Cómo pelar tomates asados
Cocina Fácil

Cómo pelar tomates asados

Por Kiwilimón - Agosto 2011
  El truco es sencillo: Para pelar los tomates asados de maera sencilla, lo que debes hacer es un corte en forma de cruz en la base de cada uno de ellos. De esta manera la cáscara se podrá eliminar fácilmente. Recetas de cocina recomendadas con tomates: - Bruschetta de tomates y albahaca - Pescado Empapelado con Tomates y Aceitunas - Spaghetti con Tomates, Hierbas y Mozarella - Tomates rellenos de requesón con hiervas
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Prepárate para celebrar el 2 de noviembre a lo grande. Haz tu propio altar de muertos a la manera tradicional. Aquí te decimos cuáles son los elementos que no pueden faltar en tu altar de Día de Muertos. Flores Algo básico que siempre debe tener un altar de muertos son flores, pero no de cualquier tipo. Las tradicionales son las de cempasúchil y terciopelo. Si quieres variar un poco el color también puedes usar nube, clavel o crisantemo. Incienso Aunque puedes usar el aroma de tu preferencia, el incienso predilecto para el Día de Muertos es el copal. Desde la antigüedad se creía que el olor de esta resina tenía el poder de liberar un lugar de los malos espíritus para proteger el camino de regreso a casa de los difuntos. Velas Según la tradición, la luz de las veladoras guía a los difuntos hasta su altar, es por eso que es súper importante encenderlas (siempre bajo supervisión). Si tienes suficiente espacio, colócalas en forma de cruz en el piso. Sal De acuerdo con las creencias del Día de Muertos, la sal ayuda a purificar y proteger las ánimas en su viaje. Puedes colocar un poco de sal en un platito o formar una cruz con esta en el piso. Objetos personales Cuando el altar se ofrece al espíritu de un niño suelen colocarse juguetes para que cuando este lo visite pueda jugar. En el caso de los altares para adultos, siempre hay que agregar algún objeto personal. Por lo general se ponen gafas, sombreros, pipas, etc. Fotografía Algunas personas acostumbran esconder una foto del difunto, mientras que otras prefieren colocarla en el centro del altar para que sea visible. De cualquier manera, no olvides poner un retrato de la persona a la que dedicas el altar. Agua Jamás se te olvide poner un vaso de agua en un altar de muertos. Se cree que este elemento, además de ser un símbolo de pureza, permite que el espíritu se refresque después de su viaje. Comida Finalmente, el elemento más importante de un altar de muertos es, por supuesto, la comida. El Día de Muertos no se trata únicamente de honrar y de recordar con cariño a los difuntos. El altar del 2 de noviembre es una invitación para convivir con los espíritus de nuestros seres queridos, es por eso que los alimentos son tan importantes. Recuerda que sin una buena comida no hay fiesta. Ahora que ya sabes lo que necesitas para hacer tu altar de muertos, ¿qué estás esperando para ponerte a cocinar? Estos platillos son ideales para celebrar el 2 de noviembre: Calaveritas de azúcar para el altar Arroz rojo tradicional Mole con guajolote tradicional Alegrías   Fuentes: Mexicodesconocido.com.mx Vanguardia.com.mx Gob.mx Excelsior.com.mx Elsiglodetorreon.com.mx
No todo en esta vida es pavo o lomo. Disfruta la cena de Navidad con estas recetas vegetarianas. Coliflor agridulce Este es un platillo muy rico, fácil de preparar y no lleva ni un gramo de proteína animal. Te recomendamos preparar la receta con tiempo, ya que este es uno de los platillos que saben mejor cuando los ingredientes reposan un rato. Tacos veganos de zanahoria El relleno de estos tacos es muy sencillo de hacer, pero tiene un sabor increíble. El secreto está en la combinación del jitomate, el chile ancho y el ajo. Si quieres dar una textura diferente al relleno, agrega unas flores de jamaica mientras cocinas la zanahoria. Tostadas de chorizo vegano Esta versión del tradicional antojito mexicano es perfecta para las personas que decidido bajar su consumo de carne o eliminarlo por completo. Para darle una textura más similar a la del chorizo, asegúrate de no mezclar demasiado los ingredientes en el procesador. Champiñones rellenos veganos Estos champiñones rellenos son una gran opción para botanear en la cena navideña. Realmente es muy sencillo prepararlos. Para ganar tiempo y servirlos justo después de cocinarlos, deja todos los ingredientes listos previamente. Tostada de tinga de nopales Además de ser una receta deliciosa, es muy nutritiva. Los nopales hacen que sea una opción más saludable sin perder sabor. Cocina los nopales con bicarbonato para disminuir su textura típica. Tostadas de ceviche de jícama Si tu Navidad no está llena de nieve ni bajas temperaturas, tal vez un platillo más fresco sea una buena opción. Por ejemplo, unas tostadas de ceviche (sin pescado ni mariscos) puede ser el platillo estrella de tu cena navideña. Tacos de coliflor al pastor Disfruta todo el sabor de los famosos tacos al pastor sin tener que comer carne. Antes de licuar el achiote dilúyelo en un poco de vinagre. Así será más sencillo que todos los ingredientes se incorporen.   Mixiote de verduras Un paso muy importante en esta receta es el asado de las especias, ya que esto hace que su sabor sea más intenso. Pon los ingredientes en un comal o un sartén y ásalos a fuego bajo para evitar que se quemen. ¿Cuál de estas recetas se te antoja más? Déjanos tus comentarios.
Cuando empieza a bajar la temperatura y ni el suéter más grueso logra quitarte el frío, solo hay una manera de solucionarlo: sopas cremosas. Disfruta cualquiera de estas ricas recetas y mantén el frío a raya durante todo el invierno. Crema de brócoli Aprovecha el caldo del pollo que hayas cocinado para preparar una rica crema de brócoli. Sírvela calientita y acompáñala con crotones, una cucharada de crema ácida, un poco de cebolla caramelizada o pedacitos de tortilla tostada.   Crema de espárragos sin lácteos Te aseguramos que esta receta te sorprenderá. A pesar de no llevar ni un gramo de leche o crema, el resultado es una sopa con una consistencia súper cremosita y con un sabor delicioso. Si en tu casa hay alguien intolerante a la lactosa, tienes que prepararle esta crema.   Crema de elote Sin duda, esta es la receta ideal para los días más fríos del invierno. Si estás pensando en organizar una reunión en tu casa, puedes preparar con anticipación esta crema de elote y solo recalentarla antes de servirla.   Crema 3 quesos ¿Eres súper fan del queso? Entonces esta receta es para ti. Para usarla tienes dos opciones: seguir las sugerencias de la receta (servirla dentro de un pan campesino, como tipo fondue) o utilizarla en platillos hechos a base de pasta. De cualquiera manera te fascinará.   Crema de nuez Si ya estás pensando en el menú para las cenas navideñas o de Fin de Año, aquí tienes una excelente opción. Además de tener un sabor muy sofisticado, la preparación de esta crema no te tomará más de media hora. Y para emplatarla solo necesitas trocitos de nuez.   Crema de queso y zanahoria El delicioso sabor cremoso de esta receta te hará olvidar el frío este invierno. Un tip: para que tu crema aporte aún más nutrientes no peles las zanahorias, ya que mucha de su fibra se encuentra en la piel. Esto no afectará la consistencia. ¿Te quedaste con ganas de más recetas de cremas? Visita nuestro sitio web para descubrir más ideas de sopas cremosas para el frío.
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD