Cómo cortar lechuga adecuadamente
Cocina Fácil

Cómo cortar lechuga adecuadamente

Por Kiwilimón - Agosto 2011
  Para algunas personas que nos han preguntado cuál es la forma ideal para cortar lechuga, aquí les damos 2 consejos básicos y elementales para tal actividad. Esperamos les sea de mucha ayuda: - Si vas a cortar lechuga, házlo con un cuchillo de plástico, ya que el metal de los cuchillos de acero oxida las hojas de lechuga y se ven desagradables. - Si usas las hojas de lechuga enteras o quieres quitar el exceso de la parte blanca de las hojas, simplemente golpea el corazón contra la mesa y jálalo, es una manera fácil y rápida. Receas de cocina con lechuga: - Tacos de lechuga orientales con pollo - Taquitos de lechuga con jicama y pollo - Tacos verde, blanco y rojo
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La jericalla es un postre tapatío típico. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando las monjas del Hospicio Cabañas idearon un postre nutritivo y de sabor llamativo para los niños huérfanos que cuidaban. Elaboraron la receta con leche, canela, azúcar, huevo y vainilla, con un sabor similar al de la natilla española pero de consistencia ligera. Actualmente la jericalla es uno de los postres típicos favoritos de los hogares jaliscienses. Sin embargo, muchos podemos llegar a confundir la jericalla con el flan o el crème brûlée, pues comparten los mismos ingredientes y tienen muchas similitudes en su modo de preparación. Por eso te presentamos las diferencias entre estos postres para que puedas identificar la auténtica jericalla jalisciense. Flan y crème brûlée  El flan es un postre muy popular en México y el mundo. Con una rica tradición histórica, el flan llegó a México tras la conquista con una receta que mezclaba leche, huevo, azúcar, vainilla y un baño de caramelo líquido, mientras que el crème brûlée es un clásico de la repostería francesa que consiste en una crema dulce suave, cuya superficie tiene una fina capa de caramelo crujiente. La jericalla Si bien los tres postres se elaboran con una base de huevo, vainilla, azúcar y leche, se diferencian por su preparación y algunos detalles en el uso de ingredientes. Por ejemplo, el flan usa las yemas y las claras de los huevos; mientras que la jericalla sólo utiliza las yemas de huevo; o bien, el crème brûlée tiene una consistencia de la crema parecida a la de la jericalla, pero su técnica es un poco más elaborada para conseguir la capa crujiente del azúcar quemada, que aporta un contraste de textura.Para preparar la jericalla se hierve la leche con la canela y la vainilla. Por otro lado, se baten las yemas con el azúcar y al final se combina con la leche infusionada, para luego colar y hornear a baño María. Al final, en la superficie casi siempre queda una costra dorada y un poco quemada. La textura se parece al flan, pero es mucho más ligera y untuosa. La jericalla se presenta en el mismo recipiente en el que se hornea, para respetar y mostrar su costra, que tiene una consistencia más sólida y añade profundidad al sabor con ese toque de leche quemada.¡Ya sabes qué postre tienes que probar en tu siguiente parada por la Perla Tapatía! Fotografías: Antonio Flores 
En esta era en la que todo debe llevar la etiqueta de orgánico o entonces algo está mal con nuestros alimentos, comprar vegetales congelados podría traernos un poco de remordimiento, pues no son frescos, ni los pelamos ni cortamos en pedacitos por nosotros mismos.Sin embargo, puede que comprar y cocinar con vegetales congelados no sea tan terrible como podríamos pensar, pues de acuerdo con información de Muy Interesante, hay estudios que demuestran que incluso sin congelar, algunos alimentos pierden nutrientes.Por su parte, los vegetales suelen ser congelados inmediatamente después de ser cosechados, así que retienen la mayoría de sus nutrientes. Algunos estudios incluso han demostrado que ciertos alimentos, como el brócoli o la col rizada, tienen niveles más altos de riboflavina y antioxidantes, respectivamente, cuando están congelados que cuando están frescos.Beneficios de comprar vegetales congeladosTal vez no necesitas convencerte de comprarlos, pero los vegetales congelados no sólo te ahorran tiempo, también te evitan tirar tomates o zanahorias viejas que compraste, nunca usaste y dejaste olvidadas al fondo del cajón de las verduras.Otra ventaja de comprar una bolsita de vegetales congelados es que están disponibles todo el año, incluso si no está en temporada. Sin embargo, es importante saber exactamente qué verduras congeladas compras, porque si bien muchas de ellas no contienen conservantes agregados, algunas pueden perder algo de valor nutricional con la adición de sal, salsas o condimentos que deben ir indicados en el empaque del producto.Por otra parte, la forma en la que los descongelas también es importante. Cuando este proceso se lleva a cabo, hay una “reactivación de los microorganismos y esporas presentes”, además de una “liberación de líquido de exudado”, que puede conllevar a un riesgo de contaminación, dice la doctora Elena Aguilar, para Muy Interesante.Ella refiere que la mejor forma de hacerlo es pasarlos la noche antes al refrigerador, o hacerlo directamente en el microondas, pero tratar de evitar dejarlos descongelarse a temperatura ambiente. Finalmente, aunque los alimentos congelados tienen una vida útil más larga, mantener las verduras en el congelador después de dos años podría reducir potencialmente su valor nutricional. Así que ahora ya tienes un panorama mucho más completo de usar vegetales congelados, sus pros y sus contras.
A veces a ese bistec, filete de pescado, pechuga de pollo, taco o incluso verdura que tienes planeado comerte sólo le hace falta ser bañada por una salsita para darle un sabor completamente diferente y hacer un platillo nuevo.Agregar una salsa simple es una manera deliciosa y fácil de animar una comida, sin importar lo que haya en el plato y si te gustan los sabores mexicanos, entonces estas salsas con chile morita, pasilla y frijoles son lo que buscabas para acompañar tus alimentos.Salsa de frijolEsta salsa es muy práctica porque por lo general, solemos tener frijolitos de olla hechos o, en su defecto, podemos comprarlos enlatados sin ningún problema. Además, se lleva el premio a la más sencilla porque para hacer esta salsa, sólo tienes que licuar los frijoles con todo y su caldo.Si deseas darle un toque más de sabor, añade epazote u hoja de aguacate, o sofríelos antes de licuarlos con un poco de cebolla; también puedes licuarlos con crema, para darles textura y consistencia.Aquí hay unas ideas para tu salsa de frijol: Tacos dorados de pollo en salsa de frijolNopal gratinado en salsa de frijolHuevos ahogados en salsa de frijolChiles rellenos de chicharrón en salsa de frijolSalsa de chile pasilla¿Qué tal te suenan unas albóndigas caseras, pero en lugar de la clásica salsa de jitomate, con una salsita de chile pasilla? Además de darles un giro a tus albóndigas, una salsa de chile pasilla también puede acompañar unas tortitas de verduras o de plátano macho o unas costillitas de cerdo.Para prepararla, tienes que cocinar las verduras con un poquito de aceite, por lo general, lleva cebolla, ajo, jitomates, tomates, chiles pasilla desvenados y sin semilla, y para sazonar, usa comino, clavo, pimienta gorda y sal a tu gusto. Una vez que estén suaves, licúalos con caldo de pollo y vuelve a cocinar la salsa para que espese.Salsa de chile moritaEsta salsa puede bañar desde un bistec fileteado, hasta un pescado o incluso unas albóndigas también. Esta salsa se prepara muy similar a la de chile pasilla, pues de igual forma hay que freír los tomates, un poquito de ajo y los chiles antes de licuarlos con caldo de pollo.¿Qué salsa se te antoja más?
Tener uñas fuertes no sólo es bueno para traer el mejor manicure, sino que además es un signo de que buena salud. Lo mejor de todo es que también hay remedios naturales para endurecer las uñas que puedes hacer desde casa.Con pequeños cambios en nuestro estilo de vida y hábitos, podemos lograr fortalecer las uñas y tenerlas como siempre habías soñado. Por ejemplo, beber suficiente agua ayuda a retener la humedad y a mantenerlas fuertes, pero también puedes darte masajes con aceites para cuidarlas. Aquí hay algunos consejos que puedes utilizar para ayudar a fortalecer las uñas en poco tiempo.Aceite de oliva con jugo de limónMezcla una cucharadita de aceite de oliva con unas gotas de jugo de limón. Toma pequeñas porciones de la mezcla y aplícala en tus uñas con un masaje, ponte unos guantes suaves y déjalo reposar durante la noche. Puedes hacer esto dos veces por semana para obtener mejores resultados.Masajea con aceite de cocoCalienta un poco unas cucharaditas de aceite de coco y aplícalo en tus uñas y manos con un masaje suave. Además de fortalecer las uñas, el aceite de coco también mejorará la circulación sanguínea mientras las mantiene hidratadas. También puedes mezclar el aceite de coco tibio con unas gotas de jugo de limón, remojar las uñas en esta mezcla y luego masajear suavemente. Sal de marLa sal de mar no sólo ayudará a fortalecer las uñas quebradizas, sino que también puede suavizar las cutículas y agregar brillo a las uñas. Para este remedio natural sólo tienes que mezclar un par de cucharaditas de sal de mar de grano fino en un tazón pequeño con agua tibia y dos gotas de aceite de germen de trigo, aceite de incienso y unas gotas de aceite de limón. Remoja las uñas en la mezcla de 10 a 15 minutos y enjuaga con agua tibia, seca y aplica una crema de manos para hidratar.Recuerda que además de estos remedios naturales para fortalecer la uñas, mantenerlas hidratadas con crema, cuidarlas de detergentes y sobre todo, llevar una dieta apropiada, pues esto tiene mucho que ver con qué tan fuertes o quebradizas son sus uñas. Si no consumes suficientes proteínas, grasas, vitaminas y minerales, es posible que ningún remedio casero te ayude.Una dieta sana y equilibrada que incluya vitaminas A, C, D, E, así como muchas vitaminas del grupo B, ácido fólico, zinc, hierro, calcio y biotina puede reducir el riesgo de uñas quebradizas. Con esto no sólo te crecerán uñas más fuertes, también podrás ver mejoras en la piel, cabello y te sentirás más saludable desde adentro.Foto de portada de Damir Spanic, en Unsplash.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD