Preparando Un Menú Mediterráneo
Chefs

Preparando Un Menú Mediterráneo

Por Kiwilimón - April 2012
La dieta mediterránea es una de las más escuchadas y preparadas para generar dieta. Lo que podrás hacer es incluirla en tu menú de todos los días. Además, este tipo de menú te ayuda a mejorar tu calidad de vida, aporta elementos nutritivos a la salud y se complementa con el ejercicio que muchos realizan. Toma nota de la siguiente lista de receta para que la consideres en tu dieta balanceada. Bruschetta de tomates y albahaca Botana italiana de panecitos con unos tomates preparados con aceite de oliva. Tambien rico si combinado con un poco de jamon serrano encima. Sopa de Lenteja y Chícharos Esta sopa de lentejas es super nutritiva y llenadora. Es ideal para un día de invierno. Ensalada Griega Fresca ensalada con sabor mediterraneo. Pescado en Salsa de Tomate y Aceitunas Negras Pescado blanco bañado con una salsa de tomate con tomillo y decorado con aceitunas negras. Copas de Mango y Yogurt Esta receta queda muy rica y es super fácil.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La licuadora es un electrodoméstico súper indispensable en la cocina. Gracias a su versatilidad puede usarse en muchos tipos de recetas sin tener que recurrir a aditamentos o herramientas especiales. Prolonga la vida útil de tu licuadora lavándola apropiadamente. Estos son los pasos que debes seguir para limpiar bien tu licuadora:Agrega jabón líquido y pon en marcha la licuadora: Llena el vaso de la licuadora hasta una tercera parte con agua tibia y un chorrito de detergente para trastes. Licúa durante unos 30 segundos y después vacía el vaso. Esto te ayudará a quitar mejor lo que haya quedado en la licuadora.Retira las aspasSi quieres quitar bien los restos de alimentos, necesitas desarmar la licuadora con mucho cuidado. Así podrás limpiar el fondo del vaso sin peligro a cortarte.Lava el vaso después de usarloCuando enjuagas el vaso de la licuadora inmediatamente después de usarla es más fácil que quites todos los restos de comida. Deja en remojoEn caso de que haya pasado algún tiempo y no sea tan fácil lavar el vaso, lo mejor es que lo dejes remojando. De igual manera, si licuaste algo y esto dejó un olor desagradable (por ejemplo, ajo o cebolla) llena el vaso con agua tibia y bicarbonato de sodio. Esto ayudará a quitar el mal olor.Limpia la base con un trapo húmedoNo olvides limpiar la base de la licuadora. Antes de comenzar, desconecta el enchufe. Usa un trapo húmedo (no empapado) y quita las manchas o gotas que hayan quedado. Si hay algún resto de comida que esté pegado, usa un estropajo con detergente y talla suavemente. Desarma la tapaHoy en día la mayoría de las tapas de licuadora tienen una sección que puede removerse para agregar más alimentos mientras se licúa sin temor a salpicaduras. Recuerda limpiar cada parte de la tapa por separado para evitar que se acumulen restos de comida. Deja secarEsto es súper importante: antes de usar nuevamente tu licuadora fíjate que el vaso esté bien seco. Si no, puedes descomponer tu electrodoméstico. ¿Necesitas pretextos para usar tu licuadora? Estas recetas se preparan en un 2 por 3 con la ayuda de tu licuadora y lo mejor de todo, puedes COMPRAR UNA LICUADORA KIWILIMÓNGelatina de FerreroDeliciosa Crema de Champiñones
¿No importa qué prepares, siempre terminas tirando la comida que tus hijos no se acaban? Deja de sufrir por el desperdicio de alimentos. Con estos tips no volverás a batallar a la hora de la comida por estas cosas.No exageres en las cantidadesDependiendo de la edad, tamaño y nivel de actividad física, los niños pequeños requieren aproximadamente entre mil y 1400 calorías al día. Si le sirves a tu hijo de 4 años lo mismo que a ti, es obvio que el niño no se va a acabar la comida.Almacena por porcionesSi preparas la comida con anticipación, te recomendamos congelarla en porciones individuales. De esta manera, solo tendrás que descongelar y calentar la cantidad que tu pequeño vaya a comer en realidad.Aprovecha la comida del día anteriorOrganiza tu menú para que puedas aprovechar lo que te sobre de un día para preparar la comida de otro. Por ejemplo, si un día haces picadillo de pollo casero  después puedes preparar calabacitas rellenas de picadillo o con lo que te haya quedado del día anterior. Prepara porciones pequeñasEs muy importante que consideres que el apetito y el antojo de los niños pueden cambiar de un momento a otro. Si te piden molletes,prepara solo uno y espera hasta que lo acaben para ver si querrán otro más. Nunca te adelantes porque podrías terminar desperdiciando comida. Reserva la salsa sólo para su platilloA algunos niños les encanta bañar el arroz en salsa de tomate y los hot cakes en jarabe. Para evitar que se arruine toda la cacerola de comida, lo mejor es que solo pongas un poquito de la salsa preferida de tu pequeño en su plato. Así, el resto de la comida se mantendrá intacto. Sirve de manera divertidaEl problema con muchos niños es que se dejan llevar por la vista y muchas veces rechazan un platillo solo por su aspecto. Enamora a tus pequeños decorando su comida de manera atractiva. No te preocupes, no tienes que hacer mucho. A veces con que agregues un conejo de chocolate es suficienteEnséñale a comer lo que hayRecuerda esto siempre: si cedes una vez, ya perdiste. Educa a tus hijos para que aprendan que se debe comer lo que hay en casa. Si preparas enmoladas de chorizo de soyas, eso es lo que va a comeer.No les des la opción de elegir otra cosa, si no siempre estarás tirando lo que ellos no quieren.Visita nuestra sección de comida para niños y descubre deliciosas recetas que les encantarán a tus niños.
La cúrcuma, también conocida como azafrán de la India, es una planta proveniente de la familia de los jengibres. Esta es una de las especias más usadas en la gastronomía de dicho país asiático, ya que sirve tanto para dar sabor como color para el arroz, carne y otros platos, como el curry. En occidente es mayormente utilizada como colorante de la mostaza tipo americano.¿Qué nutrientes contiene la cúrcuma? Las maravillas de la cúrcuma no se quedan en su fascinante aroma o espléndido color. Esta especia ha sido reconocida como una gran fuente de nutrientes natural. Una cucharada de cúrcuma contiene 29 calorías, .91 gramos de proteína, .31 gramos de grasa, 6.31 gramos de carbohidratos, 2.1 gramos de fibra y .3 gramos de azúcar. Además, la misma cucharada proporciona al cuerpo humano parte de las vitaminas y minerales que necesita, como lo son el manganeso, hierro, potasio y vitamina C.¿Cómo ayuda a tu salud? Más allá de sus efectos colorantes, esta planta es conocida por ser un eficaz antiinflamatorio e incluso puede compararse con el iboprufeno. Debido a estas propiedades, se considera que la cúrcuma puede reducir el dolor causado por la artritis.La cúrcuma recientemente ha recibido una mayor atención por tener altos niveles de antioxidantes, los cuales son capaces de evitar que el hígado sea dañado por toxinas, así como por su capacidad de mejorar el estado del sistema digestivo.Aún queda por comprobar qué efectos tiene contra el cáncer, pero algunos estudios sugieren que puede proteger contra cáncer de páncreas, próstata y mieloma múltiple.¿Cómo puedes incluír cúrcuma en tu dieta?La cúrcuma se puede encontrar en su forma natural en polvo, entera (raíz) o en hojas. Puede incluirse en los alimentos de varias formas, a manera de especia, como vinagreta o como marinada. La puedes agregar a un platillo de arroz, vegetales y sopa de polloGracias a su creciente consumo, la cúrcuma ya está disponible como suplementos (cápsulas, polvos, extractos y colorantes). Pero, al igual que con todos los suplementos alimenticios, se recomienda consultar con un especialista antes de adquirir y consumir este tipo de productos.Ahora que ya conoces los beneficios de la cúrcuma, ¿cómo la agregarás a tu dieta? Con estas recetas podrás aumentar tu consumo de nutrientes al incorporar la cúrcuma en tu alimentación:Hamburguesa VeganaPollo en Salsa de CúrcumaAderezo de Curry, Mostaza y Granola
La fruta de la pasión está en boca de todos, literalmente. Tal vez no te suene mucho por ese nombre, pero seguro que sí la reconoces como maracuyá o granadilla. Esa pequeña frutilla tropical ha ganado popularidad por su exquisito y peculiar sabor, pero no solo por eso. El maracuyá es un alimento extremadamente nutritivo. Conoce todas las razones por las que debes comenzar a comer fruta de la pasión hoy mismo.La fruta de la pasión es rica en polifenoles, micronutrientes con efectos antioxidantes. De hecho, tiene niveles más altos de estos componentes que otras frutas, como el plátano, el mango, la papaya o la piña.Comer regularmente maracuyá ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Las grandes cantidades de vitamina C presente en la fruta de la pasión aumentan las defensas del cuerpo.Tal vez no parezca mucho, pero en una pieza de 18 gramos, dos de esos son fibra. La mayor parte de esta es fibra soluble, la cual ayuda a prevenir el estreñimiento y los picos de azúcar en la sangre.La fruta de la pasión contiene otra vitamina esencial para conservar la salud: la vitamina A. Este nutriente tiene la capacidad de mejorar el aspecto de la piel, fortalecer el sistema inmunológico y mantener en buen estado la visión.Uno de los macronutrientes que requiere el organismo para llevar a cabo sus funciones vitales es el potasio. El maracuyá (crudo) aporta 63 mg de este. (Recuerda que la ingesta diaria recomendada de potasio es de 100 mg).Otra gran ventaja de la fruta de la pasión es su efecto a nivel psicológico. De acuerdo con algunos estudios, el consumo de maracuyá atenúa los efectos del estrés y la ansiedad, gracias a su contenido de magnesio.Un componente presente en la fruta de la pasión, el piceatanol, ayuda a mejorar el metabolismo, la sensibilidad a la insulina, entre otras cosas.Otro de los grandes beneficios de comer fruta de la pasión es la prevención contra el cáncer. Algunos estudios han demostrado que los antioxidantes del maracuyá impiden que los radicales libres muten el ADN de las células saludables.Algunos de los síntomas típicos de la menopausia, como los bochornos, pueden tratarse con fruta de la pasión.Finalmente, el consumo regular de maracuyá ha sido asociado con una disminución en los niveles de ansiedad. Asimismo, se cree que puede mejorar la calidad del sueño.Disfruta todos los beneficios de esta fabulosa fruta preparando estas deliciosas recetas:Frappé energético de maracuyá con coco y chíaCupcake de Maracuyá
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD