Trucos de cocina recomendados
Cocina Fácil

Trucos de cocina recomendados

Por Kiwilimón - Julio 2011
  1. Cuando se ralla queso, una de las tareas más pesadas es fregar luego el rallador. Para que quede bien limpio en pocos instantes, frótalo con una papa cruda. 2. Al preparar sopas y caldos, procura siempre agregar un hueso durante la cocción. La gelatina del hueso le suministra al caldo consistencia y sabor. La consistencia más espesa se obtiene generalmente cuando se usan huesos de ternera. 3. Si estás preparando un plato salado que lleva un poco de azúcar, pero se le ha ido la mano al echarla, agrégale una cucharadita de vinagre para contrarrestar el sabor excesivamente dulce. 4. Cuando se cocina en una cazuela de barro, la temperatura debe ser un poco más alta que cuando se cocina en recipientes de otro material. Si se conserva la misma temperatura, el tiempo de cocción debe ser un poco mayor. 5. Las papas asadas que sobraron de la cena del día anterior quedan como acabadas de cocinar si haces lo siguiente: primeramente se sumergen en agua bien caliente y, luego, se colocan en el horno, de 150° a 250°F (65° a 121°C), hasta que estén a la temperatura adecuada. Algunos menús recomendados para cocinar:Mariscos FrescosAves CreativasUna Comida Rapida      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente te has fijado que al cortar un aguacate, este se empieza a poner café después de un rato. Esto no significa que el aguacate esté echado a perder o que ya no sirva, simplemente es una reacción natural de los componentes presentes en este alimento.Como ya sabrás, los Aguacates de México son una comida muy saludable, ya que aportan alrededor de 20 vitaminas, minerales, antioxidantes y fitonutrientes. Entre todos esos componentes se encuentran los fenoles y las enzimas, los cuales adquieren una tonalidad café cuando son expuestos al oxígeno.Para evitar que el aguacate se torne oscuro, lo que debes hacer es impedir que ocurra el proceso de oxidación. Pero no te preocupes, evitar que un aguacate se oxide es mucho más sencillo de lo que parece. Sigue estos tips para mantener tu aguacate fresco por más tiempo:LimónEl jugo de limón es un fuerte antioxidante, por lo que agregar unas gotas a tu preparación con aguacate puede ayudar a que el proceso de oxidación se ralentice. Si añades el jugo de limón justo después de cortar el aguacate, este puede conservar su color natural por más tiempo.PlásticoUna opción bastante sencilla que mantendrá en buen estado tanto a los aguacates cortados, como a las preparaciones con aguacate, es el plástico. Lo único que tienes que hacer es cubrir suavemente la superficie con plástico de cocina. Asegúrate de que no queden burbujas de aire para evitar que se oxiden algunas partes.AceiteEn el caso de que vayas a preparar unos aguacates horneados o asados, hay otra manera de impedir que se pongan cafés. Inmediatamente después de partirlos, pasa una brocha con aceite vegetal sobre la superficie del aguacate. Esta delgada capa de protección evitará que el aguacate comience a oxidarse.Pon en práctica estas recomendaciones y haz que tus aguacates luzcan perfectos por más tiempo. Recuerda que los Aguacates de México son prácticamente la única fruta que contiene grasa monoinsaturada, y no contiene sodio, colesterol ni grasas trans. Reemplazar las grasas saturadas o trans con grasas insaturadas se asocia a un riesgo reducido de enfermedades cardiovasculares. Esto hace que los Aguacates de México sean una alternativa saludable para los snacks entre comidas y en un gran aliado para cuidar la salud del corazón.
Saber cuáles son las porciones adecuadas de comida para un niño de cierta edad no es tan complicado como parece.Aunque estamos acostumbrados a ver por todos lados porciones enormes de comida y, a veces, cuando llegamos a casa, la hora de comer se puede convertir en una batalla campal, especialmente con niños pequeños, es posible lograrlo. Como papás, es importante incentivar que los niños asocien la comida con momentos placenteros, de compartir y convivir, no con guerras de poder o sentir que tengan que acabar montañas de comida para estar satisfechos. Los niños deben aprender a escuchar su apetito y una gran manera de lograrlo es servir las porciones adecuadas. También hay que tomar en consideración el nivel de actividad y requerimientos especiales de cada pequeño.En casa podemos realizar el ejercicio de medir qué tanto cabe en los platos que usamos siempre y así comprender que el estómago de un chiquito no tiene la misma capacidad que el nuestro. ¿Has medido cuántas tazas de sopa caben en tus soperos? Te sorprenderás al constatarlo.Por ejemplo, en el caso de las frutas, una porción adecuada para un niño es media manzana, o naranja. Si lo vemos en una taza de medir es entre un cuarto a media taza. Te recomendamos estas Ideas de Lunch para NiñosDe la misma manera, hay que cuidar la porción correcta de jugo, que es media taza. Los vasos comunes tienen capacidad de 1 a 1 ½ tazas, a veces más. No es buena idea servirles vasos enormes de jugo, porque pueden quitarles la capacidad para comer alimentos con mayor concentración de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales son más necesarios para su desarrollo.Si se trata de granos o cereales, media rebanada de pan es suficiente para niños de hasta 5 años, y la porción adecuada de pasta, arroz o cereal es media taza. Hay que tener cuidado con los tazones enormes de cereales azucarados que no dejan espacio para mucho más. En total, los niños necesitan 4 a 6 porciones al día de granos y cereales. Un sándwich hecho con una rebanada de pan, media taza de pasta en la comida y una tortilla en la cena completarían sus requerimientos de granos y cereales del día. Como ves, no es tanto.En el caso de las proteínas como carnes, pescado o pollo, para chiquitos de hasta 5 años, 60 gramos es más que suficiente por porción, por ejemplo, un huevo durante el desayuno. Al acercarse a los 10 años puede subir hasta 100 gramos, según la actividad.No olvides incluir nueces, almendras o mantequilla de cacahuate, de la cual dos cucharadas equivalen a una porción adecuada. Considera también leguminosas, como lentejas y frijoles, y media taza de ellas es más que suficiente. En total necesitan entre 3 a 4 porciones de ese tamaño al día.Te recomendamos estos Coditos con Chayote, Kale y Quesito Para complementar su dieta, los lácteos son importantes. Calcula unos 100 g de queso en total para todo el día, o tres cuartos de taza de yogurt. Si toman leche, no necesitan más de media taza por porción. Dos porciones al día son suficientes para su desarrollo.Finalmente, las temidas verduras no tienen que ser motivo de pleito. Procura darles varias opciones y piensa que sus porciones no deben ser las mismas que las tuyas. Por ejemplo, en el caso de chícharos, brócoli y otras verduras cocidas, media taza por porción es suficiente. Si es ensalada, calcula una taza. Donde se complica un poco es con las frutas, pues necesitan en total al menos cinco porciones de frutas y verduras por día; lo mejor es si son más verduras que frutas, así que divídelas entre las tres comidas y lunch para que tengan todo lo que necesitan para crecer sanos.
Que si tomas agua con limón en ayunas corta la grasa, que si enojarte adelgaza, que si comer chocolate te ayudará bajar de peso... ese tipo de afirmaciones que escuchamos y leemos a diario sin ningún sustento científico ni médico están en todos lados.Sin embargo, hay que tener en cuenta que uno de los deseos que mueve al mundo es el de adelgazar, por lo que hay muchas personas que lucran con ese interés, soltando información confusa o falsa.Aquí te vamos a platicar de las principales afirmaciones sobre bajar de peso que no deberías creer, para que no caigas en fraudes y mentiras.Todo lo que comes en la noche se convierte en grasaNo hay nada distinto en comer algo en diferentes horas del día. Es decir, si comes alimentos sanos en la noche, no hay ningún argumento para decir que que se convertirá en grasa, por lo que es un mito que no debes creer; sin embargo, sí debes cuidar lo que ingieres con relación a las actividades físicas que realizas. Si haces ejercicio vas a adelgazar Hacer ejercicio es muy importante para la salud, pero la alimentación es lo más importante a la hora de bajar de peso. De nada sirve hacer ejercicio si comes comida con calorías vacías que no te nutren. Hacer detox o largos periodos de ayuno son lo ideal para bajar de peso rápidamente De un tiempo para acá, los detox sin comida por varios días se popularizaron con la promesa de bajar de peso rápidamente, no obstante, esto no es aconsejable ya que al volver a ingerir alimentos sólidos, se recupera el peso perdido. Tomar agua con limón disuelve la grasa en el cuerpo Aunque al agua con limón se le atribuyen muchos “milagros”, la realidad es que no hay ningún sustento médico que lo pruebe. Lo sentimos. Enojarse hace que adelgaces Esto no sólo es un mito, sino que es lo contrario. Al enojarte liberas cortisol, que está relacionado directamente con subir de peso, además de que provoca envejecimiento prematuro y acelera tu ritmo cardiaco. Comer chocolate ayuda a la pérdida de peso Hace un tiempo empezó a circular la información que comer chocolate en el desayuno fomentaba la pérdida de peso; sin embargo, esto no es verdad. El chocolate, como otros dulces, contiene azúcar, algunos también contienen leche, por lo que es importante controlar su consumo.Si lo que quieres es bajar de peso, lo que tienes que hacer es consultar a un especialista que analice tu caso, tu estilo de vida, tus necesidades y así pueda hacerte un plan a tu medida. No caigas en la falsa información y mentiras.
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD