10 maneras de tener tus ollas y sartenes limpios
Cocina Fácil

10 maneras de tener tus ollas y sartenes limpios

Por Kiwilimón - Junio 2013
Para que siempre tengas tus ollas y sartenes súper limpios, libres de la grasa de los platillos o comida quemada tenemos 10 maneras de utilizar materiales que puedes tener en casa y que te ayudarán a prolongar la vida de tus utensilios. 1. Alka Seltzer. Este remedio te servirá para limpiar los utensilios de cocina de vidrio para horno, como los refractarios. Solo tienes que llenar el recipiente con agua, agrega 6 tabletas de Alka-Seltzer y déjalo reposar por 1 hora. Olvídate de tallar, las manchas deberán limpiarse fácilmente. 2. Papel aluminio. Si te quedaste sin estropajo o el que tienes ya no funciona muy bien, entonces corta un pedazo de papel aluminio y arrúgalo de tal forma que el lado brillante quede por fuera, lo puedes utilizar para tallar ollas con comida difícil de despegar. 3. Bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio lo puedes utilizar en tu jabón líquido que utilizas normalmente. Con solo 2 cucharadas obtendrás un jabón más potente. Observa como arrasará con la grasa mucho más facilmente. 4. Agua mineral. El agua mineral te puede servir cuando quieras limpiar las ollas y sartenes de hierro fundido y que tenga comida pegada. Vierte un poco del líquido con gas en el sartén mientras éste aún se encuentra caliente. El refresco burbujeante evitará que se pegue demasiado la comida. 5. Cremor tártaro. Si agregas 2 cucharadas de cremos tártaro, disuelto en 250 mililitros de agua puedes  hacer que tus ollas de aluminio descoloridas vuelvan a tener el brillo de antes. Solo tienes que llevar a ebullición la mezcla antes mencionada dentro de la olla y hervir por 10 minutos. Notarás la diferencia. 6. Limón. El limón corta la grasa, razón por la cual algunas de las marcas comerciales para limpiar la vajilla tengan extracto de limón. Pero no solo sirve para quitar la grasa, también lo puedes utilizar para pulir tus ollas con ayuda de un paño suave. 7. Suavizante de telas. Ya no te canses de más. Si al cocinar dejaste residuos en tu sartén que se ven difíciles de limpiar, puedes hacer esto: llena de agua tu olla o sartén añade un chorrito de suavizante líquido para ropa, déjalo remojando por una hora y hasta con una toallita podrás limpiar los residuos fácilmente. 8. Congelador. Si no te dio tiempo de lavar tus ollas y sartenes después de preparar la comida y los dejaste mucho tiempo con los residuos pegados, lo que  puedes hacer es meter al congelador por un par de horas, cuando la comida se congela, será más fácil quitar de tus ollas y sartenes. 9. Salsa de tomate (catsup). La salsa catsup te va a ayudar a limpiar las ollas y sartenes que sean de cobre o hasta las piezas decorativas de este material. Te ayudará a regresar el brillo, además de ser más barato. Cubre con una capa la superficie de tus utensilios, déjalo reposar de 5 a 30 minutos, dependiendo de qué tan sucio se encuentre. Enjuaga con agua corriendo y seca inmediatamente. 10. Limpiador de horno. Si tus utensilios de cocina que usas para hornear como los pyrex se han quedado con manchas lo que puedes hacer es, con ayuda de unos guantes de goma, cubre los utensilios con limpiador de horno. Métalos a una bolsa de basura que pueda cerrar herméticamente y sea resistente. Abra la bolsa al aire libre manteniendo su cara lejos de los humos peligrosos. Usa los guantes de cocina para esot y lava los utensilios. Esperamos que todos estos consejos puedan ser de utilidad a la hora de limpiar tus ollas y sartenes, cada uno puede ser utilizado en distintas ocasiones de acuerdo a tus necesidades. A continuación preparamos algunas recetas de cocina que estamos seguros te encantarán.   Recetas de cocina (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles)   Natilla de chocolate. Receta de natilla de chocolate con la que podrás disfrutar no solo del gran sabor del chocolate, también de una textura suave y tersa en tu postre. Pasta carbonara con cangrejo. Esta pasta con una salsa cremosa de tocino lleva cangrejo, echallot, ajo, y pimiento rojo. Es exquisita! Puré de camote rápido. Esta receta de puré de camote no lleva azúcar y es un rápido acompañamiento para cualquier carne, pollo, o pescado. El camote es muy alto en vitamina A y también contiene buenas cantidades de potasio. Crepas de durazno con crema. Prueba unas deliciosas crepas de durazno con crema y un toque de almendras fileteadas, las puedes hacer para un desayuno o como postre en un evento especial. Pechugas de pollo en salsa de miel y mostaza. Con 5 ingredientes, además de las pechugas de pollo, 10 minutos de preparación y 30 minutos de horneado se tiene un sabrosísimo plato de pollo para tomar recién sacado del horno o para tomar templado. La salsa se presta a tomarse de cualquier forma Brochetas de camarones. Estas brochetas con camarones son una delicia ideales para preparar en una parrillada. Terrina de frutas. Éste es un rico postre a base de frutas y gelatina. Lo podrás hacer en forma de bocadillos para compartir con todos. Pescado a la parrilla con achiote. Este pescado se prepara en la parrilla y se marina previamente con una mezcla de especies y achiote, jugo de limón y aceite de oliva. Es ideal para demenuzarlo y utilizarlo para unos tacos de pescado. Tembleque. El tembleque es un postre delicioso y fácil de hacer, ideal para compartirlo con la familia.

Conoce todas las recetas que tenemos dentro de kiwilimón, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Qué comer en la Cuaresma suele ser una duda que a muchos de nosotros nos pone a pensar, pero la pregunta que nos pone de verdad en jaque es ¿se puede comer pollo en Cuaresma?La Cuaresma son los 40 días previos a la Pascua y es una temporada importante en el calendario cristiano, en la cual, los creyentes se preparan espiritualmente para la Pascua y siguen el ejemplo que Jesús dio antes de morir, con un ayuno en esos días. Así, la Cuaresma es un tiempo de purificación que inicia con el miércoles de ceniza y termina el sábado de resurrección. Aunque el ayuno depende  las creencias de cada persona, la idea de la tradición es hacer una penitencia, por lo que se renuncia a algo, en este caso, algunas comidas.Mientras que las personas más ortodoxas renuncian a las carnes rojas por cuarenta días, otras sólo practican el ayuno de carnes los viernes de Cuaresma y algunas más deciden dejar la carne sólo el viernes santo, es decir, el último viernes de los cuarenta días.Pollo en Cuaresma: ¿se puede comer?La respuesta es sí. Se puede comer pollo en Cuaresma, porque el ayuno es de carnes rojas. Esto tiene su explicación en que, por lo general, las carnes rojas son consideradas un insumo preciado y por eso se renuncia a él, pero también porque dentro de las creencias religiosas, la carne representa el cuerpo de Cristo.El pollo, junto con otras aves, como el pavo o la gallina, además del pescado y los mariscos, es considerado carne blanca, por lo que comer pollo en cuaresma sí se puede.Aunque en esta temporada, los platillos estrella suelen ser aquellos sin carne o se aprovecha para cocinar mariscos en este tiempo del año, para evitar aquello que no se debe comer en Cuaresma.Si no sabes qué cocinar esta Cuaresma 2020, te damos algunas ideas.Enchiladas mineras de GuanajuatoSon un platillo mexicano sin carne, delicioso y práctico para estos días.Chile relleno de pescadoUna forma sencilla de comer pescado, acompañado de un chile poblano que no te puede faltar.Tostadas de atún a la mexicanaNada más practico que unas tostadas con atún de lata guisado con un poco de jitomate.Rollitos de pescado rellenos de arrozEsta es una receta perfecta para incuir a los niños en la cuaresma si la preparas con una salsita de tomate sin chile.¿Tú comes pollo en cuaresma? 
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
La mayoría de mexicanos relacionábamos el camote con el chiflido del carrito que recorría las calles, pero de un tiempo para acá lo hemos visto en todo tipo de platillos y formas de preparalo, ya que es uno de los tubérculos más deliciosos que podemos encontrar en el mercado, además de que es muy rico en vitaminas, minerales y antioxidantes.La forma más popular de disfrutar del camote es horneado a la leña, bañado con miel, leche evaporada, canela y piloncillo, pero no es la única forma de comerlos, motivo por el cual aquí diremos cuáles son sus beneficios y propiedades; además te mostraremos algunas formas de preparar este tubérculo.AntidiabéticoLa ingesta de este tubérculo le ayuda a algunas personas a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, asimismo aumenta la sensibilidad a la insulina, por lo que es un buen antidiabético.Cuida tu pielComer camote en tu dieta regular retrasa el envejecimiento en la piel, debido a que este alimento contiene compuesto fenólicos, betacaroteno y algunas otras sustancias antioxidantes.Ayuda en el deterioro visualEn algunas personas este tubérculo ayuda a prevenir un tipo de ceguera llamada xeroftalmina, la cual es asociada en la vitamina A. No es un alimento milagroso, pero por el betacaroteno previene el deterioro visual y cataratas.Puré de camoteNecesitarás dos camotes grandes, un cuarto de leche, dos cucharadas de mantequilla, sal y pimienta al gusto y una cucharadita de curry amarillo.Cuece los tubérculos en una olla con sal. Una vez que estén tiernos colócalos en un refractario y comienza a aplastarlos con un tenedor. Poco a poco le agregas la leche, la mantequilla, el curry, sal y pimienta para que se mezclen a la perfección. Este puré podrás servirlo con pollo o carneCrema de camoteEsta sopa es muy fácil de preparar y si deseas darle un mejor sabor podrías agregarle zanahoria. Mientras pones a hervir el camote, en un sartén sofríe cebolla picada, posteriormente le agregas jengibre, curry, comino, nuez y ajo, esto deberá estar sobre el fuego por un minuto. Luego esta mezcla agrégala al caldo donde se cocina el tubérculo y déjalo al fuego por 15 minutos, recuerda estar revolviendo constantemente. Una vez que el camote esté blandito agrega la leche únicamente para que se caliente (no dejar hervir). Licua la mezcla y déjala reposar un par de horas antes de servirla.Como ves, este alimento es versátil, delicioso y muy saludable, vale la pena que lo incorpores a tu dieta y disfrutes de su sabor y sus beneficios. Ensalada de camote con frutos secos
Desde diciembre de 2019, un nuevo virus conocido como coronavirus COVID19 se propagó desde la ciudad de Wuhan, China, hacia el resto del mundo contagiando a más de 115,000 personas y cobrando la vida de 4,000 víctimas en 114 países. Es por esta razón que en diversos países como España, Estados Unidos, Argentina y recientemente en México, se han implementado medidas de seguridad como la cuarentena, para evitar que los contagios continúen incrementando. De hecho, en marzo del 2020 se dieron indicaciones para que las escuelas y universidades suspendan clases hasta finales de abril y también algunas empresas se han sumado a la estrategia, implementado el home office (trabajo desde casa) para salvaguardar la salud de sus trabajadores, instando a todas las personas a mantener el aislamiento social en la mayor medida de lo posible. Ahora, tomando en cuenta que los cambios radicales dentro de la rutina y la falta de actividad física pueden tener graves repercusiones para nuestro sistema digestivo, es necesario cuidar nuestra alimentación para equilibrar la flora intestinal. La mejor manera para cuidar de nuestra digestión y evitar problemas como la inflamación, el estreñimiento y la pesadez en el estómago, es reducir el consumo de alimentos procesados, con altos niveles de azúcar, hidratarse constantemente y consumir frutas y verduras pero, ¿cuáles son los mejores alimentos para una buena digestión? De acuerdo a la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO), la ingesta constante de agua y alimentos altos en fibra favorecen la flora intestinal, por ello, a continuación te presentamos algunas frutas y verduras que no pueden faltar en tu dieta. Plátanos Los plátanos son frutas altas en fibra, que además contienen fructooligosacáridos, un componente que permite mejorar la flora intestinal y propicia la buena digestión. Procura comer uno al día y notarás como tu sistema comienza a funcionar mejor. Frutos rojos Los frutos rojos como las fresas, frambuesas y arándanos, además de ser excelentes antioxidantes, contienen sustancias que ayudan a prevenir el estreñimiento. Estos se pueden combinar con diferentes cereales como la avena y el amaranto, que mezclados hacen una excelente combinación para cuidar del sistema digestivo. Papaya Esta fruta es rica en antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas para la salud, por lo que cuida tanto de tu estómago como de tus intestinos. La puedes comer al natural, en jugos, licuados y hasta en ensalada y siempre tendrá grandes beneficios para tu digestión. Verduras crucíferas Las verduras como la col rizada, la coliflor y las coles de Bruselas poseen altos contenidos de fibra dietética y folato, por lo que ofrecen propiedades antiinflamatorias y depurativas que ayudan a tener una mejor digestión. Lo ideal es cocerlas al vapor o saltearlas para facilitar el proceso digestivo. Agua Es imperante comprender que no importa la cantidad de fibra que se consuma, si no se toma agua suficiente, la digestión, la absorción y la circulación de nutrientes en el cuerpo, no se logrará de manera correcta. Existen algunos alimentos como pepinos, melones y jitomates que también pueden ayudarte a mantenerte hidratado. Recuerda que en esta época de cuarentena no solo debes protegerte de las enfermedades respiratorias, sino cuidar de tu salud en general, balanceando tu dieta y manteniendo una higiene impecable en tu hogar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD