Desayunos rápidos y saludables
Cocina Fácil

Desayunos rápidos y saludables

Por Kiwilimón - April 2014
Si el tiempo apremia en la mañana entonces puedes tomar una de estas recomendaciones. Que se te haga tarde no es excusa para saltarte la comida más importante del día.    

    Hoy en día la vida es muy ajetreada, siempre tenemos que estar en algún lugar o estar haciendo alguna cosa. Especialmente las mañanas se llenan de compromisos y muchas veces olvidamos desayunar bien para rendir al máximo toda la jornada. Es por esto que aquí te damos algunos tips de desayunos rápidos y saludables que no sólo son deliciosos, sino que te mantendrán con energía durante toda tu mañana.  

Wrap de fresa y mantequilla de cacahuate

¿Suena raro? La realidad es que es delicioso y muy energizante. Una tortilla integral embadurnada con mantequilla de maní y mermelada de fresa te dará un dulce comienzo con las calorías necesarias para no cansarte durante tus actividades mañaneras.  

 Receta de Wrap de Pavo

   

Parfait de frambuesa y yogurt

Si prefieres algo más fresco e instantáneo entonces una taza de yogurt natural con frambuesas frescas te darán los antioxidantes y vitaminas que necesitas para tu día.  

Receta de Parfait de Frambuesa

   

Ensalada de ricotta

Todo lo que necesitas es un poco de queso ricotta, mézclalo con miel de abeja y terminarlo con cubos de papaya y semillas de linaza. Este delicioso y nutritivo postre te da 29 gramos de pura proteína en menos de cinco minutos.  

 Receta de Ensalada de Frutas Frescas

 

Malteada de fresa y granada

Si de verdad no tienes nada  de tiempo entonces este licuado es perfecto para obtener vitaminas y carbohidratos al mismo tiempo. Sólo toma granada, fresas y júntalas con un poco de leche y yogurt para agregar textura.  

  Receta de Malteada de Fresa con Naranja y Nuez

 

Pan tostado con queso y jamón

Será un clásico, pero tiene todo lo que necesitas para tu día: proteína, grasa, carbohidratos. Trata de hacer la receta más tentadora usando queso suizo y mortadela.  

Receta de Pan Tostado con Mermelada de Zarzamora

 

 

"¿Qué desayunas cuando tienes prisa?"

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La licuadora es un electrodoméstico súper indispensable en la cocina. Gracias a su versatilidad puede usarse en muchos tipos de recetas sin tener que recurrir a aditamentos o herramientas especiales. Prolonga la vida útil de tu licuadora lavándola apropiadamente. Estos son los pasos que debes seguir para limpiar bien tu licuadora:Agrega jabón líquido y pon en marcha la licuadora: Llena el vaso de la licuadora hasta una tercera parte con agua tibia y un chorrito de detergente para trastes. Licúa durante unos 30 segundos y después vacía el vaso. Esto te ayudará a quitar mejor lo que haya quedado en la licuadora.Retira las aspasSi quieres quitar bien los restos de alimentos, necesitas desarmar la licuadora con mucho cuidado. Así podrás limpiar el fondo del vaso sin peligro a cortarte.Lava el vaso después de usarloCuando enjuagas el vaso de la licuadora inmediatamente después de usarla es más fácil que quites todos los restos de comida. Deja en remojoEn caso de que haya pasado algún tiempo y no sea tan fácil lavar el vaso, lo mejor es que lo dejes remojando. De igual manera, si licuaste algo y esto dejó un olor desagradable (por ejemplo, ajo o cebolla) llena el vaso con agua tibia y bicarbonato de sodio. Esto ayudará a quitar el mal olor.Limpia la base con un trapo húmedoNo olvides limpiar la base de la licuadora. Antes de comenzar, desconecta el enchufe. Usa un trapo húmedo (no empapado) y quita las manchas o gotas que hayan quedado. Si hay algún resto de comida que esté pegado, usa un estropajo con detergente y talla suavemente. Desarma la tapaHoy en día la mayoría de las tapas de licuadora tienen una sección que puede removerse para agregar más alimentos mientras se licúa sin temor a salpicaduras. Recuerda limpiar cada parte de la tapa por separado para evitar que se acumulen restos de comida. Deja secarEsto es súper importante: antes de usar nuevamente tu licuadora fíjate que el vaso esté bien seco. Si no, puedes descomponer tu electrodoméstico. ¿Necesitas pretextos para usar tu licuadora? Estas recetas se preparan en un 2 por 3 con la ayuda de tu licuadora y lo mejor de todo, puedes COMPRAR UNA LICUADORA KIWILIMÓNGelatina de FerreroDeliciosa Crema de Champiñones
Al momento de cocinar, encontrar la mezcla perfecta de sabores es súper importante. Lo malo es que muchas veces los ingredientes por sí solos no aportan la intensidad o el gusto suficiente para darle ese toque especial a los platillos. En estos casos, unas gotas de tu esencia favorita pueden hacer una gran diferencia. Descubre cómo puedes mejorar el sabor de tus recetas creando tus propias esencias caseras.VanillaPara hacer esencia de vainilla casera solo necesitas dos ingredientes: una vaina de vainilla y vodka. Lo único que debes hacer es abrir por la mitad la vaina (sin cortarla completamente) y después meterla en un envase de vidrio esterilizado. Cubre la vainilla con vodka hasta el tope del envase y ciérralo. Deja reposar lejos del sol en un ambiente seco por lo menos por cinco semanas. Si no se te antoja probar esta esencia con alcohol, puedes prepararla también usando glicerina vegetal.Revisa esta RECETA de Trufas de Leche CondensadaMentaEl proceso para hacer esencia de menta casera es muy parecido al de la vainilla. Corta hojas de menta fresca y guárdalas en una botella de vidrio. Después rellena la botella con vodka (que no sea muy caro, pero tampoco del más barato) y deja que la menta impregne poco a poco el alcohol. Para que la esencia tenga un sabor aún más intenso, puedes cambiar las hojas del envase cuando ya estén marchitas por unas frescas. EsteviaUna esencia que te ayudará a endulzar tus recetas de postres sin añadir calorías extras es la de estevia. El proceso de elaboración de la esencia de estevia es muy sencillo y solo requiere dos ingredientes: hojas de estevia y ron blanco. Mezcla media taza de hojas de estevia con ron y déjalas reposar unos días.  Después cuela el líquido y añádele un poco de agua. Calienta la mezcla (sin que llegue a hervir) y enfríala antes de guardarla en un recipiente limpio. Revisa esta RECETA de Rollo de NuezCerezaEl extracto de vainilla puede obtenerse fácilmente mezclando cerezas frescas con brandy. Corta las frutillas en mitades y cúbrelas con el alcohol. Agita el envase y guárdalo en un lugar seco y oscuro por lo menos por dos semanas. Recuerda que debes agitarlo de vez en cuando. Cuando la esencia esté lista puedes colarla para remover las cerezas o también puedes conservarlas dentro del envase.Revisa esta RECETA de Galletas de Almendra sin HarinaLavandaLa flor de lavanda huele delicioso, pero ¿sabías que también puede usarse en la cocina? Unas gotitas de esencia de lavanda pueden convertir el pastel más simple en una creación gourmet. Para prepararla lo primero que debes hacer es poner a secar unos ramitos de flor de lavanda (así es más difícil que salgan hongos). Cuando ya estén listas las flores, mézclalas con dos tazas de vodka y agita el envase. Deja reposar dos semanas y cuela el líquido, siempre exprimiendo bien las flores para sacarles todo el sabor. Revisa esta RECETA de Pastel de Crepas de TiramisúChocolateLa esencia de chocolate es muy aromática y aporta mucho sabor a todas las recetas. Si no quieres usar químicos o versiones artificiales, solo tienes que aplastar ligeramente una media taza de granos de chocolate y combinarlos con whiskey. El alcohol siempre debe cubrir el ingrediente principal para obtener bien su sabor. Al igual que en los otros extractos, debes mezclar, dejar reposar y colar antes de usar. Como puedes ver solo necesitas un líquido con mucho alcohol (como el vodka) para hacer las esencias. También puedes usar otros licores que combinen con el sabor de los ingredientes principales. Y no te preocupes. La esencia no tendrá un sabor etílico ni tu receta estará impregnada de alcohol, ya que este se evapora durante la cocción.Revisa esta RECETA de Pastel de Chocolate relleno de Crema Pastelera
Si haces el mandado el fin de semana, y para el martes o miércoles los plátanos y aguacates ya se han echado a perder, tal vez el problema no es que no sepas elegir tus alimentos, sino que no sabes cómo guardarlos. Descubre las mejores formas de conservar tus frutas y verduras en buen estado por más tiempo.Algunos alimentos (al igual que las flores) producen un gas llamado etileno. Este gas hace que las frutas y verduras maduren más rápido. Para evitar que tus frutas y verduras se echen a perder en poco tiempo, separa los aguacates, plátanos, kiwis, mangos, papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones.Existen verduras o frutas climatéricas (como el aguacate, durazno, higo, kiwi, mamey) y no climatéricas (por ejemplo, aceitunas, fresa, cereza, arándano). La diferencia entre estas dos es que las primeras pueden comprarse sin estar aún maduras, mientras que las segundas deben adquirirse cuando ya están maduras. Si los alimentos climatéricos aún no están listos para comerse, déjalos fuera del refrigerador y espera hasta que maduren para guardarlos.El apio requiere cuidados especiales. Para que dure más tiempo fresco, crujiente y con un verde intenso lo mejor que puedes hacer es envolverlo en papel aluminio. Después, solo tienes que guardarlo en una sección del refrigerador en la que nada más pueda aplastarlo. papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones. Las papas en realidad no requieren refrigeración. Solo debes guardarlas en un lugar fresco, seco y sin luz. Nada  más te recomendamos estar muy al pendiente y no olvidarlas, ya que cualquier gota de humedad puede provocar un brote y convertir tus papas en unas plantitas.La lechuga, kale, espinaca y ese tipo de alimentos no tienen la misma caducidad que otras frutas y verduras. Aunque lo ideal es que las consumas uno o dos días después de comprarlas, también puedes extender su tiempo de frescura envolviendo las hojas en una toalla de papel y después guardándolas dentro de una bolsa de plástico.Los hongos son muy delicados, por lo que no duran mucho tiempo después de cortarlos. Para evitar que se echen a perder debes guardarlos en un lugar fresco y seco. Recuerda que es muy importante mantenerlos alejados de la humedad, ya que esta hace que se acelere el proceso de descomposición de los champiñones.Uno de los errores más comunes que cometemos es poner los tomates en el refrigerador. Para conservar en buen estado los tomates por más tiempo hay que ponerlos en un recipiente a temperatura ambiente. Ten presente que las frías temperaturas del refrigerador afectan el sabor y la textura del tomate, así que lo mejor es tenerlos en la barra de la cocina, lejos de las fuentes de calor y de la luz directa del sol. Aplica estos tips en casa y verás cómo te duran más tus frutas y verduras.
Dinos qué guardas en tu horno y te diremos qué tan buen cocinero eres. Si el horno de tu cocina está limpio y tiene algunos refractarios, eso significa que te gusta lucirte con tus recetas. Pero, si se parece más a una bodega de ollas viejas y tupers sin tapa, definitivamente tienes mucho por aprender.Aunque hornear es algo desafiante para muchos, esta actividad puede ser realmente sencilla y divertida. No dejes que la falta de tiempo o de experiencia ahuyente tus ganas de usar el horno. Sigue estos tips para aprender a hornear en menos de lo que esponja un pastel.Empieza con algo sencillo: Si nunca has usado el horno por tu cuenta, no intentes hacer una receta súper complicada. Mejor elige un platillo con pocos pasos y una preparación muy básica. Podrías hasta pensar en alguna receta fácil con poco tiempo de cocción, para asegurarte de estar pendiente y además, adquieras práctica. Además, así será más difícil que cometas un error.Ten pacienciaEsto es básico al momento de hornear. Necesitas paciencia para precalentar el horno y que alcance la temperatura ideal, para dejar que tus platillos estén listos sin abrir la puerta cada cinco minutos y, obviamente, para aprender de las equivocaciones. Compra los utensilios básicosNo tienes que llenar tu cocina con batidoras industriales y cuchillos profesionales, pero sí hay algunos utensilios que vas a necesitar. Espátulas, refractarios antiadherentes, tazas medidoras, báscula, termómetro y unos bowls grandes para mezclar son suficientes. Ordena todo antes de comenzarLo ideal es que antes de empezar a cocinar leas con cuidado la receta y acomodes los ingredientes y los utensilios que necesitarás. Aunque esto parezca un poquito exagerado, cuando estás horneando es muy importante que respetes los tiempos. Créenos, si te tardas cinco minutos en encontrar los trapos para sacar el pastel, las cosas pueden ponerse feas.Sigue todas las instruccionesNo es necedad del autor del recetario poner medidas o temperaturas exactas. Para que el horneado quede perfecto debes seguir al pie de la letra las instrucciones. Esto incluye el orden en que mezclas los ingredientes, la temperatura, las cantidades y, obviamente, la consistencia (a punto de nieve, crema, uniforme, líquida, con aire, etc.).Prepárate para desmoldar o reservarNo subestimes la importancia de invertir unos minutos en el molde que usarás. Cuando no lo engrasas o enharinas bien, es muy probable que el pastel termine desmoronándose o quemándose en algunas partes. Para evitar estas catástrofes lo más fácil es que untes mantequilla y después cubras el molde con papel antiadherente. ¡Anímate a prender el horno! Con estos tips y las recetas de Kiwilimón hornear será tu nueva actividad favorita. Panqué de Plátano con Betún de chocolate blancoPastel de Pan de EloteCheesecake con FlanRosca de Frutos Secos sin Glutenhttps://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD