 minutos y luego lava tu cabello con tu champú y acondicionador de siempre.También puedes agregar unas gotas de aceite de jojoba a tus productos (alrededor de 3 a 5 gotas), por ejemplo, a tu champú o acondicionador favorito antes de usarlo.
He estado en Nayarit dos veces. Antes de ir, el ansia pasaba por presenciar parajes de película, atardeceres aflojadores de lágrimas, el color luminiscente del mar. Ya ahí, con el sombrero de exploradora puesto, mi foco cambiaba: cada vez que un plato con masa, con mariscos, con adobo, era puesto sobre mi mesa, signos de admiración y de interrogación emanaban de ellos como el humo. Esta semana, en el viaje de votantes de la guía México Gastronómico de Culinaria Mexicana, reviví la sensación. Entre sobremesas tuve la oportunidad de platicar con la chef de El Delfín, Betty Vázquez, para que me ayudara a ponerle adjetivos y comas a las interrogantes que la comida de su estado genera en mí. A primera vista, Nayarit comparte platillos con Jalisco, pues ambos fueron parte de la misma región –el Séptimo Cantón de Jalisco– hasta que en 1917 el estado se independizó. Pero su historia comienza mucho atrás: hay vestigios de caza, pesca y agricultura de 5000 a. de C. en esa inmensa fuente de ecosistemas y microclimas. Su oferta de productos fue poblándose por la Conquista, por el comercio con Oriente. La Nao de China –el Galeón de Manila– tocaba base en el puerto de San Blas trayendo especias, frutas, arroz, seda y madera desde la lejana Filipinas. Directa o indirectamente Nayarit tuvo influencia de todos los puntos del planeta: “Trajeron ingredientes, técnicas culinarias, tradiciones y formas de comer”, según me cuenta Betty. “La cocina nayarita entonces es una fusión, pero una fusión con identidad”.Imposible dejar en vista la costa que bordea el estado por el lado oeste, con ese Pacífico efectivamente aflojador de lágrimas. Pero él no es la única fuente de riqueza natural –ni de lágrimas de felicidad–. Según lo que me cuenta Betty, Nayarit tiene cuarenta y cuatro ecosistemas de los que se cosecha coco, maíz, trigo, frijol, arroz y tabaco de excelente calidad; el plátano y la caña del azúcar se dan con gracia y facilidad por su clima mayormente cálido. Hay una gran cantidad de quelites, leche de muy buena calidad y quesos que se producen con ella. Pero, un buen producto no es nada sin una buena preparación. La cosa se hace compleja –rica, pues– cuando a la olla cultural se suman cuatro tradiciones endémicas: la cora, la huichol, la tepehuana y la mexicanera, que han creado formas únicas de consumir el producto regional. “Tenemos veinte municipios, o sea que hay veinte formas diferente de cocinar. Son veinte municipios que generan una riqueza extraordinaria”, asegura Betty. El reto que lleva por delante esta gran embajadora de la culinaria mexicana es el de generar un acervo de recetas locales con la ayuda de las universidades.A nivel general, la cocina de humo tiene un lugar especial en la culinaria: es con esta técnica y la madera del mangle que el pescado zarandeado adquiere sabores que nos hacen querer roer los huesos del pargo. También está la cocina cruda que se da el lujo de la desnudez para exhibir su frescura. “La cocina cruda viene de Oriente, de este mestizaje con Occidente. Fue de allá que llegaron los limones, así que se puede decir que el ceviche no es peruano ni mexicano, sino una fusión de técnica asiática con productos locales”. Hablando de los platos regionales, según Betty Vázquez, de San Blas no hay que perderse el pescado ahumado, el pescado tatemado, las empanadas de camarón, las chimichangas de ostión, el pozole de camarón y el pozole de pescado. Hay que probar la nieve de garrafa de Ixtlán del Río; de Jala, sus maíces endémicos, las tostadas raspadas y de postre, los roscones. De Santiago está el paté de camarón y de la Isla de Mexcaltitán, el pescado zarandeado a la leña. Hacia el norte, el guiso es el puerquito echado de Acaponeta; el agua, de cebada.En la zona sur está la exquisita sopa de boda, preparada con una base de tortillas de maíz, pan frito y pan tostado que se acomoda alternadamente sobre un refractario. Lleva pollo, plátano, huevo cocido, almendras, garbanzos. De Tepic, la marisquiza y los cocteles cura-crudas. De ahí también es el ante, un postre de la época virreinal que no es como colimote. Este va cubierto con pasas, ajonjolí y canela en polvo y generalmente se sirve en un cuenquito de barro decorado con papel de china picado.Las bebidas no son pocas. Como en Jalisco y en Colima, se produce y consume el tejuino, que refresca y el tesguino, que traiciona. La última novedad es que el estado ingresa a la lista de productores de vino con nueve variedades de uvas. “La misma empresa que está haciendo este gran esfuerzo vinícola ya está trabajando con un chamán huichol y cora para rescatar una bebida ancestral de maguey llamada tuchi”. El café es una de las maravillas del clima y de la cercanía con el Trópico de Cáncer. “Tenemos un café maravilloso desde Compostela hasta el municipio de San Blas, pasando por el municipio de Tepic, con unos estándares de calidad importantísimos”. De hecho, según lo que me confirma Betty, de esta zona se exportaba un café que ni Obama, o más bien, incluso que Obama. De aquí era originario el café de la Casa Blanca durante su reinado.Cuando la confianza y el bolsillo nos permita viajar, Nayarit es un destino para desmenuzarse y comerse doblado en una tortilla, crudo o asado a la leña. Hay que probar los restaurantes de lujo de la zona de Punta Mita o de la Rivera Nayarit; detenerse en Bucerías o Tepic para probar platillos típicos; pueblear, como antes de la nueva normalidad, para probar los mangos chilosos de la esquina, los antojitos elaborados con ese maíz que sabe a la mineralidad de la tierra. “Hay que venir a ver los lujos de la Riviera Nayarit, y cuando digo lujos no hablo de hotelería de cinco o más estrellas. Hablo de lujo de la gente que es cálida, y de los lujos de la naturaleza, de los lujos de la gastronomía, de las costumbres y de las tradiciones”. Lujo es descubrir que el mundo sigue siendo bueno, con o sin nosotros. Mejor con nosotros.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD