Improvisando una manga pastelera de papel
Chefs

Improvisando una manga pastelera de papel

Por Kiwilimón - August 2012
Para quienes somos amantes de la repostería, en muchas ocasiones la manga pastelera o repostera es una salvación total. Gracias a ésta podemos darle colorido, creatividad y fascinación a nuestros postres. Comúnmente las mangas se pueden conseguir en tiendas de repostería, pero qué pasa si en un instante no tenemos una a la mano. La solución es realizar la nuestra en ese momento, y así salvar la situación para no demorarnos con nuestros pasteles, galletas, cupcakes u lo que sea. También se les puede conocer como conos o cucuruchos, las mangas pasteleras de papel, además de ser económicas, son de mucha ayuda. Lo que requeriremos es una hoja de papel sulfurizado, vegetal o encerado. Dicho papel se debe extender en una superficie plana y lisa. Posteriormente se toma una de las esquinas y se dobla hacia el centro, lo que nos permitirá tener un triángulo de papel. Después lo sujetaremos con la punta hacia abajo y una de las partes laterales se lleva hacia el centro; luego, la otra parte lateral se coloca sobre la primera. Así se formará un cono. Se debe presionar cuando se está enroscando para cerrar la punta del cono. De esta forma podremos rellenar el cono sin que se nos salga por las orillas. Finalmente, se cortará un breve pedazo. Para darle mayor resistencia, las puntas que quedan unidas y en la parte superior, se doblan hacia dentro del cono, fijando así el cuerpo de la manga. Y es todo.

Recetas de cocina

Una vez que ya tengamos nuestras mangas de papel, podremos poner manos a la obra y preparar unos deliciosos postres como los que a continuación les recomendamos. (sugerimos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Pastel con Crema y Moras. Delicioso pastel de vainilla con crema para batir y moras. Pastel de Caramelo. Rico pastel de vainilla con un relleno y betun de caramelo. Super Cupcake de NaranjaAl disfrutar una rebanada de este delicioso pastel se puede saborear un delicioso contraste entre el sabor cítrico del pan y el chocolate blanco y oscuro, haciendo un contraste de sabores delicioso. Pastel de Chocolate y EspressoEste pastel de chocolate es riquísimo para los amantes del chocolate, el betún es delicioso y se prepara con espresso. Pastel de Queso con Chispas de ChocolateUn rico pastel de queso con chispas de chocolate y esencia de menta. La base de este pastel está hecha con galletas de chocolate molidas. Pastelitos de BodaEstos ricos pastelitos (cupcakes) de vainilla están cubiertos con un betún de vainilla y decorados con encaje. Son ideales para una boda o un shower. Cupcakes (panquecitos) de ZanahoriaRicos panquecitos con zanahoria y nueces, decorados con un betún de queso crema y nuez.  

Para ver más recetas de postres, haz click aquí.

     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
Qué comer en la Cuaresma suele ser una duda que a muchos de nosotros nos pone a pensar, pero la pregunta que nos pone de verdad en jaque es ¿se puede comer pollo en Cuaresma?La Cuaresma son los 40 días previos a la Pascua y es una temporada importante en el calendario cristiano, en la cual, los creyentes se preparan espiritualmente para la Pascua y siguen el ejemplo que Jesús dio antes de morir, con un ayuno en esos días. Así, la Cuaresma es un tiempo de purificación que inicia con el miércoles de ceniza y termina el sábado de resurrección. Aunque el ayuno depende  las creencias de cada persona, la idea de la tradición es hacer una penitencia, por lo que se renuncia a algo, en este caso, algunas comidas.Mientras que las personas más ortodoxas renuncian a las carnes rojas por cuarenta días, otras sólo practican el ayuno de carnes los viernes de Cuaresma y algunas más deciden dejar la carne sólo el viernes santo, es decir, el último viernes de los cuarenta días.Pollo en Cuaresma: ¿se puede comer?La respuesta es sí. Se puede comer pollo en Cuaresma, porque el ayuno es de carnes rojas. Esto tiene su explicación en que, por lo general, las carnes rojas son consideradas un insumo preciado y por eso se renuncia a él, pero también porque dentro de las creencias religiosas, la carne representa el cuerpo de Cristo.El pollo, junto con otras aves, como el pavo o la gallina, además del pescado y los mariscos, es considerado carne blanca, por lo que comer pollo en cuaresma sí se puede.Aunque en esta temporada, los platillos estrella suelen ser aquellos sin carne o se aprovecha para cocinar mariscos en este tiempo del año, para evitar aquello que no se debe comer en Cuaresma.Si no sabes qué cocinar esta Cuaresma 2020, te damos algunas ideas.Enchiladas mineras de GuanajuatoSon un platillo mexicano sin carne, delicioso y práctico para estos días.Chile relleno de pescadoUna forma sencilla de comer pescado, acompañado de un chile poblano que no te puede faltar.Tostadas de atún a la mexicanaNada más practico que unas tostadas con atún de lata guisado con un poco de jitomate.Rollitos de pescado rellenos de arrozEsta es una receta perfecta para incuir a los niños en la cuaresma si la preparas con una salsita de tomate sin chile.¿Tú comes pollo en cuaresma? 
Sabemos que vivímos en un mundo cada días más vertiginoso: la casa, el trabajo, la vida social, hacer ejercicio, crecer laboralmente, resolver asuntos, acudir a eventos, mantener a la familia unida y feliz, todas esas cosas nos agotan no sólo físicamente sino mentalmente y es normal sentir una fatiga crónica, sobre todo si no se tiene una alimentación sana y balanceada. Si tu cuerpo pide a gritos energía, no tomes bebidas energetizantes llenas de químicos, para eso existen alimentos que por sus beneficios y propiedades, pueden darnos ese empujón que necesitamos para terminar el día cumpliendo nuestras metas. Si te sientes un poco baja de energía y necesitas reactivarte, consume estos alimentos. y ¡Notarás los resultados!Frutos secosLos frutos secos son uno de los alimentos más energéticos que podemos encontrar en nuestra cocina y lo mejor es que son 100% naturales. Aportan un alto contenido en ácidos grasos esenciales, y son una fuente de proteínas que nos dan fuerzas. Además, ¡son antioxidantes! Puedes consumirlos como snack a media mañana y notarás sus efectos de inmediato.PlátanoEl plátano aporta una enorme cantidad de potasio, que ayuda a normalizar el balance de agua en el organismo y a fortalecer los músculos. El potasio es fundamental para que el cuerpo tenga energía durante el día. De hecho, casi siempre la fatiga y el cansancio se asocian a un déficit de este compuesto. Puedes incorporar un plátano a tu avena en el desayuno o a un smoothie para comenzar tu día lleno de energía.HuevosLos huevos son una gran fuente de proteínas y las proteínas son las responsables del funcionamiento de la musculatura y las que transportan los nutrientes por la sangre, así que resultan fundamentales para que el cuerpo se reponga tras un esfuerzo. Un par de huevos de desayuno te ayudarán en un día pesado. SemillasLas semilla contienen ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-9. También proporcionan vitaminas del grupo B, hierro, ácido fólico y otros nutrientes, que se transforman en energía rápidamente. Tomar un puñito de semillas cuando te sientas fatigada ayudará a reponerte. EspinacasSon ricas en hierro, magnesio y potasio.Las espinacas contienen carotenoides y betacarotenos, antioxidantes, vitamina K y vitaminas del complejo B, y favorecen la digestión y el funcionamiento muscular, lo que las hace un alimento muy energético. Puedes poner unas hojas en tus jugos y licuados o puedes ponerselas a los huevos para hacer un delicioso omelette o hacer con ellas una fresa ensalada.AjoEl ajo contiene inulina que ayuda a sentirse satisfecho por más tiempo. La inulina también ayuda a absorber el hierro, por lo que juega un papel importante en la prevención de la fatiga. Además, el ajo mejora la circulación sanguínea y reduce el colesterol. Eso sí, la mejor forma de aprovechar todas sus propiedades medicinales es cruda, ya que cocido pierde más del 90% de su efectividad. AvenaLa avena contiene fósforo, hierro, calcio y lecitina y es un hidrato de carbono complejo, lo que significa que su digestión es mas lenta y que proporciona energía durante más tiempo. Por eso es ideal tomarla en el desayuno, ya sea fría o caliente, la puedes acompañar de frutas o semillas para hacerla más completa. AguaDe nada sirve consumir alimentos energizantes si no se bebe la suficiente agua, ya que es ésta la que permite la absorción de los nutrientes esenciales y el aporte de energía. Al mismo tiempo, el agua es utilizada por el cuerpo para ayudar a eliminar las toxinas. Como ya sabrás, lo recomendable es ingerir unos dos litros al día. Si además comienzas a hacer ejercicio de manera regular, te sentirás más activa y notarás cómo tienes más energía durante todo el día. Como ves, no sólamente el café te puede ayudar a comenzar el día con todo, existen otros alimentos que te ayudarán a cumplir con todo lo que necesitas hacer en el día.
Lo que comenzó como un nuevo tipo de coronavirus en la ciudad de Wuhan, China, en diciembre del 2019, actualmente se ha convertido en una de las pandemias más peligrosas a nivel mundial. Hasta la tercera semana de marzo del 2020, el coronavirus COVID19 ha infectado a más de 340,000 personas en 178 países del mundo. Aunque en México apenas se han confirmado 475 casos y 6 decesos hasta el 26 de marzo, los contagios siguen a la alza, razón por la cual, los gobernantes de cada estado han dado indicaciones específicas para guardar cuarentena en casa y evitar salir a la calle en medida de lo posible. Incluso en la Ciudad de México ya se ha emitido un comunicado para mantener cerrados hasta el 20 de abril cines, gimnasios, museos, iglesias y otros lugares donde se aglomeraba la gente. Gracias a estas acciones, miles de personas se encuentran trabajando desde casa o cuidando a sus hijos, quienes también se encuentran en cuarentena debido a las indicaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la cual mandó suspender las actividades de todos los centros educativos en todos los niveles. Ahora estando todos en casa es importante no confiarse y mantener las medidas de prevención activas. Esto significa que la higiene debe de ser un eje primordial en todo el hogar, principalmente en la cocina, el espacio común que todos habitan y en el que cualquier virus podría transmitirse con facilidad a través de los utensilios o alimentos. Por ello, a continuación, te presentamos una serie de consejos para cuidar la higiene de tu cocina y alimentos y así proteger a toda tu familia. Medidas de higiene para la persona que cocina Lávate las manos antes de comenzar a cocinar.Evita toser o estornudar sobre los alimentos.Si saliste a la calle, cámbiate y utiliza una muda de ropa limpia antes de ingresar a la cocina.Si tienes heridas en las manos o brazos, cúbrelas adecuadamente.Al terminar de cocinar, lava los trastes con guantes de goma que utilizarás únicamente para el área de cocina.Orden en las áreas de cocina Procura mantener tu despensa en un lugar fresco y ventilado, donde los alimentos se mantengan alejados de la luz y de las fuentes de calor, idealmente a 17ºC.Lava tu refrigerador con agua y con jabón antes de meter nuevos alimentos, preferentemente cada semana. Tira aquellos que ya se encuentren en mal estado y no olvides limpiar a profundidad cada fin de mes.Destina un área especial para la basura donde puedas guardar más de un bote que te permita separar los desechos, este lugar debe estar lejos de los alimentos y del refrigerador. Idealmente debes sacar la basura cada 3 días o menos, dependiendo del llenado de tus botes. No olvides lavar tus manos después de hacerlo.Limpia la estufa y fregadero cada que termines de cocinar. Independientemente si quedaron manchas o residuos de comida, es importante lavar dichas áreas para evitar la proliferación de microorganismos.Aseo en los utensilios Utiliza un trapo para cada uso, por ejemplo, uno para limpiar las superficies, otro para secar los trastes y uno más para secarse las manos. Recuerda que debes lavarlos con jabón, un poco de vinagre y bicarbonato de sodio y de preferencia secarlos al sol después de utilizarlos.La esponja con la que se tallan los trastes debe permanecer en un lugar seco después de haberla usado.Los utensilios como cuchillos, pala, ralladores o peladores deben ser de acero inoxidable o de otros materiales lisos e impermeables. Si son de otros materiales, remójalos en agua 10 minutos antes de lavarlos con jabón.Es preferible que las tablas para cortar los alimentos crudos sean de poliuretano, ya que las de madera contienen poros que propician la acumulación de gérmenes. Lávalas con agua, jabón y un cepillo de cerdas gruesas.Limpieza de los alimentos Lava y desinfecta con jabón o microbicida hierbas, frutas y verduras antes de cocinarlas.Utiliza ingredientes frescos, especialmente si se trata de carne roja, mariscos y pescado.Cocina la carne cruda en seguida, de lo contrario, congélala para evitar que se eche a perder.Evita ingerir comida recalentada, puesto que además de arriesgarte a comerla en mal estado, también pierde sus nutrientes.¿Le sumarías alguna otra acción a esta lista?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD