Tips: Decorando tu mesa
Cocina Fácil

Tips: Decorando tu mesa

Por Kiwilimón - Agosto 2011
No esperes a que sea un cumpleaños, o una ocasión especial para adornar tu mesa con un ramito de flores o un par de velas. Sorprende. Tu familia con este detalle. A veces conviene romper la rutina diaria, incluso en la mesa. - Centro de mesa con velas. Se toma una fuente y se la llena con agua, luego se encienden velas pequeñas y se las coloca en el agua. Así éstas quedan flotando. - Flores en la mesa. Elige las mejores flores de la temporada y mezcla colores, texturas y formas. En el centro de la mesa y durante una cena se verán elegantes y con mucho estilo. - En una buena mesa nunca debe faltar las frutas y los quesos, esto le da un toque más natural y también un poquito de elegancia. - Decora tu mesa para una ocasión romantica. Para ello Coloca el mantel más boníto que tengas. Pon en un lado de la mesa una vela y en el otro una cestita con panes. Añade unas flores de tela a la cesta. En el centro pon una gran fuente con la comida. y en los lados que quedan coloca los platos con las copas y los cubiertos envueltos en servilletas a un costado. - Banquetes todos los días. Antes de tener una buena mesa sólo piensa en dos cosas: la comida y el servicio. La comida es los platillos que pondrás sobre la mesa y el servicio es cómo serán distribuidos los platos, cubiertos, floreros, copas, vasos, etc. Para elllo, debes tomar en cuenta que los platos van 2 cm dentro de la mesa, los individuales debajo de los platos, los cubiertos a los costados; son cucharas van al lado derecho y si son tenedores junto con los cuchillos van al lado izquierdo, los vasos y copas al lado derecho y el florero al centro en realidad las flores pueden ser de dos maneras artificiales como también verdaderas. Las servilletas van encima del plato y la comida en una fuente. Así tendrás un banquete todos los días y disfruta con tu familia.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La sábila, también conocida como aloe vera, es una planta medicinal muy utilizada gracias a sus diversas propiedades cicatrizantes, coagulantes, hidratantes y antiinflamatorias que ayudan a tratar la piel, el cabello y el sistema digestivo, entre otros. Por ello, te invitamos a conocer los principales beneficios de la sábila. Las grandes propiedades de la sábila se deben principalmente a los componentes mucilaginosas y quercetina, que, como explican doctores del Departamento de Medicina Natural Tradicional en el Hospital Clínico Quirúrgico en Cuba, renuevan las células dañadas de la sobre la piel. Además, el aloe vera cuenta con vitamina A, B, C y E, calcio, magnesio, potasio, selenio, zinc y fosfato de manosa, el cual actúa sobre el crecimiento de los tejidos proporcionando un efecto cicatrizante y fortalece el sistema inmune. Aloe vera para la cara El aloe vera tiene múltiples funciones para la cara, ya que puede usarse como desmaquillante natural, hidratante de piel y muchas personas hasta lo utilizan en el combate de las arrugas, ya que gracias a la producción de colágeno, puede disminuir algunas marcas de expresión. ¡La sábila para la cara es una excelente opción para cuidar tu rostro! Sábila para el cabello De acuerdo a un estudio del International Journal of Natural Therapy, las enzimas de la sábila ayudan a remover células muertas del cuero cabelludo y son una gran fuente de hidratación y minerales para las hebras del cabello. La sábila también estimula la producción de colágeno, con lo que las hebras se fijan mejor al cuero cabelludo, cosa que además de disminuir la caída, ayuda a que crezca fuerte y sano. Aloe vera para la piel Otro de los beneficios de la sábila, según información del World Journal of Pharmacy and Pharmaceutical Sciences, es que alivia la comezón y las quemaduras por exposición solar prolongada, además de ser un excelente aliado en el tratamiento de la psoriasis, dermatitis y mucositis oral, ayudando a regenerar la piel. El aloe vera también puede utilizarse como exfoliante para limpiar a profundidad las capas de la piel. Sábila para la gastritis De acuerdo a un estudio realizado por la Sociedad Científica de San Fernando, en Perú, se encontró que los componentes de la sábila podrían resultar beneficiosos para las personas que padecen de gastritis y mantienen una dieta saludable, ya que funciona como un gran reconstructor de la flora intestinal, atacando algunas bacterias que producen ciertas úlceras estomacales. Definitivamente la sábila es una poderosa planta medicinal y los beneficios del aloe vera son diversos, sin embargo, recuerda que antes de utilizarla para cualquier remedio, debes de consultar a un experto y asegurarte de que se trate de del tipo Barbadensis miller, la mejor para uso humano.
Uno se imagina el trabajo ideal como uno el que puede hacer lo que más le gusta, así que comer queso y que te paguen por ello podría acercarse mucho a este ideal para algunos de nosotros.Sí, una empresa estadounidense de snacks de queso anda en busca de un catador para unirse a Whisps Cheese Board como oficial ejecutivo de queso. ¿Se imaginan? Hola, soy Eloísa y soy oficial ejecutiva de queso. El sueño hecho realidad para los que ya dominamos los quesos mexicanos.Este trabajo soñado implica evaluar nuevos bocadillos de la marca Whisps y tablas de quesos artesanales, además de capacitación con expertos de la industria. (¿Dónde aplico?) Además, el candidato elegido recibirá queso todo el año.También recibirá capacitación para vendedores de queso y ayudará a la empresa Whisps a generar ideas sobre nuevos productos.A cambio de sus catas y revisiones de queso, el ganador recibirá una paga de 1500 y 2000 dólares en efectivo, o sea, entre 33 mil y 45 mil pesos mexicanos. También recibirán 1500 dólares en botines y otros premios.Pero este trabajo no es para amateurs, pues la empresa busca encaminar al candidato a asistir al campeonato mundial de queso muy renombrado, que se realizará en 2022. Quizá aquí por fin te serán útiles tus conocimientos sobre conservación de quesos.Quienes apliquen deben ser residentes de Estados Unidos de América y tener más de 21 años de edad, y aunque sí es requisito amar los productos que consumirán durante todo un año, no se requiere capacitación formal en pruebas de sabor.¿Qué hay que hacer para aplicar además de tener más de 21 y ser residente de EUA? Pues escribir un breve ensayo sobre tu amor al queso, presentando ideas como qué queso serías o qué puedes aportar a este delicioso trabajo que nadie más podría.Si cumples con los requisitos, debes presentar tu solicitud antes del 25 de julio aquí y el ganador se anunciará más adelante ese mismo mes.Esto es quizá la mejor prueba de que sólo tienes que estar atento al llamado de tu vocación cuando de queso se trata.Si no puedes aplicar, pero aun así amas el queso, esto es para ti:Spaghetti con salsa de quesoChurros rellenos de quesoPay de queso con costra de galleta
No existe pollo flaco o hervido que continúe tristeando por las esquinas de una olla si se le añade un baño de especias. Más aún si se trata de especias mexicanas. El uso en la cocina de los también llamados condimentos se remonta al antiguo Egipto y es tan viejo como nuestro deseo por hacer que lo nutritivo pase al cuerpo sin tener que taparse la nariz. Y es que, como si fueran un rey Midas del sabor, las especias tienen el poder de darle sazón a todo lo que tocan gracias a su concentración de aromas provenientes de las semillas o de la corteza de algunas plantas aromáticas. Hay que frotarlas como a una lámpara maravillosa. Una ráfaga de aromas saldrá de su interior invitándonos a embriagarnos con ellas. ¡Pero cuidado! Hay que ser sutiles a la hora de usarlas y cuidar de no tostarlas demasiado para que decoren cada bocado sin abrumar. Las especias de México no son la excepción. Son explosión pura. Son razón suficiente para voltear hacia la tierra –o al cielo– para agradecer lo que nos da. Sin las especias mexicanas al mundo le faltaría algo así como su Quinta Sinfonía de Beethoven, sus Meninas de Velázquez, culinariamente hablando. Ahí tienen a la vainilla. ¿Qué sería de las tartas de manzana sin un helado con su sabor? ¿De qué serían de los pasteles de bodas sin sus bizcochos avainillados? A la crema pastelera le faltaría el cincuenta porciento de su alma. A las galletas su olorosa estampa. ¡Olvídense del rompope! La vainilla planifolia es una especia originaria de México y en Papantla es donde alcanza su plenitud. Esta especia mexicana es de esas cosas –dieciséis en total– a las que se les ha defendido con una Denominación de Origen por parte del gobierno. En el caso de la vainilla, este rango celebra pedazos de tierra –treinta y nueve municipios entre Veracruz y Puebla–, procesos y mano de obra de quien sabe cómo cuidar las orquídeas de vainilla desde tiempos prehispánicos. De esa pequeña vaina, con el sencillo movimiento de un cuchillo, salen partículas que huelen a una flor suave pero pungente.Otra especia orgullosamente mexicana es la pimienta gorda o pimienta Tabasco, que también cuenta con el título nobiliario de Denominación de Origen. Y aunque a veces a la pimienta gorda se le confunde con pimienta negra, por su sabor es fácil diferenciarla: una mezcla entre clavo, canela, nuez moscada y pimiento. Su fama llega a la India, en donde se muele para preparar masalas y posteriormente currys cremosos y especiados. Sin ir más lejos, es un ingrediente esencial en el rezo de especias ocupadas en el mole, pero también en el sazón y sabor de embutidos, salchichas y salsas BBQ.La canela, por su parte, aunque es originaria de Ceilán (actualmente Sri Lanka), se ha llegado a denominar canela mexicana porque es el país con mayor producción. Sólo piensen por un segundo: ¿qué no huele a canela en México? Su sabor ligeramente picante –como todo lo que gusta al mexicano– combina a la perfección con lo dulce o lo salado. La canela nada en un mar de aguas de horchata, en la molienda especiada del mole, en los recados. Está en los panes dulces que pasean los jóvenes en sus canastas y en los carritos de churros de las esquinas. Es perfume en pepianes y adobos. Está en todo.No nos olvidamos de otra gran especia mexicana, el achiote, sin el cual la cochinita sería una simple carne cocida y los tacos al pastor –¡de nada, mundo!– no existirían. México sabe a chile, por su puesto. Pero también a la festividad de sus especias y a las hierbas de olor (que son harina de otro costal y al cual nos zambulliremos pronto). En conjunto, las especias mexicanas le dan identidad a una despensa a la que es correcto llamar barroca e incluso churrigueresca. Sólo basta recordar que el mexicano no come pollo ni chayote hervidos más que en la enfermedad. Más vale muertos que sencillos, hasta en la comida. Lo nuestro es combinar densidades y capas de sabor, técnicas y preparaciones que dan lugar a una sinfonía compleja llamada gastronomía mexicana. ¿Cuál es tu especia mexicana favorita?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD