Los beneficios del jengibre
Cocina Fácil

Los beneficios del jengibre

Por Kiwilimón - Noviembre 2013
El jengibre es uno de esos ingredientes etiquetados como exóticos, pero la realidad es que son muy fáciles de encontrar y excelentes para la salud.   El jengibre es una planta de curación natural que se ha utilizado con fines medicinales desde hace siglos por culturas de Oriente y Occidente por igual. Su uso, sobre todo, se ha destinado a luchar contra las náuseas, el dolor de estómago y mareos de todo tipo, pero recientemente se ha descubierto que su potencial es mucho mayor. También se ha demostrado que ayuda a prevenir enfermedades graves gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas por lo que asiste de gran manera al sistema inmunológico, especial al de las mujeres y los niños. Algunos beneficios adicionales y esenciales del jengibre son los antioxidantes fenólicos, que ayudan a proteger al cuerpo contra enfermedades causadas por la oxidación del cuerpo, y esto incluye a enfermedades cardiovasculares y también  cáncer. Un estudio reciente ha demostrado que el jengibre es aplicable y beneficioso incluso para prevenir el cáncer de ovario. Junto con las propiedades antioxidantes y aquellas que combaten el cáncer, el jengibre también contiene un componente llamado gingerol, que es un antiinflamatorio muy potente. Las muestras de los estudios dieron como resultado que el jengibre detuvo el crecimiento en cultivos de células de cáncer de ovario, y al mismo tiempo inhibió el paso de transición, donde los tumores se transforman de un estado benigno o de inercia a uno maligno y corrosivo. La raíz del jengibre, por su parte, ayuda a rebajar la tensión, hinchazón y dolor que causan las migrañas severas que tantas personas sufren hoy en día debido al estrés del día a día, y por si fuera poco, lo hace sin resultar en efectos secundarios como las medicinas no naturales. A todo esto, se ha comprobado que la antigua creencia sobre sus beneficios para aliviar el dolor estomacal, las náuseas y los vómitos es verdadero. Esto se aplica tanto en problemas virales que afectan el estómago como con efectos gástricos secundarios de la migraña o la gripe. Por lo mismo que explicamos, se ha encontrado que es muy eficaz contra las nauseas durante el embarazo, el jengibre es un aliado fiel para hacerte sentir mejor durante los primeros meses de gestación. Te recomendamos comer jengibre crudo, tanto en ensaladas como solo, así como en forma de té o jugo para aliviar síntomas relacionados con las molestias del embarazo. También funciona como un gran tratamiento para la tos y la fiebre que se derivan de la tos y gripe tan comunes. Recuerda que la mejor forma de tomar jengibre en caso de padecer enfermedades espiratorias, es en forma de té. No olvides acompañarlo con miel y limón como lo harías con un té de manzanilla para aliviar las molestias de enfermedades respiratorios de toda la familia.  

Recetas con Jengibre

Receta de Fresco Pescado con Cilantro y Jengibre

Ingredientes: - pescado blanco - sal de grano - pimienta molida - 3 dientes de ajo pelados y picados finamente - 1 cucharada de jengibre fresco picado finamente - 1 chile serrano - 1/3 de taza de cilantro picado - 1/4 de taza de vino blanco - 2 cucharadas de salsa de soya - 1 cucharada de aceite de ajonjolí - cebollines picado Para ver el procedimiento de esta receta da click aquí.  

Receta de Galletas de Jengibre

Ingredientes: - 6 tazas de harina - 1 cucharada de polvo para hornear royal - 1 cucharadita de levadura en polvo - 2 barras de mantequilla sin sal - 1 taza de azúcar morena - 4 cucharadas de jengibre en polvo se puede poner un poco más en base al gusto - 4 cucharadas de canela en polvo - 2 cucharadas de clavo en polvo - 1 cucharada de pimienta en polvo - 1 cucharada de sal - 2 huevos - 1 taza de miel de maíz Karo Para preparar esta receta da click aquí para ver los pasos.  

Receta de Panqué de Jengibre

Ingredientes: - 1 huevo - 1/2 taza de azúcar - 1/2 taza de aceite vegetal - 1/2 taza de piloncillo granulado - 1/2 taza de jengibre cristalizado picado - 1/2 taza de agua - 1 1/3 tazas de harina - 1 cucharada de polvo para hornear - 1 cucharada de jengibre en polvo - 1/4 de cucharada de canela en polvo - 1/4 de cucharada de clavo en polvo - 1/8 de cucharadita de pimienta negra molida - 1 taza de nuez - 8 cerezas en licor Haz click aquí para ver como preparar esta receta.  

Receta de Licuado de Durazno y Jengibre

Ingredientes: 4 duraznos pelado y sin semilla - 1/2 litro de leche - 2 cucharadas de azúcar - 1/2 cucharadita de jengibre en polvo Descubre el procedimiento para preparar este licuado dando click aquí.  

"Prepara estas recetas y disfruta de los beneficios que el jengibre tiene."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las espinacas tienen buena fama desde siempre, pero ¿sabes por qué son tan benéficas, más allá de ser una fuente de hierro? Aquí nos dimos a la tarea de saber cuáles son las propiedades y beneficios de las espinacas.Se pueden comer crudas o cocidas, en un smoothie, con jugos, o en una ensalada super fresca con fresas, han entrado al famoso grupo de los súper alimentos porque las espinacas contienen una gran cantidad de nutrientes y un bajo contenido calórico. Estas hojas verdes también benefician tu piel, cabello, huesos y más.Beneficios de las espinacasPuede que no seas fanático de las espinacas, pero estos increíbles beneficios de comerlas con regularidad te convencerán de agregarlas a tu dieta diaria.1. Ricas en nutrientesTres tazas de espinaca cruda tienen solo 20 calorías, nada de grasa, 2 gramos de proteína y 3 gramos de carbohidratos con 2 gramos de fibra (esto se traduce en 1 gramo de carbohidratos netos). Además, esta porción de tres tazas proporciona más de 300% de la necesidad diaria de vitamina K que ayuda a los huesos, más de 160% del objetivo diario de vitamina A y aproximadamente 40% de vitamina C, las cuales apoyan a la función inmunológica y promueven una piel sana.También contiene 45% de la necesidad diaria de ácido fólico, que ayuda a formar glóbulos rojos y ADN, y la espinaca aporta 15% del objetivo diario de hierro y magnesio, 10% de potasio y 6% de calcio, junto con cantidades más pequeñas de otras vitaminas B. Sí, tiene muchos nutrientes.2. Alta en antioxidantesAdemás de sus muchas vitaminas y minerales, la espinaca proporciona antioxidantes relacionados con la protección contra la inflamación y las enfermedades. Estos incluyen kaempferol, un flavonoide antioxidante presente también en el té verde, por ejemplo, y otro llamado quercetina, el cual se ha relacionado con posibles efectos protectores sobre la memoria, así como enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2.3. Fortalece los huesosEntre sus muchos nutrientes, la espinaca es una rica fuente de vitamina K que ayuda a promover la producción de una hormona llamada osteocalcina, responsable de estabilizar el calcio en los huesos. También es una gran fuente de calcio y vitamina D, fibra dietética, potasio, magnesio y vitamina C, todos los cuales son nutrientes importantes que son buenos para la salud ósea.4. Repele bacterias y virusLa espinaca tiene un alto contenido de vitamina A que ayuda a nuestra piel y membranas mucosas a repeler varios tipos de bacterias y virus de manera efectiva. Además, esta vitamina es necesaria para la producción de sebo que mantiene el cabello hidratado. La vitamina A es buena para el crecimiento de todos los tejidos corporales, incluida la piel y el cabello.5. Te mantiene energizadoLa espinaca proporciona los niveles necesarios de magnesio en el cuerpo, lo que te ayudará a generar energía para las tareas diarias, por eso suele incluirse en smoothies por la mañana. La espinaca también es una gran fuente de ácido fólico, un nutriente que ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en energía utilizable. Además, la espinaca es una verdura naturalmente alcalina, por lo que hace que el cuerpo sea más alcalinizado, lo que puede ayudarte a mantener la energía durante el día.La espinaca se puede comer cruda o cocida, pero si buscas aprovechar sus beneficios al máximo, mézclala con fresas en una ensalada fresca. Además, algunas investigaciones muestran que no cocinarlas es la mejor manera de preservar su contenido de luteína. consulta nuestras recetas con espinacas para incluirlas en tus menús diarios.
Si hay algo característico de la comida argentina, eso es el chorizo. Lo conocemos en choripán y no falta en los restaurantes de cortes y aunque su sabor puede tener un ligero parecido, es muy diferente al chorizo mexicano.Estas diferencias van desde el sabor, hasta la forma de prepararlo. Ambos son deliciosos y tienen el mismo origen: la península ibérica. Cuando conozcas las características de cada uno, quizá podrás apreciarlos más cuando los pruebes.Diferencias entre el chorizo argentino y el chorizo mexicanoAmbos embutidos son relevantes en la gastronomía de cada país y en ambos lugares existe una variedad de chorizos. Por ejemplo, en Argentina está el llamado chorizo ahumado, mientras que en México, la longaniza es también muy popular.La principal diferencia entre el chorizo argentino y el mexicano es la forma en que se hacen. El chorizo mexicano se hace con carne molida y por lo general, se le añade grasa de cerdo. Por su parte, el chorizo argentino se elabora con carne de cerdo y res picada y adobada con especias.Algo que tienen en común ambos embutidos es que ninguno de los dos va curado, es decir, son embutidos frescos que requieren de cocinarse antes de comerse.El chorizo argentinoConocido también como chorizo criollo, la base para hacer este chorizo y sus variedades es la carne, las especias, el pimentón (o pimiento) y el vino. La carne puede ser de res, de cerdo o una combinación de ambas y va picada. Luego para embutir, se limpia muy bien la tripa del intestino delgado de cerdo con vinagre, agua fría y agua tibia, y se seca con un paño.El chorizo mexicanoEl chorizo mexicano se hace con carne molida y su color se logra gracias al uso de chiles rojos picantes, y se condimenta con especias y vinagre. Además, a diferencia del argentino, el chorizo mexicano se desenvuelve de la tripa al momento de cocinarse y comerse, como si fuera carne molida, aunque también se asa completo.Los dos son muy sabrosos y se comen de manera diferente, mientras que el chorizo argentino va muy bien acompañado de pan, en México, por supuesto, comemos el chorizo en tortilla. Diferentes, pero con mucha carga culinaria detrás, no dejes de probarlos.
Aprender a comer es una aventura en la que puede haber callejones sin salida. Como parte de una política pública, los gobiernos son los principales interesados en que lo hagamos cada vez mejor. Así es como surge el plato del bien comer, una estrategia que educa a la población de forma sencilla a alcanzar una dieta correcta. A pesar de que tiene más de diez años de su lanzamiento, el tema sigue siendo tendencia. La pregunta actual es ¿realmente sirve? ¿Es igual para los niños? Como no me quise quedar con la duda, le pregunté a dos nutriólogas.El plato del bien comer surgió como parte de la Norma Oficial Mexicana (NOM) para guiar a la población a alimentarse saludablemente a través de una herramienta gráfica que mostrara cómo se debe verse nuestra comida al llegar frente a nosotros. El punto es respetar las cantidades en cada grupo de alimentos, según lo que nos cuenta Mayte Martín del Campo, nutrióloga experta en fitness y deporte.El plato está dividido en tres secciones: una porción de tres a uno de frutas y verduras; otra tercera parte de proteínas integradas por leguminosas y productos de origen animal y, finalmente, cereales o carbohidratos. Para Mayte Martín del Campo, “la idea es respetar las proporciones en la alimentación de todo un día”. Pero si esto nos causa dudas, ella prefiere hablar de porcentajes: una mitad de hidratos de carbono, treinta por ciento de grasa y veinte por ciento de proteína. El plato del bien comer se usa indistintamente para hombres, mujeres y niños por lo que expertos como la nutrióloga Jennifer Asencio, especialista en alimentación de pacientes con enfermedades clínicas, indica usar este parámetro con la población sana, pero puede haber excepciones de acuerdo con el sexo, edad, estatura, tipo de personas y sus requerimientos, sobre todo con personas que padecen enfermedades como diabetes. “Hay que tener cuidado con el consumo de frutas, por ejemplo, en una persona con los triglicéridos altos”. Además, también aconseja velar por la calidad de los cereales y las combinaciones: “Tomar agua de frutas, comer mucho puré de papas y tan sólo un poco de carne no es una dieta saludable”. Ella recomienda tener en mente que en una buena alimentación hay “una buena cantidad de vegetales, suficientes cereales –y de calidad- y poca proteína”. Por su parte Mayte complementa que existen tres aspectos importantes que no están previstos en el plato del bien comer: “El primero es que le falta la recomendación de grasas (buenas), es decir, aceites, y toda la familia de oleaginosas como almendras, ajonjolí, chía, nueces. La segunda es la cantidad de azúcar recomendada para la población, que es de 25 g de azúcar al día, y que generalmente se debe de obtener de frutas. Con 2 porciones al día se cubriría”. En este caso los postres quedarían fuera al ser una suma de carbohidratos, grasas y azúcares. Aunque muchos no lo saben, el tema se complementa con la jarra del buen tomar, una guía que alerta a la población sobre las bebidas. Principalmente aconseja no tomar agua de sabor ni refrescos, y a penas medio vaso de jugo de frutas o leche entera. Esto debido al alto índice de azúcar y calorías en ellos. Bebidas como café, té o bebidas con edulcorantes artificiales están indicados con 0 a 2 vasos por día. Lo que más recomienda es consumir simplemente de 6 a 8 vasos de agua purificada. Aunado al plato del bien comer y a la jarra del buen beber, la nutrióloga Mayte recomienda no saltarse las verduras en cada alimento, cuidar las porciones de origen animal (sólo una quinta parte de tu plato en cada comida) y entender que cada persona es única. Jennifer por su parte dice que para comprender ampliamente cómo alimentar mejor a nuestros hijos y conocer si tienen requerimientos especiales en cuanto a vitaminas y minerales, lo mejor es acercarse a un nutriólogo o un experto en alimentación.
Seguro conoces el árnica como pomada para cuando tienes dolores por golpes, para bajar la inflamación e incluso para tratar moretones, pero esta hierba medicinal también se puede beber en té de árnica y tiene muchos beneficios.El secreto para que el árnica funcione como desinflamatorio es que contiene helenalina, el elemento activo que no sólo le da el efecto antiinflamatorio, sino también antitumoral. ¿Para qué se toma el té de árnica?El árnica es usada sobre todo en tratamientos homeopáticos para desinflamar, aliviar dolores musculares o dolor de garganta. Además de té de árnica, esta hierba se usa para saborizar bebidas, postres lácteos congelados, dulces, productos horneados, gelatinas y pudines, y también se usa en productos cosméticos, como tónicos para el cabello.Existen varios medicamentos homeopáticos de árnica que se comercializan como un tratamiento eficaz para la osteoartritis, la neuralgia posterior al herpes, la neuropatía diabética, el dolor posquirúrgico, la cicatrización de heridas e incluso el cáncer, pero la evidencia científica que respalde su uso en el tratamiento de cualquier afección médica aún es limitada.El té de árnica se debe tomar muy diluido y sólo se deben usar las hojas, pues la flor tiene un nivel de toxicidad mayor. Para preparar té de árnica, calienta una taza de agua y una vez que hierva, añade una pizca de hojas de árnica, si lo deseas, puedes endulzar con miel o mezclar con otras hierbas, como manzanilla.Los químicos activos en el té de árnica pueden reducir la hinchazón, disminuir el dolor y actuar como antibióticos. Sin embargo, no se recomienda su uso con otros medicamentos o productos a base de hierbas que puedan diluir la sangre, como la aspirina, por ejemplo, pues algunos estudios han evidenciado que estos mismos químicos pueden limitar la capacidad de una persona para formar coágulos de sangre.Se dice también que el té de árnica funciona para prevenir el ardor que causa la gastritis y aliviar dolores y síntomas del resfriado, pero estos beneficios no están respaldados por suficiente investigación científica.Recuerda que si estás tomando árnica como medicamento homeopático, debes informar a tu doctor para que te oriente sobre su uso.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD