Puré de durazno
KiwiBaby

Puré de durazno

Por Kiwilimón - Agosto 2011
  El durazno es una fruta muy rica y dulce y que sabe aún mejor cuando se cocina en jugo de manzana o agua. Este puré se puede servir caliente o frío y las porciones restantes se pueden congelar en pequeños cubos por hasta 4 semanas. Ingredientes: 1 durazno pelado 1/2 taza de jugo de manzana o agua Procedimiento: 1. Coloca el jugo/agua y el durazno en trozos en una olla. 2. Permite que hierva y luego baja el fuego, tapa y cocina por 10 minutos. 3. Retira del fuego y haz un puré con tu licuadora o procesador de alimentos. Nota: Este puré se puede refrigerar por hasta 24 horas o congelar por hasta 4 semanas.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¡Ya se acerca el maratón que esperamos todo el año! A partir del 12 de diciembre hasta el 6 de enero los tamales y el ponche se convertirán en el elemento imprescindible de todas las reuniones. Aunque para muchos el reto más grande es aguantar el ritmo de las fiestas, a otros lo que nos preocupa es cómo disfrutar del Guadalupe-Reyes sin subir de peso. Si tú también quieres divertirte en este Lupe-Reyes sin que la báscula te pase factura en enero, sigue estas sencillas recomendaciones: No te castigues. Jamás vayas a una reunión pensando en que no puedes comer absolutamente nada. Esto solo hará que aumente la tentación y termines comiendo aún más. Lo mejor que puedes hacer es comer un poco de todo y aprender a moderarte. Toma un tentempié antes de salir. Si ya sabes que en las posadas solo sirven tamales, tacos y atole, toma un té y algo de fruta antes de ir a la fiesta. El punto es que no llegues con el estómago vacío para que no termines comiendo cinco tamales. Elige la opción menos calórica. Incluso en las posadas puedes encontrarte alternativas más ligeras. En lugar de tomar dos vasos de atole, elige ponche de frutas. Dilúyelo con un poco de agua para que no quede tan dulce. Aléjate de las frituras de maíz, y mejor botanea con totopos, frijoles y guacamole. Lleva tu propia comida. En las posadas que son un poco más casuales los invitados pueden llevar el platillo de su preferencia. Si este es el caso, prepara una receta que sea mucho más ligera y que sirva como alternativa a los tamales o los tacos. Mídete en el alcohol. Los cócteles esconden muchas calorías. Si vas a tomar, procura mezclar tus bebidas con agua mineral, pero sobre todo, no tomes cócteles dulces. Estas bebidas alcohólicas son las que tienen más calorías. No vayas a la cama después de cenar. El gran problema de la mayoría de estas fiestas es que se organizan por la noche, así que terminamos haciendo digestión cuando estamos acostados. Lo ideal es que dejes de comer varias horas antes de que vayas a dormir para evitar problemas de indigestión. Prepara estas deliciosas recetas y disfruta del Maratón Guadalupe-Reyes sin remordimientos: Taquitos de nopal rellenos de requesón Chile poblano relleno de quinoa Taquitos de portobello con puré de lechuga Caldo de hongos con epazote
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
¿Te convenciste de cambiar tus hábitos alimenticios? Consiente tu paladar mientras cuidas tu salud con estas recetas saludables para comenzar la dieta. Enchiladas de calabaza con pollo. Disfruta el tradicional sabor de las enchiladas, sin los carbohidratos de las tortillas. En esta receta aprenderás a envolver el pollo en láminas delgadas de calabaza para sustituir las tortillas. Sírvelas con queso panela, cilantro y, por supuesto, más salsa.LA RECETA ESTÁ AQUÍChampiñones rellenos veganos. Cumple tu propósito de llevar una alimentación más balanceada preparando estos ricos champiñones. Gracias a la sémola de trigo (couscous) y las verduras, este platillo es muy rendidor y llena bastante, así que no te quedarás con hambre.LA RECETA ESTÁ AQUÍTaquitos de nopal rellenos de requesón. Mucha fibra, mucho sabor y pocas calorías: así son estos deliciosos taquitos de nopal rellenos de requesón. Recuerda que es muy importante agregar bicarbonato al agua de cocción de los nopales para quitarles la baba.LA RECETA ESTÁ AQUÍEnsalada de fresas y aguacates. No todas las ensaladas son aburridas. Con esta receta podrás preparar un platillo lleno de sabor y textura sin demasiadas calorías. El aderezo hecho con yogurt, chía y aceite de oliva hace que todos los ingredientes se integren para darle armonía a los sabores.LA RECETA ESTÁ AQUÍCeviche de coliflor. Esta es una versión vegetariana del tradicional ceviche de mariscos. Lo mejor de todo es que, aparte de tener un sabor increíble, solo te tomará 20 minutos preparar esta receta. Puedes servir el ceviche en tacos, tostadas o canastas de tortilla.LA RECETA ESTÁ AQUÍTostadas de tinga de nopales.Si tienes antojo de una tinga, pero no quieres comer carne, aquí te tenemos la  solución. Esta receta tiene el mismo rico sabor de la tinga, solo que, en lugar de usar carne de pollo o cerdo, se utilizan nopales cortados en tiritas.LA RECETA ESTÁ AQUÍHamburguesa vegetariana con “pan” de coliflor. ¿Estás tratando de bajarle a tu consumo de carne, pero tienes un antojo terrible de hamburguesa? Con esta receta podrás disfrutar del delicioso sabor de este platillo sin un gramo de proteína animal. Además, podrás ahorrarte los carbohidratos del pan sustituyéndolo por un “pan” hecho con coliflor, queso y cebollín.LA RECETA ESTÁ AQUÍYa no tienes pretextos para no llevar una alimentación balanceada. Con estas recetas podrás comenzar el año cuidando tu salud.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD