5 formas de reducir el consumo de azúcar en tus hijos
Comida para Niños y Bebés

5 formas de reducir el consumo de azúcar en tus hijos

Por Kiwilimón - Abril 2013
Sabemos que el exceso en el consumo del azúcar no es bueno para la salud en cualquier edad en la que nos encontremos. Los niños son altos consumidores de azúcar, en refrescos y dulces sobretodo. Consumir exceso de azúcar puede causar cansancio en los niños y también:
  • - Reduce el funcionamiento cerebral
  • - Contribuye a la obesidad
  • - Influye en nuestra producción de insulina que puede provocar diabetes
  • - Conduce a un exceso de consumo de alimentos
  • - Puede causar dolores de cabeza e inflamación
Existen diferentes tipos de azúcares, no todos son malos en el consumo humano, por ejemplo, el consumo de los azúcares de la fruta viene acompañada de nutrientes como la fibra. Debemos reducir el consumo de azucar como la que utilizamos en la mesa. Las 5 formas de reducir el consumo de azúcar en tus hijos son:
  1. Lea las etiquetas. Las etiquetas nutricionales de los alimentos que venden es una fuente de información de lo que vamos a consumir, evita agregar a tu carrito del súper, alimentos con alto contenido de azúcar, puedes seguir comprando los productos que consumes normalmente, pero con una ligera variación que puede crear hábitos más saludables.
  2. Evita bebidas azucaradas. Existen muchas bebidas que tienen alto nivel de azúcar, para poder reducir el consumo de azucar evita el comprar en gran cantidad estos productos o elimínalos de plano de tu lista.
  3. Sustituya alimentos azucarados. Es muy normal para los niños que tengan antojo de algo dulce y usted puede satisfacer ese antojo y reducir el consumo del azucar al sustituir algunos alimentos. En lugar de darle a tus hijos una galleta, prepara una copa de frutas con un poco de miel de abeja natural, sí funciona.
  4. Planee sus alimentos. Antes de iniciar la semana, tome un poco de su tiempo para planear los alimentos de la semana, desde el desayuno hasta la merienda. Si planea una colación dulce como un plato de frutas, eso es lo que encontrarán sus hijos y no necesariamente otro tipo de alimentos.
  5. Cocine usted mismo. Usted podrá tener el control de lo que consume su familia. Si usted mismo hornea en casa unas galletas, podrá prepararlas con  menos azúcar, harinas integrales, semillas naturales, etc. Esta será la manera más sencilla de ofrecerle a su familia alimentos más saludables, bajas en azúcar y reducidas en grasas.
Esperamos que con estos consejos puedas crear hábitos alimenticios más saludables en tu familia, en especial en tus hijos para poder reducir el excesivo consumo de azucar. Tenemos unas increíbles recetas sencillas para ellos, para que puedas preparar todos los días y tus hijos se acostumbren al consumo de la fruta. Congeladas de fruta. Para días de calor o como postre podrás probar deliciosas congeladas de fruta, saludables y ricas. Hielos frutales. Esta receta es para que los niños puedan comer fruta de una manera más divertida. Los puedes poner en agua. Raspados de fruta. Hielo triturado con un jarabe de frutas. Coctel de frutas de colores. Delicioso coctel de frutas de colores tan llamativo, que a todos los niños les gustará. Prepara esta receta para el lunch, de postre o como una cena ligera. Yoghurt de fresa hecho en casa. Con esta receta podrás preparle a tus hijos un delicioso yoghurt de fresa hecho por ti misma! Lo mejor es que cambiando la fruta podrás contar con muchos sabores diferentes! Fruta con crema. Un postre 100% saludable de fruta con crema batida. Flores de melón y sandía. Para que puedas enviarles un desayuno muy saludable a tus niños de lunch a la escuela, te recomiendo estas ricas flores de melón y sandía. Corazones de fruta. Banderillas de frutas para acompañar cualquier desayuno. Brochetas de fruta con crema batida. Una idea bonita para poner la fruta en un desayuno o para el lunch de la escuela. Copas de yoghurt cn granola y frutas. Estas copas de yogurt con granola y frutas son un desayuno sano y delicioso en menos de 15 minutos! Duraznos a la parrilla con crema. Al cocinar los duraznos en la parrilla se carameliza el azúcar natural de la fruta, dándole un sabor mas intenso. Estos duraznos se acompañan con crema batida y almendras tostadas, muy rico!

Y ustedes, ¿qué hacen para reducir el consumo de azúcar en sus hijos?

 

Si quieres conocer más recetas de cocina para bebés y niños, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Entrar a la tienda. Enfrentarse a un tótem de anaqueles. Las botellas apiladas, una sobre otra, producen vértigo. Las hay rosas, blancas, negras, verdes… ¿en serio, verdes? Las hay paradas, las hay acostadas. Las etiquetas que las nombran son aburridas, la mayoría. No importa. Con castillos o con diseños hípster: ninguna parece develar el sabor que resguardan. “¿Por qué, nadie me viene a ayudar?”, te preguntas. “No, mejor que nadie venga”, te respondes.Sí, todos hemos estado ahí, en ese momento incómodo en el que debemos escoger un vino que nos va a costar y que, o puede ser un chasco o la proeza más grande de la cena. La moneda gira en el aire. Tenemos miedo o nos sentimos avergonzados como si saber de vinos fuera nuestra obligación.No diré que escoger una botella, aun para alguien letrado en el tema, sea algo sencillo. A veces simplemente uno no puede escaparse de San Google antes de tomar a un vino por los cuernos. Pero no todo está perdido. Hay algunos indicadores que te pueden guiar razonablemente en esa rara decisión de compra. 1. El precio. Cierto, no siempre es un indicador de calidad. Apuntaría, sin embargo, que aquí hay una cuestión numérica. Considera los impuestos, los gastos del viaje, los kilómetros: si viene de lejos y cuesta barato, no me fiaría. En vinos mexicanos la cosa cambia porque mayormente las bodegas que ofrecen vinos baratos son empresas de buen volumen que se toman la hechura con respeto. Por aquí puede haber buenas opciones: Monte Xanic, Santo Tomás, L.A. Cetto.2. La región. Aprender las minucias de las regiones vitivinícolas te tomaría varios años de estudio, sin embargo, existen denominaciones de origen que son bastante estrictas en sus regulaciones de calidad. Tal es el caso de Ribera del Duero, el Friuli, Montepulciano d’Abruzzo, Rueda, Albariño, los vinhos verdes de Portugal, Sonoma, por mencionar algunas. A mí personalmente me encanta lo que se hace en Parras, Coahuila. Pocas veces he fallado. 3. La uva. Un sabio dijo: “hay de todo en la viña del Señor”. En las viñas del mundo sucede lo mismo. La opción de bajo riesgo es que, cuando pruebes un vino que te guste, anotes el nombre de la uva (y de la etiqueta, claro). Así en la tienda tendrás un punto de partida. Si te inclinas por explorar opciones de tu cepa favorita, recuerda que cada varietal se desarrolla mejor en una región que en otra. ¿Ejemplos? La pinot noir en Burdeos o Sonoma. La tempranillo, en Ribera del Duero; la syrah, en Australia (mejor si es del valle de Barossa); la malbec, de Mendoza en Argentina; la riesling, en Austria y Alemania; la pinot gris, en el Friuli; la nebbiolo, en el Valle de Guadalupe, y la semillón, en Aguascalientes. Todo con sus excepciones y reservas.4. Los premios.Odio decir que los premios importan porque, cuántas veces nos hemos decepcionado en los Óscar. En los vinos sucede igual, sin embargo, puede ser un punto de partida interesante. Allá fuera existe una serie de listas hechas por conocedores que catan a ciegas. Diría que a las que hay que prestar atención son el Concours Mondial de Bruxelles, Decanter World Wine Awards, la Guía Peñín, las puntuaciones Parker y Wine Spectator. En el caso de México, a mí me gusta la selección que hace Rodolfo Gerschman en su guía Catadores del vino mexicano. Que cómo te vas a enterar que un vino tiene premios, generalmente las botellas cuentan con un distintivo o calcomanía de la medalla que ganaron. 5. Sigue nuestras recomendaciones mensuales. En Kiwilimón te damos a conocer sobre nuestras cepas favoritas, sobre los vinos que ya hemos probado y que nos encantan. Un rosado sutil y de buena acidez es el Izadi Larrosa de la Rioja; si te quieres inclinar por algo nuevo de Parras, Coahuila, vete por el cabernet-shiraz de Hacienda Florida con sus notas a frutos negros. El malbec mendocino y especiado de Trumpeter nunca falla y, si lo que buscas es un Ribera del Duero de perfil fresco, Flores de Callejo y sus notas a confitería te gustarán.6. Experimenta.Nada como el hermoso aprendizaje Montessori vinícola de probar y fallar, de probar y acertar. ¿La viste y te vibró? Inténtalo. De un mal sorbo nadie pasará y al final, si la comida fue buena, tu experiencia también lo será. 
República Dominicana es un país que destaca como destino turístico gracias a sus playas, clima y montañas, sin embargo, cada vez más personas se acercan a esta isla del caribe gracias a su irresistible comida. Así que si quieres darte un paseo por la gastronomía dominicana, no te pierdas estos 5 deliciosos platillos tradicionales. Sancocho De ascendencia indígena y española, con algunos toques africanos, la gastronomía de República Dominicana nos obsequia uno de sus platillos más emblemáticos: el sancocho. El sancocho es un rico caldo cocinado con diferentes carnes como pollo y cerdo, acompañado con verduras y tubérculos.Mangú Ideal para la hora de desayunar, el mangú es un platillo dominicano hecho de puré de plátano verde, que va acompañado con huevo, salami, queso y un toque de cebolla roja cocinada en una salsa de vinagre. Su nombre proviene de la expresión “Man, good”, que dijeron 2 soldados estadounidenses cuando fueron invitados a casa de un campesino dominicano a desayunar. Bandera dominicana La bandera dominicana es un guiso tradicional que incluye varios platos. Está compuesta por arroz blanco, habichuelas guisadas (también conocidas como frijoles), ensalada verde, pollo guisado dominicano, res o cerdo, y los típicos tostones, unas tortitas hechas de plátano verde. Pasteles en hoja Otro platillo típico de República Dominicana que se prepara especialmente a fin de año es el pastel en hoja. Este se elabora con una masa hecha a partifrutas con plátanos verdes o maduros, yautía blanca y amarilla, ñame y auyama; va envuelto en hoja de plátano y papel parafinado. Habichuelas con dulce Un postre típico de República Dominicana que no te puedes perder son las habichuelas con dulce. Este se consume más comúnmente durante la época de Cuaresma y se trata de un tipo de puré dulce hecho con habichuelas, camote, leche de coco y diferentes especias como canela, clavo, nuez moscada, jengibre, anís estrellado y hasta cardamomo. ¿Qué platillo típico de República Dominicana se te antoja más?
La jericalla es un postre tapatío típico. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando las monjas del Hospicio Cabañas idearon un postre nutritivo y de sabor llamativo para los niños huérfanos que cuidaban. Elaboraron la receta con leche, canela, azúcar, huevo y vainilla, con un sabor similar al de la natilla española pero de consistencia ligera. Actualmente la jericalla es uno de los postres típicos favoritos de los hogares jaliscienses. Sin embargo, muchos podemos llegar a confundir la jericalla con el flan o el crème brûlée, pues comparten los mismos ingredientes y tienen muchas similitudes en su modo de preparación. Por eso te presentamos las diferencias entre estos postres para que puedas identificar la auténtica jericalla jalisciense. Flan y crème brûlée  El flan es un postre muy popular en México y el mundo. Con una rica tradición histórica, el flan llegó a México tras la conquista con una receta que mezclaba leche, huevo, azúcar, vainilla y un baño de caramelo líquido, mientras que el crème brûlée es un clásico de la repostería francesa que consiste en una crema dulce suave, cuya superficie tiene una fina capa de caramelo crujiente. La jericalla Si bien los tres postres se elaboran con una base de huevo, vainilla, azúcar y leche, se diferencian por su preparación y algunos detalles en el uso de ingredientes. Por ejemplo, el flan usa las yemas y las claras de los huevos; mientras que la jericalla sólo utiliza las yemas de huevo; o bien, el crème brûlée tiene una consistencia de la crema parecida a la de la jericalla, pero su técnica es un poco más elaborada para conseguir la capa crujiente del azúcar quemada, que aporta un contraste de textura.Para preparar la jericalla se hierve la leche con la canela y la vainilla. Por otro lado, se baten las yemas con el azúcar y al final se combina con la leche infusionada, para luego colar y hornear a baño María. Al final, en la superficie casi siempre queda una costra dorada y un poco quemada. La textura se parece al flan, pero es mucho más ligera y untuosa. La jericalla se presenta en el mismo recipiente en el que se hornea, para respetar y mostrar su costra, que tiene una consistencia más sólida y añade profundidad al sabor con ese toque de leche quemada.¡Ya sabes qué postre tienes que probar en tu siguiente parada por la Perla Tapatía! Fotografías: Antonio Flores 
Porque el 14 de febrero es la ocasión perfecta para sorprender a tu pareja, no te pierdas la oportunidad para consentirla y cocinar la cena de sus sueños. Para facilitarte el proceso, te ayudamos con estas 3 fáciles pero deliciosas opciones para preparar el menú ideal de una cena romántica de San Valentín. Menú romántico con platillos del mar Las recetas con mariscos son un verdadero manjar, así que si te quieres lucir con tu pareja, prepárale este delicioso menú romántico con platillos del mar. ¡Sin duda lo dejará más que enamorado!Entrada: Pasta a la crema con mariscos Plato fuerte: Salmón a la naranja Bebida: Mojito sin alcohol de té verde con piña rostizada Postre: Cheesecake Red Velvet con FresasMenú elegante con cordero Si tú y tu pareja son de los que prefieren un buen pedazo de carne, entonces este menú elegante es la opción ideal para tu cena romántica. ¡Día de San Valentín jamás sabrá tan bien!Entrada: Farfalle con espinacas, champiñones y cebolla caramelizada Plato fuerte: Cordero en reducción de vinagre balsámicoBebida: Raspado de fresa con vino espumoso Postre: Pastelitos de lava con chocolateMenú ligero del amor Porque el amor y la dieta no están peleados, atrévete a probar esta deliciosa opción de menú ligero que te hará sentir más enamorados que nunca.Entrada: Ensalada de frutos rojos con queso de cabra y vinagreta de romero Plato fuerte: Chimichurri de aguacate con atún sellado Bebida: Mojito de fresa najo en calorías Postre: Peras al vino tinto sin azúcar ¿Qué menú completo para una cena romántica de San Valentín elegirás?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD