Comida para Niños y Bebés

Las frutas favoritas de los niños
Comida para Niños y Bebés
Durante la niñez, la alimentación es muy importante para el correcto desarrollo y crecimiento, por lo que instituciones como la Organización Mundial de la Salud ha sido muy insistente en que, para prevenir enfermedades como la obesidad, la diabetes, enfermedades cardiovasculares o cáncer, debemos darle a nuestros niños una dieta equilibrada y un estilo de vida activo.Las frutas son indispensables en la dieta de todos, pero sobre todo, en la de los más pequeños del hogar, pues su alto contenido en nutrientes esenciales las hacen fundamentales para su crecimiento y el buen funcionamiento de su organismo. Sin embargo, no todas las frutas tienen la misma cantidad de nutrientes ni resultan igual de fáciles de comer para los niños. Así que nos dimos a la tarea de investigar cuáles son las frutas preferidas de los niños y su información nutricional, para que sea más fácil introducirlas en su alimentación.La primera es una fruta muy sencilla, se trata de la manzana, que además es una de las más saludables para los niños. Se da durante todo el año y esta fruta posee fibra, magnesio, hierro, calcio, fósforo y vitaminas A, B, C y E. Tiene propiedades diuréticas y contiene pectina, una fibra que absorbe toxinas y depura el organismo. Además, los antioxidantes que contienen las manzanas ayudan a mantener protegido el organismo de los más pequeños.A los niños pequeños se les puede dar en forma de puré para que se vayan acostumbrando a su sabor y su textura. Por su parte, el plátano es rico en vitaminas B y C, ácido fólico y fibra. También es conocido por su gran aporte de potasio. Por su textura blanda, es fácil de ingerir y tiene un alto contenido en carbohidratos, necesarios para producir energía en el organismo.Una gran opción para comer plátano es ofrecerlo como postre o como ingrediente principal para hacer licuados y smoothies. La piña también es una de las frutas más populares entre los niños y contiene una gran cantidad de agua y vitamina C. Además, aporta minerales y ácido fólico, tiene propiedades diuréticas y laxantes suaves, las cuales ayudan a aliviar el estreñimiento. Favorece el tracto intestinal, por eso no puede faltar en la lista de las frutas más saludables para los niños.La cereza es una de las frutas más saludables ya que tiene múltiples nutrientes y propiedades. Es rica en antioxidantes y contiene menos azúcares que otras frutas, como la manzana. Contiene sales y minerales como el calcio, el potasio y el fósforo, y tiene propiedades hidratantes y diuréticas. También capacidades depurativas y laxantes por su alto contenido en agua. Es importante recordar retirar el hueso para que los pequeños no se atraganten y consumirlas cuando están en temporada.Finalmente, existen muchas razones que postulan al kiwi como una de las frutas más saludables para los niños. La número uno es su alto contenido en vitamina C, superior al de las naranjas, que previene resfriados y ayuda a sus defensas. Además, combate el estreñimiento de niños y bebés por sus propiedades laxantes. Por otro lado, posee un alto contenido en acido fólico y minerales esenciales, como el potasio.Por su color y forma, da alegría a cualquier ensalada o plato de fruta. ¡Inclúyelo en tu lista de frutas más saludables para los niños!Aunque aquí sólo te presentamos las más populares, la variedad de frutas es tan basta que siempre vale la pena intentar con ellas y darle a probar a los niños, pues todas tienen nutrientes diferentes y ellos, gustos diversificados.
Formas fáciles de balancear los alimentos de los niños
Comida para Niños y Bebés
Es bien sabido que la alimentación juega un papel primordial en la salud y el desarrollo de los niños, por lo que darles una alimentación balanceada es muy importante. Sin embargo, para hacerlo correctamente, debemos saber qué es lo que tienen que consumir y en qué cantidades. Siempre es recomendable consultar a un profesional las cantidades que necesita tu hijo específicamente, ya que éstas varían de acuerdo con la edad, el peso, la actividad física y el estilo de vida, no obstante, podemos guiranos por las cantidades que estipulan las autoridades mundiales sanitarias, como la OMS, que sirven como ejemplo de una alimentación balanceada para los niños.La dieta habitual establecida en la Norma Oficial de la Secretaría de Salud sobre educación para la salud alimentaria tiene como objetivo prevenir riesgos en la salud y la vida, y entre otras cosas, señala que una dieta balanceada para niños debe cumplir con lo siguiente:-Debe ser completa: que incluya todos los nutrientes como carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales.-Equilibrada: que los alimentos consumidos contengan los nutrimentos en una proporción adecuada.-Inocua: que su consumo habitual no implique riesgos para la salud, es decir, que está exenta de microorganismos dañinos, toxinas y contaminantes, y se consuma con moderación.-Suficiente: que cubra las necesidades nutrimentales, de tal manera que los niños crezcan y se desarrollen de manera correcta.-Variada: que incluya diferentes alimentos de cada grupo en cada comida.-Adecuada: que esté acorde a los gustos, costumbres y recursos económicos, sin sacrificar las características anteriores.Para lograr una dieta equilibrada para los niños es necesario que tomes en cuenta los tipos de alimentos que existen y con qué frecuencia hay que consumirlosLos alimentos de consumo básico son aquellos que se encuentran en la base de la pirámide y que debemos comer a diario, como cereales, verduras, semillas, frutas, leche, proteínas, derivados de la leche y grasas buenas como el aceite de oliva.Los de consumo alterno son el escalón central e incluyen los alimentos que debemos ingerir varias veces por semana, como legumbres, frutos secos, pescados, huevos y carnes magras.Por su parte, los alimentos de consumo ocasional se encuentran en la cúspide de la pirámide y son la panadería, los azúcares, los refrescos, las grasas y las carnes rojas. Como su nombre lo indica, debemos comerlos esporádicamente.A continuación, te dejamos un ejemplo de un menú basado en la pirámide:DesayunoLácteos: Un yogur, un poco de queso o un vaso de leche.Cereales: Una rebanada de pan con aguacateUna pieza de fruta.A media mañanaFruta: Una pieza para tomar en el recreo. No debe sustituirse por jugos sintéticos, ya que tienen mucha azúcar. También tomar un lácteo como un yogurt.ComidaCereales: pasta, arroz son una gran opción para el primer tiempo de la comida. Proteínas: carne o pescado, fomentando el consumo. Verduras: se recomienda que sean vegetales frescos.Agua: debe ser la bebida habitual del niño. Sal: usar preferentemente la yodada.Grasa: una porción de aceite de oliva o un cuarto de aguacate.Fruta: una pieza, como postre.A media tardeLácteos: si por la mañana se ha tomado yogurt, ahora un vaso de leche o queso, para que el niño coma variado.Cereales: unas galletas, frutos secos o un bocadillo.Una pieza de fruta.CenaVerduras: en ensalada, puré, crema, cualquier forma es válida.Proteínas: huevo, carne, pescado.Fruta de postre.Siempre será el pediatra la persona indicada para ajustar las cantidades dependiendo de la situación en la que se encuentre el niño y de su estado de salud, sin embargo ya tienes una base y una guía para darle una alimentación sana y adecuada a tus pequeños.
Cuáles son las porciones que debe comer un niño de menos de 10 años
Comida para Niños y Bebés
Saber cuáles son las porciones adecuadas de comida para un niño de cierta edad no es tan complicado como parece.Aunque estamos acostumbrados a ver por todos lados porciones enormes de comida y, a veces, cuando llegamos a casa, la hora de comer se puede convertir en una batalla campal, especialmente con niños pequeños, es posible lograrlo. Como papás, es importante incentivar que los niños asocien la comida con momentos placenteros, de compartir y convivir, no con guerras de poder o sentir que tengan que acabar montañas de comida para estar satisfechos. Los niños deben aprender a escuchar su apetito y una gran manera de lograrlo es servir las porciones adecuadas. También hay que tomar en consideración el nivel de actividad y requerimientos especiales de cada pequeño.En casa podemos realizar el ejercicio de medir qué tanto cabe en los platos que usamos siempre y así comprender que el estómago de un chiquito no tiene la misma capacidad que el nuestro. ¿Has medido cuántas tazas de sopa caben en tus soperos? Te sorprenderás al constatarlo.Por ejemplo, en el caso de las frutas, una porción adecuada para un niño es media manzana, o naranja. Si lo vemos en una taza de medir es entre un cuarto a media taza. Te recomendamos estas Ideas de Lunch para NiñosDe la misma manera, hay que cuidar la porción correcta de jugo, que es media taza. Los vasos comunes tienen capacidad de 1 a 1 ½ tazas, a veces más. No es buena idea servirles vasos enormes de jugo, porque pueden quitarles la capacidad para comer alimentos con mayor concentración de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales son más necesarios para su desarrollo.Si se trata de granos o cereales, media rebanada de pan es suficiente para niños de hasta 5 años, y la porción adecuada de pasta, arroz o cereal es media taza. Hay que tener cuidado con los tazones enormes de cereales azucarados que no dejan espacio para mucho más. En total, los niños necesitan 4 a 6 porciones al día de granos y cereales. Un sándwich hecho con una rebanada de pan, media taza de pasta en la comida y una tortilla en la cena completarían sus requerimientos de granos y cereales del día. Como ves, no es tanto.En el caso de las proteínas como carnes, pescado o pollo, para chiquitos de hasta 5 años, 60 gramos es más que suficiente por porción, por ejemplo, un huevo durante el desayuno. Al acercarse a los 10 años puede subir hasta 100 gramos, según la actividad.No olvides incluir nueces, almendras o mantequilla de cacahuate, de la cual dos cucharadas equivalen a una porción adecuada. Considera también leguminosas, como lentejas y frijoles, y media taza de ellas es más que suficiente. En total necesitan entre 3 a 4 porciones de ese tamaño al día.Te recomendamos estos Coditos con Chayote, Kale y Quesito Para complementar su dieta, los lácteos son importantes. Calcula unos 100 g de queso en total para todo el día, o tres cuartos de taza de yogurt. Si toman leche, no necesitan más de media taza por porción. Dos porciones al día son suficientes para su desarrollo.Finalmente, las temidas verduras no tienen que ser motivo de pleito. Procura darles varias opciones y piensa que sus porciones no deben ser las mismas que las tuyas. Por ejemplo, en el caso de chícharos, brócoli y otras verduras cocidas, media taza por porción es suficiente. Si es ensalada, calcula una taza. Donde se complica un poco es con las frutas, pues necesitan en total al menos cinco porciones de frutas y verduras por día; lo mejor es si son más verduras que frutas, así que divídelas entre las tres comidas y lunch para que tengan todo lo que necesitan para crecer sanos.
Así puedes evitar que tu hijo sea un
Tips
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
12 divertidas recetas para preparar con niños
Comida para Niños y Bebés
Las vacaciones escolares se acercan y, ¿sabes lo que eso significa? ¡Niños en casa todo el día! Evita que tus hijos pasen un verano o aburrido, o que se entretengan con la televisión todo el día y compárteles tu amor por la cocina. Inicia a tus hijos en el arte culinario con estas recetas divertidas y fáciles de preparar: Frutas en la playa  Nunca ha tenido más sentido la frase “de la vista nace el amor” que cuando se prepara comida para niños. Recuerda que la presentación es esencial para interesar a los pequeños en la cocina. Rollitos de verduras  Involucra a tus hijos en la preparación de sus alimentos. De esta manera, los pequeños pueden ir desarrollando más su motricidad fina, al tiempo que aprenden a elegir los ingredientes para su propia comida. Mac & Cheese  Dependiendo de la edad de tus hijos, puedes asignarles tareas que sean capaces de realizar y no los pongas en riesgo. Una buena manera de iniciarlos en la cocina es enseñarlos a leer las instrucciones y organizar los ingredientes. Rollitos de jamón con queso  Si tienes más de un hijo, evita batallas campales en la cocina dándoles tareas diferentes a cada uno. Por ejemplo, a los más grandes puedes pedirles que corten el pan (siempre bajo tu supervisión) y a los más pequeños que aplanen las rebanadas con un rodillo. Trufas de oreo con chocolate  Algunas veces los niños pueden rechazar los platillos por incluir ingredientes que les resultan “raros”. Invítalo a que te ayude a preparar una receta que lleve algunas de sus comidas favoritas, como en este caso, las galletas oreos. Cupcake de chocolate con microondas Otra de las razones por las que los niños no muestran interés por la cocina es el tiempo invertido. La mayoría suele desesperarse al ver no resultados inmediatos de sus labores. Prueba recetas que sean rápidas y fáciles de preparar. Pay de leche condensada cubierto de chocolate  Aprovecha cualquier festejo o reunión social para involucrar a tus hijos en la cocina. A los niños les gusta sentir que su participación es importante, por lo que darle el crédito del postre de la fiesta será una gran manera de alentarlo a continuar. Ayúdalo a descubrir ingredientes más saludables incluyéndolos en sus platillos favoritos. Pídele que sea él mismo quien agregue los ingredientes nuevos para que al momento de consumirlos los reconozca. ¿A tus hijos les gusta cocinar? Compártenos tus tips para interesar a los niños en la cocina.  
10 placeres de la comida que no te dejaban disfrutar cuando eras niño
Día del Niño
Dicen por ahí que Dios está en los detalles, y es justamente ahí, en esos pequeños placeres donde se encuentra el verdadero amor por la comida. Como pequeños, la realidad es que aunque queríamos, no se nos permitía disfrutar al 100% de nuestros ingredientes favoritos. Ya sea para guardar apariencias, mantener los modales e incluso por nuestra propia salud, nuestros padres limitaban nuestros movimientos. Ahora que estamos grandes las cosas han cambiado, así que aquí te dejamos 10 placeres de la comida que no te dejaban disfrutar cuando eras niño y que ahora puedes aprovechar. No nos dejaban comer con las manos (y chuparnos los dedos después). via GIPHY Y había una ley de “nada de postre antes de comer”: via GIPHY Aún menos cuando queríamos crema batida directa del bote… via GIPHY ¿Qué les costaba dejarnos botanear cereal? via GIPHY Jugar con la comida era tan inocente, y ni así nos dejaban: via GIPHY ¿Por qué no podíamos comer nutella cuando se nos diera la gana? via GIPHY Y acompañarla con leche directa del cartón: via GIPHY ¿Por qué nos obligaban a usar servilletas para limpiarnos si teníamos mangas? via GIPHY Y si compartir es amor, ¿por qué no podíamos alimentar a nuestro mejor amigo por debajo de la mesa? via GIPHY ¿¡Por qué no nos dejaban ser libres!? via GIPHY Ya que sacaste toda la frustración reprimida disfruta el hecho de que ahora puedes hacer todas las cosas de la lista sin remordimiento y hasta, en ocasiones, darle un poco más de permiso a tus pequeños para que disfruten con su comida. También te invitamos a preparar estas recetas de postres indulgentes para que en tu casa haya una dulce felicidad. ¡Disfruta!  
Consiente a tus hijos en su mes
Comida para Niños y Bebés
Consentir a tus pequeños no sólo se trata de diversión y juegos, también tiene que ver con aumentar la confianza en si mismos y su felicidad. Hay muchas formas de consentirlos, y también son maneras de acercarnos más a ellos, de convertirnos en sus amigos y confidentes además de sus padres yd e demostrarles nuestro amor. Por eso hoy te platicamos de Las mejores formas de consentir a tus hijos. Un día, llévalo a su restaurante favorito a desayunar antes de ir a la escuela, que sea una sorpresa. Dile cuando haga las cosas bien, cuando tenga éxitos y también desafíos apóyalo para que sepa que puede crecer y mejorar. Programa momentos para pasar todos junto en familia haciendo una actividad que a él o ella le guste. Ya sea ir al parque, a un partido o al cine, si todos le dan importancia a esa actividad él o ella sabrán que sus gustos son importantes No tiene nada de malo darles dinero si se lo ganan. Trata de darle tareas de la casa y recompénsalo por ellas, así sabrán que el dinero se gana y no se regala Cuando le mandes su lunch escolar esconde un pequeño juguete o incluso una nota que le deje saber que l@ amas Trata de organizar fiestas y pijamadas con sus amigos dentro de la casa, siempre es bueno fomentar que tus hijos tengan amigos Cuando llegue el Día del Niño hazle un regalo que quiera mucho, se vale celebrar este día y hacerle saber que ser niño se trata de experimentar, crecer y divertirse.   También te dejamos cinco recetas hechas justo para niños que le encantarán a tus pequeños: Cupcakes de Lucas Comegalletas Galletas con chispas de chocolate Malteada de oreo Bocaditos de salchicha Botana para niños  
Ver más
PUBLICIDAD
Lo Más leído
Estos consejos para preparar la mejor masa para pizza son imperdibles en caso de que te interese hacer pizza casera, porque, afrontémoslo, la mayoría de las personas que se han aventurado a experimentar en las inmensidades de su horno, ya están cansadas del pan de plátano y el pastel de zanahoria. Así que, si tú también estás listo para ir al siguiente nivel, no te pierdas estos tips infalibles para hacer una masa para pizza perfecta. Cocinar pizza casera con levadura es más fácil de lo que parece, pero para lograr que el resultado sea un éxito, es necesario conocer algunos truquitos que el chef de Kiwilimón y gerente de Marega Banquetes, Mauricio Eggleton, nos recomienda, así que presta atención y prepárate para disfrutar de una masa de pizza fácil y asombrosa. La harina ideal de masa para pizza Puedes utilizar una harina especial conocida como harina doble cero o de media fuerza, con ella tendrás una masa de pizza esponjosa, ya que cuenta con un 11.5%-13.5% de gluten y ayuda a retener más los gases. Asegúrate de que no sea de alta proteína o la masa te quedará como de pan. Si no la encuentras, ¡no hay problema! La harina normal también te funcionará, especialmente si sustituyes 20 gramos de ella por semolina, en cuyo caso hará que quede más crujiente. ¿Cómo se te antoja más? Levadura para pizza Para preparar pizza es recomendable utilizar levadura fresca, ya que ésta no tiene estabilizantes y su capacidad de fermentación es mucho mayor que la de la levadura tradicional en polvo. Debes asegurarte de mezclarla con agua templada antes de añadirla al resto de ingredientes. Un fermentado correcto para la masa de pizza “La fermentación es muy importante porque es lo que te marca si tienes buen “dell’impasto”, o aumento del volumen de la levadura ", explica el chef Mau. Hay que tener en cuenta que para hacer que la masa para pizza sea de fácil digestión, hay que dejarla fermentar en el refrigerador mínimo 24 horas. Diferentes estilos de masa para pizza Si quieres hacer la masa delgada y crujiente, estilo Roma, debes utilizar un rodillo para amasarla y hacerla muy ligerita por completo. Por el contrario, si deseas hacer una masa de pizza napolitana, debes mantener el centro delgadito pero hacer las orillas más gruesas trabajándolas a mano. ¿Cómo manejar el horno para hacer masa para pizza? Si quieres que tu masa quede como pizza en horno de piedra, precalentar el horno 20 minutos antes de ingresar la pizza podría ser una opción bastante efectiva. Recuerda elegir los ingredientes para pizza casera con antelación y ver nuestras videorecetas para aclarar cualquier duda acerca del proceso. ¿Listo para hacer la masa para pizza perfecta? ¿Se te antoja más una Pizza Alfredo de Camarones o una Pizza de Pepperoni con Orilla de Queso?
Conforme crecemos, muchas veces dejamos de tomar leche, pero si aún disfrutamos de un café o cualquier otra bebida con leche, quizá después de los veintes, no nos caiga tan bien al estómago. Por fortuna, existen muchas opciones vegetales, pero ¿sabes cuál es la leche vegetal?Una leche vegetal es toda aquella que se elabora a partir de ingredientes vegetales disueltos en agua, las cuales lucen similares a la leche animal pero no contienen lácteos. Así, tenemos leche de soya, leche de arroz, leche de coco, leche de almendras o leche de avena, por ejemplo.Beneficios de tomar leches vegetalesExisten muchas buenas razones para tomar leches vegetales, pero la principal suele ser la intolerancia a la lactosa que, de acuerdo con la Academia Nacional de Medicina Mexicana, afecta a 30 por ciento de los adultos en el país.Otras razones para tomar leches vegetales es que son adecuadas para las personas que eligen comer vegetariano o vegano, además del gran sabor y las bajas cantidades de grasa en la mayoría de las leches a base de plantas.Podemos resumir los beneficios de las leches vegetales así: Son ricas en vitaminas y minerales (generalmente les son añadidos)La mayoría son bajas en grasaNo contienen colesterolTienen una combinación saludable de grasas mono y poliinsaturadasSon perfectas para personas con un sistema digestivo lento¿Cuáles son las leches vegetales y cómo se usan?Las leches vegetales más populares son la de soya, la de almendras, la de coco o la de arroz, por ejemplo. A continuación, te damos algunos ejemplos de sus beneficios y sus usos.Leche de soya. La leche de soya generalmente puede ser un sustituto de la leche de vaca para cocinar u hornear, pues tiene la misma consistencia con respecto a las proteínas y las grasas que la de vaca. Para hacerla, necesitas 1 taza de frijol de soya, 2 tazas de agua para remojarlos, 2 litros de agua para hacerla, 1 raja de canela y 3 cucharaditas de néctar de agave. Primero tienes que remojar las semillas durante 8 horas, por lo menos; cuando los frijoles se vean hinchados, cuélalos y enjuágalos. Posteriormente licúalos con un litros¿ de agua limpios por 2 minutos. Pasa la mezcla a una olla y añade el otro litro de agua, cocina con la rajita de canela hasta que comience a hervir, entonces retira del fuego. Cuela el líquido con una manta de cielo. Agrega el endulzante, disuélvelo bien y listo.Leche de almendras. Funciona como un sustituto de la leche muy saludable, ya que contiene muchas vitaminas, magnesio, hierro, proteínas y fibras. Además, es naturalmente muy cremosa.Para hacer leche de almendras, da clic aquí y mira el paso a paso explicado con un video.Leche de coco. Esta leche posee varios beneficios para la salud, por ejemplo, se sabe que fortalece el sistema inmunitario. La leche de coco tiene un sabor naturalmente cremoso y sabroso.Haz leche de coco casera con esta receta.Leche de arroz. La leche de arroz es gustada por su sabor dulce. También es perfecta para hornear o para el desayuno. Sin embargo, no contiene tanto calcio o proteína como la leche de vaca.Mira cómo hacer leche de arroz casera aquí.Leche de avena. Este tipo de leche vegetal contiene fibra, la cual proporciona prebióticos, que ayudan a las bacterias amigables en tu sistema a sobrevivir y prosperar. Además de ir muy bien con bebidas, como smoothies o licuados, funciona en recetas veganas como mac and cheese, y para espesar sopas y guisados.Para la leche de avena, remoja 1 taza de avena en 5 tazas de agua por 30 minutos, cuela y licúa la avena con la esencia de vainilla, la azúcar morena y la sal con el agua del remojo. Cuela con ayuda de un colador o una manta de cielo 2 veces, o hasta que ya no se vean restos de avena.Sin importar la bebida vegetal que elijas, procura consumir aquellas que no tengan azúcar añadida, para aprovechar mejor sus beneficios.
Pasar tiempo en casa puede ser complicado, pero si eres de las personas a las que les gusta ver el vaso medio lleno, encontrarás que hay varias actividades en casa que pueden ayudarte a mantenerte activo e incluso quemar calorías, sin necesidad de buscar rutinas de ejercicio.No tienes por qué sentirte culpable si ahora no puedes ir a tus sesiones de yoga o crossfit, o por no haber podido correr 5 kilómetros, porque puedes mejorar tu estado físico simplemente manteniendo tu casa limpia y ordenada.Consulta nuestras recetas keto, si buscas ideas para seguir este tipo de dieta.Por ejemplo, una persona promedio puede quemar hasta 220 calorías después de sólo media hora de quehaceres domésticos simples. Esto es lo mismo que una clase de aeróbics de alto impacto y más que una clase de yoga.De acuerdo con Pete McCall, fisiólogo del American Council on Exercise, existe investigación que ha mostrado que “las personas que están físicamente activas durante el día pueden quemar 300 calorías adicionales por día”.La explicación de estas 300 calorías adicionales por día puede provenir de lo que se llama termogénesis de actividad sin ejercicio, que explica la energía que se gasta cuando no estás durmiendo, comiendo o haciendo actividades físicas estructuradas como correr o hacer deporte.Este tipo de actividades incluye cosas como caminar o andar en bicicleta para transportarse, escribir en la computadora, trabajar en el patio y limpiar la casa.Así que presta atención, porque con estas actividades en casa que sí queman calorías, te ayudaremos a motivarte a limpiar con muchas ganas.Trapear pisos puede quemar 170 calorías por horaBarrer puede quemar hasta 156 calorías por hora.La limpieza de superficies puede quemar hasta 136 calorías por hora.Pasar la aspiradora por una hora quema 170 calorías.Quitar el polvo durante una hora quema 166 calorías.Lavar el auto quema 314 calorías por hora.Limpiar ventanas durante una hora quema 231 calorías.Subir las compras por las escaleras puede quemar hasta 440 calorías por hora.Como puedes ver, tienes que hacer esto con enjundia y por al menos una hora, así que prepárate para una limpieza profunda.Si quieres aumentar el nivel, cuando estés lavando los platos, puedes intensificar la quema de calorías si te paras sobre una pierna, por ejemplo.Si buscas trabajar más duro, pon música mientras trapeas y baila como si nadie estuviera mirando (bailar puede quemar hasta 219 calorías si pesas alrededor de 72 kilos).Entonces tal vez la próxima vez que te toque lavar los platos ya no te dé flojera y pienses en que esa simple actividad casera te mantiene en forma sin tener que ir al gimnasio.No olvides mantener una dieta balanceada, aquí te dejamos unos consejos de una nutrióloga para lograr comer bien durante la cuarentena.
Pasar tiempo en casa puede ser complicado, pero si eres de las personas a las que les gusta ver el vaso medio lleno, encontrarás que hay varias actividades en casa que pueden ayudarte a mantenerte activo e incluso quemar calorías, sin necesidad de buscar rutinas de ejercicio.No tienes por qué sentirte culpable si ahora no puedes ir a tus sesiones de yoga o crossfit, o por no haber podido correr 5 kilómetros, porque puedes mejorar tu estado físico simplemente manteniendo tu casa limpia y ordenada.Consulta nuestras recetas keto, si buscas ideas para seguir este tipo de dieta.Por ejemplo, una persona promedio puede quemar hasta 220 calorías después de sólo media hora de quehaceres domésticos simples. Esto es lo mismo que una clase de aeróbics de alto impacto y más que una clase de yoga.De acuerdo con Pete McCall, fisiólogo del American Council on Exercise, existe investigación que ha mostrado que “las personas que están físicamente activas durante el día pueden quemar 300 calorías adicionales por día”.La explicación de estas 300 calorías adicionales por día puede provenir de lo que se llama termogénesis de actividad sin ejercicio, que explica la energía que se gasta cuando no estás durmiendo, comiendo o haciendo actividades físicas estructuradas como correr o hacer deporte.Este tipo de actividades incluye cosas como caminar o andar en bicicleta para transportarse, escribir en la computadora, trabajar en el patio y limpiar la casa.Así que presta atención, porque con estas actividades en casa que sí queman calorías, te ayudaremos a motivarte a limpiar con muchas ganas.Trapear pisos puede quemar 170 calorías por horaBarrer puede quemar hasta 156 calorías por hora.La limpieza de superficies puede quemar hasta 136 calorías por hora.Pasar la aspiradora por una hora quema 170 calorías.Quitar el polvo durante una hora quema 166 calorías.Lavar el auto quema 314 calorías por hora.Limpiar ventanas durante una hora quema 231 calorías.Subir las compras por las escaleras puede quemar hasta 440 calorías por hora.Como puedes ver, tienes que hacer esto con enjundia y por al menos una hora, así que prepárate para una limpieza profunda.Si quieres aumentar el nivel, cuando estés lavando los platos, puedes intensificar la quema de calorías si te paras sobre una pierna, por ejemplo.Si buscas trabajar más duro, pon música mientras trapeas y baila como si nadie estuviera mirando (bailar puede quemar hasta 219 calorías si pesas alrededor de 72 kilos).Entonces tal vez la próxima vez que te toque lavar los platos ya no te dé flojera y pienses en que esa simple actividad casera te mantiene en forma sin tener que ir al gimnasio.No olvides mantener una dieta balanceada, aquí te dejamos unos consejos de una nutrióloga para lograr comer bien durante la cuarentena.
NEWSLETTER

Suscríbete al news de kiwi y recibe recetas originales de temporada, menús y mucho más cada semana en tu inbox.

Enviar
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD