Comida para Niños y Bebés

Cuáles son las porciones que debe comer un niño de menos de 10 años
Comida para Niños y Bebés
Saber cuáles son las porciones adecuadas de comida para un niño de cierta edad no es tan complicado como parece.Aunque estamos acostumbrados a ver por todos lados porciones enormes de comida y, a veces, cuando llegamos a casa, la hora de comer se puede convertir en una batalla campal, especialmente con niños pequeños, es posible lograrlo. Como papás, es importante incentivar que los niños asocien la comida con momentos placenteros, de compartir y convivir, no con guerras de poder o sentir que tengan que acabar montañas de comida para estar satisfechos. Los niños deben aprender a escuchar su apetito y una gran manera de lograrlo es servir las porciones adecuadas. También hay que tomar en consideración el nivel de actividad y requerimientos especiales de cada pequeño.En casa podemos realizar el ejercicio de medir qué tanto cabe en los platos que usamos siempre y así comprender que el estómago de un chiquito no tiene la misma capacidad que el nuestro. ¿Has medido cuántas tazas de sopa caben en tus soperos? Te sorprenderás al constatarlo.Por ejemplo, en el caso de las frutas, una porción adecuada para un niño es media manzana, o naranja. Si lo vemos en una taza de medir es entre un cuarto a media taza. Te recomendamos estas Ideas de Lunch para NiñosDe la misma manera, hay que cuidar la porción correcta de jugo, que es media taza. Los vasos comunes tienen capacidad de 1 a 1 ½ tazas, a veces más. No es buena idea servirles vasos enormes de jugo, porque pueden quitarles la capacidad para comer alimentos con mayor concentración de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales son más necesarios para su desarrollo.Si se trata de granos o cereales, media rebanada de pan es suficiente para niños de hasta 5 años, y la porción adecuada de pasta, arroz o cereal es media taza. Hay que tener cuidado con los tazones enormes de cereales azucarados que no dejan espacio para mucho más. En total, los niños necesitan 4 a 6 porciones al día de granos y cereales. Un sándwich hecho con una rebanada de pan, media taza de pasta en la comida y una tortilla en la cena completarían sus requerimientos de granos y cereales del día. Como ves, no es tanto.En el caso de las proteínas como carnes, pescado o pollo, para chiquitos de hasta 5 años, 60 gramos es más que suficiente por porción, por ejemplo, un huevo durante el desayuno. Al acercarse a los 10 años puede subir hasta 100 gramos, según la actividad.No olvides incluir nueces, almendras o mantequilla de cacahuate, de la cual dos cucharadas equivalen a una porción adecuada. Considera también leguminosas, como lentejas y frijoles, y media taza de ellas es más que suficiente. En total necesitan entre 3 a 4 porciones de ese tamaño al día.Te recomendamos estos Coditos con Chayote, Kale y Quesito Para complementar su dieta, los lácteos son importantes. Calcula unos 100 g de queso en total para todo el día, o tres cuartos de taza de yogurt. Si toman leche, no necesitan más de media taza por porción. Dos porciones al día son suficientes para su desarrollo.Finalmente, las temidas verduras no tienen que ser motivo de pleito. Procura darles varias opciones y piensa que sus porciones no deben ser las mismas que las tuyas. Por ejemplo, en el caso de chícharos, brócoli y otras verduras cocidas, media taza por porción es suficiente. Si es ensalada, calcula una taza. Donde se complica un poco es con las frutas, pues necesitan en total al menos cinco porciones de frutas y verduras por día; lo mejor es si son más verduras que frutas, así que divídelas entre las tres comidas y lunch para que tengan todo lo que necesitan para crecer sanos.
Así puedes evitar que tu hijo sea un
Tips
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
12 divertidas recetas para preparar con niños
Comida para Niños y Bebés
Las vacaciones escolares se acercan y, ¿sabes lo que eso significa? ¡Niños en casa todo el día! Evita que tus hijos pasen un verano o aburrido, o que se entretengan con la televisión todo el día y compárteles tu amor por la cocina. Inicia a tus hijos en el arte culinario con estas recetas divertidas y fáciles de preparar: Frutas en la playa  Nunca ha tenido más sentido la frase “de la vista nace el amor” que cuando se prepara comida para niños. Recuerda que la presentación es esencial para interesar a los pequeños en la cocina. Rollitos de verduras  Involucra a tus hijos en la preparación de sus alimentos. De esta manera, los pequeños pueden ir desarrollando más su motricidad fina, al tiempo que aprenden a elegir los ingredientes para su propia comida. Mac & Cheese  Dependiendo de la edad de tus hijos, puedes asignarles tareas que sean capaces de realizar y no los pongas en riesgo. Una buena manera de iniciarlos en la cocina es enseñarlos a leer las instrucciones y organizar los ingredientes. Rollitos de jamón con queso  Si tienes más de un hijo, evita batallas campales en la cocina dándoles tareas diferentes a cada uno. Por ejemplo, a los más grandes puedes pedirles que corten el pan (siempre bajo tu supervisión) y a los más pequeños que aplanen las rebanadas con un rodillo. Trufas de oreo con chocolate  Algunas veces los niños pueden rechazar los platillos por incluir ingredientes que les resultan “raros”. Invítalo a que te ayude a preparar una receta que lleve algunas de sus comidas favoritas, como en este caso, las galletas oreos. Cupcake de chocolate con microondas Otra de las razones por las que los niños no muestran interés por la cocina es el tiempo invertido. La mayoría suele desesperarse al ver no resultados inmediatos de sus labores. Prueba recetas que sean rápidas y fáciles de preparar. Pay de leche condensada cubierto de chocolate  Aprovecha cualquier festejo o reunión social para involucrar a tus hijos en la cocina. A los niños les gusta sentir que su participación es importante, por lo que darle el crédito del postre de la fiesta será una gran manera de alentarlo a continuar. Ayúdalo a descubrir ingredientes más saludables incluyéndolos en sus platillos favoritos. Pídele que sea él mismo quien agregue los ingredientes nuevos para que al momento de consumirlos los reconozca. ¿A tus hijos les gusta cocinar? Compártenos tus tips para interesar a los niños en la cocina.  
10 placeres de la comida que no te dejaban disfrutar cuando eras niño
Día del Niño
Dicen por ahí que Dios está en los detalles, y es justamente ahí, en esos pequeños placeres donde se encuentra el verdadero amor por la comida. Como pequeños, la realidad es que aunque queríamos, no se nos permitía disfrutar al 100% de nuestros ingredientes favoritos. Ya sea para guardar apariencias, mantener los modales e incluso por nuestra propia salud, nuestros padres limitaban nuestros movimientos. Ahora que estamos grandes las cosas han cambiado, así que aquí te dejamos 10 placeres de la comida que no te dejaban disfrutar cuando eras niño y que ahora puedes aprovechar. No nos dejaban comer con las manos (y chuparnos los dedos después). via GIPHY Y había una ley de “nada de postre antes de comer”: via GIPHY Aún menos cuando queríamos crema batida directa del bote… via GIPHY ¿Qué les costaba dejarnos botanear cereal? via GIPHY Jugar con la comida era tan inocente, y ni así nos dejaban: via GIPHY ¿Por qué no podíamos comer nutella cuando se nos diera la gana? via GIPHY Y acompañarla con leche directa del cartón: via GIPHY ¿Por qué nos obligaban a usar servilletas para limpiarnos si teníamos mangas? via GIPHY Y si compartir es amor, ¿por qué no podíamos alimentar a nuestro mejor amigo por debajo de la mesa? via GIPHY ¿¡Por qué no nos dejaban ser libres!? via GIPHY Ya que sacaste toda la frustración reprimida disfruta el hecho de que ahora puedes hacer todas las cosas de la lista sin remordimiento y hasta, en ocasiones, darle un poco más de permiso a tus pequeños para que disfruten con su comida. También te invitamos a preparar estas recetas de postres indulgentes para que en tu casa haya una dulce felicidad. ¡Disfruta!  
Consiente a tus hijos en su mes
Comida para Niños y Bebés
Consentir a tus pequeños no sólo se trata de diversión y juegos, también tiene que ver con aumentar la confianza en si mismos y su felicidad. Hay muchas formas de consentirlos, y también son maneras de acercarnos más a ellos, de convertirnos en sus amigos y confidentes además de sus padres yd e demostrarles nuestro amor. Por eso hoy te platicamos de Las mejores formas de consentir a tus hijos. Un día, llévalo a su restaurante favorito a desayunar antes de ir a la escuela, que sea una sorpresa. Dile cuando haga las cosas bien, cuando tenga éxitos y también desafíos apóyalo para que sepa que puede crecer y mejorar. Programa momentos para pasar todos junto en familia haciendo una actividad que a él o ella le guste. Ya sea ir al parque, a un partido o al cine, si todos le dan importancia a esa actividad él o ella sabrán que sus gustos son importantes No tiene nada de malo darles dinero si se lo ganan. Trata de darle tareas de la casa y recompénsalo por ellas, así sabrán que el dinero se gana y no se regala Cuando le mandes su lunch escolar esconde un pequeño juguete o incluso una nota que le deje saber que l@ amas Trata de organizar fiestas y pijamadas con sus amigos dentro de la casa, siempre es bueno fomentar que tus hijos tengan amigos Cuando llegue el Día del Niño hazle un regalo que quiera mucho, se vale celebrar este día y hacerle saber que ser niño se trata de experimentar, crecer y divertirse.   También te dejamos cinco recetas hechas justo para niños que le encantarán a tus pequeños: Cupcakes de Lucas Comegalletas Galletas con chispas de chocolate Malteada de oreo Bocaditos de salchicha Botana para niños  
Consejos para criar un hijo feliz
Comida para Niños y Bebés
Todos aman a sus hijos, es una regla inamovible, pero cuando es la primera vez que se cría a un pequeño se pueden cometer errores, no intencionales por supuesto. Por eso para una madre primeriza es necesaria toda la ayuda que se pueda dar y nosotros queremos regalarles diez tips comprobados con los que los bebés irán creciendo felices y sanos. Diviértanse juntos Entendemos que a veces es necesario que los pequeños vayan a la guardería en lo que nosotros trabajamos pero no olvides que diario debes tener un momento de juego y diversión que crea una liga emocional entre ambos. Perfecciona sus talentos Si tu pequeñ@ tiene un talento debes explotarlo. Muchos tratan de compensar y meterlos a clases de regularización de las clases en las que van mal. Esto es un error, no dejes que se les escape su regalo, siempre motívalos a practicar su don. Cultiva hábitos sanos Una dieta balanceada, hacer ejercicio, respetar a sus mayores, todas estas son acciones que tu hij@ aprende de ti. Siempre edúcalo para llevar una vida sana y así lo hará cuando crezca. Deja que resuelva sus problemas Uno siempre estará ahí para sus pequeños, pero trata de no siempre intervenir cuando se frustre por algún problema. Deja que lo resuelva y se de cuenta que es autosuficiente. Permítele estar triste A veces los pequeños se ponen tristes por una razón u otra y no tiene nada de malo. Deben explorar sus emociones por lo que no trates de que siempre esté contento el 100% del tiempo, a veces se vale que se enojen y entristezcan para que noten que eso no dura toda la vida. Enséñale a compartir Un niño que no comparte siempre tendrá problemas, será criticado y tendrá pocos amigos. Enséñale que está bien prestar sus cosas y ser amable con otros niños, así crecerá emocionalmente sano y con muchos amigos. Sé un modelo de conducta Si quieres que tu hijo sea feliz, sé feliz, si quieres que sea trabajador, trabaja duro, si quieres que sea sano, lleva una vida sana tu también. Para los pequeños somos espejos en cuales reflejarse y siempre hay que mostrarles una buena imagen. Y para esos momento en los que quieras consentirlos, te dejamos algunas recetas que les encantarán por su sabor y look: Pollita piña Cangreburgers Sopa de tomate para niños Arcoiris de verduras Papa ratones  
Snacks infantiles que debes evitar a toda costa
Cocina Fácil
Nuestros niños se merecen una rica botana de vez en cuando pero hay ciertos productos que no deberías darle a tus hijos ni por error. Ya sea por su alto contenido graso, de sodio o de azúcares, hay ingredientes que es mejor alejar de su dieta. Así mismo también hay ricas botanas saludables a las que sí deberías acostumbrarlos por lo que hoy te contamos qué no darle a tus hijos de colación, y te dejamos algunas recetas como sustituto. Nuggets de pollo A menos de que sean caseros, los nuggets no deben entrar como opción. Ya sea que sean de la cadena de comida rápida o congelados, para mantener los nuggets sin echarse a perder las compañías usan cantidades infames de sodio por lo que esos nuggets doraditos están llenos de sal, que es muy mala para tus pequeños pues retiene demasiados líquidos. Galleta de animales Aquí cuentan todas, tanto las clásicas galletas de animalitos que están llenas de azúcar como esas naranjas en forma de pececito que están repletas de sodio. Lo malo de estas galletas como botana es que no tienen nada de balanceado y sólo inyectan sal y azúcar a los niños por lo que es mejor evitarlas a toda costa y mejor escoger verduras y frutas. Sopas de lata Ya sea que se las sirvas durante la comida o se las mandes a la escuela, estas sopas también tienen mucho sodio y demasiados conservadores como para ser un producto sano. Además, algunas incluso tienen muchas calorías y son altas en grasa, es mejor escoger la versión casera de sopa de pasta o incluso cremas que son fáciles de hacer y mucho mejores para tus niños. Macarrones con queso (de cajita) Si alguna vez has preparado este tipo de pasta sabes que el queso viene en forma de polvo y de un color anaranjado bastante peculiar. Esto se debe a que es queso procesado con mucho sodio y terrible para la salud de tus hijos. Es preferible una rica pasta blanca con jamón hecha en casa que toma prácticamente el mismo tiempo que aquellos macarrones industrializados. Jugos de botella Hay algunos más sanos que otros, pero la regla es que todos estos jugos en tetra pack y botella contienen muchísima azúcar. Esto le provee a tu hijo de mucha vitamina C y energía, pero es muy dañino para su sistema digestivo y cardiovascular. Es preferible darle un vaso de leche descremada que tiene mucho menos azúcar, grasa y le llena de minerales como el calcio.   Te dejamos unas opciones saludables para el snack de tus hijos: Botana para niños    Nuggets Saludables   Sandwich Manzana   Pizza Saludable    
Ver más
PUBLICIDAD
Lo Más leído
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales. Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos. Ingrediente base de la dieta MediterráneaLa dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva. Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:Pescado Empapelado a la VeracruzanaPollo Asado con Chimichurri de AceitunasHuaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria
Una vida saludable no se puede concebir sin actividad física. Hacer ejercicio previene problemas de salud, aumenta la fuerza, nos brinda energía y puede ayudar a reducir el estrés. También puede ayudar a mantener un peso corporal saludable y reducir el apetito.Con tantos beneficios, es difícil pensar en por qué una persona no realizaría ejercicio, pero te asombrará saber que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), menos de la mitad de la población de 18 años en nuestro país, es decir, alrededor del 41.7 por ciento, realiza deporte o ejercicio en su tiempo libre.Ayuda a que más niños puedan tener una alimentación balanceada y se desarrollen adecuadamente. Lee más AQUÍ.En palabras más aterrizadas, seis de cada 10 mexicanos son sedentarios. De acuerdo con los resultados del Módulo de práctica deportiva y ejercicio físico 2018, esta cifra no ha tenido variación desde 2013. ¡Qué preocupante situación!Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países en desarrollo con economías emergentes, como México, el sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera 30 por ciento. ¿Qué podemos hacer al respecto?Además de balancear la comida de nuestros hijos, es muy importante fomentar en ellos el hábito del ejercicio.El ejercicio en los niños favorece su crecimiento, desarrollo cognitivo y emocional. Y en una época donde la tecnología es una parte fundamental de todos, hasta de los más pequeños, erradicar el sedentarismo infantil suena como un reto para los padres.Sin embargo, estos consejos te ayudarán a fomentar el hábito del ejercicio en los niños. Recuerda que no estamos hablando exclusivamente de practicar algún deporte, pues se considera actividad física a cualquier cosa que implique el movimiento corporal, como saltar la cuerda, caminar, bailar o incluso pasear al perro.Una de las cosas más importantes es el ejemplo, si tus hijos ven que tú te ejercitas, lo más probable es que ellos comiencen hacerlo por imitación y poco a poco le agarrarán el gusto por sí mismos, pero ver que es un hábito frecuente en casa, hará que ellos también lo hagan parte de tu vida.Limita las horas que tus hijos pasan frente al celular, la televisión y cualquier otra cosa que implique permanecer estático por mucho tiempo.Procura que las actividades físicas sean divertidas, que no se sienta como obligación.También lo puedes estimular al fomentar que aprenda algo nuevo y a conocer nuevas personas con un deporte o una habilidad.Lo importante es enseñarles que hay todo un mundo de posibilidades más allá de la tele, computadora y celular, con nuestra compañía y motivación, somo nosotros quienes tenemos la obligación de mostrarles esas otras posibilidades y procurar siempre su bienestar.Una alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
Nada peor que un mosquito interrumpiendo tu sueño, hormigas caminando por tu cocina, una cucaracha cerca de tu bote de basura, o una araña en tu cuarto. Aunque en el mercado hay un sinnúmero de productos para mantener a los bichos fuera de tu hogar, aquí te proponemos alternativas naturales, amigables con el medio ambiente y seguros para tus seres queridos.LaurelEl laurel no sólo es un gran ingrediente en la cocina, también lo es a la hora de protegerte de los insectos. Las hojas de laurel trituradas a modo de infusión llenarán tu casa de un delicioso aroma y además mantendrán lejos a los molestos visitantes.AjoEste condimento es maravilloso para tu organismo, pero actúa de la misma forma en contra de los bichos; basta con que cortes unos pedacitos y los pongas en una superficie para evitar todo tipo de plagas. Vinagre de manzanaLos ácidos que el vinagre contiene resultan muy desagradables para las plagas que invaden la casa, por lo que evita que entren en áreas como la cocina o las recámaras. Puedes rebajarlo con agua y ponerlo en un atomizador para que sea más práctico usarlo. Frutos cítricos Limones, naranjas, mandarinas, toronjas… el olor y las propiedades de los cítricos no son nada agradables para los insectos, por lo que son lo mejor para mantenerlos a raya. Rescata las cáscaras de estas frutas y córtalas en trozos pequeños para ponerlas en el lugar que quieras mantener a salvo de estos mosquitos. ManzanillaEsta deliciosa flor que comúnmente ingerimos como bebida puede ser un gran auxiliar para mantener nuestra piel protegida de los insectos, lo único que tienes que hacer es mojar la manzanilla y frotarla sobre las zonas de tu cuerpo expuestas. Recuerda hacerlo cuantas veces sea necesario. Recuerda que estas soluciones son naturales, por lo que son amigables con el medio ambiente, no contaminan con envases y envolturas y te sorprenderán por su eficacia, no dudes en ponerlos en práctica.
NEWSLETTER

Suscríbete al news de kiwi y recibe recetas originales de temporada, menús y mucho más cada semana en tu inbox.

Enviar
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD