¡Ayuda! Mi bebé es alérgico a la leche
Comida para Niños y Bebés

¡Ayuda! Mi bebé es alérgico a la leche

Por Kiwilimón - Marzo 2014
Darle leche a un bebé parece tan normal que resulta extraño cuando no la reciben bien y hasta les causa problemas de salud. Por eso aquí te dejamos algunos puntos para que te des cuenta si tu bebé es intolerante a la lactosa y para que sepas cómo tratarlo. Existen ciertas señales muy claras que te indican que tu bebé está teniendo problemas procesando los lácteos. Lo mejor es cortarle el suministro hasta que vea a su pediatra pues dependiendo de sus condición se le recomendará alguna alternativa. De lo que hay que estar consientes es que hay diferencia entre intolerancia a la lactosa y alergia a leche, por esto aquí te dejamos las reacciones de tu bebé que pueden delatar una o la otra:

Alergia

- Si escupe mucho y frecuentemente - Si vuelve el estómago - Si tiene dolor abdominal - Si se le dificulta ganar peso - Si tiene ojos llorosos y nariz tapada

Intolerancia

- Si tiene gases - Si tiene el estómago hinchado - Si tiene síntoma cólicos como irritabilidad ¿Cómo se trata? Hay varias maneras, pero la principal, como mencionamos, es llevar al bebé con el pediatra para que lo diagnostique. Algunas de las soluciones que podrían recomendarte es que cambias de fórmula pues existen algunas en que las proteínas lactosas están desmanteladas y así son más fácilmente digeribles por los infantes. Otra alternativa sería que si estás amamantando, dejes de consumir productos lácteos y así la consumición de tu bebé se verá menos afectada por esas proteínas que pueden causarle tanto alergia como intolerancia.  

Recetas para Bebés

 

 Puré de Melón

 Puré de Chícharo

"¿Conoces otros remedios para bebés que son alérgicos a la leche?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando una madre primeriza piensa en las primeras ocasiones en las que su bebé podrá comer otros alimentos aparte de la leche materna se imagina una escena hermosa y perfecta en la que su pequeño disfruta con tranquilidad y calma cada bocado mientras ella lo alimenta a cucharadas.Sin embargo, la realidad está un poco lejos de esto. Hasta los primeros tres años de vida de un bebé, la hora de la comida se parece más a una lucha campal que a un anuncio de comida para bebé. Los pequeños suelen jugar con la comida, la avientan y la embarran por todas partes, convirtiéndose aquello en un momento caótico y bastante frustrante para muchas madres. Si tú también has experimentado una situación similar, seguramente habrás regañado en más de una ocasión a tu bebé por comer con las manos. Pero, ¿qué crees? Aunque hagan un batidero, esto es muy bueno para el desarrollo de los pequeños. Estas son las razones por las que un bebé debe comer con las manos:Aprendizaje sensorialLos bebés aprenden de maneras diferentes a las de un adulto. En los primeros años de vida es importante que los pequeños tengan la oportunidad de experimentar a través de todos sus sentidos. Tal vez pienses que la comida está hecha para disfrutarse con el gusto, pero para un bebé la hora de la comida es una oportunidad para aprender a través del tacto, olor, gusto y vista.Coordinación El desarrollo de la motricidad fina comienza desde muy temprana edad. Para que una persona pueda coordinar sus ojos con los movimientos de sus dedos tiene que practicar mucho, y para eso la hora de la comida es particularmente buena. Aunque puede ser frustrante ver cómo un bebé tira la mitad de su comida al intentar llevarla a la boca, este ejercicio lo ayuda a trabajar en su  coordinación y mejorar sus movimientos.IndependenciaDurantelos primeros meses los bebés dependen completamente de sus padres para alimentarse. Sin embargo, con el paso del tiempo los pequeños van ganando cierta autonomía, lo que les ayudará a desarrollar habilidades imprescindibles para el futuro. Cuando un niño comienza a usar las manos para alimentarse a sí mismo está comenzando a trabajar en su propia independencia.Texturas Al momento de descubrir nuevos alimentos la textura es tan importante como el sabor. Los niños que comen con las manos aprenden a reconocer diferentes tipos de texturas, temperaturas y otras sensaciones. Si en tu afán de mantener todo limpio y ordenado estás prohibiendo a tu hijo comer con las manos, solo estás impidiendo que desarrolle su conocimiento y, en un futuro, su apertura a nuevos alimentos. Experiencia positivaLa hora de la comida no tiene que ser un momento desagradable. Si los pequeños pueden divertirse mientras comen, poco a poco comenzarán a relacionar esto con una experiencia positiva. Recuerda que para los pequeños es más sencillo aprender a través de enseñanzas lúdicas que de métodos restrictivos.¿Qué más razones necesitas para que tu hijo coma con los manos? Deja que tu pequeño se ensucie y disfrute sus alimentos con todos los sentidos. Estas recetas te ayudarán a estimular su desarrollo:Espagueti verdeGelatina de Gauayaba con FresaMini Salchipulpos
Llegó tu mejor amiga con mucho que platicar o tus hijos invitaron compañeritos porque tienen un trabajo de la escuela… No importa la ocasión, siempre hay buenas razones para tener galletas caseras recién hechas, pero no siempre hay tiempo para prepararlas.Por eso tu congelador puede ser un gran aliado para estar listo y llenar en unos minutos tu casa con un dulce aroma.Ya que no todas las masas de galleta se congelan de la misma manera, pues no siempre obtienes resultados ideales, aquí te damos unos tips para que la próxima vez que prepares galletas, hagas el doble de masa y la conserves para una de esas tardes especiales.Qué tipos de masa congelarLas mejores masas para congelar son las que tienen mucha mantequilla y no llevan tanto huevo batido, como madeleines, o mucho polvo para hornear. Tampoco es buena idea congelar galletas con base de merengue.Galletas de mantequillaSon las mejores para reservar en el congelador. Generalmente sus ingredientes son mantequilla, harina, azúcar, vainilla o chocolate en polvo, y a veces, huevo o yema. Para guardar esta masa, forma troncos y envuélvelos cuidadosamente, primero con plástico y después con aluminio. Deben quedar herméticos para que no absorban olores o se afecte su textura. Puedes cubrir los troncos con azúcar y canela. Para prepararlas, corta rebanadas de poco menos de un centímetro de grosor y se verán lindas una vez horneadas. Te recomendamos esta receta de PastisetasMasas para cortadoresSi te encanta usar todos esos cortadores de figuritas que has coleccionado, cuando esté lista la masa, forma un rectángulo de unos 4 cm de espesor y envuélvelo igualmente con plástico y aluminio. Cuando vayas a usar la masa, colócala en el refrigerador antes y cuando esté lista, la puedes extender y cortar. Esto es ideal para los muñequitos de jengibre navideños.BolitasLa mayoría de las recetas de galletas de chispas de chocolate requieren porcionar la masa en bolitas o con una cuchara para helado, al igual que los polvoroncitos de nuez, o las galletas de avena. Forma las galletas como acostumbras y congélalas en charolas una media hora o suficiente tiempo para que se sientan firmes. Esta misma técnica es muy útil para las galletas de duya.Una vez que estén listas, empácalas en bolsas, procurando sacar la mayor cantidad de aire posible. Así será más fácil usar sólo la cantidad justa.Te recomendamos estas Galletas Tipo BrownieLista para hornearColoca las bolitas o rebanadas de masa en una charola antiadherente cubierta con papel siliconado o engrasada y enharinada. El tiempo que toma tu horno en llegar a la temperatura adecuada generalmente es lo que necesitas para que estén listas para cocinarse.Calcula un par de minutos más al tiempo habitual ya que partas la masa parcialmente congelada o muy fría.Si prefieres, puedes congelar galletas horneadasDéjalas enfriar completamente y empácalas en un contenedor hermético con papel encerado entre capas. Esto también funciona muy bien para brownies o barritas de galleta cortadas en piezas individuales.En cualquiera de los casos, no es buena idea tener masa o galletas cocidas congeladas por más de tres a cuatro meses. Disfrútalas lo más pronto posible, siempre puedes preparar más.
Terminaron las dietas donde las grasas estaban prohibidas. Para que tu cuerpo funcione correctamente, es necesario incluir grasas saludables en las comidas. Sin embargo, hay que entender que no todas las grasas son iguales. Sigue leyendo para que sepas qué grasas saludables necesitas incluir en tu dieta. La coagulación sanguínea, el buen funcionamiento del sistema nervioso y la construcción de membranas celulares, son sólo algunos ejemplos de los procesos en los que intervienen las grasas dentro de cada cuerpo. Las grasas están divididas en dos bloques, que pueden ser saturadas o insaturadas, dependiendo de su composición química. Dentro de esta clasificación, hay que poner especial atención en las grasas monoinsaturadas. Estas son grasas que se encuentran en frutas, verduras, granos, frutos secos, semillas y pescado. Las grasas saludables son líquidas a temperatura ambiente, aunque hay algunas excepciones. Puedes obtenerlas de deliciosas comidas como los Aguacates de México. Seguramente te preguntarás, ¿por qué es necesario comerlas? Estas sustancias ayudan a absorber las vitaminas A, D, K y E, lo cual se traduce en tener una mejor nutrición. Esto significa que al comer Aguacates de México tu cuerpo aprovechará más los beneficios de los otros alimentos, ya que las grasas buenas del aguacate te permitirán absorber mejor sus nutrientes. Lo fascinante del aguacate es que es prácticamente la única fruta que contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Más del 75% de sus grasas son consideradas buenas, por lo que su consumo regular puede impactar positivamente el estado de salud de quien lo come. Su alto contenido en grasas buenas y bajos niveles de grasas saturadas, además de la ausencia de colesterol y sodio, hacen del aguacate una fruta ideal para cuidar la salud del corazón. Por otro lado, las grasas saturadas pueden considerarse grasas neutras y son sólidas a temperatura ambiente. Una dieta alta en este tipo de grasa puede aumentar los niveles de colesterol e incluso, en algunos casos, se ha relacionado con enfermedades del corazón. Los nutriólogos sugieren limitar la ingesta de grasas saturadas a no más de 10% de su ingesta calórica total diaria. Finalmente, las menos recomendadas son las grasas trans, también conocidas como grasas hidrogenadas. Estas grasas están relacionadas con enfermedades cardiovasculares y otros padecimientos. Lo mejor es que las evites o reduzcas al mínimo su consumo. Independientemente de los tipos de grasas que consumas o hayas consumido, es importante concentrarse en incluir grasas monoinsaturadas en tu dieta, como las que se encuentran en los Aguacates de México. Más del 75% de las grasas en los aguacates son grasas insaturadas, así que son un buen sustituto para alimentos altos en grasas saturadas. Estas grasas buenas pueden ayudar en la reducción de la presión arterial e incluso el colesterol.
¿Se acerca la fiesta de cumpleaños de tu pequeño o simplemente quieres consentir a tus hijos con unas deliciosas galletas caseras? Sigue leyendo para descubrir cómo puedes decorar galletas para niños para que queden espectaculares. Usa moldes divertidos Si de plano no tienes mucho tiempo o no se te da eso de las manualidades, usa moldes en forma de estrella, corazón, animales o lo que sea que más le gusta a tu pequeño. Con eso y un poco de chocolate derretido es más que suficiente. Como estas Galletas de Mantequilla en forma de CorazónInspírate en sus personajes favoritosNo tienes que hacer exactamente la carita de su caricatura favorita. Por ejemplo, si a tu hija le gustan las princesas, puedes hacer galletas en forma de corona. Si tu hijo admira a un jugador de futbol, haz balones de galleta. Un gran ejemplo son estas Galletas de El GrinchAhorra tiempo con masa de coloresOtra manera original de hacer galletas bonitas es agregar colores directamente a la masa. El resultado es una galleta muy vistosa que no requiere mayor decoración. Cuando estés mezclando los colorantes, fíjate que la tonalidad de la masa sea homogénea para que no queden partes más oscuras.Piensa más allá de la decoraciónPor supuesto que la presentación de un postre es importante, sobre todo si lo estás preparando para niños. Sin embargo, recuerda que, si el sabor no es del todo agradable, los niños terminarán por tirar las galletas. Así que vigila que el sabor, la textura y el dulzor estén equilibrados para que las galletas sean del gusto de los pequeños. Mira estas Galletas de Mantequilla con Caramelo de MentaUsa todas las técnicas que puedas o conozcasAunque el royal icing está de moda en el mundo de la repostería, recuerda que hay otras maneras de decorar. Si decides usar este tipo de glaseado, no olvides que primero debes hacer la orilla con una duya muy fina y después rellenar la galleta para que quede lisa.Back to BasicsCuando no tienes muchas herramientas o el tiempo se te viene encima, los mismos ingredientes y utensilios que te encuentres en la cocina pueden servirte para decorar las galletas. Usa el cacao en polvo o azúcar glas para espolvorear las galletas, utiliza un sello o el fondo de un vaso para darle textura a las galletas. Aprovecha lo que tengas a la mano para darles un toque original.Conoce más recetas para preparar GALLETAS PARA NIÑOS visitando kiwilimon.com
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD