Las mejores verduras para la diabetes
Cocina Fácil

Las mejores verduras para la diabetes

Por Kiwilimón - Octubre 2012
Aunque no existe mucha limitación en cuanto a las verduras que pueden o no comer las personas que tienen diabetes, aquí les recomendamos algunas que por sus características nutritivas su consumo es altamente aconsejable. Te presentamos las mejores verduras para la diabetes:   Brócoli No debemos subestimar las características nutritivas de este vegetal ya que contiene más vitamina C por 100 gramos que una naranja, además de ser considerada una fuente de fibra y buen antioxidante por el beta-caroteno que contiene. Este alimento nos proporciona beneficios en los huesos, dientes, piel y vista. De preferencia, debemos consumirlo fresco aunque también lo podemos encontrar en el departamento de congelados en el supermercado.   Jitomates El jitomate es una excelente fuente de vitamina C y potasio, además de contener un antioxidante llamado licopeno, el cual es muy fácil de absorber por el cuerpo. Este antioxidante se puede obtener de jitomates cocinados y también de los procesados, tanto del jugo de tomate como del tomate fresco. Los productos ricos en licopeno derivado del jitomate ayudan a proteger contra ciertos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de próstata, y puede ofrecer protección cardiovascular y antinflamatoria. Cuando compres productos derivados de jitomate, es recomendable que elijas aquellos que estén marcados como bajos en sodio y azúcar.   Espinacas            Popeye comía espinacas por una razón. Este vegetal está cargado con vitaminas y minerales incluyendo vitaminas B2 y B6, folatos, magnesio, potasio, zinc y fibra. Se ha demostrado que reduce el riesgo de cáncer, cataratas y enfermedades del corazón. La espinaca es rica en beta carotenos, un antioxidante que el cuerpo usa para producir vitamina A, además de que protege a las células del cuerpo contra radicales libres.       Cebolla roja La cebolla roja no solo agrega color a tus platillos. También es una gran fuente de antioxidantes, fibra, potasio y folatos. Tienen además un alto contenido de flavonoides, los cuales los colocan como protectores contra el cáncer y otras enfermedades crónicas, incluyendo el asma.   Espárragos Este alimento tiene alto contenido de fibra, vitamina B, vitamina C y es un excelente promotor de los antioxidantes llamado glutatión el cual nos ayuda a estimular el sistema inmune y promueve la salud de los pulmones mediante la protección contra los virus. También tiene beneficios cardiovasculares.   Zanahorias El consumo de las zanahorias es una adición saludable en cualquier plan alimenticio. Este ingrediente puede convertirse en el protagonista de muchos platillos, dulces o salados. Contiene vitamina A desde el antioxidante beta-caroteno, puede ayudar a prevenir el cáncer y las enfermedades del corazón. Los carotenoides se encuentran en productos de color amarillo y naranja, que también pueden ayudar a reducir la resistencia a la insulina. También son otra fuente de flavonoides y fibra que puedes disfrutar con jugo de otras frutas y vegetales.   Algunas recetas que podemos recomendarte con estos ingredientes son:   (es muy recomendable hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma)   Sopa de zanahoria. Esta sopa es para toda la familia. Las porciones de sus ingredientes están hechas para que las personas con diabetes puedan consumirla sin restricciones. Brocoli  picante con ajo. El brocoli es una de las verduras mas nutritivas y al cocerla al vapor puedes mantener la mayor cantidad de nutrientes. En esta receta se prepara con un aceite picante y rebanaditas de ajo crujientes. Sopa de espárragos. Los espárragos son una fuente de fibra y antioxidantes que no podemos dejar de consumir en nuestra vida diaria. Esta sopa es excelente para las personas que sufren de diabetes ya que se cuida la cantidad de carbohidratos que contiene. Pasta con espinaca y jitomate. Esta receta es muy rica y fácil de hacer. La espinaca le da un toque muy nutritivo.  

Para conocer más recetas de diabetes, haz click aquí.

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
Típico que llevas semanas planeando tu cena navideña, y a la mera hora se te olvida comprar un ingrediente o preparar la salsa. Con las prisas es muy común que algo termine faltando, por eso hicimos esta lista de las 7 cosas que deben estar sí o sí en tu cena de Navidad. Botana. Aunque las papas fritas, los cacahuates y los chicharrones son la botana predilecta de muchos hogares mexicanos, para la cena de Navidad te sugerimos preparar una opción un poco más elaborada. Tal vez una tabla de quesos con jamón, un dip cremoso o unos canapés.BOTANAS PARA NAVIDADPan. Es cierto que la mayor parte del año en México acompañamos las comidas con tortillas, pero para la cena navideña se antoja más un rico pan recién hecho. Si no tienes tiempo para lucirte con un pan horneado en casa, compra uno en la panadería y mételo unos minutos al horno para que esté tibio al servirlo.PAN QUE PUEDES HACER EN CASAPostres. Esta es una de las cenas más especiales del año, por eso no puede faltar el postre para cerrar la noche con broche de oro. Desde un tradicional pastel de chocolate hasta el típico tronco de Navidad, hay miles de opciones. Para que te sea más sencillo servirlo, prepara el postre en porciones individuales.Dips y Salsas. Para acompañar el puré o la carne, picante o agridulce. Hay muchos tipos de salsas y seguramente hay una que hará que tu menú navideño sepa espectacular. No dejes para el último minuto la preparación de la salsa. Recuerda que muchas preparaciones, sobre todo las calientes, saben mejor cuando reposan.Guarniciones.El pavo o el lomo son platillos muy ricos, pero obviamente no puedes servirlos solos. Puedes elegir pasta, ensalada, papa (en cualquiera de sus modalidades), verduras o ¡lo que se te ocurra! Elige la guarnición a partir del platillo principal para que los sabores hagan buena combinación. DELICIOSAS GUARNICIONES PARA PREPARAR EN CASACena especial. No se trata de cualquier cena, sino de la de Navidad. Ingéniatelas, invierte tiempo y cocina una cena súper especial para esta ocasión tan esperada. Para que tu reunión sea un éxito, te recomendamos comprar con anticipación todos los ingredientes y empezar la preparación desde un día antes.  Bebidas especiales. Aunque es obvio, a veces se nos puede olvidar. Hay que pensar en bebidas para comer, para el aperitivo, para acompañar el postre y, por supuesto, para brindar. Para no batallar puedes servir ponche de frutas, un agua fresca, café y algún tipo de vino espumoso. Así tendrás bebidas para todos los gustos.TOP 10 MEJORES BEBIDAS PARA PREPARAR
¿Cuándo se comió pavo por primera vez en Navidad? ¿De dónde viene esta comida navideña? ¿Quién comenzó con la tradición del pavo en esta época del año? Nuestro equipo editorial se echó un clavado en la historia de este típico platillo para descubrir sus orígenes.(Spoiler alert: esta ave no es originaria de nuestro vecino del norte).Hace varios siglos, antes de la llegada de los españoles, los pueblos indígenas que habitaban en México tenían la costumbre de celebrar durante la segunda quincena de diciembre el solsticio de invierno.De acuerdo con las costumbres de las culturas prehispánicas, alrededor del 21 de diciembre debían rendir tributo a su dios Huitzilopochtli. Por esta razón, en estas fechas se celebraban grandes fiestas, en las que se ofrecían tributos y festines. Y aunque tal vez el pavo no era el ingrediente central de las reuniones, ya estaba presente en esos menús.Resulta que el pavo, o guajolote como se le conoce en México, es originario de nuestro país. De hecho, se cuenta que en el palacio de Moctezuma ya se criaban miles de guajolotes. Al ser una especie 100% mexicana, cualquier pavo que se encontraba en el mercado hace siglos, necesariamente había tenido como origen nuestro país.Cuando llegaron los españoles conocieron esta especie, y la llamaron gallina de la tierra, gallina de la India y, finalmente, pavo, por si similitud con los pavorreales. Los conquistadores se dieron cuenta de que la cría de guajolotes era mucho más económica que la de los patos o los gansos. Así, poco a poco el pavo comenzó a hacerse presente en las fiestas y en los hogares.Gracias al intercambio de productos con el Viejo Continente, el guajolote llegó a Europa, y se convirtió en uno los productos exóticos más codiciados. Al inicio solo las familias más adineradas podían darse el lujo de comer pavo, pero con el tiempo su consumo llegó hasta a Inglaterra.Muchos años después, los ingleses emigraron al norte de América y llevaron con ellos pavos. La tradición de cocinar esta ave en la cena de Acción de Gracias se extendió hasta al menú navideño, haciendo de los pavos el ingrediente preferido para estas fechas. Su popularidad fue creciendo por todo el norte de América, llegando incluso a México.Aunque la costumbre de esta cena navideña tenga su origen en otro país, podemos decir orgullosamente que su ingrediente principal, el pavo, es mexicano.¿Ya tienes planeada la cena para esta Navidad? Échale un vistazo a estas recetas. Te aseguramos que después de verlas, el pavo será la estrella de la fiesta.Pavo al pastorPavo jugoso con mantequilla y vino blancoPavo con salsa de ponche de frutas Pechuga de pavo con salsa de queso 
Las galletas de jengibre están tan relacionadas con estas fechas que saborear uno de estos bizcochos es como darle una mordida a la Navidad.  Su sabor inconfundible, especial textura y decoración característica hacen que las galletas de jengibre sean un elemento imprescindible en todas las casas durante la época navideña. Pero no siempre ha sido así. Conoce el origen de las galletas de jengibre.Para empezar, hay que saber de dónde viene el jengibre. Esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la ruta de la seda hace ya varios siglos. Durante la Edad Media se usaba como especie por su habilidad de ocultar el sabor de las carnes preservadas.Se cree que las primeras galletas de jengibre en Europa se elaboraron a finales de la Edad Media. En aquella época las galletas se decoraban con hojas de oro y tenían varias formas. Debido a que el jengibre todavía era un ingrediente difícil de conseguir en esos tiempos, las galletas de jengibre eran consideradas un lujo que solo los reyes y los más adinerados podían darse.Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron todo un nuevo sentido gracias a la reina Isabel I de Inglaterra. En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes. Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados.Unos años después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre. Muchas personas atribuyen la popularidad de las casas y los muñecos de jengibre a este cuento.La costumbre de construir las casas de galleta pronto se relacionó con las fiestas navideñas, tal vez por ser una actividad divertida en la que pueden participar chicos y grandes. La tradición, que comenzó en Alemania, comenzó a esparcirse por Europa hasta llegar a América.Y así es como el día de hoy relacionamos las galletas de jengibre con la Navidad.Recetas de galletas de jengibre:Galletas de jengibre con nutellaGalletas de jengibre con chocolate blanco
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD