12 divertidas recetas para preparar con niños
Comida para Niños y Bebés

12 divertidas recetas para preparar con niños

Por Kiwilimón - July 2017
Las vacaciones escolares se acercan y, ¿sabes lo que eso significa? ¡Niños en casa todo el día! Evita que tus hijos pasen un verano o aburrido, o que se entretengan con la televisión todo el día y compárteles tu amor por la cocina. Inicia a tus hijos en el arte culinario con estas recetas divertidas y fáciles de preparar:

Frutas en la playa 

Nunca ha tenido más sentido la frase “de la vista nace el amor” que cuando se prepara comida para niños. Recuerda que la presentación es esencial para interesar a los pequeños en la cocina.

Rollitos de verduras 

Involucra a tus hijos en la preparación de sus alimentos. De esta manera, los pequeños pueden ir desarrollando más su motricidad fina, al tiempo que aprenden a elegir los ingredientes para su propia comida.

Mac & Cheese 

Dependiendo de la edad de tus hijos, puedes asignarles tareas que sean capaces de realizar y no los pongas en riesgo. Una buena manera de iniciarlos en la cocina es enseñarlos a leer las instrucciones y organizar los ingredientes.

Rollitos de jamón con queso 

Si tienes más de un hijo, evita batallas campales en la cocina dándoles tareas diferentes a cada uno. Por ejemplo, a los más grandes puedes pedirles que corten el pan (siempre bajo tu supervisión) y a los más pequeños que aplanen las rebanadas con un rodillo.

Trufas de oreo con chocolate 

Algunas veces los niños pueden rechazar los platillos por incluir ingredientes que les resultan “raros”. Invítalo a que te ayude a preparar una receta que lleve algunas de sus comidas favoritas, como en este caso, las galletas oreos.

Cupcake de chocolate con microondas

Otra de las razones por las que los niños no muestran interés por la cocina es el tiempo invertido. La mayoría suele desesperarse al ver no resultados inmediatos de sus labores. Prueba recetas que sean rápidas y fáciles de preparar.

Pay de leche condensada cubierto de chocolate 

Aprovecha cualquier festejo o reunión social para involucrar a tus hijos en la cocina. A los niños les gusta sentir que su participación es importante, por lo que darle el crédito del postre de la fiesta será una gran manera de alentarlo a continuar. Ayúdalo a descubrir ingredientes más saludables incluyéndolos en sus platillos favoritos. Pídele que sea él mismo quien agregue los ingredientes nuevos para que al momento de consumirlos los reconozca.

¿A tus hijos les gusta cocinar? Compártenos tus tips para interesar a los niños en la cocina.

 
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
Picar, licuar, mezclar. Ahora puedes hacer cualquiera de estas cosas en cuestión de segundos con solo presionar un botón. Cocinar con licuadora es tan sencillo que ahora tal vez te parezca imposible pensar en una cocina sin este electrodoméstico, pero la verdad es que este es un invento relativamente nuevo. Fue apenas hace unos 96 años (en 1922) que S. J. Poplawski inventó un electrodoméstico para preparar batidos y ésta era conocida como "aparato de cocina centrifugador". Aunque en un principio este aparato estaba diseñado solo para mezclar bebidas, con el tiempo fue cambiando hasta convertirse en la licuadora como la conocemos hoy. La licuadora es ahora una herramienta indispensable en todos los hogares. Usar este electrodoméstico ofrece un sinfín de ventajas, pero podríamos decir que estos son los principales beneficios de cocinar con licuadora: Textura La licuadora no solo mezcla los ingredientes. Dependiendo del modo en el que la utilices, puede desde picar hasta licuar. Además, con la licuadora puedes conservar los nutrientes de los alimentos, ya que a diferencia de otros electrodomésticos no separa la pulpa, la piel y el jugo de las frutas o verduras. Practicidad No tienes que comprar una colección entera de electrodomésticos para hacer maravillas en la cocina.  Una buena licuadora puede hacer de rallador, moledor o procesador sin necesidad de gastar en más aditamentos. Y lo mejor es que cabe en cualquier lado. Limpieza Aparte de que te ahorras la limpieza de cuchillos, tablas de cortar y el batidero sobre la barra de la cocina, mantener una licuadora es muy sencillo. Con un poco de jabón y agua es suficiente para limpiar los restos de comida. Consumo de electricidad La mayoría de las licuadoras funcionan con un rango de 300-350 watts, mientras que los procesadores de alimentos utilizan entre 500 y 1500 watts. Como puedes ver el consumo de energía es mucho más bajo con las licuadoras. Tiempo Con una licuadora puedes hacer lo mismo que un mortero, un metate o un buen cuchillo. La gran diferencia es que te tomará mucho menos tiempo picar o moler los ingredientes con la ayuda de la licuadora.   Aprovecha todos los beneficios de cocinar con licuadora manteniéndola en buen estado. Siempre desármala antes de limpiarla, deja que el vaso seque completamente antes de colocarlo sobre el motor.   Recetas que puedes preparar con licuadora: Pay de limón frío en licuadora Pasta con salsa de espinacas Panqué de nuez en licuadora Daiquiri de plátano   Fuentes: Curiosfera.com Gob.mx Etiquetaenergetica.com  
Caminar por nuestro país sin sentir la tentación de detenerse a probar un bocado de lo que están preparando junto a ti es casi una misión imposible.  Desde la típica taquería hasta el puesto de comida ambulante, las calles de México poco a poco se han convertido en pasarelas de exquisiteces culinarias para llevar. Nadie puede negar que la comida callejera es parte de la cultura gastronómica mexicana y, si quieres conocer realmente el país, tienes que probarla. Tacos Los tradicionales tacos ocupan sin duda el primer lugar en esta lista de comida callejera en México. Dependiendo de dónde te encuentres, puedes encontrar una gran variedad de tacos: suadero, carnitas, al pastor, tripas, cochinita pibil, de canasta, y un largo etcétera. Tacos de canasta con salsa verde cruda   Burritos Los primos de los tacos tampoco se quedan atrás. Aunque esta comida callejera es más típica del norte del país, ahora puedes encontrarlos casi en cualquier lado. Para disfrutar un buen burrito debes asegurarte de que la tortilla de harina esté recién hecha. Burrito de frijoles con queso   Gorditas En el centro del país se hacen tradicionalmente con harina de maíz (blanco, amarillo o azul), mientras que en el norte las preparan también con harina de trigo. Por lo general se rellenan con los típicos guisados mexicanos: picadillo, papas, carne con chile, rajas, mole, entre muchos otros. Gorditas light   Quesadillas Dejando de lado el eterno dilema (¿las quesadillas llevan queso o no?), este es uno de los platillos favoritos de los transeúntes mexicanos. Puedes probarlas fritas o, si prefieres una opción un poco más light, a la plancha. Quesadillas de flor de calabaza fritas   Elotes y esquites No importa en qué parte del país te encuentres, siempre vas a encontrar un elotero en alguna esquina. Lo fabuloso de esta delicia callejera es que siempre puedes prepararla a tu gusto: con limón, chile del que pica (o no), mayonesa, mantequilla, queso rallado y/o crema. Esquites en vasitos   Tamales Los deliciosos tamales calientitos son el placer culposo ideal para la cena. Como algunos de los otros platillos callejeros los tamales también varían un poco de una región a otra. En los estados norteños suelen prepararse con hoja de maíz y en los sureños, con hoja de plátano. Diferente sabor, igualmente deliciosos. Tamales de chile poblano, queso y elote   Panuchos y salbutes Después de la cochinita pibil y la sopa de lima, los panuchos y salbutes son posiblemente los platillos más conocidos de la cocina yucateca. Para completar la experiencia gastronómica al estilo del Mayab acompaña estos típicos platillos añadiendo cebolla morada y chile habanero tatemado. Salbutes   Insectos Los chapulines con chile y limón pueden parecer una comida exótica, pero en el estado de Oaxaca son una botana callejera bastante popular. No te dejes llevar por las apariencias y anímate a probar estos bichos. Quesadilla con chapulines   Fruta Los vasitos con fruta preparada son definitivamente una de las comidas callejeras más buscadas en México. Puedes encontrar desde los más básicos, como jícama, zanahoria o pepino, hasta frutas de temporada, como sandía, mango o tuna. No olvides el jugo de limón y el chile en polvo para darle el toque final. Coctel de frutas de colores   Tlayuda Otro ejemplo de la deliciosa comida callejera oaxaqueña es la tlayuda. Esta especie de súper tortilla tostada se prepara con tasajo, chorizo, chapulines, carne o aguacate. Tlayuda de tasajo con guacamole   Disfruta la original comida callejera preparándola en casa con las recetas de Kiwilimón.  
Picar, licuar, mezclar. Ahora puedes hacer cualquiera de estas cosas en cuestión de segundos con solo presionar un botón. Cocinar con licuadora es tan sencillo que ahora tal vez te parezca imposible pensar en una cocina sin este electrodoméstico, pero la verdad es que este es un invento relativamente nuevo. Fue apenas hace unos 96 años (en 1922) que S. J. Poplawski inventó un electrodoméstico para preparar batidos y ésta era conocida como "aparato de cocina centrifugador". Aunque en un principio este aparato estaba diseñado solo para mezclar bebidas, con el tiempo fue cambiando hasta convertirse en la licuadora como la conocemos hoy. La licuadora es ahora una herramienta indispensable en todos los hogares. Usar este electrodoméstico ofrece un sinfín de ventajas, pero podríamos decir que estos son los principales beneficios de cocinar con licuadora: Textura La licuadora no solo mezcla los ingredientes. Dependiendo del modo en el que la utilices, puede desde picar hasta licuar. Además, con la licuadora puedes conservar los nutrientes de los alimentos, ya que a diferencia de otros electrodomésticos no separa la pulpa, la piel y el jugo de las frutas o verduras. Practicidad No tienes que comprar una colección entera de electrodomésticos para hacer maravillas en la cocina.  Una buena licuadora puede hacer de rallador, moledor o procesador sin necesidad de gastar en más aditamentos. Y lo mejor es que cabe en cualquier lado. Limpieza Aparte de que te ahorras la limpieza de cuchillos, tablas de cortar y el batidero sobre la barra de la cocina, mantener una licuadora es muy sencillo. Con un poco de jabón y agua es suficiente para limpiar los restos de comida. Consumo de electricidad La mayoría de las licuadoras funcionan con un rango de 300-350 watts, mientras que los procesadores de alimentos utilizan entre 500 y 1500 watts. Como puedes ver el consumo de energía es mucho más bajo con las licuadoras. Tiempo Con una licuadora puedes hacer lo mismo que un mortero, un metate o un buen cuchillo. La gran diferencia es que te tomará mucho menos tiempo picar o moler los ingredientes con la ayuda de la licuadora.   Aprovecha todos los beneficios de cocinar con licuadora manteniéndola en buen estado. Siempre desármala antes de limpiarla, deja que el vaso seque completamente antes de colocarlo sobre el motor.   Recetas que puedes preparar con licuadora: Pay de limón frío en licuadora Pasta con salsa de espinacas Panqué de nuez en licuadora Daiquiri de plátano   Fuentes: Curiosfera.com Gob.mx Etiquetaenergetica.com  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD