Gana un pack de jugos Frutos de Vida
Cocina Fácil

Gana un pack de jugos Frutos de Vida

Por Kiwilimón - August 2012
Tenemos para ti un Pack sumamente delicioso y lleno de energía. Para concursar deberás estar registrada(o) en la comunidad Kiwilimón. Haz click en esta liga o en la imagen para accesar. Es rápido y fácil. Además podrás recibir muchas recetas recomendadas y más promociones.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No hay amor más sincero que el que uno le puede tener a la comida y este es aún mayor si se trata de tacos al pastor. Aunque pueda parecernos algo casi obvio, los tacos al pastor son oficialmente el mejor platillo del mundo, según Taste Atlas, la plataforma en la que puedes descubrir ingredientes, platillos locales y restaurantes auténticos alrededor del mundo, que además te permite calificarlos.Con un puntaje de 4.5 de 5, el poema hecho comida llamado tacos al pastor le ganó a otras comidas deliciosas (pero no tanto como nuestros taquitos), como la pizza italiana, el sushi japonés, o el fish and chips inglés, y hasta otros platillos mexicanos, como las enchiladas.Así que, a pesar de que no necesitamos de razones para saber que los tacos al pastor son lo mejor del mundo, decidimos darte algunas más para que puedas contarle a tus amigos que no siguen a este pastor.1. Su origen es mexicanoSí, los taquitos al pastor son 100% orgullo mexicano, pues aunque su origen se encuentra en el shawarma libanés, las modificaciones que se le han hecho para derivar en el taco actual, como cambiar la carne de cordero por carne de cerdo, el remplazo del pan árabe por tortilla y, obvio, la añadidura de chile y achiote, lo han hecho un platillo con el sello “Hecho en México”.2. Su nombre característico y peculiarEn México, hay tacos con nombres definitivamente geniales y peculiares, y los de pastor son uno de ellos. Se dice que se llaman así porque antes la carne era de cordero y esos animalitos se pastorean, pero también son conocidos como “de adobada” o “de trompo”.3. El pastor se puede comer en tortaUna torta de pastor es tan gloriosa como los tacos, pero más llenadora. Además, si lleva quesito, es como ponerle alas a un ángel.4. Y también con tortillas de harinaY entonces, con queso y servido en tortilla de harina, se convierte en una gringa, para aquellos que no tienen suficiente de la tortilla pequeñita en la que suelen ir.5. La piña le va bienA diferencia del debate de la pizza y la piña, los tacos al pastor tienen una buena razón para llevar piña: no sólo combina bien con los jugos cítricos del adobo que llevan, sino que además funciona como ablandador natural de carnes.6. Todos tenemos nuestra taquería con los mejores tacos al pastorSon el mejor platillo del mundo, pero definitivamente, todos tenemos nuestro lugar predilecto para comer los mejores tacos al pastor. Entre los lugares más populares según medios expertos en México, se encuentran El Vilsito, El Huequito, Juan Bisteces, los Tacos Manolo o los Orinoco.No importa dónde ni cuándo, siempre es buen momento para unos taquitos al pastor.Si quieres hacerlos en casa, puedes probar con estas recetas:Tacos al Pastor MexicanosTacos de Atún al PastorTrompo al PastorTacos de Huachinango al Pastor
La mayoría lo hemos probado, algunos incluso lo hemos comprado y usado en la cocina, pero ¿sabemos qué es realmente el achiote? Sigue leyendo para descubrir qué es lo que estás usando cuando cocinas con achiote. ¿Qué es el achiote?El achiote es un tipo de árbol originario del sur de América, específicamente de Brasil. Lo que conocemos como achiote es el extracto que se obtiene del fruto del árbol. Cada fruto contiene alrededor de 50 semillas, las cuales deben dejarse secando por unos días antes de usarse. Aunque estas semillas son el ingrediente principal del achiote, la pasta que encontramos en el supermercado contiene otros condimentos. Por lo general, la pasta de achiote (que puede encontrarse en bloque, polvo o hasta salsa) tiene comino, pimienta, sal y achiote, por supuesto. ¿Cómo puedo usarlo?La pasta de achiote se usa tanto para dar sabor como para añadir color a los platillos. El sabor del achiote es un poco terroso y si se añade mucho, puede llegar a ser picante. En cuanto al color, este condimento brinda tonalidades naranjas y rojas a los alimentos, dependiendo de la cantidad y el tiempo de marinado. De hecho, algunas personas lo han llegado a comparar con el azafrán. Por lo general, es utilizado en los marinados de carnes o pescados. La pasta suele diluirse en vinagre o jugo de naranja. ¿Por qué se usa en la comida mexicana?El achiote es un ingrediente básico en muchos de los platillos clásicos de la cocina mexicana, como son la cochinita pibil y los tacos al pastor. La razón por la cual su uso es tan frecuente en nuestro país (sobre todo en la comida yucateca) seguramente tiene que ver con la bella tonalidad que brinda a los alimentos y el toque de picante que da sin modificar el sabor de los ingredientes. ¿Qué propiedades tiene el achiote? El achiote no solo sirve para dar sabor y color a la comida, también tiene propiedades benéficas para la salud. Estos son algunos de los usos de las semillas de achiote:Tratamiento de quemaduras leves en la pielControl de la diabetes mellitusCura de gonorreaEstimulante afrodisiaco
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
Aunque a muchos los sorprenda, los regímenes alimenticios altos en grasa son populares entre los nutriólogos y muchas personas quienes quieren mantenerse en línea.  Pero, atención, no estamos hablando de cualquier tipo de grasa, sino de aquellas que se conocen como monoinsaturadas y poliinsaturadas. Conoce los beneficios de llevar una alimentación rica en grasas buenas. 1. Disminuye el nivel del colesterol LDL.  Las grasas poliinsaturadas tienen la capacidad de disminuir el colesterol malo en el cuerpo. Es por eso que las frutas como los Aguacates de México son un buen sustituto para productos altos en grasas saturadas, ya que al consumirlas también añaden beneficios al organismo, como el control de la presión arterial.   2. Comer grasa te hace quemar grasa. Técnicamente la falta de carbohidratos en tu cuerpo impulsa a tu metabolismo a utilizar la grasa como energía. Pero mantente atento al tipo de grasas que estás comiendo: elige fuentes naturales como los Aguacates de México que también contienen fibra que te ayuda a mantenerte satisfecho por mayor tiempo. 3. Las grasas buenas ayudan a absorber mejor los nutrientes. Las grasas buenas, como las de los Aguacates de México, ayudan al cuerpo a absorber las vitaminas liposolubles como la A, D, K y la E. De esta manera, el organismo aprovecha mejor los alimentos sin que esto se refleje en un aumento de los niveles de colesterol malo.  4. Disminuye la presión sanguínea. Cuando los Aguacates de México (ricos en grasas buenas) se usan en lugar de otro tipo de grasas, pueden ser parte del plan de alimentación DASH, el cual puede ayudar a reducir la presión sanguínea enfocándose en una dieta con alimentos que reducen niveles de sodio y que son altos en magnesio, calcio y potasio.  Los Aguacates de México son una buena fuente de potasio que ayuda a combatir los efectos dañinos del sodio en la presión arterial. Un tercio de aguacate mediano contiene 250 mg. de potasio (equivalente al 6% del consumo diario) en tan solo 50 gramos de aguacate.  5. Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Reemplazar grasas saturadas con grasas insaturadas está relacionado con un menor riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular. En el caso de los aguacates, el 75% de su grasa es insaturada.   Disfruta de los beneficios de las grasas buenas incluyendo en tu dieta alimentos ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, como los Aguacates de México.   
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD