Los beneficios del jengibre
Cocina Fácil

Los beneficios del jengibre

Por Kiwilimón - Noviembre 2013
El jengibre es uno de esos ingredientes etiquetados como exóticos, pero la realidad es que son muy fáciles de encontrar y excelentes para la salud.   El jengibre es una planta de curación natural que se ha utilizado con fines medicinales desde hace siglos por culturas de Oriente y Occidente por igual. Su uso, sobre todo, se ha destinado a luchar contra las náuseas, el dolor de estómago y mareos de todo tipo, pero recientemente se ha descubierto que su potencial es mucho mayor. También se ha demostrado que ayuda a prevenir enfermedades graves gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas por lo que asiste de gran manera al sistema inmunológico, especial al de las mujeres y los niños. Algunos beneficios adicionales y esenciales del jengibre son los antioxidantes fenólicos, que ayudan a proteger al cuerpo contra enfermedades causadas por la oxidación del cuerpo, y esto incluye a enfermedades cardiovasculares y también  cáncer. Un estudio reciente ha demostrado que el jengibre es aplicable y beneficioso incluso para prevenir el cáncer de ovario. Junto con las propiedades antioxidantes y aquellas que combaten el cáncer, el jengibre también contiene un componente llamado gingerol, que es un antiinflamatorio muy potente. Las muestras de los estudios dieron como resultado que el jengibre detuvo el crecimiento en cultivos de células de cáncer de ovario, y al mismo tiempo inhibió el paso de transición, donde los tumores se transforman de un estado benigno o de inercia a uno maligno y corrosivo. La raíz del jengibre, por su parte, ayuda a rebajar la tensión, hinchazón y dolor que causan las migrañas severas que tantas personas sufren hoy en día debido al estrés del día a día, y por si fuera poco, lo hace sin resultar en efectos secundarios como las medicinas no naturales. A todo esto, se ha comprobado que la antigua creencia sobre sus beneficios para aliviar el dolor estomacal, las náuseas y los vómitos es verdadero. Esto se aplica tanto en problemas virales que afectan el estómago como con efectos gástricos secundarios de la migraña o la gripe. Por lo mismo que explicamos, se ha encontrado que es muy eficaz contra las nauseas durante el embarazo, el jengibre es un aliado fiel para hacerte sentir mejor durante los primeros meses de gestación. Te recomendamos comer jengibre crudo, tanto en ensaladas como solo, así como en forma de té o jugo para aliviar síntomas relacionados con las molestias del embarazo. También funciona como un gran tratamiento para la tos y la fiebre que se derivan de la tos y gripe tan comunes. Recuerda que la mejor forma de tomar jengibre en caso de padecer enfermedades espiratorias, es en forma de té. No olvides acompañarlo con miel y limón como lo harías con un té de manzanilla para aliviar las molestias de enfermedades respiratorios de toda la familia.  

Recetas con Jengibre

Receta de Fresco Pescado con Cilantro y Jengibre

Ingredientes: - pescado blanco - sal de grano - pimienta molida - 3 dientes de ajo pelados y picados finamente - 1 cucharada de jengibre fresco picado finamente - 1 chile serrano - 1/3 de taza de cilantro picado - 1/4 de taza de vino blanco - 2 cucharadas de salsa de soya - 1 cucharada de aceite de ajonjolí - cebollines picado Para ver el procedimiento de esta receta da click aquí.  

Receta de Galletas de Jengibre

Ingredientes: - 6 tazas de harina - 1 cucharada de polvo para hornear royal - 1 cucharadita de levadura en polvo - 2 barras de mantequilla sin sal - 1 taza de azúcar morena - 4 cucharadas de jengibre en polvo se puede poner un poco más en base al gusto - 4 cucharadas de canela en polvo - 2 cucharadas de clavo en polvo - 1 cucharada de pimienta en polvo - 1 cucharada de sal - 2 huevos - 1 taza de miel de maíz Karo Para preparar esta receta da click aquí para ver los pasos.  

Receta de Panqué de Jengibre

Ingredientes: - 1 huevo - 1/2 taza de azúcar - 1/2 taza de aceite vegetal - 1/2 taza de piloncillo granulado - 1/2 taza de jengibre cristalizado picado - 1/2 taza de agua - 1 1/3 tazas de harina - 1 cucharada de polvo para hornear - 1 cucharada de jengibre en polvo - 1/4 de cucharada de canela en polvo - 1/4 de cucharada de clavo en polvo - 1/8 de cucharadita de pimienta negra molida - 1 taza de nuez - 8 cerezas en licor Haz click aquí para ver como preparar esta receta.  

Receta de Licuado de Durazno y Jengibre

Ingredientes: 4 duraznos pelado y sin semilla - 1/2 litro de leche - 2 cucharadas de azúcar - 1/2 cucharadita de jengibre en polvo Descubre el procedimiento para preparar este licuado dando click aquí.  

"Prepara estas recetas y disfruta de los beneficios que el jengibre tiene."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales. Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos. Ingrediente base de la dieta MediterráneaLa dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva. Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:Pescado Empapelado a la VeracruzanaPollo Asado con Chimichurri de AceitunasHuaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria
Con la temporada invernal vienen los fríos y con ellos, las enfermedades típicas de este periodo, como la gripa. Sin embargo, la naturaleza es muy sabia y nos brinda frutas con alto contenido de vitaminas y minerales, tales como guayaba, lima, fresa, limón, naranja, toronja, mandarina, kiwi y piña para combatir cualquier resfriado.En México, a lo largo de todo el año y de acuerdo con la época, existen frutas de temporada que son otras que las que se cosecha por mes. Estas frutas son ricas, baratas y accesibles. Además de aportar variedad a la dieta, las frutas de temporada aportan vitaminas y minerales al cuerpo, necesarios para su correcto funcionamiento y adecuados para el cambio de estación.Con el fin de que nunca más vuelvas a comprar un mango verde y fuera de temporada, estas son algunas de las frutas que se dan al año, por mes.Enero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, lima y manzana.Febrero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Marzo: fresa, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Abril: fresa, guanábana, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, toronja y tamarindo.Mayo: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Junio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Julio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano, sandía y tuna.Agosto: guayaba, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía y tuna.Septiembre: guayaba, lima, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía, toronja y tuna.Octubre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, plátano, toronja y manzana.Noviembre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, plátano, toronja y manzana.Diciembre: fresa, guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, piña, plátano, tamarindo, toronja y manzana.En los mercados de la ciudad podrás encontrar una gran variedad de estas frutas, así que ahora que ya sabes en qué mes se está dando cada fruta, sigue esta guía para saber cómo escogerlas y así te lleves a tu casa lo mejor en estos alimentos.Si buscas cítricos, como la naranja, mandarina, toronja y limón, que te den grandes cantidades de jugo, deberás escoger los que tengan la cáscara lisa y suave, y que tengan un gran tamaño y peso. Podrás conservar los frutos con estas características en refrigeración hasta por diez días y mantendrán sus propiedades intactas.Por otra parte, la guayaba es el fruto predilecto para conseguir un alto contenido en vitamina C. En el mercado habrá varios tamaños y colores, pero sin duda las mejores son las que tienen una cáscara amarillenta con toques rosados y un olor dulce.El jugo de la caña de azúcar contiene 46% de sacarosa, resulta altamente nutritivo y ayuda a combatir los resfriados, la tos y el dolor en los riñones, así que para comprar la mejor en el mercado deberás escoger las recién cortadas, sin manchas negras en la cáscara y corta de los extremos laterales.El tejocote es un fruto que contiene hierro, complejo B y vitamina; se utiliza para el ponche y en los altares de Día de Muertos, por lo que deberás adquirir los que tienen la corteza en color naranja y estén muy firmes; incluso si compras los que aún están verdes podrás madurarlos envolviéndolos en papel de estraza en un lugar cálido.Lo importante al elegir frutas y verduras es que uses tus sentidos y sientas su textura y su firmeza, veas sus colores o incluso huelas la fruta para saber si está madura o no.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD