Come grasas sanas
Cocina Fácil

Come grasas sanas

Por Kiwilimón - October 2012
Escoge grasas y aceites saludables. En varios estudios se ha revelado que consumir monoinsaturados y poliinsaturados es más importante que comer menos grasa total. La grasa saturada aumenta la resistencia a la insulina. Lo primero que se recomienda es reducir al mínimo el consumo de las grasas saturadas. Ejemplo: queso, mantequilla, crema. Ni tampoco se recomienda utilizar las versiones bajas en grasa o sin grasa de los mismos productos. También, es preferible almacenar tres tipos de aceites. El aceite extra virgen de oliva, este se puede usar para aderezos y ensaladas. El aceite de canola es para cocinar u hornear. Y por último un aceite de nuez que además de agregar un sabor único a tus comidas, aporta omega 3. Algo que también es aconsejable hacer es pensar dos veces con lo que queremos acompañar nuestros alimentos. Recordemos que las grasas se convierten en calorías y si a una ensalada le agregamos aderezo o a un pedazo de pan agregamos mantequilla, entonces la suma de calorías es mayor y afecta hasta a ayudarnos a perder peso.   Tenemos para ti las mejores recetas que contienen grasas sanas. (es muy recomendable hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma)   Guacamole. Guacamole cremoso para taquitos de carne asada. Queso Provoletta. Un rico queso provolone marinado con aceite de oliva y orégano hecho a la parilla. Ensalada de Pera. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 30% menos calorías y 65% menos grasa que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Salpicón de Res. Este rico platillo lo puedes cocinar para toda la familia.  Al preparar esta receta tu platillo quedará con 30% menos calorías, 40% menos grasa y 40% menos colesterol.  

Para conocer más recetas de diabetes, haz click aquí.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
Es posible que hayas escuchado acerca de la importancia de las vitaminas y minerales para tu salud, pero si no sabes dónde puedes encontrar esos nutrientes, podemos ayudarte. Los Aguacates de México son una fuente saludable y llena de nutrientes que puedes agregar a una dieta saludable. Una porción de 50 g de aguacate que equivale aproximadamente a un tercio de un aguacate mediano, tiene 80 calorías y casi 20 vitaminas y minerales, lo cual significa que son una buena opción. ¿Conoces cuáles son los principales nutrientes que necesita tu cuerpo para funcionar correctamente? Estos son algunos de ellos: VitaminasLas vitaminas son el primer grupo y son esenciales para la vida, porque cada una tiene propiedades exclusivas que ayudan al cuerpo a descomponer y metabolizar las proteínas, las grasas y los carbohidratos, lo que se traduce en muchos beneficios de salud. Las vitaminas K y E, que se encuentran todos en los aguacates, se almacenan y procesan en el cuerpo gracias a las grasas que consumes y tienes. Cada una ayuda en diferentes procesos del cuerpo. Los aguacates son una buena fuente de vitamina K, un nutriente que es importante para la correcta coagulación de la sangre. Una porción de aguacate también proporciona el 6% del valor diario de la vitamina E, un poderoso antioxidante que protege los tejidos del cuerpo contra los daños y ayuda a mantener fuerte el sistema inmunológico.Por su parte, las vitaminas hidrosolubles no se almacenan en el cuerpo y se deberían consumir a menudo. ¿Qué alimentos las contienen? Una deliciosa manera para aprovecharlas y obtenerlas es comer platillos saludables y balanceadas que incluyan Aguacates de México. Los aguacates contiene grasa no saturada que actúa como potenciador de nutrientes al ayudar a aumentar la absorción de las vitaminas solubles en grasa A, D, K y E.. Piensa en agregar aguacate a tu huevo en el desayuno o guacamole como guarnición para un filete de pescado como salmón.MineralesNo olvidemos que las vitaminas se complementan con los minerales, que también son esenciales para un estilo de vida saludable. Entre los más importantes se encuentran el cobre y el potasio, que se encuentran en los aguacates. El cobre es esencial para mantener saludables los vasos sanguíneos, nervios y huesos. El potasio es un electrolito que a menudo se pierde en el sudor, y es necesario reponerlo porque ayuda a los músculos a contraerse y a regular los fluidos. Los Aguacates de México pueden ayudarte a conseguir estos minerales clave, pues una porción de 50 gramos de esta fruta (un tercio de un aguacate mediano) te aporta 10% del consumo diario de cobre y 6% del consumo diario de potasio. Los Aguacates de México contribuyen valores diarios de Hierro en 2%, Zinc en 2% y magnesio, que también tienen beneficios adicionales para la salud. Si necesitas algunas ideas, prueba a agregar aguacate a tus ensaladas, tacos, sándwiches o licuados, o incluso prepara un avocado toast con los toppings que más te gusten y que sean ricos en nutrientes.Los Aguacates de México son la fruta fresca que pueden aumentar la calidad nutricional de tu dieta.
Después de hacer unas papas fritas o empanizar un pescado, ¿qué se puede hacer con el aceite? ¿Tirarlo al drenaje, ponerlo en una botella de plástico y echarlo a la basura, o usarlo un par de veces más? Aunque te parezca raro, la opción más recomendable es, irónicamente, la última. Pero cuando ya finalmente el aceite deba desecharse, tienes que tener mucho cuidado en la manera en que lo haces para no perjudicar el medio ambiente. Aquí te contamos cómo puedes desechar correctamente el aceite de cocina. ¿Por qué no puedo tirar el aceite por el desagüe?Esta es probablemente la solución más sencilla y “lógica”, ya que se trata de un alimento líquido. Sin embargo, el vaciar el aceite de cocina por la tubería acarrea varios problemas. Por un lado, la grasa puede acumularse en las paredes de la tubería, provocando atascos o, peor aún, la diseminación de bacterias. Otra de las razones por las cuales no debes tirar el aceite por el drenaje es que ese aceite puede perjudicar el agua residual. Tan solo un litro de aceite puede contaminar miles de litros de agua. ¿Por qué no puedo tirar el aceite a la basura?Algunas personas, con tal de evitar la contaminación del agua, almacenan el aceite en bolsas o recipientes de plástico para tirarlo a la basura. En un principio esta podría ser una solución efectiva, ya que de alguna manera se evita el contacto inmediato del aceite con el agua. No obstante, a la larga, el aceite puede derramarse y contaminar el agua o permanecer intacto, lo cual contribuye a la acumulación de basura y residuos. ¿Qué puedo hacer con los residuos de aceite de cocina?Una vez que tienes claro por qué no debes tirar el aceite al drenaje o a la basura, es más fácil que optes por soluciones ecológicas y efectivas. A continuación, te presentamos algunas para desechar el aceite de cocina. Reutilización del aceite. Lo primero que debes saber es que el aceite se puede reutilizar un par de veces antes de desecharlo. Espera a que se enfríe y con ayuda de un colador o filtro de café, elimina los residuos de comida. Úsalo un par de ocasiones más, cuidando de no combinar el aceite que usaste para freír pescado con carne o postres, por ejemplo. Reciclaje en casa. Cuando ya el aceite haya pasado por varios procesos de calentamiento, puedes usar los residuos para hacer velas caseras. Lo único que necesitas es el aceite usado, cera, aceite esencial y mecha para velas. Recuerda que también debes filtrar el aceite antes de hacerlas. Recolección especializada. Finalmente, la opción más profesional para deshacerse del aceite de cocina usado es recurrir al servicio de empresas que se dedican a su recolección. De igual manera, algunas ciudades cuentan con contenedores especiales. Investiga si en tu municipio tienen este servicio. Podrías tener un contenedor de aceite de cocina usado justo a la vuelta de tu casa.Recetas que te recomendamos:Dedos de pollo con cheetosAlitas adobadas Nopales capeados rellenos de queso Enmoladas de chorizo de soya
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD