10 consejos para que los niños puedan comer bien en la escuela
Comida para Niños y Bebés

10 consejos para que los niños puedan comer bien en la escuela

Por Kiwilimón - Marzo 2013
  Una de las situaciones cotidianas a las que nos enfrentamos como padres es la alimentación de nuestros hijos, sobretodo cuando se trata de comer bien en la escuela. Muchos de nosotros nos preocupamos de qué come y cuánto come. La verdad es que es totalmente normal, pero también debemos saber que el niño a lo largo de la semana va a consumir los alimentos suficientes para un buen desarrollo. Tenemos 10 consejos para que el comer bien en la escuela no sea una más de tus preocupaciones:
  1. Respeta el apetito de tu hijo. aunque parezca algo complicado es importante que si tu hijo no tiene hambre no lo obligues a comer, esto pasa sobretodo cuando regresan el lunch que con tanto cariño preparaste. Dale oportunidad de que te pida la comida que quiere llevar y la cantidad.
  2. Que se haga rutina. para asegurar una mejor alimentación deberás mantener una rutina constante en cuanto a su alimentación, incluso los días que no son de escuela.
  3. Sé paciente al introducir nuevas opciones. si al tratar de que su lunch sea variado y coma cosas diferentes en la escuela, es probable que al principio no todas las opciones le guste, pero sé paciente, esto irá haciendo que se acostumbre a probar cosas nuevas y tú te darás cuenta qué le gusta comer y qué no.
  4. Que el lunch sea divertido. los niños son muy visuales, intenta poner de lunch alimentos llenos de color y con formas divertidas para que se animen a comer. Por ejemplo un sandwich en forma de dinosaurio, fruta en forma de flores, etc.
  5. Que te ayuden a prepararlo. involucra más a tus hijos y deja que ellos también sean participes de su lunch, te pueden sugerir qué es lo que les gustaría llevar, o untar mermelada en un pan, etc. muchas formas sencillas que no impliquen ningún peligro para ellos.
  6. Predica con el ejemplo. algo de suma importancia para los hijos es que si quieres que tengan hábitos saludables en la escuela, son los mismos hábitos saludables que deben tener en la casa, si no te ven consumir frutas, verduras y alimentos saludables, difícilmente ellos se animarán a hacerlo.
  7. Sé creativo. A la hora de cocinar, integra estos alimentos, como una pasta con vegetales, o cereal con fruta, así se acostumbran a estos sabores y si los mandas de lunch, aunque sea la fruta sola o verdura con limón, no tendrán problemas en comerlos.
  8. No le ofrezcas postres en recompensa. si animas a los niños a comer postre como recompensa, estarás enviando el mensaje de que esa es la mejor comida antes que las frutas y verduras, es mejor que evites darle muchos dulces para que no malinterprete las situaciones.
  9. Disminuye las distracciones. como ya hemos mencionado, debemos acostumbrarlos a que en la hora de la comida, lunch, desayuno o cena, se debe de comer como prioridad, sigue la rutina, que no vea que te distraes con otras cosas como el celular, llamadas telefónicas, etc.
  10. No compres comida rápida. la comida rápida suele tener mucha cantidad de grasa, para que tus hijos tengan hábitos alimenticios saludables en la escuela, deberán estar acostumbrados a consumir suficientes frutas y verduras en otros momentos del día. Prueba diferentes alimentos, si no le gustan o no quiere comer, haz que permanezca en la mesa hasta que todos hayan acabado, tal vez llegue el apetito durante este tiempo.
En resumen, todo lo que nuestros hijos hacen en la escuela, es un reflejo de lo que los dejamos hacer en la casa. Para comer bien en la escuela, deberán comer bien dentro del hogar.   Algunas ideas para el lunch de tu hijo: Galletas de fibra. Esta receta de galletas es alta en fibras para la gente que le gustan los postres pero no les gusta engordar. Rollitos de nutella. Deliciosos para el lunch de tus hijos! Plátanos deshidratados. Una deliciosa y nutritiva botana de plátanos deshidratados para tus hijos. Manzanas deshidratadas. Las manzanas deshidratadas son un lunch para tus hijos muy nutritivo. Kiwi deshidratado. Prepara estos kiwis deshidratados para un lunch nutritivo que tus hijos se pueden llevar a la escuela. Fresas con crema. Es una receta fácil y deliciosa en ocaciones donde no sabes que dar de postre después de la merienda, que delicioso. Coctel de frutas de colores. Delicioso coctel de frutas de colores tan llamativo, que a todos los niños les gustará. Prepara esta receta para el lunch, de postre o como una cena ligera. Brochetas de fruta y verdura para el lunch. Lo mejor de esta receta de brochetas de fruta para el lunch es que puedes prepararlas con la fruta o verdura que más le guste a tus niños y decorarla como tu prefieras. Flores de melón y sandía. Para que puedas enviarles un desayuno muy saludable a tus niños de lunch a la escuela, te recomiendo estas ricas flores de melón y sandía. Bocaditos de manzana deshidratada. Para que tus hijos puedan disfrutar de unos snacks nutritivos, prueba en hacerles unos bocaditos de manzana deshidratada súper ricos.

Si quieres conocer todas nuestras opciones de recetas, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La jericalla es un postre tapatío típico. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando las monjas del Hospicio Cabañas idearon un postre nutritivo y de sabor llamativo para los niños huérfanos que cuidaban. Elaboraron la receta con leche, canela, azúcar, huevo y vainilla, con un sabor similar al de la natilla española pero de consistencia ligera. Actualmente la jericalla es uno de los postres típicos favoritos de los hogares jaliscienses. Sin embargo, muchos podemos llegar a confundir la jericalla con el flan o el crème brûlée, pues comparten los mismos ingredientes y tienen muchas similitudes en su modo de preparación. Por eso te presentamos las diferencias entre estos postres para que puedas identificar la auténtica jericalla jalisciense. Flan y crème brûlée  El flan es un postre muy popular en México y el mundo. Con una rica tradición histórica, el flan llegó a México tras la conquista con una receta que mezclaba leche, huevo, azúcar, vainilla y un baño de caramelo líquido, mientras que el crème brûlée es un clásico de la repostería francesa que consiste en una crema dulce suave, cuya superficie tiene una fina capa de caramelo crujiente. La jericalla Si bien los tres postres se elaboran con una base de huevo, vainilla, azúcar y leche, se diferencian por su preparación y algunos detalles en el uso de ingredientes. Por ejemplo, el flan usa las yemas y las claras de los huevos; mientras que la jericalla sólo utiliza las yemas de huevo; o bien, el crème brûlée tiene una consistencia de la crema parecida a la de la jericalla, pero su técnica es un poco más elaborada para conseguir la capa crujiente del azúcar quemada, que aporta un contraste de textura.Para preparar la jericalla se hierve la leche con la canela y la vainilla. Por otro lado, se baten las yemas con el azúcar y al final se combina con la leche infusionada, para luego colar y hornear a baño María. Al final, en la superficie casi siempre queda una costra dorada y un poco quemada. La textura se parece al flan, pero es mucho más ligera y untuosa. La jericalla se presenta en el mismo recipiente en el que se hornea, para respetar y mostrar su costra, que tiene una consistencia más sólida y añade profundidad al sabor con ese toque de leche quemada.¡Ya sabes qué postre tienes que probar en tu siguiente parada por la Perla Tapatía! Fotografías: Antonio Flores 
Las sopas en lata son perfectas para cuando quieres ahorrarte un poco de tiempo en la cocina, pero si buscas darles un poco de sazón personal, estos trucos te pueden servir mucho.Aunque el valor nutritivo de las sopas envasada varía según el tipo de sopa y la forma en que se prepara, este tipo de alimentos sí contienen algunas vitaminas y algo de fibra. De hecho, si bien el procesamiento puede eliminar algunos de los nutrientes, como las vitaminas solubles en agua, otros nutrientes, como la fibra, pueden volverse más fáciles de digerir y absorber. Así que aprovecha estos trucos y prepara tu sopa así:Sopa de fideos con polloEstas sopas son deliciosas y sencillas, perfectas para los días de frío o de lluvia, y les puedes dar un toque como de ramen o de comida china si le añades un huevo cocido.Sólo calienta la sopa en la estufa hasta que hierva y mientras tanto, bate un par de huevos. Una vez que esté en ebullición, baja el fuego y revuelve la sopa con una cuchara de madera. Sigue revolviendo mientras viertes lentamente los huevos batidos en la olla. Después de echar el huevo, sólo deja que se cuajen con la sopa caliente sin moverlos; si no te gusta la idea del huevo también puedes agregarle champiñones en rodajas y cuando la sirvas, echarle un poco de ajonjolí tostado.Sopa de vegetalesUna sopita de vegetales es reconfortante y además, una forma de cenar ligero cualquier día de la semana. Para darle un sabor diferente y más delicioso, sólo tienes que añadirle un poco de queso rallado encima, pero también puedes añadirle unos cuantos crutones.LentejasPara llevar tu sopa de lentejas de lata al siguiente nivel, lo único que tienes que hacer es dorar un poco de salchicha y añadírsela o también puedes hacerlo con chorizo (puede ser de soya).Pon en práctica estos trucos y cuéntanos cómo le das más sabor a las sopas enlatadas en casa. 
Las sopas en lata son perfectas para cuando quieres ahorrarte un poco de tiempo en la cocina, pero si buscas darles un poco de sazón personal, estos trucos te pueden servir mucho.Aunque el valor nutritivo de las sopas envasada varía según el tipo de sopa y la forma en que se prepara, este tipo de alimentos sí contienen algunas vitaminas y algo de fibra. De hecho, si bien el procesamiento puede eliminar algunos de los nutrientes, como las vitaminas solubles en agua, otros nutrientes, como la fibra, pueden volverse más fáciles de digerir y absorber. Así que aprovecha estos trucos y prepara tu sopa así:Sopa de fideos con polloEstas sopas son deliciosas y sencillas, perfectas para los días de frío o de lluvia, y les puedes dar un toque como de ramen o de comida china si le añades un huevo cocido.Sólo calienta la sopa en la estufa hasta que hierva y mientras tanto, bate un par de huevos. Una vez que esté en ebullición, baja el fuego y revuelve la sopa con una cuchara de madera. Sigue revolviendo mientras viertes lentamente los huevos batidos en la olla. Después de echar el huevo, sólo deja que se cuajen con la sopa caliente sin moverlos; si no te gusta la idea del huevo también puedes agregarle champiñones en rodajas y cuando la sirvas, echarle un poco de ajonjolí tostado.Sopa de vegetalesUna sopita de vegetales es reconfortante y además, una forma de cenar ligero cualquier día de la semana. Para darle un sabor diferente y más delicioso, sólo tienes que añadirle un poco de queso rallado encima, pero también puedes añadirle unos cuantos crutones.LentejasPara llevar tu sopa de lentejas de lata al siguiente nivel, lo único que tienes que hacer es dorar un poco de salchicha y añadírsela o también puedes hacerlo con chorizo (puede ser de soya).Pon en práctica estos trucos y cuéntanos cómo le das más sabor a las sopas enlatadas en casa. 
La temporada de Cuaresma inicia este año del 17 de febrero al sábado 3 de abril y se trata de un importante periodo para la iglesia católica, el cual se inaugura con el miércoles de ceniza y termina con el domingo de resurrección. Durante esta temporada la dieta de los feligreses cambia ligeramente y por eso te explicamos qué es lo que no se debe comer en Cuaresma. ¿Qué es la Cuaresma? Tal como explica la Agencia Católica de Informaciones (ACI Prensa), la Cuaresma es una festividad que se originó en el siglo IV y su objetivo es reflexionar acerca de los 40 días que Jesús pasó en el desierto antes del Viacrusis así como también darles una oportunidad a las personas para arrepentirse de sus pecados y modificar sus errores a través de su acercamiento con Jesús al prepararse para recibir la Pascua.¿Qué es lo que no se debe comer en Cuaresma? Durante este proceso, se deben hacer algunos “sacrificios” que representan el apoyo y la empatía a lo que padeció Jesús en el desierto, por eso existe una pequeña lista de alimentos prohibidos que no deben consumirse durante la temporada de Cuaresma, los cuales te mostramos a continuación.Carne rojaChorizoTocinoJamón y otros embutidosMientras existen personas que evitan las carnes rojas únicamente durante los viernes de Cuaresma, también hay quienes no las consumen durante los 40 días de la temporada. Esto se debe a que la carne roja representa los pecados y excesos de la vida mundana, aunque algunos también lo consideran el Cuerpo de Cristo, por lo que sería una falta de respeto tomarlo. ¿Qué alimentos sí se pueden comer en Cuaresma? Si eres un amante de las carnes rojas y esta temporada es complicada para ti, no te preocupes pues hay un montón de alimentos deliciosos y nutritivos que con los que puedes reemplazar tu ingrediente favorito, tal como:PolloPavoPescadoSoyaMariscosVerdurasTambién te dejamos unas cuantas recetas que podrían ayudarte a sobrellevar la falta de carne roja durante esta temporada de Cuaresma.Tacos de pescado rebozados al pastor Salmón al pibil Deliciosos ejotes a la mexicana ¿Ya conocías qué alimentos no se deben comer en Cuaresma?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD