Comida de buena suerte
Recomendaciones de Cocina

Comida de buena suerte

Por Kiwilimón - Septiembre 2013
No es que seamos supersticiosos, pero es viernes trece y no está de más comer un par de ingredientes que para algunos, conllevan buena fortuna.   Puede que no creas en la mala suerte, puede que sí, pero sea como sea es interesante saber que en algunas culturas hay comida que es considerada de buena suerte y que se consume tanto en eventos importantes como en año nuevo y otras festividades. Ya sea por sus características como forma o sabor o por algún tipo de mito antiguo estos son algunos de los alimentos que puedes considerar si quieres curarte en salud.  

Frijoles, lentejas y chícharos

En culturas como la hindú y la antigua egipcia se consideraba que estos alimentos traían buena fortuna ya que eran simbólicos de prosperidad por su facilidad para germinar. También se pensaba que tomaban la forma de monedas una vez que se cocinaban por lo que también les significaba riqueza. Los italianos por ejemplo como salchicha con lentejas verdes justo después del año nuevo, los alemanes por su lado, toman sopa de lentejas o chícharo en cumpleaños.  

Fideos

En la cultura asiática los fideos son representantes de larga vida. Si uno se da cuenta, en China no muerden sus fideos, sino que los absorben para no cortarles y así mantener la longitud del alimento.  

Alimentos redondos

En este caso se habla de la representación de una vida o un año cumpliendo un ciclo benéfico. Un ejemplo es nuestra propia rosca de reyes que comemos en enero y también los griegos introducen una moneda de la suerte dentro de su típico pastel vassilopita de año nuevo.  

Uvas

Estas no sólo se deben considerar para el año nuevo pues, según la cultura griega, el sabor de cada uva puede variar dependiendo de la suerte que tendrás. Si te tocan uvas dulces todo será placentero, si son amargas, habría que tener cuidado.  

¿Qué no comer?

Por supuesto que dentro de toda esta mitología hay alimentos de “mala suerte”. La langosta y el cangrejo por ejemplo caminan de lado y hacia atrás por lo que son representativos de deterioro y falta de progreso. Los chinos consideran los alimentos blancos como huevo, tofu y queso de mala suerte, pues el blanco para ellos es el color de la muerte. Por último, hay un proverbio árabe que dice que nunca hay que limpiar el plato y siempre dejar al menos una pequeña sobra. Esto representa que habrá prosperidad y beneficios el resto del año.  

Comida para la Buena Suerte

Receta de Sopa de Chicharo con Verduras

Ingredientes: - 450 gramos de chícharo congelado - 2 cucharadas de aceite vegetal - 2 nabos pelado y picado - 2 zanahorias pelada y picada - 2 ramas de apio - 1 cebolla mediana picada - 250 gramos de jamón ahumado - 8 tazas de agua - 1 cucharada de sal - 1 cucharada de pimienta Si quieres ver los pasos para preparar esta deliciosa sopa da click aquí.  

Receta de Pad Thai

Ingredientes: - 1 paquete de fideo de arroz - 1/4 de taza de salsa de pescado oriental - 1/4 de taza de jugo de limón - 1 cucharada de aceite - 1 cucharada de azúcar morena - 250 gramos de camarón grande pelados y limpios - 2 dientes de ajo - 3 huevos - 2 tazas de germen de soya - 1/3 de taza de cacahuate sin sal - 1/4 de taza de cebollin picado - cilantro frescas - 2 cucharadas de pimienta roja - 8 camarones desvenados, para decorar al final Da click aquí y descubre el procedimiento para preparar esta receta.  

 Receta de Ensalada con Uva, Queso y Piñón

Ingredientes: - 9 tazas de lechuga endívia picada gruesamente - 1 manzana verde - 1 cucharada de jugo de limón - 30 uvas verdes sin semilla - 3 cucharadas de piñon - 1/4 de taza de queso de cabra desmoronado - 2 1/2 cucharadas de vinagre de manzana - 2 1/2 cucharadas de aceite de oliva - 2 cucharadas de miel - pimienta Encuentra como preparar esta ensalada dando click aquí.   

"¿Vas a probar a ver si sirven estos alimentos para la buena suerte?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Beber vino es delicioso, pero por una extraña razón, muchas veces el vino sigue siendo una bebida poco familiar para nosotros: ¿qué uva, de qué país, de qué año? Por fortuna, el vino mexicano no sólo se ha ido abriendo paso para ser más accesible y prestigioso, sino que además, se preocupa por ser inclusivo.En el marco de la Semana de la Inclusión de personas con discapacidad, celebrada del 1 al 8 de diciembre, el Consejo Mexicano Vitivinícola presenta etiquetas en braile para cada tipo de vino, para así volverse más inclusivos con los consumidores.Esta semana de la inclusión de personas con discapacidad es una iniciativa en conjunto con esta empresa de etiquetas, el consejo, Libre Acceso AC e intérpretes de lengua de señas mexicana, que buscan hacer conciencia sobre la inclusión de minorías, tanto en la industria vitivinícola, como en otros sectores y no sólo para su consumo, sino que también en el área laboral.Las etiquetas se incluyen en las botellas de diversos socios y se elaboran con la colaboración de MCC Labels. Su finalidad es “que las personas con discapacidad visual puedan sumarse a la cultura vitivinícola en México, por lo que esta alianza con el CMV nos permitirá llevar este mensaje a todas las personas que disfrutan y aman el vino mexicano”, de acuerdo con Juan Moreno, director comercial de MCC Labels.Además de las etiquetas, en la semana de la inclusión habrán diversas actividades en bodegas de vino mexicanas, como Tres Raíces, Freixenet, Monte Xanic y Las Nubes. También se realizarán transmisiones en vivo con diversas asociaciones civiles y una cata maridaje, en la cual las personas que la adquieran podrán disfrutar de un menú único a 4 tiempos y maridaje con dos vinos especiales para 2 personas.Esta cena tiene un costo de 2840 pesos y puedes reservar al correo jimena.cuevas@uvayvino.org.mx.
Un libro de cocina debería tener salpicaduras de fritanga, cucharazos de caldo de tomate, tiznes de harina. El que edita Zahara Gómez Lucini no invita a hacerlo. Al revés, dan ganas de poner el ejemplar en una vitrina, en un relicario.Antes de hojear ‘Recetario para la memoria’ no sabía que las recetas, así como las mantas y los pliegos petitorios, tienen la capacidad de llevar a cuestas una protesta. Apenas llegué a la primera receta comprendí de qué iba todo: “El bistec ranchero para Ernesto, 5 de enero de 2011”. La receta era sencilla, no tenía cantidades. En cambio, había un sinfín de silencios suspendidos entre los pasos de la preparación. Este es un libro de cocina tanto como lo es una caja negra con recuerdos acomodados minuciosamente. ¿Y qué conexión con el pasado más directa que la comida favorita de quien ya no está? Lo que está es la mesa puesta y están los platillos que ya no se comerán los desparecidos de El Fuerte, al norte de Sinaloa. Sus coautoras, las Rastreadoras del Fuerte, son las madres, las esposas, las abuelas, las hermanas que los recuerdan en cada receta y que con palas aún continúan buscándolos. En el libro hay poco más de 25 platillos. Hay fotos –magníficas– de los guisos con claroscuros y luces que enmarcan el humo en los platos. Hay preparaciones que se antojan. En realidad lo que conmueve hasta los huesos es lo que falta. No hay nostalgia más grande que las de unas gorditas sin frijoles, unos tacos sin salsa, un platillo caliente que aguarda ser comido por alguien que ya no está. Para la autora, en los gestos cotidianos se puede ser subversivo. “Desde tu fogón puedes rendir un homenaje”, cuenta Zahara. “Puedes crear una red que apoye. El espacio es la comida, el espacio en que la compartes permite hablarlo en familia. ¿Por qué hay desaparecidos? ¿Por qué pasa esto? Hacer memoria y de ahí accionar, hacer que cale y se muevan las cosas”.Hay algo muy íntimo en el ‘Recetario para la Memoria’. Las coautoras comparten con ingredientes una pequeña biografía sápida de su familiar desaparecido. El plato queda como rictus, como símbolo de aquellos –sus tesoros, como las Rastreadoras del Fuerte llaman a quien esperan descubrir en fosas clandestinas– que algún día estuvieron vivos y que anhelaron, como todos, un sabor hecho en casa. No hace falta gritar para que el dolor y el reclamo tengan voz en los asados que se tateman en el comal, en el borboteo de un guiso de larga cocción, en el crujir del aceite en un sartén. Pero el recuerdo aquí también es lucha. El derrotismo es muerte. “Ellas son mucho más que víctimas, son combatientes tremendas”, apunta Zahara.Por eso este libro es más de vida que muerte. Es homenaje, es un altar con aromas y moronas que quedan sobre el mantel. Es memoria que invita a la acción a través de un sofrito, de una fritura profunda. Hay que comprarlo porque, además de ser una obra fabulosa, el cincuenta porciento de las ganancias se va para las mujeres de los familiares desaparecidos. Hay que cocinar con él; ensuciarlo a cucharazos y descuidos de caldo de tomate: cocinar algo de sus recetas será como reunir a los desaparecidos en la cotidianidad, conectarlos a la energía esperanzadora de una mesa puesta.
El invierno llega y por fin podemos usar nuestros suéteres más cómodos y calientitos, comer los platillos de temporada y disfrutar de las cenas con amigos y familiares (aunque este año probablemente sean virtuales), pero además de todos estos pros, este cambio de estación trae consigo un ambiente más seco y frío, que hace que nuestra piel y cabello se reseque.Si por fin tienes un poquito de tiempo libre, pero un presupuesto limitado, no te preocupes, porque con esta mascarilla casera para el pelo, tendrás una melena envidiable y tan hidratada como si fuera verano.Mascarilla casera de jojoba y coco para el cabello resecoEl aceite de jojoba se extrae del fruto de una planta abundante y perenne que en climas duros y desérticos, y aun así, también produce una nuez con muchas propiedades curativas. Es esta nuez de la planta de jojoba la cual se puede convertir en aceite.El aceite de jojoba es lo suficientemente suave como para usarlo como aceite portador para mezclarlo con otros aceites esenciales, pero también puedes usarlo solo. Muchas personas usan aceite de jojoba como parte de su rutina de cuidado de la piel, pues existe mucha evidencia que respalda el uso de aceite de jojoba puro como remedio para el acné, la piel seca e innumerables otras afecciones de la piel.Para hacer esta mascarilla necesitarás sólo 1 cucharada de aceite de coco y 1 cucharadita de aceite de jojoba. Simplemente mezcla los aceites en un recipiente apto para microondas, luego calienta durante unos 30 segundos y estará listo para aplicar. Masajea el aceite en las puntas de tu cabello (pues es ahí donde el cabello generalmente está más dañado) y sube hasta las raíces. Puedes aplicar el tratamiento en el cabello seco o húmedo, pero quizá obtendrás mejores resultados al hacerlo en el cabello húmedo, después de secarlo con una toalla. Ponte un gorro de baño para cubrir el pelo y déjalo reposar al menos 30 minutos para permitir que los aceites hagan su magia. Luego lava tu pelo con champú, enjuaga los aceites y acondiciona como de costumbre. Puede usar esta mascarilla casera para el pelo reseco de 1 a 2 veces por semana.
El delicioso ponche navideño siempre cuenta con una porción de caña, que a todos nos gusta mordisquear para sacarle el sabor, pedacitos de manzana, de guayaba, pero también suele traer una fruta que muchos hacemos de lado: el tejocote.Nativo de México y de Guatemala, el tejocote crece en un árbol llamado manzanillo y aquí en México se produce en Guerrero, Oaxaca, Jalisco, Michoacán y Durango. También es conocido como manzanita o manzana de la inda y aunque puede que no sea tu fruta favorita, si este diciembre te lo encuentras en un ponche, no le hagas el feo, porque tiene muchos beneficios para ti.Beneficios del tejocoteComo fruta, el tejocote cuenta con varios elementos nutritivos y beneficiosos para el cuerpo humano: Contiene vitamina C. Los tejocotes son ricos en vitamina C, la cual está relacionada con la mejora de las defensas y el sistema inmune que previene enfermedades.Contiene calcio. El calcio es un mineral indispensable para nuestro cuerpo, pues está relacionado con varios procesos importantes, como la contracción muscular o el funcionamiento del sistema nervioso, por ejemplo.Contiene vitaminas del complejo B. Entre sus funciones, estas vitaminas ayudan a formar los glóbulos rojos y ayudan a prevenir enfermedades.Contiene hierro. Entre las funciones del hierro se encuentra una principal: llevar el oxígeno a todo el cuerpo y formar glóbulos rojos.Pero el tejocote no sólo es muy nutritivo, también tiene otros usos medicinales e incluso cosméticos, farmacéuticos y textiles debido a su alto contenido en pectina.Los otros usos del tejocote incluyen alimentos para el ganado (para los cuales se utilizan las hojas y frutos) y usos medicinales tradicionales; por ejemplo, la infusión de raíz del tejocote se usa como diurético y como remedio para la diarrea, y las preparaciones a base de la fruta son un remedio para la tos.Aunque es pequeña, esta fruta mexicana típica de la temporada decembrina contiene grandes beneficios, usos y propiedades que seguro no imaginabas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD