Ciudades de México que tienes que conocer por su comida
Recomendaciones de Cocina

Ciudades de México que tienes que conocer por su comida

Por Kiwilimón - July 2015

Como sabes, ¡me encanta comer! Así que me hice el propósito de viajar pero… sólo para comer jajaja. Sé que suena loco, pero la verdad es que México puede hacer maravillas con ingredientes tan sencillos, que logran que ¡hasta el más remilgoso quiera comer! Así que hice mi lista para viajar  y te la comparto; ¡te va encantar! Sólo agarra tus maletas y olvida tu cinturón jajaja:

Querétaro. Además de que está súper cerca del D.F. ¡tiene unas enchiladas buenísimas! Nada más de acordarme, se me hace agua la boca. En general, esta ciudad se distingue por su fusión de cocina española y mestiza, así que prepárate para probar escamoles con aceite de oliva, camote de azúcar con leche, pan de maíz y calabaza  y  su  flotante de  helado de mantecado con  vino tinto.

Oaxaca. ¡Uf! Este estado está cañón, pero te lo manejo así, puedes probar cosas muy  complicadas como sus moles de distintos colores, hasta sus deliciosas tlayudas –tostadas de maíz gigantes, embarradas de frijoles, queso y salsa-  que amarás ¡Sin olvidar el mezcal! Aprovecha sus playas y date una vuelta.

Puebla. Otro lugar con fusión española, para empezar su platillo estrella es el mole, que no querrás dejar de  comer y ni hablar de los chiles en nogada ¡Son de mis platillos favoritos!, estos mezclan carne, con sabores dulces sin perder su toque picoso. Si se te hace muy pesado, prueba sus cemitas o sus chalupas.

Yucatán. Ya he viajado aquí y la verdad es que siempre regreso como globo, pero lo vale jajaja. Tienen tanta variedad que se te va la vista de lo que puedes probar, de mis favoritos están los kibis, los codzitos, la sopa de lima y la cochinita pibil con su cebolla morada de-li-cio-sa.

Sinaloa. ¿Quién dijo que el norte sólo se come carne? Tengo una amiga de allá que prepara un aguachile que me mata, literal, está buenísimo, sin contar la variedad de platillos y caldos a base de mariscos frescos y un chilorio que te puede encantar.

Jalisco. De aquí es el famoso tequila, tanto, que en España mueren por él o eso me dijo una amiga, que debe acompañar una torta ahogada, una birria y¡ el pozole! De postrecito échate unos tamales de elote o nieve de elote que te quedarás traumada, yo siempre me atasco de eso jajaja.

¿Qué otros lugares visitarías por su comida?

Ver artículo original

Artículo cortesía de     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía española es famosa por su tradición, sus ingredientes y su gran variedad, por lo que muchos conocemos algunos de sus platillos más emblemáticos, desde la paella, hasta su botana característica: las croquetas de jamón.La historia de la cocina española tiene mucho que ver con la ubicación geográfica del país, el cual se encuentra en la Península Ibérica, rodeada de aguas casi en su totalidad, así que naturalmente, esto hace del marisco uno de los pilares de la gastronomía española y es la causa de la dieta generalmente mediterránea del país. El resto del terreno diverso de España incluye cadenas montañosas, exuberantes pastos, extensas costas y fértiles tierras de cultivo, y proporciona una variedad de productos frescos. Pero también su cercanía con otros países, como Francia, le ha heredado platillos como las croquettes o croquetas, una botana ya típica que se sirve como tapas en bares y restaurantes, rellenas de diversos ingredientes, como bacalao, jamón, espinacas o pollo, por ejemplo.Estos pequeños y deliciosos bocados nacen de las sobras, pues con ellos se aprovecha lo que quedó de cocidos y estofados anteriores. Ahora las croquetas son tan famosas y tan españolas, que incluso tienen una fecha en el calendario destinada a ellas.De acuerdo con el sitio de cocina español Cocinatis, el secreto para las croquetas está en la bechamel, pero también en 6 puntos claves de la preparación:La masa no debe tener grumos: el tip para conseguir esto es templar la leche antes de añadirla al sartén.Cuela la harina: el nombre para esto es tamizar, pero se trata de colar la harina para que queda más fina y se eviten los grumos.Usa una batidora de globo: no hay mejor forma de asegurarte de que la bechamel quedará perfecta que usando una batidora de globo para mezclarla.Fríe el jamón: este paso dará más sabor si lo haces antes de añadir la harina y la leche.Elige bien tu empanizador: para que queden muy crujientes, como debe ser, reboza tus croquetas dos veces, o prueba hacerlas con panko.Hornea en lugar de freír: si quieres una versión un poco más ligera, prueba meter las croquetas al horno, rociarlas con aceite en aerosol y cocinarlas a 200 °C por alrededor de 15 minutos.
Cómo bajar la panza rápido es uno de los consejos más buscados por las personas, especialmente cuando se acerca el verano y todos quieren lucir un espectacular cuerpo de playa. Antes que nada, queremos recordarte que cualquier tipo de cuerpo es un cuerpo apto para presumirse en traje de baño, pero si aún así te sientes un poco inseguro, sin duda te serán de ayuda estos 5 trucos infalibles para bajar la pancita. 1. Reduce el consumo de azúcares añadidas Quizás este sea uno de los trucos más difíciles para bajar la panza, pero de acuerdo a Harvard Health Publications, explican que el exceso de azúcar puede provocar acumulación de grasa en el abdomen y por ello es mejor alimentos que contengan azúcar añadido, también conocido como fructuosa. Recuerda que la fructuosa se encuentra principalmente en refrescos, jugos envasados y aunque nos duela admitirlo, pan. 2. Aumenta el consumo de proteínas Las proteínas son un alimento clave tanto en la pérdida de peso como en el proceso de conseguir un abdomen plano, ya que ayudan a controlar el apetito y la saciedad, evitando que caigas en antojitos poco saludables. De igual forma te ayudan a acelerar el metabolismo, así que no dudes en aumentar tu ingesta de pollo, pescado, leguminosas y semillas. 3. Haz ejercicio Lamentamos informarte que no hay fórmula mágica para bajar la pancita sin involucrar un poco de ejercicio en la rutina diaria. El cardio de intensidad moderada es una gran forma de empezar a moverte, ya que favorece la pérdida de grasa visceral y conforme te vayas sintiendo listo, puedes agregar ejercicios de fuerza como funcional, cargar peso o lo que más te motive a seguir trabajando por esa pancita plana. 4. Toma agua Un consejo común de los nutriólogos a sus pacientes es que tomen al menos 2 litros de agua el día, esto ayuda a reducir la retención de líquidos que muchas veces inflaman el abdomen y nos hacen lucir más rellenitos de esa parte del cuerpo. También es importante que reduzcas tu consumo de sal, tanto el que le añades a tu comida como el que ingieres de algunos alimentos procesados que ya lo incluyen. 5. Aumenta el consumo de fibra La fibra es un poderoso aliado para quienes buscan bajar la panza porque como explica un estudio de la Universidad de Medicina de Wake Forest, comer 10 gramos de fibra al día reduce en 3.7% la posibilidad de ganar grasa visceral. ¡Con 10 gramos de manzana, frijoles, avena, chía o nueces podrás hacer una gran diferencia en tu cintura! ¿Conoces algunos otros consejos efectivos para bajar la panza?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD