Tip: Cómo usar la sal en la cocina
Cocina Fácil

Tip: Cómo usar la sal en la cocina

Por Kiwilimón - August 2011
  La sal para cocinar también nos puede ayudar a otro tipo de actividades para limpiar o dar mantenimiento a los accesorios de cocina, vasos, platos, etc. Aquí te dejamos algunos consejos de cómo puedes hacer uso de la sal en tu cocina:
  • - Para el triturador de basura. Después de usarlo, ¿el triturador de basura produce olores desagradables? Lo podrás limpiar con sal. Vierte ½ taza de sal gruesa de cocina, haz correr el agua fría e inicia el triturado. La sal desalojará los desperdicios atascados y neutralizará los olores.
  • - Comida pegada. Los restos endurecidos en los utensilios pueden quitarse con un tratamiento previo de sal: antes de lavar los recipientes, espolvorea sal sobre la comida pegada y humedece la zona; deja reposar hasta que la sal libere la comida y luego lava con agua jabonosa.
  • - Manchas en el horno. La próxima vez que un alimento hierva en el horno y se desparrame, evita que el derrame se cueza y endurezca. Viérte sal mientras aún se mantiene en estado líquido. Cuando el horno se enfríe, podrás limpiar el derrame con un paño. Esto se aplica a la cocina igualmente. La sal también eliminará los olores, y si quieres que al final huela bien, mézclala con un poco de canela en polvo.
  • - Leche quemada. La leche quemada es muy difícil de limpiar, pero la sal facilita la tarea. Vierte un poco de agua en la cacerola quemada y espolvoréala con sal. Espera 10 minutos y limpia la cacerola. La sal también absorbe el olor.
Recetas de cocina recomendadas:Sopa de Calabaza con CominoSopa MinestroneEstofado de ResPollo al Laurel
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si estás embarazada por primera vez, seguramente te has de preguntar qué comer durante tu embarazo. Quédate tranquila, saber cuál es la dieta ideal según el trimestre de tu embarazo, qué alimentos puedes consumir, cuáles es mejor evitar, de qué manera tus hábitos pueden afectar o beneficiar a tu bebé, no es complicado y aquí te contamos lo que necesitas saber. Qué comer en el primer trimestre (semana 1-12) En muchos aspectos, este es el trimestre más importante. Aunque el bebé aún es muy pequeñito, su esqueleto y órganos comienzan a formarse. Por esta razón, es necesario que ingieras suficientes nutrientes. Sin embargo, esto puede complicarse si experimentas las odiosas nauseas matutinas. Para aminorar las molestias y asegurarte de que consumes las vitaminas y minerales que tu bebé necesita para crecer sanamente, te recomendamos comer frutas, verduras, lácteos y cereales. Las frutas y las verduras son alimentos ricos en nutrientes, pero tienen la gran ventaja de ser muy ligeras, por lo que no te provocarán mayores problemas estomacales. Por otra parte, los lácteos aportan calcio y proteína, necesarios para que el bebé desarrolle su sistema óseo y muscular. Finalmente, los cereales enteros ayudan a evitar el estreñimiento (tan común en el embarazo) gracias a sus altos niveles de fibra. Qué comer en el segundo trimestre (semana 13-26) Esta segunda etapa suele ser más sencilla para la mayoría de las embarazadas. De hecho, algunos doctores la llaman “la luna de miel del embarazo”. Las molestias típicas de las primeras semanas (nauseas, malestar general, cansancio y mareos) suelen desaparecer y, debido a que el bebé aún no pesa mucho, las mujeres pueden reanudar muchas de sus actividades. En el segundo trimestre puedes aprovechar para ampliar tu dieta e incluir alimentos más variados. Recuerda que en estos meses los minerales como el calcio, el hierro, el magnesio, así como la vitamina D y los ácidos omega 3, ayudan a que el bebé se desarrolle sin problemas. Algunos alimentos que debes ingerir en esta etapa son aguacate, brócoli, yogur (de preferencia del tipo griego), frutos secos, zanahorias, leguminosas, vegetales de hoja verde, entre otros. Qué comer en el tercer trimestre (semana 27-finalización) Las últimas semanas del embarazo pueden ser muy pesadas. Entre el tamaño del bebé, la hinchazón, las agruras y los problemas de circulación (entre ellos, las hemorroides), las futuras mamás pueden estar agotadas y hasta un poco fastidiadas. Otra cosa que también puede afectar el estado de ánimo de las mamás es el peso. Mientras que en el primer trimestre sólo se aumenta entre uno o dos kilogramos, a partir del tercer trimestre se gana aproximadamente medio kilo por semana. Algo que pueden hacer las mamás para aligerar las molestias durante la última etapa del embarazo es consumir alimentos con altos niveles de vitamina C, K, B1 y fibra. Estos ayudarán a controlar los malestares de la acidez estomacal y evitarán que surjan episodios de estreñimiento, los cuales pueden llevar a la aparición de hemorroides. Lo más importante es que siempre recuerdes seguir los consejos de tu doctor. Recetas que puedes preparar durante tu embarazo: [url=https://www.kiwilimon.com/receta/saludables/tacos-de-jicama-con-ensalada-de-jamon-y-queso]Tacos de jícama con ensalada de jamón y queso[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/saludables/enchiladas-de-nopales-bajas-en-carbohidratos]Enchiladas de nopales bajas en carbohidratos[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten]Rosca de frutos secos sin gluten[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/desayunos/coliflor-rostizada-con-huevo-y-aguacate]Coliflor rostizada con huevo y aguacate[/url]
Todos estamos conscientes del problema de contaminación que vive nuestro planeta, por lo que reciclar en casa es el primer paso para comenzar con acciones concretas.Hay acciones que podemos hacer desde nuestra trinchera para ayudar al medio ambiente, y una de las acciones que más accesibles y que más podemos ayudar es reciclando. El reciclaje es un buen hábito que podemos hacer en casa y que no requiere de gran infraestructura, pero sí de mucha voluntad para hacerlo de manera práctica, responsable y adoptarlo a tu estilo de vida.Para empezar a reciclar en casa, aquí te dejamos estos 10 consejos:Comunícaselo a todos los miembros de la familia. Lo más importante es que todos los miembros de la familia estén en la misma sintonía para que sea más fácil adoptar este hábito. Entre todos será más fácil cumplir con este propósito y apoyarse entre sí.Busquen información y edúquense al respecto. Tener la información necesaria hará que el reciclaje sea más fácil, es necesario saber sobre los distintos materiales, el uso y el reuso que se le puede dar. Instala distintos botes de basura para diferentes tipos de materiales. La separación de residuos es muy importante. Hay que tener cestos diferentes para los distintos materiales y desechos: orgánicos, inorgánicos, cartón y papel, vidrio, pet, electrónicos, etc.Identifica un centro de reciclaje e infórmate cuál es la forma para llevar los distintos materiales. Ya existen distintos centros donde pueden reciclar tus desechos, sin embargo es necesario que lo lleves tal cuál se requiere, hay materiales que necesitan estar lavados y secos, otros que se pueden compactar, etc. Es necesario que sepas cómo se debe entregar todo.Reusa. Otra de las principales formas de reciclar es el reuso, piensa antes de tirar algo si le puedes dar una segunda oportunidad, por ejemplo tus botellas de vidrio pueden servir de floreros, los frascos de mayonesa te pueden servir como contenedores para poner productos a granel, etc.Invierte en productos zero waste. Actualmente hay en el mercado muchos productos que no generan residuos, ya sea que compres productos a granel, artículos sin envolturas etc.Realiza actividades para reciclar de forma original. Si tienes hijos pueden destinar actividades para buscarle un nuevo uso a tus residuos, por ejemplo pueden hacer cochecitos con los cartones del papel sanitario y así darle rienda a la creatividad. No deseches lo que ya no sirve y trata de repararlo. Estamos cada vez más acostumbrados a comprar cosas desechables o que caducan rápido, pasa con tu celular, computadoras portátiles etc. Antes de desecharlo, investiga si se puede reparar y además de ahorrar, reciclarás. Reduce tu consumo. Vivimos en una sociedad cada vez más consumista, realmente no necesitas comprar todo lo que crees. Antes de hacerlo, piensa si realmente lo necesitas. No desistas. El reciclaje es un hábito que requiere paciencia, constancia y disciplina, piensa que es algo que debes implementar en tu vida a largo plazo.
Una de las épocas más emocionantes, sin duda, es el regreso a clases. Comienza una etapa diferente, aceptar retos nuevos, el reencuentro con los amigos y una de las cosas que más nos llena de ilusión es comprar los útiles y todo lo que necesitan nuestros pequeños para la vida escolar.Ahí formarán las bases para el resto de su vida y nosotros debemos darles las herramientas necesarias, así que te dejamos una lista de los esenciales para este regreso a clase.MochilaLa mochila es muy importante y hay que tomar en cuenta muchos aspectos para escoger la ideal: que no sea muy grande pero tampoco chica, que sea de un material resistente pero que no la haga pesada. La buena noticia es que hoy en día hay un sinfín de opciones y diseños para todos los gustos.LoncheraLa lonchera también es imprescindible en la vida escolar, ya que en las instituciones educativas hay tienditas y cafeterías en las que lo que ahí venden no es lo más sano para los estudiantes y que incluso les puede causar problemas de salud como sobrepeso y obesidad. Una buena lonchera con un almuerzo balanceado es lo ideal para mantener a tus hijos bien alimentados.Botella de aguaMantenerse hidratado es de suma importancia para los seres humanos y más si están en etapa de desarrollo. De acuerdo con el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS), la deshidratación provoca una caída de la capacidad de concentración en 15% y una disminución de la memoria a corto plazo de 10%, es por esto que se recomienda beber agua frecuentemente sobre todo en estudiantes. Busca una botella linda, que inspire a tomar agua pero que no sea muy estorbosa.SnacksUn snack entre clases puede fortalecer la concentración. Según el British Journal Nutrition, tener un snack saludable ayuda a un buen rendimiento del cerebro y mejora el pensamiento crítico. Verduras como pepino, jícama y zanahoria puede funcionar, además de las obleas o las tortitas de arroz inflado.AgendaDurante el ciclo escolar es de vital importancia tener una buena organización, conocer horarios, fechas de entrega de trabajos y tareas, tener en cuenta fechas de exámenes y demás; por eso una agenda ayuda a que a los estudiantes no se les pase nada por alto.Zapatos y tenisToma en cuenta si hay uniforme o en la escuela de tu hijo hay especificaciones en cuanto al tema de calzado y vestimenta. Sea cual sea el caso, te recomendamos que sean de un material resistente y cómodo para que los estudiantes puedan ir de un lado a otro y realizar todas sus actividades. USB y pila recargableEn cuestión de gadgets, lo más recomendable es tener una USB para guardar archivos, tareas, trabajos, y demás, y por supuesto, una pila extra para que no se queden sin comunicación, pues muchas veces entre las clases y las actividades extra, la batería puede terminarse.Apps para hacer tu vida más fácilY en cuestión de tecnología, en estos días contamos con muchas herramientas para hacer nuestra vida más fácil, tanto como para despertar en la mañana y evitar esos 5 minutos extra, como para tener calendarios, bloc de notas, temporizador para estudiar sin distracciones, o hasta estudiar algún idioma. Aquí te dejamos algunas de nuestras favoritas: Alarmy, Duolingo, Evernote, Siple Mind, Timetable. La escuela es una de las partes de la vida de nuestros hijos en donde no sólo aprenden, se relacionan, sino se desarrollan y crecen, y tener las herramientas adecuadas se los hará más fácil.
A veces, las sopas pueden quedar un poco más ligeras de lo que nos gusta. Pero aquí tenemos la solución. Después de todo, no hay como una sopa espesita para satisfacer el apetito y llenar el corazón.Déjala hervirMuchas veces, lo único que hace falta para que tu sopa tenga más consistencia es un poco de paciencia. Déjala hervir y así se evaporará el exceso de líquido. Muévela de vez en cuando para cuidar que no se pegue, checa que no se concentre demasiado y que no se pase de sal.Un poco de puréSi la sopa tiene como base caldo con verduras picadas, como la sopa minestrone, añade puré de jitomate, o licúa un poco de las mismas verduras con el mismo caldo.Te recomendamos esat rica Sopa de Pasta con VerdurasOtro gran espesante es el arroz cocido, que puedes licuar con una tercera parte de la sopa; de igual manera sirve el puré de papas o las hojuelas de puré de papa. El arroz cocido licuado con un poco del líquido es una buena forma de espesar sopas de mariscos o de verduras como coliflor o brócoli. No añade sabores adicionales, deja una textura y brillo muy diferentes y si no te gusta añadir lácteos, es una buena solución.Si se trata de sopa de tortilla, licúa algunas tortillas con tu base de jitomate para que tenga más cuerpo, también le añadirás sabor.Crema o yogurUn poquito de crema o yogur estilo griego sin endulzar no sólo aportará textura, sino que dará un sabor delicioso. Prueba primero la marca de crema que usas, hay algunas que al hervirlas, en lugar de espesar, diluyen. Si es una sopa de lentejas con curry o sopa de pollo o mariscos con sabores orientales, la crema o leche de coco es una gran opción.Harina o féculasUna solución muy rápida es un poco de maicena o fécula de maíz. Recuerda combinarla con agua fría en un recipiente pequeño e incorporarla después a la sopa. Déjala hervir varios minutos antes de agregar más. Se espesa muy rápido.Prueba con esta Sopa de Pasta con PolloDe la misma manera, puedes agregar harina disuelta con agua, pero ésta necesita hervir más tiempo para que no tenga sabor a crudo, al menos diez minutos. Una manera de evitarlo es cocinar la harina con la misma cantidad de mantequilla en un sartén pequeño hasta que esté pálida y huela como a galleta horneada. Esto se llama un roux. Incorpora el roux usando un batidor de globo, así te asegurarás de que no se formen grumos. Déjalo hervir unos cinco minutos para asegurarte de que esté cocido a fondo.Si es una sopa rústica, especialmente a base de jitomate, puedes agregar también un poco de pan molido.Y si no tienes mucho tiempo, los croutones siempre absorberán el exceso de líquido y a todo mundo le gustan. Prueba tostarlos con aceite y hierbas de olor para agregar otra capa de sabor.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD