La comida en los primeros meses de tu bebé
KiwiBaby

La comida en los primeros meses de tu bebé

Por Kiwilimón - Julio 2011
  La comida es uno de los factores más importantes para el desarrollo, bienestar y salud de nuestros hijos y es por esto que se le debe de dar una gran importancia a la misma. Durante los primeros 4 a 6 meses de tu bebe la única comida recomendada es la leche materna o cuando no es posible otorgar esta, leche en formula. Durante estos meses se establecen los primeros lazos del bebe con la comida y con la seguridad que esta representa para ellos. Mi hija siempre comió muy bien por lo cual el pediatra me recomendó que comencemos con comida hasta los 6 meses, pero es importante que recuerdes que cada bebe es diferente y lo mejor es seguir los consejos de tu pediatra sobre cuando introducir sólidos.   Arroz o Avena Que emoción cuando el pediatra me dijo que podía probar de darle cereal a mi hija, ¡su primera comida fuera de la leche materna! Las instrucciones fueron simples: Dale una cucharada al día de arroz o avena diluida en leche. Decidí comenzar esta comida por la noche con la espera que esto logre llenar a mi hija por mas tiempo y así logre dormir ya sus 12 horas completas. Tratando de seguir mi filosofía de “frescura” en los alimentos decidí hervir arroz, molerlo y combinarlo con la leche (en vez de utilizar los polvos de cereal ya procesados que uno puede comprar en el supermercado). El resultado no fue el esperado. Durante la comida mi hija disfruto mucho la cuchara, la nueva textura y el sabor, la puse a dormir y pensé que había sido todo un éxito, pero al siguiente día aprendí mi primera lección: EL ARROZ PUEDE TAPAR A LOS BEBES, por lo cual tuve que ver a mi hija vivir su primer momento de constipación, mala experiencia. Después de esto el pediatra me recomendó que mejor le demos avena, dada mi experiencia preferí darle una avena para bebes y el resultado fue mejor, aunque es importante que también comparta mi segunda lección: LA AVENA PUEDE SOLTAR A LOS BEBÉS. Recetas recomendadas para bebés:Papilla de ManzanaPapilla de ZanahoriaPapilla de Frambuesa
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Para nadie es un secreto que estamos viviendo una crisis ambiental muy fuerte. Las poblaciones de la vida silvestre alrededor del mundo han disminuido 60% en 40 años. La contaminación, deforestación, el cambio climático y otros factores provocados por el ser humano nos han llevado a las peores condiciones del medio ambiente. El reciclaje es una de las acciones que tenemos a nuestro alcance para poner nuestro granito de arena y ayudar a la salud del planeta. Es mucho más sencillo si lo adoptamos como un hábito para convertirlo en un estilo de vida, y si incluimos a los niños, podremos contribuir a reducir el impacto negativo del ser humano en la naturaleza.Para que un niño entienda la importancia del reciclaje, es necesario que sepa que todas las cosas que usa en la escuela, en sus juegos, para comer y en general en su vida diaria, provienen de materias primas que han sido transformadas para convertirse en los artículos que usan a diario. De esta manera aprenderán de dónde provienen el cartón, vidrio, metal y plástico y así, después, a que rueden reciclar, reusar y reducir. Para fomentar el reciclar, reusar y reducir en los niños debemos hacerlo divertido, por lo que aquí te proponemos opciones para hacerlo con tus pequeños:Enséñalos a separar residuos. Pinten contenedores de distintos colores y enséñale que dependiendo del material de la basura van en uno en específico: orgánico, cartón y papel, latas, plástico y vidrio (esto es mejor que lo haga un adulto) investiguen y llévenlo a un centro de reciclaje cerca de tu casa.Reutilicen residuos para construir a partir de desechos. Con esta actividad, además de ayudarles a reciclar, también fomentarás su creatividad y su capacidad motora.Un juego de boliche con botellas con un poco de piedritas o semillas dentro para hacer peso; la bola la puedes hacer con papel que ya no sirva.También con botellas o envases y piedritas pueden hacer unas maracas y decorarlas de una manera creativa.Usar el cartón de las cajas de cereal, de los pañuelos desechables y hasta el cartón de los huevos para hacer construcciones, desde castillos hasta aviones o lo que se te pueda ocurrir.Con el cartón de las servitoallas puedes hacer palos de lluvia si le pones semillas pequeñas dentro y tapas los dos extremos. También lo puedes decorar. Recuerda que un niño necesita comprender el porqué de las cosas, por eso te recomendamos que le expliques la importancia del medio ambiente y las repercusiones que tienen todas nuestras acciones para que tome conciencia ambiental.
Una parte importante del éxito en la cocina se debe a los utensilios con los que contamos. Puedes conocer exactamente los pasos a seguir y dominar la técnica para preparar unos deliciosos hot cakes o el mejor platillo gourmet que te puedas imaginar, pero si tus sartenes ya no sirven, invariablemente terminarás con un desastre pegado y quemado. Para que todas tus recetas te quedan perfectas, es importante que cuides tus herramientas. Por eso en esta ocasión te compartimos algunos tips para que puedas mantener en buen estado los sartenes por más tiempo. Usa los utensilios adecuados.Un detalle que debes evitar a toda costa es el uso de pinzas, palas o cucharas de metal cuando estás cocinando con un sartén antiadherente. La razón es muy sencilla: este tipo de material puede tallar la superficie antiadherente haciendo que ya no sirva tu sartén. Otra cosa que tampoco debes hacer es cortar los ingredientes que estés cocinando directamente en el sartén. Los cuchillos son de los peores enemigos de los sartenes antiadherentes.Guarda bien tus sartenes.Una costumbre que puede prolongar o reducir la vida útil de tus sartenes es la manera en la que los guardas. Si sueles apilarlos uno dentro de otro, esto puede hacer que se raspen afectando su desempeño. Recuerda que por más pequeña que sea la raspadura en un sartén, esta irá creciendo poco a poco, haciendo que deje de servir tarde o temprano. Para evitar esto, lo mejor es que coloques los sartenes uno contra otro (fondo con fondo) y si tienes que apilarlos, pon una toalla o pieza de tela entre cada uno para que no se tallen.Vigila la temperatura. No dejes que te gane la impaciencia y controla la temperatura de tu estufa. Cuando pones el sartén a fuego muy alto este puede dañar la superficie antiadherente, haciendo que se reduzca su vida útil. De igual manera, nunca sometas el sartén a cambios de temperatura drásticos. Por ejemplo, es una pésima idea meter el sartén en agua fría justo después de terminar de cocinar. Esto, tarde o temprano, terminará dañando el sartén, sin importar su calidad.Lava suavemente los sartenes.Esto es algo básico: nunca debes lavar los sartenes con estropajos de metal ni con detergentes muy abrasivos. Aunque pueda parecer cómodo, tampoco debes meterlos al lavavajillas, precisamente porque los jabones que se usan en estas máquinas suelen ser más fuertes que los lavatrastes comunes. Para mantener en buen estado tus sartenes lávalos con agua tibia, un poco de detergente y talla suavemente con una esponja. Si tiene comida pegada, deja el sartén remojando con agua tibia y un poco de bicarbonato.¿Conoces algún otro tip para mantener en buen estado los sartenes? Compártelo en los comentarios de esta publicación.
Después de hacer unas papas fritas o empanizar un pescado, ¿qué se puede hacer con el aceite? ¿Tirarlo al drenaje, ponerlo en una botella de plástico y echarlo a la basura, o usarlo un par de veces más? Aunque te parezca raro, la opción más recomendable es, irónicamente, la última. Pero cuando ya finalmente el aceite deba desecharse, tienes que tener mucho cuidado en la manera en que lo haces para no perjudicar el medio ambiente. Aquí te contamos cómo puedes desechar correctamente el aceite de cocina. ¿Por qué no puedo tirar el aceite por el desagüe?Esta es probablemente la solución más sencilla y “lógica”, ya que se trata de un alimento líquido. Sin embargo, el vaciar el aceite de cocina por la tubería acarrea varios problemas. Por un lado, la grasa puede acumularse en las paredes de la tubería, provocando atascos o, peor aún, la diseminación de bacterias. Otra de las razones por las cuales no debes tirar el aceite por el drenaje es que ese aceite puede perjudicar el agua residual. Tan solo un litro de aceite puede contaminar miles de litros de agua. ¿Por qué no puedo tirar el aceite a la basura?Algunas personas, con tal de evitar la contaminación del agua, almacenan el aceite en bolsas o recipientes de plástico para tirarlo a la basura. En un principio esta podría ser una solución efectiva, ya que de alguna manera se evita el contacto inmediato del aceite con el agua. No obstante, a la larga, el aceite puede derramarse y contaminar el agua o permanecer intacto, lo cual contribuye a la acumulación de basura y residuos. ¿Qué puedo hacer con los residuos de aceite de cocina?Una vez que tienes claro por qué no debes tirar el aceite al drenaje o a la basura, es más fácil que optes por soluciones ecológicas y efectivas. A continuación, te presentamos algunas para desechar el aceite de cocina. Reutilización del aceite. Lo primero que debes saber es que el aceite se puede reutilizar un par de veces antes de desecharlo. Espera a que se enfríe y con ayuda de un colador o filtro de café, elimina los residuos de comida. Úsalo un par de ocasiones más, cuidando de no combinar el aceite que usaste para freír pescado con carne o postres, por ejemplo. Reciclaje en casa. Cuando ya el aceite haya pasado por varios procesos de calentamiento, puedes usar los residuos para hacer velas caseras. Lo único que necesitas es el aceite usado, cera, aceite esencial y mecha para velas. Recuerda que también debes filtrar el aceite antes de hacerlas. Recolección especializada. Finalmente, la opción más profesional para deshacerse del aceite de cocina usado es recurrir al servicio de empresas que se dedican a su recolección. De igual manera, algunas ciudades cuentan con contenedores especiales. Investiga si en tu municipio tienen este servicio. Podrías tener un contenedor de aceite de cocina usado justo a la vuelta de tu casa.Recetas que te recomendamos:Dedos de pollo con cheetosAlitas adobadas Nopales capeados rellenos de queso Enmoladas de chorizo de soya
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD