¿Qué es la remolacha y cómo usarla?
Chefs

¿Qué es la remolacha y cómo usarla?

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
La remolacha es un vegetal popular en Estados Unidos. Las hojas (cuello) de la remolacha son una fuente excelente de vitamina A y las raíces (remolachas) son una buena fuente de vitamina C. Las hojas se cocinan y son servidas frescas como verduras, mientras que las raíces o cabezas pueden ser conservadas en vinagre para ensaladas o cocinadas enteras, para después cortarse en rodajas o en trozos. La remolacha pertenece a la familia de las Quenopodiáceas y necesita de un clima templado costero o de tierra salinaspara crecer sin problemas. Las remolachas son particularmente ricas en folate. Se ha encontrado que el ácido folate y ácido fólico previenen defectos de nacimiento del tubo neural (nervioso) y ayudan contra enfermedades cardíacas y anemia. Las remolachas también tienen alto contenido de fibra, soluble e insoluble. La fibra insoluble ayuda a mantener su tracto intestinal trabajando bien, mientras que la fibra soluble mantiene sus niveles de azúcar en la sangre y colesterol controlados. Consejos de almacenamiento Primero córtele las hojas, dejando unos 3 cm del tallo de la raíz bulbosa. Deje intacta la raíz larga y filamentosa. Guarde las hojas y las remolachas en bolsas de plástico en el frigorífico. Las hojas deben usarse en un par de días. Las raíces se conservarán hasta dos semanas. Preparación Lávelas bajo el chorro de agua y séquelas con toallas de papel. Deje 3 cm del tallo para impedir que "suelten" color (y nutrimentos) al "exudar" durante la cocción. Para conservar su color y nutrimentos, no las pele ni las corte antes de cocerlas. Para retener el color y el sabor, el horno, el microondas y el vapor son los mejores procedimientos para cocinarlas. Para hornearlas, envuélvalas en papel aluminio, colóquelas en una recipiente para hornear y áselas en un horno precalentado a 180°C de 1 hora 30 minutos a 2 horas. Déjelas enfriar para pelarlas. Sírva1as calientes o frías. Usos óptimos en recetas Las remolachas cocidas se comen calientes como guarnición y frías en ensaladas. Se usan para la sopa llamada borscht, que puede servirse caliente o fría. También se pueden marinar. Las remolachas crudas aportan sabor a la ensalada. Recetas de cocina recomendadas:Sandwich de PortobelloHongos con TomilloEnsalada de Tofu con ZanahoriaBerenjena Frita
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Te convenciste de cambiar tus hábitos alimenticios? Consiente tu paladar mientras cuidas tu salud con estas recetas saludables para comenzar la dieta. Enchiladas de calabaza con pollo. Disfruta el tradicional sabor de las enchiladas, sin los carbohidratos de las tortillas. En esta receta aprenderás a envolver el pollo en láminas delgadas de calabaza para sustituir las tortillas. Sírvelas con queso panela, cilantro y, por supuesto, más salsa.LA RECETA ESTÁ AQUÍChampiñones rellenos veganos. Cumple tu propósito de llevar una alimentación más balanceada preparando estos ricos champiñones. Gracias a la sémola de trigo (couscous) y las verduras, este platillo es muy rendidor y llena bastante, así que no te quedarás con hambre.LA RECETA ESTÁ AQUÍTaquitos de nopal rellenos de requesón. Mucha fibra, mucho sabor y pocas calorías: así son estos deliciosos taquitos de nopal rellenos de requesón. Recuerda que es muy importante agregar bicarbonato al agua de cocción de los nopales para quitarles la baba.LA RECETA ESTÁ AQUÍEnsalada de fresas y aguacates. No todas las ensaladas son aburridas. Con esta receta podrás preparar un platillo lleno de sabor y textura sin demasiadas calorías. El aderezo hecho con yogurt, chía y aceite de oliva hace que todos los ingredientes se integren para darle armonía a los sabores.LA RECETA ESTÁ AQUÍCeviche de coliflor. Esta es una versión vegetariana del tradicional ceviche de mariscos. Lo mejor de todo es que, aparte de tener un sabor increíble, solo te tomará 20 minutos preparar esta receta. Puedes servir el ceviche en tacos, tostadas o canastas de tortilla.LA RECETA ESTÁ AQUÍTostadas de tinga de nopales.Si tienes antojo de una tinga, pero no quieres comer carne, aquí te tenemos la  solución. Esta receta tiene el mismo rico sabor de la tinga, solo que, en lugar de usar carne de pollo o cerdo, se utilizan nopales cortados en tiritas.LA RECETA ESTÁ AQUÍHamburguesa vegetariana con “pan” de coliflor. ¿Estás tratando de bajarle a tu consumo de carne, pero tienes un antojo terrible de hamburguesa? Con esta receta podrás disfrutar del delicioso sabor de este platillo sin un gramo de proteína animal. Además, podrás ahorrarte los carbohidratos del pan sustituyéndolo por un “pan” hecho con coliflor, queso y cebollín.LA RECETA ESTÁ AQUÍYa no tienes pretextos para no llevar una alimentación balanceada. Con estas recetas podrás comenzar el año cuidando tu salud.
A nadie le gusta comenzar el año batallando, y menos por dinero. Lo malo es que con las fiestas decembrinas muchos terminaron tan gastados que todo el mes de enero se convierte en un verdadero suplicio. Si tú también te excediste un poquito en el Lupe-Reyes, estos tips te ayudarán a sobrevivir la cuesta de enero. Haz tu presupuesto. Suma todos los gastos y pagos pendientes que tengas que cubrir en enero. Cuando ya tengas el total de tus gastos, réstalo a tus ingresos. Si ves que todavía te sobra algo de dinero, la situación no es tan grave. Pero si ves que quedas en número rojos, ahí sí hay un problema. Si eso sucede, lo mejor que puedes hacer es planear menús diarios para saber cuánto dinero necesitas para poder preparar comida durante el mes o lo que resta de él. Aprovecha los descuentos. En la tan afamada cuesta de enero, las tiendas ofrecen verdaderas gangas en enero. Investiga qué promociones ofrecen los súper mercados o las tiendas departamentales para ver si te conviene comprar. Si tus finanzas están un poco más holgadas, puedes aprovechar los descuentos de enero para hacer compras preventivas.Prepara platillos que sean más rendidores. Concéntrate en usar ingredientes que sean económicos y rindan mucho, como puede ser la pasta o las papas. Existen muchas recetas econcómicas que pueden prepararse y rendir para muchas porciones. Si no tienes ni idea de qué puedes cocinar durante la cuesta de enero, aquí te compartimos algunas opciones:Nopales rellenos en caldillo de jitomateEspagueti a la crema con jamónTaquitos de carne de soya al pastorUsa los ingredientes de la temporada. Siempre será más fácil encontrar variedad de frutas verduras si sabes en qué época del año se dan con mayor facilidad y esto hará que tus menús también sean más variados y no necesariamente más costosos. Para enero te recomendamos preparar recetas que incluyan guayaba, jamaica, mandarina, naranja, tamarindo, tejocote, toronja, así como acelga, betabel, calabacita, coliflor, espinaca, pepino, entre otros.No desperdicies nada. Aunque esto es algo a aplicar durante todo el año y en cualquier situación, te será de mayor ayuda si lo pones en práctica en esta época. Ve al súper o al mercado, y guíate únicamente por las cosas que necesites, por la cantidad de verduras, frutas y carne o pollo que necesites. Si ves que en tu casa te queda alguna fruta que ya está muy madura, úsala para preparar un postre, o hazla mermelada. El chiste es no tirar nada.¿Necesitas más recetas para sobrevivir a la cuesta de enero? Revisa estas opciones: Tacos de Atún al PastorHamburguesitas de Atún con ChipotlePescadillas de Atún Fáciles
A nadie le gusta comenzar el año batallando, y menos por dinero. Lo malo es que con las fiestas decembrinas muchos terminaron tan gastados que todo el mes de enero se convierte en un verdadero suplicio. Si tú también te excediste un poquito en el Lupe-Reyes, estos tips te ayudarán a sobrevivir la cuesta de enero. Haz tu presupuesto. Suma todos los gastos y pagos pendientes que tengas que cubrir en enero. Cuando ya tengas el total de tus gastos, réstalo a tus ingresos. Si ves que todavía te sobra algo de dinero, la situación no es tan grave. Pero si ves que quedas en número rojos, ahí sí hay un problema. Si eso sucede, lo mejor que puedes hacer es planear menús diarios para saber cuánto dinero necesitas para poder preparar comida durante el mes o lo que resta de él. Aprovecha los descuentos. En la tan afamada cuesta de enero, las tiendas ofrecen verdaderas gangas en enero. Investiga qué promociones ofrecen los súper mercados o las tiendas departamentales para ver si te conviene comprar. Si tus finanzas están un poco más holgadas, puedes aprovechar los descuentos de enero para hacer compras preventivas.Prepara platillos que sean más rendidores. Concéntrate en usar ingredientes que sean económicos y rindan mucho, como puede ser la pasta o las papas. Existen muchas recetas econcómicas que pueden prepararse y rendir para muchas porciones. Si no tienes ni idea de qué puedes cocinar durante la cuesta de enero, aquí te compartimos algunas opciones:Nopales rellenos en caldillo de jitomateEspagueti a la crema con jamónTaquitos de carne de soya al pastorUsa los ingredientes de la temporada. Siempre será más fácil encontrar variedad de frutas verduras si sabes en qué época del año se dan con mayor facilidad y esto hará que tus menús también sean más variados y no necesariamente más costosos. Para enero te recomendamos preparar recetas que incluyan guayaba, jamaica, mandarina, naranja, tamarindo, tejocote, toronja, así como acelga, betabel, calabacita, coliflor, espinaca, pepino, entre otros.No desperdicies nada. Aunque esto es algo a aplicar durante todo el año y en cualquier situación, te será de mayor ayuda si lo pones en práctica en esta época. Ve al súper o al mercado, y guíate únicamente por las cosas que necesites, por la cantidad de verduras, frutas y carne o pollo que necesites. Si ves que en tu casa te queda alguna fruta que ya está muy madura, úsala para preparar un postre, o hazla mermelada. El chiste es no tirar nada.¿Necesitas más recetas para sobrevivir a la cuesta de enero? Revisa estas opciones: Tacos de Atún al PastorHamburguesitas de Atún con ChipotlePescadillas de Atún Fáciles
Para disfrutar de un delicioso y jugoso pavo en la cena de Navidad es importante que cuides la manera en que lo inyectas. Descubre paso a paso cómo inyectar un pavo para que la carne no se reseque y los jugos no se salgan cuando lo horneas. Paso 1: Coloca el pavo sobre una bandeja.En  este punto el Pavo ya debe estar listo, es decir, limpio, amarrado y con la pechuga hacia arriba.Paso 2: Llena la jeringa con el marinado.Usa líquidos que no contengan pedacitos que puedan obstruir la aguja. Si preparas una salsa con frutas o el marinado no está completamente líquido, pásalo por un colador o por una tela de algodón.PUEDES VER: VIDEO-RELLENOS PARA EL PAVOPaso 3: Inyecta el pavo.Presta  mucha atención a este paso. El marinado debe inyectarse uniformemente en la pechuga, muslos y alas.Inserta la jeringa e inyecta el líquido en la carne. Jala la jeringa sin sacarla completamente y dirige la aguja hacia otra parte del pavo. Inyecta nuevamente y continúa así hasta completar todo el pavo. Procura no hacer más de cuatro perforaciones.Paso 4: Masajea el pavo. Después de que has inyectado todo el marinado, masajea suavemente la carne del Pavo. Esto ayudará a que el  líquido se distribuya por todas las partes del ave.Paso 5: Verifica que todo esté bien.Revisa que el Pavo no se encuentre empapado por fuera.  Si ves que en la superficie en la que está el pavo hay  manchas del marinado, lo más seguro es que no hayas inyectado la carne. Recuerda que el Pavo está hueco, por lo que debes de tener cuidado de dirigir la aguja hacia la carne y no al centro que está vacío.Paso 6: Deja reposar. Dependiendo de la receta, se recomienda dejar reposar el Pavo entre 2 y 12 horas. Recuerda que entre más tiempo pase marinándose, mejor sabor tendrá. Sigue estos sencillos pasos y prepara un exquisito pavo para tu cena de Navidad.TE RECOMENDAMOS: VIDEO-PAVO ROSTIZADO A LA MANTEQUILLAVIDEO-PAVO CON MIELVIDEO-PAVO GLASEADO CON CÍTRICOS Y GRAVY DE CHIPOTLE
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD