10 consejos para que los niños puedan comer bien en la escuela
Comida para Niños y Bebés

10 consejos para que los niños puedan comer bien en la escuela

Por Kiwilimón - Marzo 2013
  Una de las situaciones cotidianas a las que nos enfrentamos como padres es la alimentación de nuestros hijos, sobretodo cuando se trata de comer bien en la escuela. Muchos de nosotros nos preocupamos de qué come y cuánto come. La verdad es que es totalmente normal, pero también debemos saber que el niño a lo largo de la semana va a consumir los alimentos suficientes para un buen desarrollo. Tenemos 10 consejos para que el comer bien en la escuela no sea una más de tus preocupaciones:
  1. Respeta el apetito de tu hijo. aunque parezca algo complicado es importante que si tu hijo no tiene hambre no lo obligues a comer, esto pasa sobretodo cuando regresan el lunch que con tanto cariño preparaste. Dale oportunidad de que te pida la comida que quiere llevar y la cantidad.
  2. Que se haga rutina. para asegurar una mejor alimentación deberás mantener una rutina constante en cuanto a su alimentación, incluso los días que no son de escuela.
  3. Sé paciente al introducir nuevas opciones. si al tratar de que su lunch sea variado y coma cosas diferentes en la escuela, es probable que al principio no todas las opciones le guste, pero sé paciente, esto irá haciendo que se acostumbre a probar cosas nuevas y tú te darás cuenta qué le gusta comer y qué no.
  4. Que el lunch sea divertido. los niños son muy visuales, intenta poner de lunch alimentos llenos de color y con formas divertidas para que se animen a comer. Por ejemplo un sandwich en forma de dinosaurio, fruta en forma de flores, etc.
  5. Que te ayuden a prepararlo. involucra más a tus hijos y deja que ellos también sean participes de su lunch, te pueden sugerir qué es lo que les gustaría llevar, o untar mermelada en un pan, etc. muchas formas sencillas que no impliquen ningún peligro para ellos.
  6. Predica con el ejemplo. algo de suma importancia para los hijos es que si quieres que tengan hábitos saludables en la escuela, son los mismos hábitos saludables que deben tener en la casa, si no te ven consumir frutas, verduras y alimentos saludables, difícilmente ellos se animarán a hacerlo.
  7. Sé creativo. A la hora de cocinar, integra estos alimentos, como una pasta con vegetales, o cereal con fruta, así se acostumbran a estos sabores y si los mandas de lunch, aunque sea la fruta sola o verdura con limón, no tendrán problemas en comerlos.
  8. No le ofrezcas postres en recompensa. si animas a los niños a comer postre como recompensa, estarás enviando el mensaje de que esa es la mejor comida antes que las frutas y verduras, es mejor que evites darle muchos dulces para que no malinterprete las situaciones.
  9. Disminuye las distracciones. como ya hemos mencionado, debemos acostumbrarlos a que en la hora de la comida, lunch, desayuno o cena, se debe de comer como prioridad, sigue la rutina, que no vea que te distraes con otras cosas como el celular, llamadas telefónicas, etc.
  10. No compres comida rápida. la comida rápida suele tener mucha cantidad de grasa, para que tus hijos tengan hábitos alimenticios saludables en la escuela, deberán estar acostumbrados a consumir suficientes frutas y verduras en otros momentos del día. Prueba diferentes alimentos, si no le gustan o no quiere comer, haz que permanezca en la mesa hasta que todos hayan acabado, tal vez llegue el apetito durante este tiempo.
En resumen, todo lo que nuestros hijos hacen en la escuela, es un reflejo de lo que los dejamos hacer en la casa. Para comer bien en la escuela, deberán comer bien dentro del hogar.   Algunas ideas para el lunch de tu hijo: Galletas de fibra. Esta receta de galletas es alta en fibras para la gente que le gustan los postres pero no les gusta engordar. Rollitos de nutella. Deliciosos para el lunch de tus hijos! Plátanos deshidratados. Una deliciosa y nutritiva botana de plátanos deshidratados para tus hijos. Manzanas deshidratadas. Las manzanas deshidratadas son un lunch para tus hijos muy nutritivo. Kiwi deshidratado. Prepara estos kiwis deshidratados para un lunch nutritivo que tus hijos se pueden llevar a la escuela. Fresas con crema. Es una receta fácil y deliciosa en ocaciones donde no sabes que dar de postre después de la merienda, que delicioso. Coctel de frutas de colores. Delicioso coctel de frutas de colores tan llamativo, que a todos los niños les gustará. Prepara esta receta para el lunch, de postre o como una cena ligera. Brochetas de fruta y verdura para el lunch. Lo mejor de esta receta de brochetas de fruta para el lunch es que puedes prepararlas con la fruta o verdura que más le guste a tus niños y decorarla como tu prefieras. Flores de melón y sandía. Para que puedas enviarles un desayuno muy saludable a tus niños de lunch a la escuela, te recomiendo estas ricas flores de melón y sandía. Bocaditos de manzana deshidratada. Para que tus hijos puedan disfrutar de unos snacks nutritivos, prueba en hacerles unos bocaditos de manzana deshidratada súper ricos.

Si quieres conocer todas nuestras opciones de recetas, haz click aquí

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Semana Santa siempre es un pretexto para darle una vuelta de tuerca al menú cotidiano. Más mariscos, platillos y dulces típicos, y recetas sin carne hacen de esta temporada una delicia para chicos y grandes.Para que vayas ampliando tu recetario de comida de Cuaresma, te presentamos las mejores recetas para preparar en Semana Santa:Pescado empapelado a la mexicanaUna receta económica y fácil de preparar. Pocos ingredientes, sin mucha preparación ni tiempo de cocción, además de ser bajo en calorías. Ideal para quienes no quieren pasarse las vacaciones cocinando.Camarones a la hawaianaUna receta que nos recuerda el clima tropical con trocitos de piña y una deliciosa salsa chipotle. Un platillo exótico para paladares aventureros. Recuerda que debes cocinar los camarones solo durante unos 10 minutos. Si te pasas, pueden quedar secos o duros. Sandwich de atún cremosoAntes de que descartes esta receta déjanos decirte que este no es el típico sándwich de atún. El toque especial que le dan el yogurt griego y el pan de arándano hace que tenga un sabor diferente. Una alternativa ligera para comer antes de pasear o durante un día de campo.Ensalada cremosa de salmónEsta ensalada se convertirá en la favorita de la temporada gracias su combinación de sabores, sin contar que es rica en Omega 3 y Vitamina B12. Fácil, rica y saludable. ¿Te asustan las calorías? ¡Despreocúpate! La textura cremosa de esta ensalada se debe al delicioso yogurt griego, un alimento naturalmente bajo en grasas. Ensalada caliente de lentejasNo importa que sean de los alimentos típicos de Semana Santa, las lentejas siempre pueden sorprenderte. Dales un giro y prepáralas con un poco de pimiento morrón y jitomate cherry. Ahórrate unos minutos usando lentejas enlatadas. Sopa de rajas con eloteLas recetas sin carne no tienen que ser aburridas. Esta sopa te dejará sin palabras por lo fácil de su preparación y su delicioso sabor. Atrévete a probar una nueva versión de las clásicas rajas con elote.CapirotadaPor supuesto que no puedes pasar la Semana Santa sin un buen plato de capirotada. Aunque hay miles de maneras de prepararla, te compartimos la tradicional receta que satisface hasta al más quisquilloso. El cierre perfecto después de una típica comida familiar. La capirotada remonta sus orígenes a la época del imperio romano, en el siglo IV y principios del siglo V,  pero es en la cocina española donde adoptó el nombre de  "Almondrote". En aquel entonces, este tradicional platillo de Semana Santa se asimilaba solo en la base principal a la que conocemos actualmente, donde el pan era remojado en capas acompañada de caldo y carne de perdiz asada.Guayaba en almíbarUna excelente fuente de vitamina C hecha en un delicioso dulce. La mejor opción de un postre ligero después de los grandes menús que suelen prepararse en estas fechas. En lugar de usar azúcar sustitúyela con algún edulcorante para preparar una versión baja en calorías. ¿Se te antojó alguna de estas recetas? Cuéntanos qué recetas sueles preparar en la temporada de Semana Santa.
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
Aprovecha las bondades de la naturaleza y consume frutas de temporada. Descubre cuáles son las frutas que debes comer en primavera:Piña: esta delicia aromática suele crecer naturalmente en climas cálidos húmedos, sin embargo, también puede sembrarse todo el año si se usan sistemas de riego. Además de tener muchos nutrientes, las piñas ayudan a mejorar la digestión y pueden reducir el riesgo de cáncer.Cheesecake sin horno de piña coladaKiwi: el kiwi debe ser plantado en regiones con climas templados y subtropicales. La temperatura óptima para este cultivo es entre 25 y 30° C. Las maravillas del kiwi no se limitan a su alto contenido de vitamina C, sino que además es un aliado natural en el tratamiento de la presión sanguínea y ciertos tipos de enfermedades del corazón.Mango: este fruto dulce requiere clima cálidos y secos para crecer. Los lugares en los que se cultiva naturalmente el mango se registra una precipitación promedio de 1000 a 1500 mm. Esta fruta se caracteriza por tener altos niveles de vitamina A y C, las cuales ayudan a mantener en buen estado la piel y el cabello.Camarones en salsa de mango y chipotleMelón: aunque el melón es en realidad una hortaliza, se le considera como fruta por su consumo. El cultivo de melón se desarrolla mejor en climas cálidos y no muy húmedos. Uno de los grandes beneficios de comer melón es la conservación de la salud de los huesos, gracias a sus aportes de vitamina K y magnesio.Papaya: la papaya tiene que sembrarse en lugares húmedos y cálidos. No se aconseja plantar el árbol del papayo en zonas propensas a las heladas porque se puede morir la planta. El consumo frecuente de betacaroteno (nutriente presente en la papaya) está relacionado con un menor riesgo de desarrollar asma, así como ciertos tipos de cáncer.Sandía: la sandía, al igual que el melón, es una hortaliza, pero es considerada como fruta. Al ser una fruta tropical crece mejor en zonas con temperaturas que oscilan entre los 23 y los 28° C. Los electrolitos y la gran cantidad de agua que contiene la sandía ayudan a mantener la hidratación y prevenir golpes de calor.Sandía locaFresa: el desarrollo de la planta de la fresa requiere un equilibrio entre altas y bajas temperaturas, así como entre días largos y cortos. Las fresas son una fuente natural rica en ácido fólico, por lo que su consumo es muy recomendable durante el embarazo.Mojito de fresa bajo en caloríasTamarindo: si bien se conoce comúnmente como una fruta, el tamarindo es una leguminosa carnosa con un sabor agridulce. Se produce generalmente en climas cálidos semisecos. El tamarindo tiene propiedades laxantes y ayuda a acelerar la digestión. De igual manera, al contener altos niveles de hierro combate la anemia.¿Qué fruta usarás hoy en la cocina?
La cúrcuma, también conocida como azafrán de la India, es una planta proveniente de la familia de los jengibres. Esta es una de las especias más usadas en la gastronomía de dicho país asiático, ya que sirve tanto para dar sabor como color para el arroz, carne y otros platos, como el curry. En occidente es mayormente utilizada como colorante de la mostaza tipo americano.¿Qué nutrientes contiene la cúrcuma? Las maravillas de la cúrcuma no se quedan en su fascinante aroma o espléndido color. Esta especia ha sido reconocida como una gran fuente de nutrientes natural. Una cucharada de cúrcuma contiene 29 calorías, .91 gramos de proteína, .31 gramos de grasa, 6.31 gramos de carbohidratos, 2.1 gramos de fibra y .3 gramos de azúcar. Además, la misma cucharada proporciona al cuerpo humano parte de las vitaminas y minerales que necesita, como lo son el manganeso, hierro, potasio y vitamina C.¿Cómo ayuda a tu salud? Más allá de sus efectos colorantes, esta planta es conocida por ser un eficaz antiinflamatorio e incluso puede compararse con el iboprufeno. Debido a estas propiedades, se considera que la cúrcuma puede reducir el dolor causado por la artritis.La cúrcuma recientemente ha recibido una mayor atención por tener altos niveles de antioxidantes, los cuales son capaces de evitar que el hígado sea dañado por toxinas, así como por su capacidad de mejorar el estado del sistema digestivo.Aún queda por comprobar qué efectos tiene contra el cáncer, pero algunos estudios sugieren que puede proteger contra cáncer de páncreas, próstata y mieloma múltiple.¿Cómo puedes incluír cúrcuma en tu dieta?La cúrcuma se puede encontrar en su forma natural en polvo, entera (raíz) o en hojas. Puede incluirse en los alimentos de varias formas, a manera de especia, como vinagreta o como marinada. La puedes agregar a un platillo de arroz, vegetales y sopa de polloGracias a su creciente consumo, la cúrcuma ya está disponible como suplementos (cápsulas, polvos, extractos y colorantes). Pero, al igual que con todos los suplementos alimenticios, se recomienda consultar con un especialista antes de adquirir y consumir este tipo de productos.Ahora que ya conoces los beneficios de la cúrcuma, ¿cómo la agregarás a tu dieta? Con estas recetas podrás aumentar tu consumo de nutrientes al incorporar la cúrcuma en tu alimentación:Hamburguesa VeganaPollo en Salsa de CúrcumaAderezo de Curry, Mostaza y Granola
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD