Formas fáciles de balancear los alimentos de los niños
Comida para Niños y Bebés

Formas fáciles de balancear los alimentos de los niños

Por Kiwilimón - April 2020

Es bien sabido que la alimentación juega un papel primordial en la salud y el desarrollo de los niños, por lo que darles una alimentación balanceada es muy importante. Sin embargo, para hacerlo correctamente, debemos saber qué es lo que tienen que consumir y en qué cantidades.

Siempre es recomendable consultar a un profesional las cantidades que necesita tu hijo específicamente, ya que éstas varían de acuerdo con la edad, el peso, la actividad física y el estilo de vida, no obstante, podemos guiranos por las cantidades que estipulan las autoridades mundiales sanitarias, como la OMS, que sirven como ejemplo de una alimentación balanceada para los niños.

La dieta habitual establecida en la Norma Oficial de la Secretaría de Salud sobre educación para la salud alimentaria tiene como objetivo prevenir riesgos en la salud y la vida, y entre otras cosas, señala que una dieta balanceada para niños debe cumplir con lo siguiente:

-Debe ser completa: que incluya todos los nutrientes como carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales.

-Equilibrada: que los alimentos consumidos contengan los nutrimentos en una proporción adecuada.

-Inocua: que su consumo habitual no implique riesgos para la salud, es decir, que está exenta de microorganismos dañinos, toxinas y contaminantes, y se consuma con moderación.

-Suficiente: que cubra las necesidades nutrimentales, de tal manera que los niños crezcan y se desarrollen de manera correcta.

-Variada: que incluya diferentes alimentos de cada grupo en cada comida.

-Adecuada: que esté acorde a los gustos, costumbres y recursos económicos, sin sacrificar las características anteriores.

Para lograr una dieta equilibrada para los niños es necesario que tomes en cuenta los tipos de alimentos que existen y con qué frecuencia hay que consumirlos

Los alimentos de consumo básico son aquellos que se encuentran en la base de la pirámide y que debemos comer a diario, como cereales, verduras, semillas, frutas, leche, proteínas, derivados de la leche y grasas buenas como el aceite de oliva.

Los de consumo alterno son el escalón central e incluyen los alimentos que debemos ingerir varias veces por semana, como legumbres, frutos secos, pescados, huevos y carnes magras.

Por su parte, los alimentos de consumo ocasional se encuentran en la cúspide de la pirámide y son la panadería, los azúcares, los refrescos, las grasas y las carnes rojas. Como su nombre lo indica, debemos comerlos esporádicamente.

A continuación, te dejamos un ejemplo de un menú basado en la pirámide:

Desayuno
Lácteos: Un yogur, un poco de queso o un vaso de leche.
Cereales: Una rebanada de pan con aguacate
Una pieza de fruta.

A media mañana
Fruta: Una pieza para tomar en el recreo. No debe sustituirse por jugos sintéticos, ya que tienen mucha azúcar.
También tomar un lácteo como un yogurt.

Comida
Cereales: pasta, arroz son una gran opción para el primer tiempo de la comida.
Proteínas: carne o pescado, fomentando el consumo.
Verduras: se recomienda que sean vegetales frescos.
Agua: debe ser la bebida habitual del niño.
Sal: usar preferentemente la yodada.
Grasa: una porción de aceite de oliva o un cuarto de aguacate.
Fruta: una pieza, como postre.

A media tarde
Lácteos: si por la mañana se ha tomado yogurt, ahora un vaso de leche o queso, para que el niño coma variado.
Cereales: unas galletas, frutos secos o un bocadillo.
Una pieza de fruta.

Cena
Verduras: en ensalada, puré, crema, cualquier forma es válida.
Proteínas: huevo, carne, pescado.
Fruta de postre.

Siempre será el pediatra la persona indicada para ajustar las cantidades dependiendo de la situación en la que se encuentre el niño y de su estado de salud, sin embargo ya tienes una base y una guía para darle una alimentación sana y adecuada a tus pequeños.
Califica este artículo
Calificaciones (1)
maria cano
10/05/2020 22:43:19
Es un programa excelente
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Waje es un proyecto del talentoso y joven chef oaxaqueño José Daniel López Delgado, el comenzó como un pop up, utilizando diferentes escenarios dentro del estado de Oaxaca para servir increíbles experiencias gastronómicas. Actualmente ya tiene un espacio físico dentro de la capital de Oaxaca: un salón de degustación donde se busca estimular los sentidos a través de los alimentos y saciar todos los aspectos que representan la complejidad del ser humano.Dicho con palabras del chef, mi cocina respeta lo esencial de nuestros orígenes, pero experimenta con nuevas rutas técnicas de sabores y de productos para seguir aportando a la gastronomía de mi estado.Yo puedo describir su cocina como creativa, atrevida, loca, pensada y bien sustentada; local, deliciosa, sensorial, elegante y casual al mismo tiempo. Es una cocina que lo representa como profesional y como persona; siempre pensando en mejorar a México y a Oaxaca desde su trinchera, utilizando el gran talento que lo caracteriza para lograrlo.Este proyecto tiene una visión sostenible, ya que trabaja con artesanos, cocineros, productores e ingredientes de la zona; se adapta a la temporalidad y a las condiciones que surgen durante el día a día.Waje nace de la inquietud del chef Pepe, como le decimos de cariño, por compartir la cocina oaxaqueña desde su loca y creativa mente, donde cuestiona, investiga, reta, rompe sus propios límites y donde coexiste al mismo tiempo con el arraigo de las tradiciones oaxaqueñas.Se puede hacer reservación en Waje para los días jueves, viernes y sábados de 6 a 10 pm, así que si vives o estás paseando en la ciudad de Oaxaca, ¡no te puedes perder este maravilloso destino!Apoya e incentiva proyectos como Waje, con gente que se atreve y se lanza a hacer cosas increíbles, como el chef José Daniel que con tan sólo 28 años, ha logrado materializar parte de sus sueños.
Adquirir un buen sartén antiadherente no solo significa que tendrás una herramienta duradera para preparar tus alimentos, sino que al elegir el correcto también te permitirá sacarle mucho provecho a la hora de cocinar.Porque con un buen sartén antiadherente puedes hacer mucho más que simplemente freír o saltear alimentos. Por ejemplo, con los sartenes Flavorstone puedes hasta rostizar alimentos. Aquí te contamos las mejores formas de sacarles provecho y te damos algunas ideas para que explotes todos sus usos.Hornear Existen algunos modelos de los sartenes Flavorstone que cuentan con un mango removible, característica que los hace perfectos para hornear un cheesecake, un pan o un pastel. Además, son compatibles con cocinas eléctricas, de gas, de inducción y de cerámica, así que no tendrás problema en usarlos en casa.Rostiza y asaSi eres fan del pollo rostizado, entonces prepárate para asar y rostizar todo en un mismo sartén. Gracias a que estos sartenes cuentan con núcleo de aluminio, un excelente conductor térmico y de distribución de calor, la cocción lenta que requieren los alimentos para rostizarse se logra sin problema.Saltea a la perfección Este es el método de cocción más común para un sartén, pero con uno Flavorstone no será necesario el uso de aceite y aún así conseguirás el salteado perfecto de vegetales y carnes, por ejemplo. Lo mejor de todo es que estos sartenes solo requieren de un fuego medio o bajo, por lo que al usarlos también podrás ahorrar energía o gas. Controla la temperatura de cocciónHay ciertas recetas que requieren de mucha atención a la temperatura, así que tener una tapa con termómetro seguro te hará el proceso mucho más sencillo. Las tapas de vidrio templado de Flavorstone cuentan con un termómetro que te indicará la temperatura ideal de cocción para tus alimentos.Flavorstone se ha convertido en el sartén más querido de México, invadiendo el corazón de todas las cocinas mexicanas. Sus productos buscan unir a las familias, dándoles ese acompañamiento al vivir la mejor experiencia que es COCINAR CON AMOR. Llévalos al horno, directamente de la estufa a la mesa, usa menos grasa y prepara todos los platillos que puedas imaginar, con la ayuda de los sartenes Flavorstone, la inversión perfecta que te permitirá ahorrar energía y tiempo en la cocina. Encuéntralos disponibles en liverpool.com.mx. 
El Día del Niño es un momento para honrar a aquellos cuya fresca línea del tiempo está enmarcada por los aprendizajes y por el derecho a sentirse cuidados y protegidos. Pero, ¿qué es para un niño sentirse seguro? No es vaciar en ellos el compendio de necesidades maslowianas. Es hacerlos sentir amor, cercanía y sí, ponerles algunas reglas. A la hora de la comida, los límites no se salvan. Más allá de las medidas de convivencia, importa más el qué que el cómo. Lo que aprenden sobre la alimentación en sus primeros años es una suerte de herencia. La cosa está así: si los educamos a comer sano muy probablemente les regalaremos salud en el futuro. Y eso no es poca cosa. Eso sí, sin privarles el derecho a ser niños: no hay pizza mala si aparece mágicamente en la sala de la tele de vez en cuando. El tema de ser padre no es fácil. Imagino el dilema de muchos que desean lograr que sus hijos coman sano sin que los miren feo. Al final la mejor lección es el ejemplo. Ya lo decía Juan Gabriel: lo que se ve no se pregunta. En ese sentido hablarles de comer saludable no será tan poderoso como que te vean disfrutando de un plato desbordado en verduras. Jennifer Asencio, una de las nutriólogas de Kiwi Te cuida, numeró algunos consejos que te ayudarán en esa titánica y elemental tarea: la de crear buenos hábitos alimenticios en los niños para regalarles salud.1. El mejor desayuno, comida o cena es el que contiene los tres grupos de alimentos: carbohidratos, proteínas y lípidos. De los cereales hay que usar de preferencia los que son de bajo índice glucémico, como las tortillas. “Acostumbra a tus hijos a comer tortillas, a comer tostadas horneadas; evita que coman harinas procesadas como pan porque además son adictivas”, comenta Jennifer. Un buen desayuno sería un huevito estrellado sobre una tortilla al comal y decorado con rebanadas de aguacate y jitomate en forma de palmera. Rico y vistoso. 2. Los niños siempre nos pedirán comida chatarra y postres. Todo depende de la cantidad que les demos. Hazles las porciones más pequeñas, raciona para la semana. Invítalos a cuidarse y a comerlos una o dos veces por semana. 3. Enséñales a tener otro tipo de postres: una fruta es un postre, unos cacahuates, unas nueces, almendras o pistaches, también lo son. “Tenemos que cambiar la mentalidad de nuestros hijos. No por nada México ocupa el primer lugar en obesidad infantil”.4. Crea buenos hábitos alimenticios y horarios: que desayunen antes de empezar sus clases. Dales un refrigerio a media mañana, una comida completa por la tarde, un pequeño snack a la mitad de la tarde y la cena. Así estarán saciados antes de que se les ocurra pensar en comida chatarra. “Opta por snacks saludables: puedes picarles jícama entre comidas, preparar palomitas naturales sin mantequilla”, recomienda Jennifer. 5. La dieta de un niño es más que deditos empanizados y nuggets 24/7. Después de los tres años un niño puede comer de todo. “Si no los acostumbras desde pequeños, los niños no querrán comer, por ejemplo, un pescado a las finas hierbas”. 6. Inventa formas de comer. Hazles divertido el momento. Permite que toquen sus alimentos, los huelan. Dale forma y color a los platillos. “Hay que enseñarles que no le tengan miedo a la comida, que la disfruten, que la saboreen, que la tomen entre sus dedos para que empiecen a tener una relación amable y amistosa con ella”.7. Invita a tu hijo a la cocina. Entablar una comunión entre tu hijo y la comida lo hará acercarse a ella positivamente. “Dense oportunidad de comer un poco de chocolate mientras cocinan, disfruten el momento”. Ponles tareas fáciles que además los ayuden en su coordinación motora como revolver el huevo, hacer las bolitas en unas tortitas de atún o unas albóndigas. 8. Sé prudente con los alimentos azucarados. Un pan con leche no es un desayuno sano para todos los días. 9. Elige alimentos reales. No bases tu dieta ni la de tus hijos en alimentos procesados. “No está mal darles pizza de vez en cuando. Nada mejor que prepararla en casa haciendo tú misma la masa mientras ellos hacen el mismo procedimiento en su mesita. Pongan juntos los ingredientes y disfruten. Así crearán un lindo momento y comerán menos calorías”.10. Enséñales a relacionarse sanamente con los alimentos: de preferencia no establezcas con ella premios o castigos. Es importante que sepan que los dulces son pequeños lujos que les darás a veces, porque deseas cuidar de ellos. Si ya te dio ganas de cocinar junto a tus hijos, aquí te dejo algunas ideas divertidas. No te preocupes. El resto de la semana ya les prepararás recetas saludables que seguro les van a encantar. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD