Origen de las costillas BBQ
Cocina Fácil

Origen de las costillas BBQ

Por Kiwilimón - Septiembre 2018
Las costillas barbecue son conocidas mundialmente como un platillo típico de Estados Unidos, ¿pero sabes si realmente fueron los estadounidenses los que inventaron esta famosa comida? Aquí te contamos todo sobre el origen de las costillas BBQ.

El nombre de la barbacoa

Aunque en la actualidad el término barbecue se usa como sinónimo de asar, en sus orígenes hacía referencia al método de cocción lenta con fuego indirecto. Cuando se empezó a hablar de barbecue, la carne se cocinaba durante horas en una fogata, lo que daba como resultado trozos muy suaves con sabores ahumados. Existen varias historias que explican el origen de este concepto. Se dice que cuando los españoles llegaron a América llamaban barbacoa a la manera en que los indígenas cocinaban lentamente la carne sobre una plataforma de madera. Otros dicen que la palabra barbecue deriva del francés barbe-a-queue (que significa literalmente de la barba a la cola). Esto explicaría la idea que seguían en aquella época de comer todas las partes de los animales para no desperdiciar nada. Finalmente, podrían encontrarse otras raíces de la palabra barbacoa en el oeste de África, donde el término babbake se refiere a asar, tostar, hacer una fogata…

El viaje de la barbacoa

Con la llegada de los españoles a América, el novedoso método de cocción comenzó a conocerse por todo el continente. Su primer encuentro con la barbacoa se dio en el Caribe y de ahí poco a poco fue dándose a conocer por toda América. Fue así como en el siglo XIX la barbacoa ya estaba establecida desde el norte hasta al sur del continente.

Cerdo vs Res

Hoy en día podemos encontrar tanto costillas barbecue de cerdo o de res, pero en sus orígenes el cerdo era el elegido. Y esto tiene una explicación histórica. Hernando Soto, uno de los primeros exploradores españoles, llevó a Florida 13 cerdos en el siglo XVI. Tan solo unos años después el rebaño creció hasta llegar a tener 700 cerdos. Con el tiempo la crianza de cerdos se distribuyó por todo el país. En el sur las comunidades más pobres preferían tener cerdos porque era mucho más sencillo y económico que criar vacas. Esto hizo que se hiciera muy popular la preparación de costillas de cerdo a la barbacoa.

Platillo típico de las comunidades afroamericanas

Las costillas fueron durante mucho tiempo la parte más barata del animal, por esta razón las familias negras del sur de Estados Unidos que vivían pobremente incluían este platillo en su dieta diaria. A inicios del siglo XX muchas personas de la comunidad afroamericana que vivían en el campo comenzaron a migrar a las ciudades del norte, llevando con ellos sus costumbres y, por supuesto, su gastronomía. Así, poco a poco las costillas de cerdo cocinadas a la barbacoa comenzaron a popularizarse por todo Estados Unidos. Aunque el método de cocción era el mismo, todas las familias tenían su propia receta especial para maridar las costillas. En 1909 se inventó la primera salsa barbecue, y menos de 40 años después ya existía una salsa barbecue de producción nacional. Y así fue como nacieron las costillas BBQ: con la mezcla de costumbres indígenas, ingredientes europeos y sazón de las comunidades afroamericanas.

¿Se te antoja preparar unas costillas BBQ?

Chécate estas recetas:   Fuentes:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
La comida es uno de los negocios más redituables en el mundo, pues no sólo todos los seres humanos necesitamos alimentarnos para mantenernos con vida, sino que probablemente sea una de las cosas en las que más gastamos.Así que poner un negocio de comida no es una idea loca y si lo estabas considerando, pero no sabes ni por dónde empezar, estas son algunas de las cosas básicas que debes saber antes de empezar y tomar en cuenta, como inversión, lugar, tipo de comida.ConceptoEn nuestro país existe una enorme variedad de negocios de comida enfocados a diferentes sectores socioeconómicos, por lo que debes saber a qué tipo de público enfocarás tu negocio.Si te gusta la comida mexicana, no tienes que limitarte a un solo platillo, para que de esa forma los clientes tengan una gran variedad para escoger su alimento, al igual que en las bebidas.La importancia de definir un concepto es con el fin determinar tu inversión, aunque esta no es exacta, ya que los insumos varían en sus costos, por ejemplo, en negocios con comidas extranjeras la materia prima suelen ser de exportación.CostosUna vez que tengas establecido el tipo de negocio que tendrás, debes establecer los costos, los cuales se dividen en fijos y variados.Los costos fijos serán los gastos que realizarás y los cuales no cambiarán, por un tiempo, tales como la renta del local o sueldo de los empleados. Así sabrás cuánto dinero corresponde a esos gastos y cuánto te corresponde a ti.Los gastos variables son aquellos que dependen de las ganancias o pérdidas de tu negocio. Por ejemplo, si vendes tacos, el costo del kilo de bistec es de 160 pesos aproximadamente, mientras que el de tortilla es de 13 pesos y contiene alrededor de 35 pieza, por lo que más o menos saldrían 20 tacos en los que utilizarías entre 50 y 80 gramos de carne y dos tortillas, dependiendo del gusto del comensal.A estos gastos debes agregar platos, servilletas, además de los ingredientes para salsas, guacamole u otros ingredientes como papas, frijoles o nopales para complementar el plato fuerte, por lo que busca comprar los insumos al por mayor.PublicidadLo primero que debes hacer es darte a conocer, por lo que podrías reducir los costos o realizar promociones, todo aquello que te ayude a publicitar tu negocio. Una vez que seas sólido, podrás aumentar los costos.Recuerda que la comida es un negocio redituable pero muy competitivo, así que tienes que tener una buena planeación y, sobre todo, un gran sabor acompañado de calidad y buenos precios.
Con la temporada invernal vienen los fríos y con ellos, las enfermedades típicas de este periodo, como la gripa. Sin embargo, la naturaleza es muy sabia y nos brinda frutas con alto contenido de vitaminas y minerales, tales como guayaba, lima, fresa, limón, naranja, toronja, mandarina, kiwi y piña para combatir cualquier resfriado.En México, a lo largo de todo el año y de acuerdo con la época, existen frutas de temporada que son otras que las que se cosecha por mes. Estas frutas son ricas, baratas y accesibles. Además de aportar variedad a la dieta, las frutas de temporada aportan vitaminas y minerales al cuerpo, necesarios para su correcto funcionamiento y adecuados para el cambio de estación.Con el fin de que nunca más vuelvas a comprar un mango verde y fuera de temporada, estas son algunas de las frutas que se dan al año, por mes.Enero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, lima y manzana.Febrero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Marzo: fresa, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Abril: fresa, guanábana, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, toronja y tamarindo.Mayo: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Junio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Julio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano, sandía y tuna.Agosto: guayaba, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía y tuna.Septiembre: guayaba, lima, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía, toronja y tuna.Octubre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, plátano, toronja y manzana.Noviembre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, plátano, toronja y manzana.Diciembre: fresa, guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, piña, plátano, tamarindo, toronja y manzana.En los mercados de la ciudad podrás encontrar una gran variedad de estas frutas, así que ahora que ya sabes en qué mes se está dando cada fruta, sigue esta guía para saber cómo escogerlas y así te lleves a tu casa lo mejor en estos alimentos.Si buscas cítricos, como la naranja, mandarina, toronja y limón, que te den grandes cantidades de jugo, deberás escoger los que tengan la cáscara lisa y suave, y que tengan un gran tamaño y peso. Podrás conservar los frutos con estas características en refrigeración hasta por diez días y mantendrán sus propiedades intactas.Por otra parte, la guayaba es el fruto predilecto para conseguir un alto contenido en vitamina C. En el mercado habrá varios tamaños y colores, pero sin duda las mejores son las que tienen una cáscara amarillenta con toques rosados y un olor dulce.El jugo de la caña de azúcar contiene 46% de sacarosa, resulta altamente nutritivo y ayuda a combatir los resfriados, la tos y el dolor en los riñones, así que para comprar la mejor en el mercado deberás escoger las recién cortadas, sin manchas negras en la cáscara y corta de los extremos laterales.El tejocote es un fruto que contiene hierro, complejo B y vitamina; se utiliza para el ponche y en los altares de Día de Muertos, por lo que deberás adquirir los que tienen la corteza en color naranja y estén muy firmes; incluso si compras los que aún están verdes podrás madurarlos envolviéndolos en papel de estraza en un lugar cálido.Lo importante al elegir frutas y verduras es que uses tus sentidos y sientas su textura y su firmeza, veas sus colores o incluso huelas la fruta para saber si está madura o no.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD