Cuáles son las porciones que debe comer un niño de menos de 10 años
Comida para Niños y Bebés

Cuáles son las porciones que debe comer un niño de menos de 10 años

Por Kiwilimón - Julio 2019
Saber cuáles son las porciones adecuadas de comida para un niño de cierta edad no es tan complicado como parece.

Aunque estamos acostumbrados a ver por todos lados porciones enormes de comida y, a veces, cuando llegamos a casa, la hora de comer se puede convertir en una batalla campal, especialmente con niños pequeños, es posible lograrlo.

Como papás, es importante incentivar que los niños asocien la comida con momentos placenteros, de compartir y convivir, no con guerras de poder o sentir que tengan que acabar montañas de comida para estar satisfechos.

Los niños deben aprender a escuchar su apetito y una gran manera de lograrlo es servir las porciones adecuadas. También hay que tomar en consideración el nivel de actividad y requerimientos especiales de cada pequeño.

En casa podemos realizar el ejercicio de medir qué tanto cabe en los platos que usamos siempre y así comprender que el estómago de un chiquito no tiene la misma capacidad que el nuestro. ¿Has medido cuántas tazas de sopa caben en tus soperos? Te sorprenderás al constatarlo.

Por ejemplo, en el caso de las frutas, una porción adecuada para un niño es media manzana, o naranja. Si lo vemos en una taza de medir es entre un cuarto a media taza.

Te recomendamos estas Ideas de Lunch para Niños

De la misma manera, hay que cuidar la porción correcta de jugo, que es media taza. Los vasos comunes tienen capacidad de 1 a 1 ½ tazas, a veces más. No es buena idea servirles vasos enormes de jugo, porque pueden quitarles la capacidad para comer alimentos con mayor concentración de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales son más necesarios para su desarrollo.

Si se trata de granos o cereales, media rebanada de pan es suficiente para niños de hasta 5 años, y la porción adecuada de pasta, arroz o cereal es media taza.

Hay que tener cuidado con los tazones enormes de cereales azucarados que no dejan espacio para mucho más. En total, los niños necesitan 4 a 6 porciones al día de granos y cereales.

Un sándwich hecho con una rebanada de pan, media taza de pasta en la comida y una tortilla en la cena completarían sus requerimientos de granos y cereales del día. Como ves, no es tanto.

En el caso de las proteínas como carnes, pescado o pollo, para chiquitos de hasta 5 años, 60 gramos es más que suficiente por porción, por ejemplo, un huevo durante el desayuno. Al acercarse a los 10 años puede subir hasta 100 gramos, según la actividad.

No olvides incluir nueces, almendras o mantequilla de cacahuate, de la cual dos cucharadas equivalen a una porción adecuada. Considera también leguminosas, como lentejas y frijoles, y media taza de ellas es más que suficiente. En total necesitan entre 3 a 4 porciones de ese tamaño al día.

Te recomendamos estos Coditos con Chayote, Kale y Quesito
 
Para complementar su dieta, los lácteos son importantes. Calcula unos 100 g de queso en total para todo el día, o tres cuartos de taza de yogurt. Si toman leche, no necesitan más de media taza por porción. Dos porciones al día son suficientes para su desarrollo.

Finalmente, las temidas verduras no tienen que ser motivo de pleito. Procura darles varias opciones y piensa que sus porciones no deben ser las mismas que las tuyas.

Por ejemplo, en el caso de chícharos, brócoli y otras verduras cocidas, media taza por porción es suficiente. Si es ensalada, calcula una taza.

Donde se complica un poco es con las frutas, pues necesitan en total al menos cinco porciones de frutas y verduras por día; lo mejor es si son más verduras que frutas, así que divídelas entre las tres comidas y lunch para que tengan todo lo que necesitan para crecer sanos.
Califica este artículo
Calificaciones (2)
Manoola Varelas
06/08/2019 00:55:00
Pinches jotos
Mary Lopez
14/07/2019 22:03:56
Gracias por todos los consejos Kiwilimón
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La lechuga es un alimento nutritivo, saludable y muy rendidor, por lo que es el ingrediente perfecto para preparar ensaladas y platillos bajos en calorías y carbohidratos, sin embargo, también se utiliza para darle un toque de frescura a platillos como tacos dorados, pambazos y tostadas de tinga. Sin duda, la lechuga es muy versátil, pues hay opciones para todos los gustos. Cabe mencionar que existen muchos tipos de lechuga, los cuales aportan vitaminas, minerales y otros nutrientes. Entre las variedades más comunes se encuentran las siguientes: lechuga romana, lechuga italiana, lechuga iceberg, lechuga escarola, lechuga morada y lechuga francesa, entre otras. En kiwilimón te contamos sobre todos los beneficios que la lechuga tiene para ti, así como que vitaminas y minerales contiene y por qué es buena idea incluirla en tu dieta. Lechuga: vitaminas y mineralesAunque los beneficios varían dependiendo del tipo de lechuga, en general es un alimento rico en vitaminas y minerales como:Vitamina AVitamina CVitamina KÁcido fólicoCalcioHierroPotasioPor otro lado, la lechuga también contiene fibra, es baja en calorías y sodio y no contiene colesterol, por lo que es el alimento perfecto para aquellas personas que padecen de alguna enfermedad.También puedes leer: ¿Cómo lavar distintos vegetales?Los beneficios de comer lechugaLa lechuga, también conocida como Lactuca sativa, tiene un gran número de efectos positivos para la salud, pues los expertos indican que podría ayudar a combatir la ansiedad y el colesterol, así como a inducir el sueño. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre los beneficios de la lechuga. Lechuga para fortalecer los huesosGracias a que es una buena fuente de vitamina K, la lechuga es el alimento ideal para fortalecer los huesos. Cabe mencionar que la lechuga de hoja roja es la variedad más rica en vitamina K, un nutriente que te ayudará a reducir el riesgo de fracturas. La lechuga contra el colesterolTodo parece indicar que la lechuga es una gran opción para aquellas personas con altos niveles de colesterol, los cuales tienen efectos adversos en el corazón, pues pueden llevarte a tener un ataque al corazón. De acuerdo con estudios en ratones publicados en 2004 y en 2009, la lechuga ayudo a disminuir los niveles de colesterol. AnsiedadUna investigación de 2012 indica que la lechuga contiene propiedades que ayudan a combatir la ansiedad. Por otro lado, el consumo de vegetales de hoja verde también se asocia con la salud cognitiva. HidrataciónDebido a que la lechuga está compuesta por un 95% de agua, es una excelente opción para mantenerte hidratado. Aunque debemos tomar alrededor de 8 vasos de agua al día, una fresca y crujiente ensalada puede contribuir a una mejor hidratación.También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?Mejora la visiónDe acuerdo con los expertos, la lechuga es rica en vitamina A, un nutriente esencial para la vista y los ojos. Cabe resaltar que el consumo de esta vitamina puede reducir el riesgo de padecer cataratas y a prevenir la degeneración macular. ¡Otra buena razón para comer ensaladas y otros platillos con lechuga! Un aliado contra los radicales libresUn estudio reciente señala que la lechuga podría contener antioxidantes, una sustancia que combate a los radicales libres, los cuales son responsable de la aparición de enfermedades como el cáncer. ¿Lechuga para dormir mejor?Los científicos han señalado que diversos extractos de diferentes tipos de lechugas han demostrado que esta sustancia ayuda a promover en sueño, sin embargo, aún hace falta que se realicen más estudios para comprobar su efectividad. Algunos estudios han comparado los efectos de la lechuga sobre el sueño con los del diazepam. Un poderoso antiinflamatorioSegún un estudio publicado en 2010, la lechuga podría tener importantes propiedades antiinflamatorias, lo cual podría ayudar a combatir diferentes enfermedades. Sin embargo, cabe mencionar que aún deben realizarse más estudios. Antes de comer lechugaAntes de preparar cualquier platillo con lechuga, recuerda que es muy importante que laves y desinfectes este ingrediente antes de ingerirlo, pues puede estar contaminado con E. coli u otras bacterias. Una vez que este limpia, guárdala en el refrigerador.También puedes leer: ¿El pollo debe lavarse antes de cocinarlo?¿Cómo preparar la lechuga?Como ya sabes, en kiwilimón tenemos las mejores recetas con lechuga, las cuales son perfectas para cuidar tu salud, cualquier día de la semana. Anímate a probar las recetas que tenemos para ti:Tacos Orientales de AtúnFalafel con EnsaladaEnsalada de Atún con Aderezo de NaranjaSalbutesTacos de Coliflor Estilo BajaEnsalada de Mandarina con Camarón al AjonjolíPapas Rellenas de Ensalada con PolloTacos de Lechuga con Camarón BúfaloEnsalada Alta en Vitamina C
Como en muchos otros países, la comida es parte importante en la cultura de Haití, país caribeño que comparte isla con República Dominicana. Con una cocina influenciada por los sabores africanos, franceses e incluso con presencia de los españoles e hindúes, la gastronomía de Haití es vibrante y sabrosa.Al igual que los franceses, a los haitianos les gusta un sabor fuerte y picante como la pimienta en sus comidas, pero a diferencia de la típica dieta caribeña, no les gustan mucho las comidas especiadas.Entre sus alimentos básicos podemos encontrar carnes de cerdo, de res y de cabra, aves como pollo y pavo, y varios pescados; el huevo y una variedad de frijoles, garbanzos, soya, frijoles rojos, yuca, harina de maíz, arroz de grano corto y trigo también se encuentran entre sus básicos.Cuentan con frutas únicas, como el akí o akee, el frutipan o mazapán y la yaca (jackfruit) y verduras de la región, como el djon-djon, un tipo de hongo negro comestible, la zanahoria blanca y el arrurruz, pero también algunas más conocidas, como los chiles, el maíz, los champiñones, los pimientos, papas, calabazas y camotes.El platillo más común que consumen los haitianos promedio es el llamado Ritz et Pois, el cual es probablemente considerado el plato nacional y que consiste básicamente en arroz y frijoles. No importa cómo cocinen tanto el arroz como los frijoles, y las inclusiones que quieran agregar como carne de cerdo, pollo o ternera, siempre que la base sea arroz y frijoles, será Ritz et Pois. El Banann Peze es otro alimento común, el cual lleva una variedad de plátano frito en grasa de cerdo, o el Djon-djon, de cosecha propia de Haití, en el que se usan hongos negros haitianos molidos para hacer que el arroz se vuelva negro y luego se cubre con habas.Gastronomía de Haití, 3 platillos imperdiblesGriyo (cerdo frito)Al pasear por Haití, seguramente verá vendedores vendiendo sus fritays durante todo el día. Los fritays son alimentos callejeros fritos como caracoles, plátanos y salchichas, por nombrar algunos. Uno de los alimentos callejeros más populares en Haití sin duda es el Griyo, una especie de fritay hecha con trozos de carne de cerdo fritos y marinados. LambiEl menú haitiano está repleto de platos donde el marisco es el ingrediente principal, en especial el caracol. Existen diferentes estilos de cocinar Lambi: desde frito, asado a la parrilla, salteado… Cocinarlo como un guiso con salsa a base de tomate se conoce como Lambi Criollo o caracol guisado y tienes que pedirlo si lo ves en un restaurante local. Lambi puede ser muy gomoso cuando no se cocina adecuadamente, por lo que es mejor pedir recomendaciones de restaurantes a los lugareños.Poulet Aux NoixEste platillo haitiano es una especialidad y un plato tradicional en la parte norte de la isla. Cocido o servido con un condimento llamado pikliz, este delicioso plato de pollo tiene el auténtico sabor de la cocina haitiana con su picante y rico sabor, realzado por un método de cocción lenta. Los trozos de pollo se marinan durante la noche en una mezcla de hierbas y especias junto con nueces de la India, cebollas, pimientos y una mezcla de verduras, y el Poulet Aux Noix se cuece en una salsa espesa a base de tomate. Por lo general, se come con arroz blanco al vapor, una porción de este plato picante es perfecta como comida diaria.
Mantener la cocina limpia es esencial, pues es ahí donde preparamos los alimentos que consumimos día con día. Aunque a veces puede parecer tedioso, limpiar tu cocina puede ser muy rápido, fácil y económico, ya que puedes utilizar ingredientes que ya tienes en casa. En kiwilimón te decimos como remover el cochambre de las paredes de la cocina, no podrás creer lo fácil que es. ¿Qué es el cochambre?Según los expertos, el cochambre es una sustancia grasosa o pegajosa que forma una capa sobre la pared de la cocina, la estufa, los muebles, el refrigerador, el microondas y otros electrodomésticos. El cochambre no solo se ve mal, también contribuye a que se acumule la suciedad en la cocina, es por esto que es muy importante que limpies tu cocina de manera regular, pues es la única manera de evitar el cochambre. En kiwilimón te decimos cómo deshacerte de esta mugre acumulada de manera fácil y rápida. También puedes leer: Sencillos pasos para quitar cochambre de una estufa¿Qué puedo usar para quitar el cochambre de la pared?Si la suciedad se ha ido acumulando en las paredes de tu cocina, no te preocupes, puedes usar ingredientes naturales y que ya tienes en casa, pues no es necesario gastar en químicos para que tu cocina rechine de limpia. ¡Aquí te decimos todo lo que necesitas! Bicarbonato de sodioEl carbonato es una excelente opción para quitar la mugre que se ha acumulado en las paredes de tu cocina. Lo mejor de todo es que es económico, rendidor y muy eficaz contra suciedad. Para quitar la grasa más pegada, solo debes mezclar un poco de bicarbonato con un chorrito de jugo de limón. Te sorprenderá lo bien que queda tu cocina. Jugo de limónOtro gran ingrediente natural para limpiar la cocina es el jugo de limón, aunque muchas veces pasa desapercibido. Para quitar la grasa y mugre de las paredes, tan solo tienes que exprimir un par de limones, colocar el líquido en un atomizador y rociar las paredes. Deja que el jugo actúe por unos 15 minutos, talla con una esponja y limpia con un trapo húmedo. Intenta este truco en casa, te sorprenderán los resultados.Vinagre blancoSi tienes vinagre blanco en casa, estás un paso más cerca de decirle adiós al cochambre de las paredes, de una vez por todas. Para limpiar la mugre de la cocina, deberás mezclar el vinagre con un poco de cáscara de limón, luego transfiere la mezcla a un atomizador y deja que repose por un par de días. Una vez que el líquido huela bastante a cítrico, rocía las paredes, deja reposar por unos 20 minutos y limpia con un trapo húmedo.También puedes leer: 7 ingredientes naturales para deshacerse de la grasa y cochambre en la cocinaAgua calienteRecuerda que es importante utilizar agua caliente a la hora de limpiar, pues ayuda a remover el cochambre y la mugre más fácilmente.Fécula de maízAunque es más común que utilicemos fécula de maíz para preparar postres y bebidas, este mágico ingrediente también es un gran aliado en la batalla contra el cochambre. Lo único que tienes que hacer es mezclar una cantidad generosa de fécula con un poco de agua, revuelve todo hasta obtener una pasta y aplica sobre la pared. Deja reposar por unos 20 minutos y limpia con un trapo húmedo.Dile adiós al cochambre de las paredesSi quieres deshacerte del cochambre utilizando ingredientes naturales y caseros, solo tienes que preparar estos dos limpiadores, son la mejor opción para quitar la mugre y suciedad.Limpiador con vinagreNo hay nada mejor para deshacerte del cochambre que el vinagre blanco. Para este fácil y práctico remedio casero, solo tienes necesitas dos ingredientes. Ingredientes:Vinagre blancoAgua tibiaInstrucciones:Mezcla una taza de vinagre con una taza de agua tibia.Vierte la mezcla en un atomizador.Rocía el líquido sobre las manchas de grasa y cochambre.Deja reposar por 10 minutos y limpia con un trapo húmedo.También puedes leer: Tips para mantener en orden la alacenaLimpiador con carbonato y limónGracias a su eficacia para remover mugre, grasa, aceite y cochambre, este remedio natural es una gran opción para que tu cocina luzca como nueva. Ingredientes:Bicarbonato de sodioAgua tibiaJugo de un limónAtomizadorInstrucciones:Prepara la mezcla con una taza de carbonato, 2 tazas de agua tibia y el jugo de limón.Revuelve muy bien y coloca el líquido en un atomizador.Aplica la mezcla sobre los muebles de la cocina, el refrigerador, la estufa, el horno, el fregadero o el microondas.Deja reposar por 5 minutos y remueve el cochambre usando una esponja.Limpia con un trapo y deja secar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD