Las mejores proteínas para la diabetes
Cocina Fácil

Las mejores proteínas para la diabetes

Por Kiwilimón - Octubre 2012
La proteína es una parte importante de la alimentación diaria, la cual ayuda al cuerpo a reparar y producir células, así como a fortalecer los músculos y los huesos. A continuación te presentamos las mejores proteínas para la diabetes que puedes consumir en tu día a día.   Nueces Las nueces son una rica fuente de proteína, fibra, vitamina E y flavonoides. Los esteroles vegetales que son conocidas para reducir el colesterol, también se produce de forma natural en los frutos secos. Aquí solo hay que tomar en cuenta que, aunque son grasas saludables, son altos en calorías. Tenemos gran variedad de estos frutos secos: nueces, almendras, nueces de pacana, macadamia, las avellanas también nos ayudan a disminuir el colesterol malo y son excelentes opciones para mantener un corazón saludable. Es importante que a la hora de escoger este alimento no le agreguemos presentaciones que pueden aumentar el número de calorías y que en lugar de ser una opción saludable, sea perjudicial para la salud. Con esto nos referimos a las presentaciones de nueces como: salados, garapiñados, cubiertos de chocolate.   Pescado Comer pescado es muy nutritivo, especialmente por el alto contenido de omega 3. El salmón, la trucha, las sardinas, el atún, etc. son algunos ejemplos de esto. Alimentarse con pescado nos puede ayudar a reducir la cantidad de triglicéridos en nuestro organismo, además de reducir la inflamación, presión arterial y formación de coágulos en la sangre. Además es muy versátil de preparar. Un consejo es no comer gran cantidad de pescado, aunque es recomendable incluir este alimento, es importante no consumirlo en demasía, debido a su nivel de mercurio.  No todos los tipos de pescado tienen la misma cantidad por lo que hay que estar bien informado. Frijoles Cuando hablamos del frijol no nos referimos a los típicos de la comida mexicana. Aquí entran también los chícharos, habas, alubias, etc. Este ingrediente que podemos encontrar dentro de la comida típica mexicana tiene alto contigo de fibra y proteína, además de ser fuente de vitaminas y minerales como: ácido fólico, hierro, magnesio y potasio. Al consumir frijoles, podemos equilibrar el agua en nuestro cuerpo.   Soya La soya se utiliza como sustituta de productos de origen animal. La soya la podemos encontrar en distintos productos como edamame, tofu, nueces, etc. La soya contiene niacina, ácido fólico, zinc, hierro, potasio y ácido alfa linolénico, éste es un ácido graso que se puede convertir en omega 3 que ayudad a reducir el colesterol. Dependiendo de su presentación, contiene alto nivel de potasio por lo que no es recomendable consumirlo en gran cantidad si sufre alguna complicación o enfermedad renal.   Yogurt El consumir yogurt es una fuente de calcio que ayuda a mejorar la salud de nuestros huesos y dientes, así como, la función muscular y los vasos sanguíneos. Proporciona zinc que pueden ser deficientes para personas con diabetes y SIDA y que ayuda a la función inmune y cicatrización de heridas. En la actualidad hay muchas presentaciones y sabores. Los que contienen probióticos benefician a la digestión, incluyendo la intolerancia a la lactosa y el síndrome de intestino irritable. El yogurt es versátil a la hora de consumirlo. Le podemos agregar fruta, semillas, frutos secos, azúcar granulado si estamos de humor de algo dulce, o si lo prefieres y te gusta probar cosas nuevas y desafiantes, puedes agregar algunas especies como canela, cardamomo, jengibre, etc.   Después de saber dónde encontrar las proteínas, te dejamos algunas recetas para que puedas poner en práctica estos consejos.   (es muy recomendable hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma)   Licuado de chocolate con leche de soya. La leche de soya es rica en calcio, fibra, y proteínas. Contiene anticancerigeno, y es ideal para dietas ya que libera sus azucares poco a poco estabilizando así los niveles de azúcar en la sangre. Espárragos a la parrilla. Estos espárragos a la parrilla son fáciles y deliciosos. Van marinados en una salsa de balsámico, limón y soya. Carpaccio de salmón. Exquisito carpaccio de salmón, acompáñalo con queso crema, cebolla y alcaparras. Mousse de yogurt light. Fácil receta de mousse de yogurt light preparado con crema, yogurt y grenetina. Rico postre para la dieta. Pollo con nueces de la india. Este platillo de pollo picante con nueces de la india es típico de China y se puede servir con arroz blanco o con noodles.  

Para conocer más recetas de diabetes, haz click aquí.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las amas de casa son unos genios de la administración. Parece que tienen súper poderes para estirar la quincena hasta el último centavo. Pero incluso ellas, de vez en cuando, necesitan una ayuda para hacer rendir más su dinero. Con estos 10 tips de ahorro te aseguramos que podrás hacer magia con tus ingresos.1 Cuando ya no sepas qué cocinar (o tu presupuesto esté muy limitado) opta por preparar comidas caldosas. Además de que rinden más, el líquido ayuda a que te satisfagas más rápido. Así que agrega a tu menú de fin de mes esta sopade fideo y frijol.2. Una alimentación balanceada debe incluir todos los nutrientes, como carbohidratos, grasas buenas y, por supuesto, proteínas. Si ya no te alcanza para comprar carne o quieres una alternativa de origen vegetal (y más barata), prepara platillos con leguminosas, como este pastel de tamal con salsa de frijol. 3. Cuando diseñes tu menú semanal, toma como base ingredientes rendidores y económicos, como pasta, arroz, papas. Con estos alimentos puedes cocinar platillos muy versátiles, y además de bajo costo, por ejemplo: Papas Fritas Gajo con Salsa Alfredo o Croquetas de Papa Rellenas de Tocino4. Resiste la tentación de gastar tus últimos $100 comprando comida en la calle. Si preparas tu lunch en casa, te ahorrarás una  buena cantidad de dinero al mes, además de que seguramente comerás platillos más saludables. Albóndigas con Pasta de Macarrones  son ideales para llevar a la oficina. 5.Cuando vayas al súper mercado compra según un menú semanal para no desperdiciar nada. Haz una lista de los alimentos que necesitas para cocinar lo de toda la semana, y solamente compra eso. Checa que algunos alimentos puedan usarse más de una vez para que rinda más tu presupuesto.6. Una manera práctica de ahorrar tiempo y dinero es congelar los alimentos. Puedes dedicarte el fin de semana a preparar los platillos de toda la semana y después congélalos en porciones individuales. Así, cuando quieras comer, solo tendrás que calentar lo que te vayas a comer.7. Aprovecha lo que te haya quedado de platillos pasados para preparar nuevas recetas. Si cocinas una Lasaña de Papas con Carne Molida puedes usar después las papas para hacer un delicioso Puré de Papa sin Lácteos. 8. Acostúmbrate a preparar tus comidas divididas en tiempos, es decir, entrada, platillo fuerte y postre. Aunque te tome más tiempo, el cocinar así te da la oportunidad de usar mayor diversidad de ingredientes para complementar tu alimentación de manera económica.9. ¡No te olvides del postre! Con gelatina y frutas puedes preparar postres muy ricos, a bajo costo y además muy frescos, ideales para la época en la que empieza a sentirse el calor. Prueba esta Gelatina Cristalina de Uvas y disfruta un postre delicioso y económico. 10. Uno de los mayores gastos hormiga está relacionado con la compra de botanas y antojos. Para evitar que tu quincena se vaya en estas cosas mejor prepara en casa unos Pepilocos con Cueritos o una exquisitaNieve de Fresa Casera. ¿Qué esperas para poner en práctica estos tips? Comienza a ahorrar con las recetas económicas de Kiwilimón.
El aguacate contiene muchísimos nutrientes, vitaminas y, por supuesto, antioxidantes; y lo mejor es que puedes usarlo para preparar desde ensaladas, salsas y cremas, hasta pasteles, brownies y mousses.  Pero antes de comenzar a hablar sobre las maravillas del aguacate, hay que aclarar qué son los antioxidantes. Estas sustancias se encuentran de manera natural en ciertos alimentos y su principal función es combatir el efecto de los radicales libres. Básicamente lo que hacen los antioxidantes es prevenir o retrasar el deterioro o envejecimiento de las células provocado por el proceso de oxidación. Así que si llevas una alimentación rica en antioxidantes será más sencillo que tu organismo se mantenga en buen estado por más tiempo.  El caso particular del aguacate es especial por sus múltiples beneficios. Esta exquisita fruta no sólo es rica en vitaminas y antioxidantes; su consumo propicia el aprovechamiento de otros alimentos, ya que los Aguacates de México ayudan a acelerar la absorción de nutrientes. Las grasas como las de los Aguacates de México pueden ayudar al cuerpo a absorber las vitaminas A, D, K y E y, claro, los antioxidantes que tu cuerpo necesita.   Puedes agregar aguacates a las ensaladas y usarlos en muchas otras recetas, o simplemente sacarlos con una cuchara y ¡comerlos de manera sencilla!  Llevar una dieta rica en verduras y frutas como parte de una alimentación saludable en general puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, incluidos ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Los aguacates son una buena fuente de fibra y pueden agregar variedad a la dieta. Es importante para la coagulación de la sangre y los huesos sanos, y también tiene otras funciones en el cuerpo. Esto es muy importante, ya que, además de aportarte los nutrientes que necesitas, el aguacate te ayuda a aprovechar mejor los componentes de otros alimentos. Recuerda que es esencial para tu salud llevar una dieta rica en antioxidantes para poder combatir los efectos de la contaminación; del cigarro, de los alimentos procesados, y todo lo que conlleva el estilo de vida.  La American Heart Association recomienda comer menos alimentos bajos en nutrientes y limitar la cantidad de grasas saturadas, azúcares añadidos y sodio. La mayoría de las grasas en tu dieta debe ser insaturada; más del 75% de la grasa en los aguacates saludables es insaturada, o sea grasa buena. 
Una de las principales preocupaciones de una mujer embarazada es, sin duda, el bienestar de su pequeño. En los nueve meses de gestación la futura madre está constantemente preguntándose si lo que come, bebe o hace puede afectar de alguna manera la salud del bebé.Si bien es cierto que la mujer debe vigilar lo que come para evitar futuros problemas de salud, como diabetes gestacional o preclamsia, hay ciertas recomendaciones que son simplemente erróneas. Descubre los mitos y verdades más comunes en torno a la alimentación en el embarazo.No puedes comer pescado.Mucho se ha hablado sobre la presencia de mercurio en el pescado y sus efectos negativos durante el embarazo y la lactancia. Precisamente este prejuicio ha llevado a que muchas embarazadas eviten del todo cualquier tipo de platillo que incluya pescado, sin embargo, hay que recordar que no todas las variedades de pescado tienen los mismos niveles de mercurio.  Incluir pescado en tu dieta ayuda a aumentar los niveles de omega 3 y vitamina D en tu organismo. El consumo de alcohol está prohibido.Algunos estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol no es dañino para el bebé. Incluso puede llegar a ser benéfico. Beber un vasito de vino a la semana puede mejorar la circulación sanguínea, tanto de la mamá como del bebé. Sin embargo, es muy importante recalcar que no es una obligación beber alcohol y, que, si decides hacerlo, debes limitarte a unos cuantos mililitros a la semana. De lo contrario, puedes poner en riesgo la salud del bebé.Debes dejar de beber té y café.La cafeína es un estimulante y un diurético. Por un lado, su consumo hace que presión sanguínea y el ritmo cardiaco aumenten, lo cual no es muy recomendable durante el embarazo. Por otro lado, el efecto diurético puede empeorar las ganas de orinar que ya de por sí son bastantes. En cuanto a los tés debes fijarte muy bien qué contienen antes de beberlos. Aunque sean bebidas de origen natural y parezcan inofensivas, existen algunos tés que tienen efectos abortivos. Consulta con tu médico antes de incluir tés en tu dieta.Los quesos pueden hacerle daño al bebé.Aunque los lácteos elaborados con leche pasteurizada con considerados seguros, hay que tener mucho cuidado con aquellos productos que están hechos a base de leche fresca. Ciertos quesos, como el de cabra, generalmente no son sometidos a procesos de pasteurización, por lo que pueden contener bacterias que son muy peligrosas para el feto. No te arriesgues y mejor limítate a consumir solo lácteos pasteurizados.No debes comer huevo durante el embarazo.Ciertos alimentos incluyen huevo crudo en su preparación. La mayonesa, ciertas salsas, algunos postres y helados suelen estar hechos a base de claras y yemas crudas. Para evitar el desarrollo de algún tipo de infección que pueda afectar a tu bebé lo mejor es evitar estos alimentos y consumir únicamente huevo bien cocido. Así reducirás el riesgo de contraer salmonela. Las fresas son peligrosas en el periodo de gestación.  En realidad, las fresas por sí mismas no son peligrosas, el problema surge cuando no se lavan y desinfectan bien. A reserva de lo que te indique tu médico, puedes comer cualquier fruta durante el embarazo siempre y cuando la hayas lavado y desinfectado bien.Recuerda que antes de que hagas algún cambio en tu alimentación es muy importante que lo consultes con tu médico. Existen afecciones muy específicas y cada caso es diferente, por lo que es necesario que cuentes con la supervisión y aprobación de tu médico cuando decidas incluir algún tipo de alimento durante el embarazo.
Si te gusta curiosear por los pasillos del súper mercado lo más seguro es que ya te hayas topado con la sal rosada del Himalaya. Y si te preguntabas sobre su color: no, nadie la pintó; el rosa es su color natural. Entonces, ¿por qué tanta algarabía por esta sal? Sigue leyendo para saber por qué ahora todos están cocinando con la sal rosada del Himalaya.¿Cuál es la diferencia entre la sal normal y la sal rosada del Himalaya?La sal es sal. A final de cuentas es solamente cloruro de sodio, ¿no es así? Pues en el caso de la sal del Himalaya es un poco más que eso. A diferencia de la sal de mesa que solemos usar, compuesta por cloruro de sodio y a veces yodo, la sal rosada tiene una gran cantidad de otros minerales, entre ellos calcio, potasio, magnesio. La gran ventaja es que estos más de 80 minerales se encuentran en la sal rosada de manera natural, mientras que en la sal blanca de toda la vida el yodo es añadido mediante procesos industriales.¿Qué propiedades tiene la sal rosada del Himalaya?La presencia de los minerales en este tipo de sal puede ayudar a enriquecer la alimentación y complementar los nutrientes de otros alimentos. Sin embargo, hay que tener muy presente que, a pesar de contener más minerales que la opción tradicional, la del Himalaya sigue siendo sal. Así que su consumo debe moderarse.Aunque aún faltan más investigaciones para corroborar estas propiedades, se cree estos son algunos beneficios de comer sal del Himalaya:Disminuir el avance de la osteoporosis, gracias a que contiene calcio.Mejorar la digestión y equilibrar los ácidos en el estómago. Ayudar a prevenir enfermedades de la tiroides, por el yodo presente naturalmente.Reducir la presencia de calambres y contracturas musculares, debido a su aporte de potasio y magnesio.Tratar afecciones de la piel, cuando es usada de manera tópica.¿Qué tipo de sal es más recomendable?Definitivamente la sal rosada del Himalaya es mejor que la sal tradicional. Para empezar, la sal rosada no está procesada ni contiene aditivos. En cambio, la sal yodada pasa por tratamientos industriales de purificación, blanqueamiento y yodación. Finalmente, al consumir sal normal solo estás aportando a tu organismo cloruro de sodio y, en algunos casos, yodo. En cambio, con la sal rosada del Himalaya estás dando a tu organismo más de 80 minerales esenciales. No importa qué tipo de sal decidas usar, recuerdo que es muy importante que moderes su consumo para cuidar tu salud.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD