Cómo pelar cebollas sin terminar llorando

Por Kiwilimón - August 2011
  Cada vez que deseamos pelar cebollas terminamos en un mar de lágrimas, pero si quieres evitar que te lloren los ojos, lo que puedes hacer es dejar las cebolllas en la nevera del refrigerador unas horas y no te harán lloran cuando las intentes picar. Recetas de cocina recomendadas con base en cebolla: - Tarta de tres cebollas - Sopa de cebolla con queso Gruyere - Sopa de cebolla light
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex?
Ah, la cocina mexicana. Preparaciones ancestrales, recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales son motivo de orgullo para todos los mexicanos. De ahí que cuando algún extranjero comete la osadía de equiparar al chilli con carne, a las chimichangas, a los nachos con queso y demás creaciones Tex-Mex con nuestra amada cocina mexicana nos sintamos gravemente ultrajados. Sin embargo, esa comparación es sumamente común, ya que la cocina Tex-Mex tiene su origen precisamente en la cocina mexicana. El término Tex-Mex no sólo se limita a un estilo de cocina muy peculiar, sino que es también una fusión geográfica y cultural profundamente significativa. Te podría interesar: La increíble historia de la comida Tex-Mex El término Tex-Mex ha estado en uso desde 1875 y proviene de la abreviatura del Texan Mexican Railway, un ferrocarril que fomentó la migración de miles de personas, ya que conectaba a México con Estados Unidos. No obstante, el término se comenzó a utilizar a discreción para describir el peculiar estilo de la cocina de la región fronteriza gracias a un artículo publicado en The New York Times Magazine en 1963, popularizándose sólo tras la publicación del libro Las cocinas de México de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy en 1972. Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de la Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para hacer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y su versión americanizada, sumamente popular en Texas. Cabe mencionar que los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por dicha distinción, pero con el tiempo abrazaron el término Tex-Mex. “El Tex-Mex fue rechazado en gran medida por la élite culinaria en la década de 1970 al ser señalado como cocina mexicana poco auténtica. Pero ese es el punto. Lo único auténtico del Tex-Mex es que no es auténtico: evoluciona y se adapta”, señala el chef Josef Centeno en el libro Ama: A Modern Tex-Mex Kitchen. De ahí que sea importante encontrar las similitudes y diferencias entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex para poder entenderlas como dos estilos de cocina independientes con un patrimonio común. Guía rápida para diferenciar la comida Tex-Mex de la comida mexicanaLas diferencias entre la comida Tex-Mex y la comida mexicana se pueden resumir en el uso de algunos ingredientes—tortillas de harina, queso amarillo y comino principalmente—que son sumamente populares en los Estados Unidos, pero que son virtualmente inexistentes en la comida tradicional mexicana. Si bien, las tortillas de harina son bastante populares en la región norte del país, las tortillas de maíz son mucho más comunes en la comida mexicana. La suavidad de la tortilla es otro indicador importante, pues los emblemáticos hard shell tacos y los puffy tacos ostentan una característica tortilla crujiente, mientras que los tacos—a excepción de los tacos dorados y las flautas—se hacen con tortillas suaves en todo México. En lo que respecta al queso, en la comida Tex-Mex no puede faltar el queso amarillo ingrediente fundamental para el popular queso o para acompañar tacos, nachos y demás platillos, mientras que la comida mexicana prefiere el uso de quesos blancos y frescos—queso panela, queso Oaxaca, queso de rancho, requesón, por mencionar sólo algunos. El comino es otro ingrediente característico de la comida Tex-Mex, pues su intenso sabor terroso se hace evidente en muchos de sus platillos, a diferencia de la cocina mexicana que privilegia el uso de diferentes chiles, cocciones largas e incluso hierbas frescas como cilantro para realzar los sabores. A pesar de que la comida Tex-Mex ha cargado con el estigma de ser cocina mexicana poco auténtica, no podemos negar que es un tipo de cocina que ha traspasado fronteras y a conquistado a muchos por su sabor, así que celebremos el patrimonio común de esta cocina reconociendo las similitudes y abrazando las diferencias con la cocina tradicional mexicana.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexicana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Nachos con chiliLasaña Tex MexChimichanga de Arrachera
De qué te pierdes si no comes quelites
Mi abuela dejó al centro de la mesa una olla de barro alargada. Al destaparla llegó a mí una gran desilusión: en ella había un revoltijo de hilos verdes con olor a hierbas mojadas que se enredaba uno con otro. Apenas unos cubitos de cebolla le daban algo de juego visual a ese platillo al que la mamá de mi mamá refirió como quelites. “Te van a gustar. Les puse ajito”, dijo, como si aquella aseveración convenciera a una niña de diez años a atajar ese amasijo verde como a un trozo de pastel. A regañadientes –o para probar las tortillas aún calientitas de las señoras que trabajaban con mi abuela en su restaurante– me hice un taco. A mi boca llegaron duras notas a tierra, a las “tortitas de pasto” que mi hermano y yo hacíamos cuando jugábamos a la comidita en el parque y no había más ingredientes para los guisos que el lodo. Me pareció justo añadirle al taco unas gotas de limón. La experiencia mejoró drásticamente. En los quelites ahora brillaba algo que me sabía a sal y que ahora refiero como la mineralidad del suelo presente en la milpa de mis abuelos. Me gustó. Me gustó más cuando otro día mi abuela los preparó con papas y aceite de oliva. Desde entonces hasta la palabra me recuerda a ella, a los domingos en su casa de campo, al calor de su cocina cuando afuera caían las heladas. Hace poco tuve la oportunidad de volver a conectar con el recuerdo. Confieso que desde que mi abuela murió no he ido a esa casa en el campo, ni probado quelite alguno. Fue en el evento organizado en Arca Tierra que dos cocineros pusieron frente a otros comensales y a mí varias preparaciones elaboradas con estas hierbas. Lucio Usobiaga, director de dicho proyecto donde, además, entrega los vegetales que crecen en sus chinampas a restaurantes y particulares, y Rafael Mier, director de Fundación tortilla, nos invitaron a cortar quelites en la milpa de las chinampas de Arca Tierra en Xochimilco. El evento –segundo capítulo de la Milpa Viva en la Chinampa– reunió a dos cocineros quienes, además de aleccionarnos sobre quelites, nos demostraron que pueden ser piedra angular en un banquete celebratorio. Con los quelites traídos de su natal Oaxaca, Thalía Barrios, cocinera de la Levadura de olla, preparó una sopa de guías de calabaza y quelites y un cerdo con mole acompañado de verdolagas aderezado con los sabores de la leña. El veracruzano Lesterloon Sánchez preparó platillos como un chile capeado relleno de quelites cubierto por una salsa de piloncillo de balance sorprendente.Ya entrados en la materia, Rafael Mier nos contó sobre la existencia de más de 350 tipos de quelites que se dan paso entre las milpas mexicanas. Por la diversidad de las cinco zonas geográficas distribuidas en el territorio nacional, los productos que crecen en cada región cambian, así que la regla de que en la milpa sólo calabaza, chile y frijol no está escrita en piedra.Qué son los quelites, cuáles son sus beneficios y algunos ejemplosMás que un ingrediente, los quelites son una categoría de hierbas comestibles que encuentran salida entre los productos de la milpa. “La palabra quelite proviene del náhuatl quilitl. Esa palabra hacía referencia a los vegetales, así como nosotros hoy nos referimos a las verduras, en las que en realidad hablamos de una gran cantidad de productos”, complementa Rafael. Actualmente se encuentran bajo este campo semántico alimentos como el amaranto que, antes ser la materia prima de una alegría, es una planta compuesta por botones de bolitas rojas. También están los olvidados quintoniles, los deliciosos huauzontles, los pungentes rábanos, el chipilín que tanto sabor da a los tamales chiapanecos, la chaya que hace brillar la gastronomía yucateca, el pápalo que no falta en centenas de taquerías y los reyes de la Navidad y la Cuaresma, los romeritos. El sabor de cada uno es una experiencia particular; algunos aportan acidez, otros pungencia, notas cítricas o anisadas que complejizan los guisos mexicanos desde épocas precolombinas. Muestra de ello es su presencia en el Códice Florentino y siglos despúes en el Cocinero mexicano de 1831. Pero el poder nutricional de estas pequeñas y humildes hierbas rebasa su grandeza culinaria. Ese color verde característico sólo puede significar una cosa: fibra, mucha fibra. Adicionalmente poseen grandes cantidades de vitamina A y C, calcio, potasio y hierro infaltable en un sistema inmunológico fuerte. Sus usos medicinales son tan efectivos como ancestrales. Por ejemplo, la chaya se ha usado para curar dolores de riñones, las verdolagas para aliviar estragos digestivos, la hoja santa para los dolores de cabeza y el estómago, el pápalo para limpiar el hígado.Hace falta devolver los quelites al discurso de los manteles cotidianos, a los manteles largos, al teruño de los locales con manteles de plástico. Los quelites son historia que crece humildemente en el campo mexicano y aporta capas de complejidad a los guisos que requieren tiempo. En cada uno hay un tremendo aporte nutricional, medicina que cura el cuerpo y el espíritu y cultura viva que penas acaricia la billetera.
Las mejores plantas y flores para aromaterapia
De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, una de las más prestigiosas en todo el mundo, la aromaterapia tiene muchos beneficios para la salud, siempre y cuando se use correctamente. Aquí te platicamos un poco más sobre la aromaterapia, sus beneficios y cuáles son las mejores plantas y flores.¿Qué es la aromaterapia?Según los expertos, la aromaterapia es el uso de aceites esenciales con fines terapéuticos. De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, las moléculas de los aceites esenciales viajan a través del nervio olfatorio y llegan al cerebro, lo cual tiene un efecto en la amígdala, la parte del cerebro que controla las emociones y sentimientos. Por lo tanto, podemos decir que la aromaterapia y los aceites esenciales ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo. Según la Universidad de Minnesota, la aromaterapia es benéfica para tratar la ansiedad, las ganas de vomitar, el insomnio y para relajarnos, sin embargo, los aceites esenciales no son una cura o tratamiento para enfermedades y aún falta que se realicen muchos estudios al respecto. ¿Qué son los aceites esenciales?Los aceites esenciales que se usan en la aromaterapia se extraen de diversas plantas. El método para obtener el extracto es largo y muy tardado, es por esto que los aceites pueden ser caros. Una vez que se envasan, los aceites se diluyen en agua y se ponen en difusores. ¿Cuáles son las mejores plantas para aromaterapia?Aunque existen un gran número de aceites esenciales en el mercado, los más populares y eficaces son los siguientes: LavandaLa lavanda tiene un gran número de beneficios y usos, en el caso de la aromaterapia, esta planta se puede usar para promover la relajación, bajar los niveles de estrés y ansiedad, así como ayudar a mejorar el sueño. MentaLa menta es otra planta que tiene muchos beneficios, pues estudios recientes indican que ayuda a aliviar el síndrome del intestino irritable y también podría calmar los dolores de cabeza. Un estudio reciente indica que el aroma de la menta podría ayudar a aliviar el estrés, pues los niveles de cortisol, la hormona del estrés, disminuían después de inhalar el aroma de esta planta. RomeroEl romero no solo es una hierba de olor que le da un toque extra de sabor a cualquier platillo, también es una planta que se usa en la aromaterapia. Se dice que el aceite esencial de romero ayuda a mantenerte alerta, a mejorar la memoria y a aliviar la congestión nasal. Una investigación científica publicada en 2009 señala que las personas que fueron expuestas al aroma del romero mostraron un incremento en sus niveles de atención y mejoraron su memoria. EucaliptoEn la actualidad, el aceite de eucalipto es uno de los más populares, pues se usa en la aromaterapia y en la limpieza del hogar, ya que tiene un aroma muy refrescante y propiedades antisépticas. Por otro lado, se dice que es una excelente opción cuando tienes un resfriado o la nariz congestionada. Árbol de téEl aceite de árbol de té se usa en el tratamiento del acné y la caspa, sin embargo, también es una de las mejores opciones en aromaterapia, pues ayuda a repeler a los insectos y a combatir el pie de atleta. LimónSegún los expertos, el fresco olor a cítricos del limón puede ayudar a mejorar el estado de ánimo de las personas. BergamotaLa bergamota es una increíble planta con muchos beneficios, perfecta para la aromaterapia, pues se dice que ayuda a aumentar los niveles de energía y mejorar el estado de ánimo. Por otro lado, el aceite esencial de bergamota podría ser benéfico en el tratamiento del estrés, la ansiedad y la depresión. Ylang-ylangEsta flor, también conocida como flor de cananga, tiene un potente aroma dulce, perfecto para la aromaterapia. Tradicionalmente, este aceite esencial se usa para combatir los problemas de sueño y para mejorar el estado de ánimo. Aunque la aromaterapia nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y deja un agradable olor por toda nuestra casa, es importante enfatizar que no debe utilizarse como medicina. En caso de tener cualquier duda sobre los aceites esenciales y sus usos, lo mejor es consultar a tu médico de cabecera.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD