10 maneras de tener tus ollas y sartenes limpios
Cocina Fácil

10 maneras de tener tus ollas y sartenes limpios

Por Kiwilimón - Junio 2013
Para que siempre tengas tus ollas y sartenes súper limpios, libres de la grasa de los platillos o comida quemada tenemos 10 maneras de utilizar materiales que puedes tener en casa y que te ayudarán a prolongar la vida de tus utensilios. 1. Alka Seltzer. Este remedio te servirá para limpiar los utensilios de cocina de vidrio para horno, como los refractarios. Solo tienes que llenar el recipiente con agua, agrega 6 tabletas de Alka-Seltzer y déjalo reposar por 1 hora. Olvídate de tallar, las manchas deberán limpiarse fácilmente. 2. Papel aluminio. Si te quedaste sin estropajo o el que tienes ya no funciona muy bien, entonces corta un pedazo de papel aluminio y arrúgalo de tal forma que el lado brillante quede por fuera, lo puedes utilizar para tallar ollas con comida difícil de despegar. 3. Bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio lo puedes utilizar en tu jabón líquido que utilizas normalmente. Con solo 2 cucharadas obtendrás un jabón más potente. Observa como arrasará con la grasa mucho más facilmente. 4. Agua mineral. El agua mineral te puede servir cuando quieras limpiar las ollas y sartenes de hierro fundido y que tenga comida pegada. Vierte un poco del líquido con gas en el sartén mientras éste aún se encuentra caliente. El refresco burbujeante evitará que se pegue demasiado la comida. 5. Cremor tártaro. Si agregas 2 cucharadas de cremos tártaro, disuelto en 250 mililitros de agua puedes  hacer que tus ollas de aluminio descoloridas vuelvan a tener el brillo de antes. Solo tienes que llevar a ebullición la mezcla antes mencionada dentro de la olla y hervir por 10 minutos. Notarás la diferencia. 6. Limón. El limón corta la grasa, razón por la cual algunas de las marcas comerciales para limpiar la vajilla tengan extracto de limón. Pero no solo sirve para quitar la grasa, también lo puedes utilizar para pulir tus ollas con ayuda de un paño suave. 7. Suavizante de telas. Ya no te canses de más. Si al cocinar dejaste residuos en tu sartén que se ven difíciles de limpiar, puedes hacer esto: llena de agua tu olla o sartén añade un chorrito de suavizante líquido para ropa, déjalo remojando por una hora y hasta con una toallita podrás limpiar los residuos fácilmente. 8. Congelador. Si no te dio tiempo de lavar tus ollas y sartenes después de preparar la comida y los dejaste mucho tiempo con los residuos pegados, lo que  puedes hacer es meter al congelador por un par de horas, cuando la comida se congela, será más fácil quitar de tus ollas y sartenes. 9. Salsa de tomate (catsup). La salsa catsup te va a ayudar a limpiar las ollas y sartenes que sean de cobre o hasta las piezas decorativas de este material. Te ayudará a regresar el brillo, además de ser más barato. Cubre con una capa la superficie de tus utensilios, déjalo reposar de 5 a 30 minutos, dependiendo de qué tan sucio se encuentre. Enjuaga con agua corriendo y seca inmediatamente. 10. Limpiador de horno. Si tus utensilios de cocina que usas para hornear como los pyrex se han quedado con manchas lo que puedes hacer es, con ayuda de unos guantes de goma, cubre los utensilios con limpiador de horno. Métalos a una bolsa de basura que pueda cerrar herméticamente y sea resistente. Abra la bolsa al aire libre manteniendo su cara lejos de los humos peligrosos. Usa los guantes de cocina para esot y lava los utensilios. Esperamos que todos estos consejos puedan ser de utilidad a la hora de limpiar tus ollas y sartenes, cada uno puede ser utilizado en distintas ocasiones de acuerdo a tus necesidades. A continuación preparamos algunas recetas de cocina que estamos seguros te encantarán.   Recetas de cocina (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles)   Natilla de chocolate. Receta de natilla de chocolate con la que podrás disfrutar no solo del gran sabor del chocolate, también de una textura suave y tersa en tu postre. Pasta carbonara con cangrejo. Esta pasta con una salsa cremosa de tocino lleva cangrejo, echallot, ajo, y pimiento rojo. Es exquisita! Puré de camote rápido. Esta receta de puré de camote no lleva azúcar y es un rápido acompañamiento para cualquier carne, pollo, o pescado. El camote es muy alto en vitamina A y también contiene buenas cantidades de potasio. Crepas de durazno con crema. Prueba unas deliciosas crepas de durazno con crema y un toque de almendras fileteadas, las puedes hacer para un desayuno o como postre en un evento especial. Pechugas de pollo en salsa de miel y mostaza. Con 5 ingredientes, además de las pechugas de pollo, 10 minutos de preparación y 30 minutos de horneado se tiene un sabrosísimo plato de pollo para tomar recién sacado del horno o para tomar templado. La salsa se presta a tomarse de cualquier forma Brochetas de camarones. Estas brochetas con camarones son una delicia ideales para preparar en una parrillada. Terrina de frutas. Éste es un rico postre a base de frutas y gelatina. Lo podrás hacer en forma de bocadillos para compartir con todos. Pescado a la parrilla con achiote. Este pescado se prepara en la parrilla y se marina previamente con una mezcla de especies y achiote, jugo de limón y aceite de oliva. Es ideal para demenuzarlo y utilizarlo para unos tacos de pescado. Tembleque. El tembleque es un postre delicioso y fácil de hacer, ideal para compartirlo con la familia.

Conoce todas las recetas que tenemos dentro de kiwilimón, haz click aquí

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Trata de recordar la última vez que fuiste al súper mercado. ¿Cuántos de los productos que viste tenían en su etiqueta una leyenda que decía “gluten free” o “sin gluten”? Tanto se ha hablado de este tema que muchas personas están haciendo ajustes a su alimentación para dejar de  consumir gluten. Pero, ¿es esto realmente necesario? ¿Todas las personas deben evitar el consumo de gluten? ¿Cuál es el problema con este? Esto es lo que debes saber del gluten.¿El gluten es malo?Para empezar, quítate de la cabeza que el gluten es algo malo. El gluten no es un aditivo o un componente añadido de manera artificial a los alimentos. Simplemente se trata de una proteína que está presente en ciertos cereales, como el trigo, el centeno y la cebada. La moda en el consumo de alimentos libres de gluten se debe a que no todas las personas son capaces de digerir y eliminar esta proteína. Pero no tiene nada que ver con un tema de calidad en los productos o problemas con los alimentos.¿Debo dejar de comer gluten?No necesariamente. En realidad, la mayoría de las personas pueden comer sin problemas alimentos que contengan gluten. Solamente se sugiere evitar su ingesta cuando las personas presentan ciertos síntomas. Los más comunes son la inflamación y el dolor en la zona del estómago, anemia y obstrucción intestinal. Jamás debes de hacer ajustes radicales en tu alimentación, como dejar completamente de consumir harinas, solo porque crees que tienes algún padecimiento. Si sospechas que podrías ser intolerante al gluten, debes someterte a algunos estudios para obtener un diagnóstico seguro.¿Soy alérgico al gluten?No vayas a creer que por sentir un poco de inflamación después de comer una pieza de pan ya eres celiaco. Aunque por lo general las personas intolerantes al gluten padecen diarrea o dolor abdominal, hay algunas que ni siquiera presentan reacciones. De igual manera, la enfermedad puede estar de manera latente, es decir, que no aparece hasta la edad adulta, aunque ya se tenga desde la niñez. Para determinar si eres o no alérgico al gluten deben realizarte un análisis de sangre y biopsias en el intestino delgado. ¿Qué puedo comer si fui diagnosticado con celiaquia?Debes evitar todos los alimentos que estén hechos con trigo, cebada o centeno. Esto significa que la pasta, pan, tortillas de harina, bollería, pasteles, cervezas y ciertos aliños o salsas están prohibidos. Una manera más sencilla de elegir tus alimentos es revisando las etiquetas. Por ley deben incluir información sobre sus componentes y la posibilidad de incluir rastros de gluten.Estas son algunas recetas fáciles y ricas que no contienen gluten: Pan de quínoa con chía y glutenPastel azteca con polloPan de elote sin harinaHotcakes de zanahoria sin harina
Amada por muchos, odiada por otros. No importa si eres fan o no de la capirotada, su papel fundamental en la gastronomía de la Cuaresma es innegable. Aunque hoy en día existen muchas versiones de esta receta tradicional, la base de todas es la misma: capas de pan remojado en una especie de almíbar, acompañado de frutos secos o algún otro tipo de ingrediente dulce. Te invitamos a conocer más acerca de la historia de este típico postre para comprender por qué cada año tu mamá prepara capirotada en esta época.Sus origénes europeosLa capirotada como la conocemos hoy en día es muy diferente a las primeras versiones que se cocinaron. Se cree que el primer antecedente de la capirotada se remonta a la época de los romanos, con una pequeña diferencia: era un platillo salado. Los trozos de pan se bañaban en agua con vinagre, y entre las capas se agregaban pepinos, vísceras de pollo, queso y alcaparras. Tiempo después los españoles integraron a su cocina un platillo similar llamado “almondrote”. Para su preparación era necesario remojar el pan en caldo de algún tipo de carne y entre las capas se colocaban trozos de carne. La introducción a AméricaCon la llegada de los españoles a América, la gastronomía del Nuevo Continente se enriqueció gracias a los ingredientes y recetas que introdujeron los europeos. Uno de los platillos que se incorporó a la gastronomía nacional fuera la capirotada en sus dos versiones (francesa, que lleva carne, y la clásica, solamente pan). Algunas personas consideran que la preparación de capirotada sin carne se popularizó debido a la escasez de ciertos alimentos, mientras que otros creen que la versión más reciente responde más a los simbolismos religiosos de los ingredientes. El uso de pan viejo hace alusión a la austeridad propia de la Cuaresma, la miel de piloncillo a la sangre de Cristo, el queso a la manta que cubrió su cuerpo, etc.La capirotada en la actualidadDesafortunadamente, la capirotada es un platillo que ha perdido mucha presencia en los últimos años. Mientras que en los años 60 era fácil encontrarla en restaurantes y fondas, hoy es prácticamente imposible disfrutar este postre en Cuaresma. El paso de los años también ha influido en la preparación de la capirotada. En la actualidad existen muchas versiones de acuerdo a la región del país. Grageas, plátanos, cacahuates y pasas son algunos de los ingredientes que pueden estar presentes en este postre. Cuéntanos, ¿en tu casa cómo preparan la capirotada?Si aún no sabes cómo prepararla, te compartimos algunas recetas para que la disfrutes en esta Cuaresma:Capirotada de Tres LechesCapirotada para CuaresmaCapirotada FácilCapirotada con Amaranto
No importa si eres un novato o un experto en la cocina, la acumulación de grasa y suciedad siempre será tu enemigo. Pero, no te preocupes. Eliminar el cochambre es más fácil de lo que crees. Descubre lo sencillo que es mantener toda tu cocina reluciente con estos sencillos pasos. ¿Qué es el cochambre?El cochambre es una capa de grasa y suciedad que se forma en la superficie de la estufa, los sartenes, las ollas y las puertas de los gabinetes. A veces tiene una textura un poco pegajosa, pero cuando ya lleva mucho tiempo puede ser más dura. ¿Cómo quitar el cochambre de la estufa? Para hacer la limpieza correcta de la cocina hay que recordar que la suciedad de este lugar está principalmente compuesta de grasa, por lo que se requiere de productos que ayuden a cortarla. En el caso del cochambre, que es grasa acumulada durante mucho tiempo, es necesario usar métodos un poco más fuertes. En un principio el mismo detergente lava trastes puede ayudar a quitar el cochambre, pero si ya ha pasado demasiado tiempo, tendrás que recurrir a otras técnicas.Remojo y jabón: Calienta un poco de agua y después agrega jabón (puede ser lava trastes). Con un estropajo reparte la mezcla por toda la estufa y deja actuar por algunos minutos. Si el cochambre aún no está muy pegado, te bastará con tallar con el mismo estropajo que usas habitualmente.Vinagre y bicarbonato de sodio: Una mezcla muy efectiva para cortar la grasa es la del vinagre con bicarbonato de sodio. Forma una pasta con estos dos ingredientes y con ayuda de un trapo espárcela sobre la superficie que quieras limpiar. Espera unos 15 minutos y después talla con un estropajo y agua caliente.Estropajo de metal: Te aconsejamos usar el estropajo de metal únicamente cuando el cochambre esté muy pegado en materiales que no puedan rayarse. Pon a remojar la superficie sucia con agua caliente y detergente o bicarbonato de sodio, y después talla enérgicamente con el estropajo. Ojo: no uses este remedio en acero inoxidable o en sartenes de porcelana o antiadherentes.Amoniaco: El amoniaco es un ácido muy potente que ayuda a cortar la grasa fácilmente, pero debes tener mucho cuidado al usarlo. Para empezar, solo debes agregar unas gotas diluidas en agua para limpiar la cocina, y tienes que enjuagar muy bien todo antes de usarlo nuevamente.¿Cómo evitar que se acumule cochambre en la cocina? La manera más sencilla de evitar que salga el cochambre en tu cocina es la limpieza inmediata. Así que te recomendamos que después de cocinar siempre limpies la estufa con un producto desengrasante. Igual, si sabes que vas a ensuciar (por ejemplo, cuando vayas a freír) pon servilletas o papel aluminio para evitar que se salpique la cocina con aceite. No te olvides de limpiar también las puertas y la parte de arriba de los muebles de la cocina. Ahí se acumula mucha grasa, aunque no sea tan evidente. Ahora qu tu cocina quedará más reluciente que nunca, prepara estas deliciosas recetas: Carnitas de BacalaoEmpanadas fáciles de CamarónBarbacoa en Salsa Verde en Olla de PresiónPastel de Tamal con Salsa de Frijol
El cocinar nuestros propios alimentos durante la semana no solo nos da un beneficio financiero, también controlamos lo que comemos (¡adiós, garnachas de la esquina!) y es una excelente forma de quitarse el estrés. Sin embargo, sabemos que el andar corriendo siempre, los pendientes del trabajo, las tareas de la casa y la falta de organización pueden hacer que meternos a la cocina sea casi imposible. A continuación, te presentamos algunas ideas para que puedas organizar mejor tu tiempo para que logres cocinar entre semana:Haz el menú de toda la semana.Para facilitarte la tarea de elegir qué cocinar, haz una lista que incluya varios platillos que tengan más o menos los mismos ingredientes. De esta manera puedes hacer tus menús con anticipación combinando alimentos que tienes en tu cocina y teniendo un menú balanceado y a tu gusto.Sopa de fideo y frijolEnfrijoladas rellenas de rajas Planea tus idas al súper.Con base en tu menú semanal, haz tu lista del súper y planea todo lo que puedes necesitar para tus diferentes comidas. Recuerda que hay algunos alimentos, como pastas, granos, salsas y congelados, que puedes comprarlos con anticipación y tenerlos sin problema en tu cocina por varias semanas. Croquetas de papa rellenas de queso con tocinoPapa al horno con champiñonesTen en cuenta un plan B.Si consideras cocinar al día, piensa en menús rápidos y alternativos que puedas hacer en caso de que se te presente algún imprevisto. El atún enlatado, el arroz precocido y las verduras congeladas, entre otros, son ingredientes muy versátiles que pueden servirte para preparar gran cantidad de platillos saludables en poco tiempo. Aguacates rellenos de coctel de camarónDiseña un programa para tu cocina.Si vas a cocinar toda la comida de la semana, inicia haciendo un plan de acción. Primero analiza los tiempos de cocción de cada comida y su preparación para poder realizar varios pasos a la vez. De igual forma, procura tener todo listo una noche antes: cortar, pelar, descongelar, etc. Cualquier paso que puedas adelantar te ahorrará muchísimo tiempo mientras cocinas. Espagueti con salchicha en salsa de jitomateDedica un solo día para hacer grandes cantidades.El congelador y los contenedores pueden ser tus mejores aliados a la hora de ahorrar tiempo. Dedica un día a cocinar grandes cantidades de pasta, carne, pollo, salsas, caldo de pollo, entre otros alimentos base de tus comidas más frecuentes; separa en porciones y congélalos. Así, cuando empieces a planear el menú semanal, bastará con revisar el congelador y ver qué platillos puedes tener disponibles rápidamente.Pollo en salsa de piña con aguacateEl secreto para organizarte a la hora de cocinar tu comida de la semana es pensar por adelantado y comprar inteligentemente. Cuéntanos, ¿cómo sueles organizar tus comidas de la semana? Compártenos tus tips en los comentarios.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD