Consejos para cocinar camarones
Cocina Fácil

Consejos para cocinar camarones

Por Kiwilimón - Julio 2011
  El camarón es un pescado muy versátil que puede ser a la parrilla, al vapor, al horno, hervidos, cocidos y fritos. Éstos son algunos otros hechos para saber cuando el camarón de cocina: En general, se considera un tamaño de la porción que sirve 1/3 libra de camarones por persona. Añadir un poco de té verde a la caza furtiva o líquido hirviendo para obtener un sabor delicioso. No importa cómo se cocina, el camarón es una excelente fuente de proteína. También es baja en carbohidratos, baja en grasa y alimentos bajos en calorías. Es una fuente de Omega-3 ácidos grasos, también. Camarón también contiene altos niveles de vitamina B12, zinc, yodo, fósforo, potasio, selenio y hierro y tienen menor cantidad de calcio, magnesio y sodio. Muchas de estas vitaminas son esenciales para la piel, huesos y dientes. El camarón puede ser verde, rosa, marrón, azul, blanco o amarillo en el color antes de cocinar, y gire a la rosa con la carne blanca después de la cocción. Los tipos más populares son: marrón, rosa y blanco. La mayoría de ellos son capturados en el Océano Atlántico. El camarón de agua fría es el preferido para cocinar, ya que la carne se destaca por ser más suculentos y de mejor calidad que los camarones de aguas cálidas. (Camarones del Atlántico? Como se venden en Red Lobster? Es el camarón de agua fría). El camarón es generalmente clasificado según el tamaño y el recuento, es decir, el número promedio de camarón para hacer una libra de peso. Cuanto mayor sea el número, menor es el camarón. Camarones por libra:
  • 10 camarones o menos = colosal
  • 11 a 15 = Jumbo
  • 16 a 20 = Extra-Large
  • 21 a 30 = Grande
  • 31 a 35 = Medio
  • 36 a 45 = Small
  • Acerca de 100 = miniatura
Recetas recomendadas con camarón:

Brochetas de Camaron y Pimientos

Camaron Korma

Tempura de Camaron

     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Escoger regalos para nuestros seres amados puede resultar una tarea complicada, porque siempre queremos encontrar aquello que los haga felices, que les encante y que de paso, los sorprenda. Por eso, para este San Valentín, te damos recomendaciones de regalos gourmet que seguro los deslumbrarán.Vino espumosoPara celebrar una cena romántica, nada mejor que un vino espumoso. Los hay blancos, rosados y tintos, además de que puedes encontrarlos de sabor dulce o secos. Entre los más populares tenemos el champagne, la cava y el prosecco.Experiencias degustablesUna noche romántica para probar algo nuevo puede ser el regalo gourmet indicado para celebrar el amor. Por ejemplo, diferentes formas de preparar un gin, con especias y hierbas variadas, o una tabla de quesos para degustar y maridar con tu vino espumoso.ChocolateLos chocolates son un clásico en estas fechas, pero esta vez te proponemos tomarte el tiempo de encontrar uno especial para tu persona favorita, que vaya bien con el vino que hayas elegido. Si tu elección es un chocolate blanco, marídalo con un chardonnay; si eliges un chocolate con leche, un merlot es la opción; si te decantas por un chocolate oscuro, asegúrate de que su contenido de cacao sea mayor al 55% y acompáñalo con un tempranillo o un cabernet.Brunch gourmetPor último, ¿qué tal unos bocadillos para la hora del almuerzo?, pero no unos bocadillos cualquiera, sino unos preparados con frutas, charcutería y quesos que serán un regalo al paladar de tu persona querida.El mejor regalo es el que puedes comer, por supuesto, así que ya sea que compres un vino o prepares el brunch, esperamos que estas recomendaciones sean un gran regalo para tus seres queridos este 14 de febrero.
La jericalla es un postre tapatío típico. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando las monjas del Hospicio Cabañas idearon un postre nutritivo y de sabor llamativo para los niños huérfanos que cuidaban. Elaboraron la receta con leche, canela, azúcar, huevo y vainilla, con un sabor similar al de la natilla española pero de consistencia ligera. Actualmente la jericalla es uno de los postres típicos favoritos de los hogares jaliscienses. Sin embargo, muchos podemos llegar a confundir la jericalla con el flan o el crème brûlée, pues comparten los mismos ingredientes y tienen muchas similitudes en su modo de preparación. Por eso te presentamos las diferencias entre estos postres para que puedas identificar la auténtica jericalla jalisciense. Flan y crème brûlée  El flan es un postre muy popular en México y el mundo. Con una rica tradición histórica, el flan llegó a México tras la conquista con una receta que mezclaba leche, huevo, azúcar, vainilla y un baño de caramelo líquido, mientras que el crème brûlée es un clásico de la repostería francesa que consiste en una crema dulce suave, cuya superficie tiene una fina capa de caramelo crujiente. La jericalla Si bien los tres postres se elaboran con una base de huevo, vainilla, azúcar y leche, se diferencian por su preparación y algunos detalles en el uso de ingredientes. Por ejemplo, el flan usa las yemas y las claras de los huevos; mientras que la jericalla sólo utiliza las yemas de huevo; o bien, el crème brûlée tiene una consistencia de la crema parecida a la de la jericalla, pero su técnica es un poco más elaborada para conseguir la capa crujiente del azúcar quemada, que aporta un contraste de textura.Para preparar la jericalla se hierve la leche con la canela y la vainilla. Por otro lado, se baten las yemas con el azúcar y al final se combina con la leche infusionada, para luego colar y hornear a baño María. Al final, en la superficie casi siempre queda una costra dorada y un poco quemada. La textura se parece al flan, pero es mucho más ligera y untuosa. La jericalla se presenta en el mismo recipiente en el que se hornea, para respetar y mostrar su costra, que tiene una consistencia más sólida y añade profundidad al sabor con ese toque de leche quemada.¡Ya sabes qué postre tienes que probar en tu siguiente parada por la Perla Tapatía! Fotografías: Antonio Flores 
Porque el 14 de febrero es la ocasión perfecta para sorprender a tu pareja, no te pierdas la oportunidad para consentirla y cocinar la cena de sus sueños. Para facilitarte el proceso, te ayudamos con estas 3 fáciles pero deliciosas opciones para preparar el menú ideal de una cena romántica de San Valentín. Menú romántico con platillos del mar Las recetas con mariscos son un verdadero manjar, así que si te quieres lucir con tu pareja, prepárale este delicioso menú romántico con platillos del mar. ¡Sin duda lo dejará más que enamorado!Entrada: Pasta a la crema con mariscos Plato fuerte: Salmón a la naranja Bebida: Mojito sin alcohol de té verde con piña rostizada Postre: Cheesecake Red Velvet con FresasMenú elegante con cordero Si tú y tu pareja son de los que prefieren un buen pedazo de carne, entonces este menú elegante es la opción ideal para tu cena romántica. ¡Día de San Valentín jamás sabrá tan bien!Entrada: Farfalle con espinacas, champiñones y cebolla caramelizada Plato fuerte: Cordero en reducción de vinagre balsámicoBebida: Raspado de fresa con vino espumoso Postre: Pastelitos de lava con chocolateMenú ligero del amor Porque el amor y la dieta no están peleados, atrévete a probar esta deliciosa opción de menú ligero que te hará sentir más enamorados que nunca.Entrada: Ensalada de frutos rojos con queso de cabra y vinagreta de romero Plato fuerte: Chimichurri de aguacate con atún sellado Bebida: Mojito de fresa najo en calorías Postre: Peras al vino tinto sin azúcar ¿Qué menú completo para una cena romántica de San Valentín elegirás?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD