Origen de las costillas BBQ
Cocina Fácil

Origen de las costillas BBQ

Por Kiwilimón - Septiembre 2018
Las costillas barbecue son conocidas mundialmente como un platillo típico de Estados Unidos, ¿pero sabes si realmente fueron los estadounidenses los que inventaron esta famosa comida? Aquí te contamos todo sobre el origen de las costillas BBQ.

El nombre de la barbacoa

Aunque en la actualidad el término barbecue se usa como sinónimo de asar, en sus orígenes hacía referencia al método de cocción lenta con fuego indirecto. Cuando se empezó a hablar de barbecue, la carne se cocinaba durante horas en una fogata, lo que daba como resultado trozos muy suaves con sabores ahumados. Existen varias historias que explican el origen de este concepto. Se dice que cuando los españoles llegaron a América llamaban barbacoa a la manera en que los indígenas cocinaban lentamente la carne sobre una plataforma de madera. Otros dicen que la palabra barbecue deriva del francés barbe-a-queue (que significa literalmente de la barba a la cola). Esto explicaría la idea que seguían en aquella época de comer todas las partes de los animales para no desperdiciar nada. Finalmente, podrían encontrarse otras raíces de la palabra barbacoa en el oeste de África, donde el término babbake se refiere a asar, tostar, hacer una fogata…

El viaje de la barbacoa

Con la llegada de los españoles a América, el novedoso método de cocción comenzó a conocerse por todo el continente. Su primer encuentro con la barbacoa se dio en el Caribe y de ahí poco a poco fue dándose a conocer por toda América. Fue así como en el siglo XIX la barbacoa ya estaba establecida desde el norte hasta al sur del continente.

Cerdo vs Res

Hoy en día podemos encontrar tanto costillas barbecue de cerdo o de res, pero en sus orígenes el cerdo era el elegido. Y esto tiene una explicación histórica. Hernando Soto, uno de los primeros exploradores españoles, llevó a Florida 13 cerdos en el siglo XVI. Tan solo unos años después el rebaño creció hasta llegar a tener 700 cerdos. Con el tiempo la crianza de cerdos se distribuyó por todo el país. En el sur las comunidades más pobres preferían tener cerdos porque era mucho más sencillo y económico que criar vacas. Esto hizo que se hiciera muy popular la preparación de costillas de cerdo a la barbacoa.

Platillo típico de las comunidades afroamericanas

Las costillas fueron durante mucho tiempo la parte más barata del animal, por esta razón las familias negras del sur de Estados Unidos que vivían pobremente incluían este platillo en su dieta diaria. A inicios del siglo XX muchas personas de la comunidad afroamericana que vivían en el campo comenzaron a migrar a las ciudades del norte, llevando con ellos sus costumbres y, por supuesto, su gastronomía. Así, poco a poco las costillas de cerdo cocinadas a la barbacoa comenzaron a popularizarse por todo Estados Unidos. Aunque el método de cocción era el mismo, todas las familias tenían su propia receta especial para maridar las costillas. En 1909 se inventó la primera salsa barbecue, y menos de 40 años después ya existía una salsa barbecue de producción nacional. Y así fue como nacieron las costillas BBQ: con la mezcla de costumbres indígenas, ingredientes europeos y sazón de las comunidades afroamericanas.

¿Se te antoja preparar unas costillas BBQ?

Chécate estas recetas:   Fuentes:
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿No importa qué prepares, siempre terminas tirando la comida que tus hijos no se acaban? Deja de sufrir por el desperdicio de alimentos. Con estos tips no volverás a batallar a la hora de la comida por estas cosas.No exageres en las cantidadesDependiendo de la edad, tamaño y nivel de actividad física, los niños pequeños requieren aproximadamente entre mil y 1400 calorías al día. Si le sirves a tu hijo de 4 años lo mismo que a ti, es obvio que el niño no se va a acabar la comida.Almacena por porcionesSi preparas la comida con anticipación, te recomendamos congelarla en porciones individuales. De esta manera, solo tendrás que descongelar y calentar la cantidad que tu pequeño vaya a comer en realidad.Aprovecha la comida del día anteriorOrganiza tu menú para que puedas aprovechar lo que te sobre de un día para preparar la comida de otro. Por ejemplo, si un día haces picadillo de pollo casero  después puedes preparar calabacitas rellenas de picadillo o con lo que te haya quedado del día anterior. Prepara porciones pequeñasEs muy importante que consideres que el apetito y el antojo de los niños pueden cambiar de un momento a otro. Si te piden molletes,prepara solo uno y espera hasta que lo acaben para ver si querrán otro más. Nunca te adelantes porque podrías terminar desperdiciando comida. Reserva la salsa sólo para su platilloA algunos niños les encanta bañar el arroz en salsa de tomate y los hot cakes en jarabe. Para evitar que se arruine toda la cacerola de comida, lo mejor es que solo pongas un poquito de la salsa preferida de tu pequeño en su plato. Así, el resto de la comida se mantendrá intacto. Sirve de manera divertidaEl problema con muchos niños es que se dejan llevar por la vista y muchas veces rechazan un platillo solo por su aspecto. Enamora a tus pequeños decorando su comida de manera atractiva. No te preocupes, no tienes que hacer mucho. A veces con que agregues un conejo de chocolate es suficienteEnséñale a comer lo que hayRecuerda esto siempre: si cedes una vez, ya perdiste. Educa a tus hijos para que aprendan que se debe comer lo que hay en casa. Si preparas enmoladas de chorizo de soyas, eso es lo que va a comeer.No les des la opción de elegir otra cosa, si no siempre estarás tirando lo que ellos no quieren.Visita nuestra sección de comida para niños y descubre deliciosas recetas que les encantarán a tus niños.
No dejes que tus finanzas sufran durante la temporada de Cuaresma. En Kiwilimón hicimos un listado con recetas económicas y deliciosas para que puedas disfrutar estos días sin quedar en bancarrota.Pescado Empapelado a la VeracruzanaDate una vuelta por el pasillo de pescados y mariscos, y elige el filete más económico que encuentres.  Realmente con los ingredientes y la preparación tan especial de esta receta no tienes que invertir en un pescado caro.Tortitas de Papa con Queso CotijaSolo necesitas un par de ingredientes para preparar una riquísima comida de Cuaresma. Puedes ahorrarte unos minutos cocinando una noche antes las papas. Así solo tendrás que mezclar, formar las tortitas y freír. Rollitos de Pescado Rellenos de VerdurasPara esta receta lo mejor es que uses pescado fresco, pero si no encuentras uno a buen precio, no pasa nada. Solo asegúrate de descongelar bien los filetes antes de empezar a cocinar para que puedas hacer los rollitos sin deshacer el pescado.Chile Relleno de Atún a la MexicanaEsta es una receta rendidora, económica y que además puedes preparar con ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina. Recuerda que para que te sea más fácil pelar los chiles debes guardarlos en una bolsa de plástico después de asarlos. Tortitas de Queso Panela en Salsa VerdeNo creas que todos los menús de Cuaresma incluyen pescados o mariscos. También puedes optar por recetas vegetarianas, como estas exquisitas tortitas de queso panela. Ve midiendo la cantidad de pan molido para que las tortitas tengan buena consistencia. Taquitos de Jícama y SurimiEsta es una opción económica y baja en calorías. Te recomendamos prepararla en esos días que comienza a sentirse más calor ya que es una receta muy refrescante. Elige una jícama fresca que tenga bastante agua para que puedas doblarla sin romperla. Pescadillas AhogadasLa clave para preparar unas pescadillas perfectas está en las tortillas. Es muy importante que uses tortillas del día para que sean maleables y no se rompan al momento de rellenarlas o freírlas.Tostadas de Tinga de ZanahoriaSi se trata de cuidar el bolsillo mientras vigilas tu alimentación, te recomendamos probar esta receta. Además de que la puedes preparar en unos minutos, su sabor te hará disfrutar la Cuaresma sin necesidad de comer proteína animal. Y tú, ¿qué recetas prepararás para celebrar esta Cuaresma?
El cocinar nuestros propios alimentos durante la semana no solo nos da un beneficio financiero, también controlamos lo que comemos (¡adiós, garnachas de la esquina!) y es una excelente forma de quitarse el estrés. Sin embargo, sabemos que el andar corriendo siempre, los pendientes del trabajo, las tareas de la casa y la falta de organización pueden hacer que meternos a la cocina sea casi imposible. A continuación, te presentamos algunas ideas para que puedas organizar mejor tu tiempo para que logres cocinar entre semana:Haz el menú de toda la semana.Para facilitarte la tarea de elegir qué cocinar, haz una lista que incluya varios platillos que tengan más o menos los mismos ingredientes. De esta manera puedes hacer tus menús con anticipación combinando alimentos que tienes en tu cocina y teniendo un menú balanceado y a tu gusto.Sopa de fideo y frijolEnfrijoladas rellenas de rajas Planea tus idas al súper.Con base en tu menú semanal, haz tu lista del súper y planea todo lo que puedes necesitar para tus diferentes comidas. Recuerda que hay algunos alimentos, como pastas, granos, salsas y congelados, que puedes comprarlos con anticipación y tenerlos sin problema en tu cocina por varias semanas. Croquetas de papa rellenas de queso con tocinoPapa al horno con champiñonesTen en cuenta un plan B.Si consideras cocinar al día, piensa en menús rápidos y alternativos que puedas hacer en caso de que se te presente algún imprevisto. El atún enlatado, el arroz precocido y las verduras congeladas, entre otros, son ingredientes muy versátiles que pueden servirte para preparar gran cantidad de platillos saludables en poco tiempo. Aguacates rellenos de coctel de camarónDiseña un programa para tu cocina.Si vas a cocinar toda la comida de la semana, inicia haciendo un plan de acción. Primero analiza los tiempos de cocción de cada comida y su preparación para poder realizar varios pasos a la vez. De igual forma, procura tener todo listo una noche antes: cortar, pelar, descongelar, etc. Cualquier paso que puedas adelantar te ahorrará muchísimo tiempo mientras cocinas. Espagueti con salchicha en salsa de jitomateDedica un solo día para hacer grandes cantidades.El congelador y los contenedores pueden ser tus mejores aliados a la hora de ahorrar tiempo. Dedica un día a cocinar grandes cantidades de pasta, carne, pollo, salsas, caldo de pollo, entre otros alimentos base de tus comidas más frecuentes; separa en porciones y congélalos. Así, cuando empieces a planear el menú semanal, bastará con revisar el congelador y ver qué platillos puedes tener disponibles rápidamente.Pollo en salsa de piña con aguacateEl secreto para organizarte a la hora de cocinar tu comida de la semana es pensar por adelantado y comprar inteligentemente. Cuéntanos, ¿cómo sueles organizar tus comidas de la semana? Compártenos tus tips en los comentarios.
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD