Los 10 Mejores Tips para que tus Hijos Coman Verduras
Comida para Niños y Bebés

Los 10 Mejores Tips para que tus Hijos Coman Verduras

Por Kiwilimón - July 2013

Las usuarias de Kiwilimón nos compartieron los mejores tips comprobados para que los niños crezcan sanos y fuertes con una alimentación rica en verduras.

"Siempre luché para que mis hijos comieran verduras pues aunque yo si como a mi esposo no le gustaban y ya saben los niños son imitadores, ahora que soy abuela empecé a darle a mi nieto toda clase de verduras y frutas comiendo juntos pero el secreto es darle de mi plato porque si le sirvo aparte él no come lo de su plato, así que como junto con él y quiere lo que está en mi plato, después el me da su plato pero mientras se comió la mitad del mío."

Maria Aracelí García Colonia

"Mi  experiencia, es que  a mis  hijos  no  les  daba  dinero  para  el  colegio  y  les  hacía  su  lonchera  con  verduras, sal  y chilito  agridulce y  eran  la  envidia  de  sus  compañeritos,  al  salir  de  la  escuela    inventamos  un  juego  comer " gomgomolinear",  así  que  al  subir  al  coche  preguntaban  y  ahora  que  vamos  a  gomgomolinear   y  yo  iba  diciendo  el  menú y todos  reíamos, ellos  llegaban  hambrientos  y   comían  todo. En  otras  ocasiones  les  explicaba  todo el proceso de  sembrar,  cuidar y cultivar las  verduras  y  que el  trabajo  para que  una  zanahoria o chícharos llegaran a la mesa  era  todo  un  proceso de  trabajo  valioso  de  muchas  personas  y  que  no  se  podía  tirar  la  comida,  al  salir  a la  carretera  veíamos los transportes  de los  alimentos y  ellos  ponían  mucha  atención.  Hacían  mucho  deporte  y  en las  competencias escolares  les  gustaba que   su  mami,  llegará  con  pepinos,  jícama, manzana,  naranjas  partidas  y  todo  con  limón, sal y  chilito y  agua  para ellos  y  todos   sus  compañeros  y  se  sentían  muy  orgullosos. Actualmente  son  deportistas  y les  siguen  encantando  las  verduras  y  frutas. Nunca  los  forcé ni  castigue, tampoco  use  el  chantaje, los  niños  son  muy  inteligentes  y  no  los puedes  engañar.

Además   soy  medico   y  jugando  yo  llegaba  de  trabajar  y  les  preguntaba  si  habían  comido  bien y  yo  ya  me  había  informado   con  mi  asistente  de  la casa,  que  habían  comido  y   les  veía  la  conjuntiva  ocular  y  les  decía aquí  se  ve  que  comiste  muy  bien,   guauuu  comiste  pescado  y  verduras,  si  alguno  no  había  comido  pues  igual  le  decía   te  faltan  vitaminas  y  las  necesitaras  para  hacer  deporte. "

Oralia Duarte

"Hacer fichas de zanahoria, pepino u otras verduras de diferentes colores para jugar damas chinas, el que va ganando fichas se las va comiendo, gana quien es quien más fichas coma obviamente."

Caty Perales

"Mi tip más creativo para que mi hija coma verduras: para que mi bebé de 9 meses y mi sobrino de 1 y medio año coman las verduras a un brcócoli lo caracterizo con otras, por ejemplo le hago ojos de chícharos, nariz de zanahoria y boca de papa y hago una pequeña caracterización en donde ellos son gigantes hambrientos que devoran a mis "saludables personajes", esto funciona mejor con mi sobrino, a mi hija le gusta más jugar con ellos y como está en etapa de reconocimiento, le quita los accesorios y se los mete a la boca y así se los come."

Monserrrat del Carmen Mejía Vargas

“Tengo un hijo de 5 años, y aunque en general come bien, en ocasiones me da un poco de trabajo justo lo de las verduras, así que mis mejores TIPS, son los siguientes:

1.- Existe unas canción que me parece Genial, cantada por Aleks Syntek y los personajes de Plaza Sésamo, se llama "Las frutas", ojalá la puedan escuchar, está en You Tube; esa canción me ha ayudado muchísimo para que mi hijo coma frutas y se las coma con gusto.Ahora ya se sabe la canción y me pide que la cantemos juntos. Ha sido de gran ayuda para que conozca las frutas y se anime a comerlas.

2.- Para las verduras hice algo similar y me apoyé en una canción que recordé que de chiquita me encantaba, la cantan los de Burbujas y se llama "Proteínas y Vitaminas", también el video está en You Tube.

Ahora, para complementar, algo que también me ha funcionado muy bien, es el que cuando voy al super con mi hijo, le pido que me ayude a meter la fruta y la verdura a las bolsas. Le pido que busque naranja, papaya, calabaza, espinaca, plátano, etc y esto, además me ha ayudado a que él conozca, aprenda y se involucre cada vez más."

Judith A. Delgadillo y P.

"Realizamos concursos con los ojos vendados para adivinar cual verdura o fruta estamos probando. Tienen que decir si esta cocida o cruda.  Apuntamos los puntos ganados y a fin de mes, el ganador recibe una sorpresa.Así nos aseguramos que si no comieron muchas verduras en la comida, con el juego si que la comen."

Ana María de Jesús Pinto Macal

"Mis hijas tienen días buenos y días malos para comer verduras, pero lo que más me ha funcionado y nunca me falla es que les pongo un platón con verduras al vapor en el centro, y les doy un plato limpio grande, entonces ellas con las verduras que tienen crean algo, imágenes, figuras, formas, letras, caras, etc., y al final ya lo pueden comer, no siempre se comen todas, pero se las comen y no puede faltar el brócoli y la coliflor las cuales les compro de colores variados para que puedan utilizarlas mejor en sus creaciones. Cuando no están de humor para hacer eso entonces les pongo palillos a las verduras y les hago un show de títeres con distintas voces, además de que les cambio el humor terminan comiéndose todo."

Alma Ortega Cardenas

"Mi tip es de lo más sencillo y consiste en una ruleta de verduras, dependiendo de lo q va a comer, se gira y donde caiga tiene q comerlo, esto es porque a mi hijo de plano no le gustan las verduras, solo así con este juego las come espero les sirva."

Susana Torres Ramos

"Siempre he batallado con mis hijos para que coman verduras, pero lo que realmente me ha funcionado más es por ejemplo, le pedí a una amiga que es nutrióloga que le comentara al grupo de mi hija todos los beneficios de comer zanahorias crudas y desde entonces ella misma me las pide. También hice lo mismo con mi hijo, le pedí a la maestra que les hablara de los beneficios de comer verduras de lo malo de comer alimentos embutidos como las salchichas, me ha funcionado bastante bien, el método es hacerles llegar la información a través de personas ajenas a la casa, pues en la casa no le hacen mucho caso a los papás, pues les repiten mil veces la misma información, y de esa manera ellos han entendido que el beneficio es para ellos, por su salud y no un capricho de los papás.
Mi esposo y yo siempre les damos una ensalada antes del platillo fuerte, predicamos con el ejemplo y en el caso de mi hija que tiene 14, ya come de todas las verduras, siempre me pide ensalada y mi hijo esta empezando a comer mas variedad, el secreto es la libertad, pero predicar con el buen ejemplo."

Paula Priscila González Castaneda.

"Un tip es elaborar una hortaliza con los niños, que ellos mismos cultiven lo que se van a comer una vez que las verduras han madurado junto con ellos, se cosechan y se da todo el tratamiento para comerlas como el lavarlas y cortarlas, siempre y cuando el niño tenga edad para hacerlo, pero lo importante es hacer sentir al niño que el esta creando su propio alimento, además de fomentar el gusto por las verduras ellos se sienten importantes al cuidar su hortaliza y así fomentamos el gusto por la naturaleza y la vida en todas sus formas."

Leonila Martínez Martínez

Después de estos consejos te recomendamos estas recetas de verduras para que les des a tus hijos y les empiecen a gustar.

Croquetas de Zanahoria

Ver Receta

Brócoli Gratinado

Ver Receta

Calabazas al Horno

Ver Receta

Tú también platícanos cuál es tu tip para que tus hijos coman verduras y algunas recetas de niños con verduras que estén divertidas.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Esta Cuaresma sácale jugo a tus pescados y mariscos preparándolos de formas nuevas y divertidas. Si eres amante del grill, no esperes más y programa tu siguiente parrillada con productos del mar, ¡será una experiencia memorable! Y para que te vuelvas un experto en la materia, el chef Rodrigo Carrasco te comparte los 10 consejos básicos para sacarle el mayor provecho a tu parrillada de mariscos: Selecciona ingredientes frescos y carnosos.  Necesitas carne rica pero resistente al fuego. Los ingredientes con caparazones como las conchas son perfectas para el grill, porque protegen su carne. . El fuego es tu amigo. Experimenta con diferentes maderas y carbón dulce a temperatura suave y constante. Obtendrás una cocción sutil y refinada. Recuerda que, a diferencia de la carne y las verduras que requieren potencia, los ingredientes del mar necesitan sutileza en la cocción, en otras palabras: un fuego suave y constante. Marinación y reposo.  Si quieres potencializar los sabores, deja descansar tus ingredientes del mar en mezclas que te gusten antes de meterlos al fuego. Prueba salmueras, salsas, especias o infusiones con hierbas. Tiempo. La paciencia es la regla de oro en las parrilladas de mariscos. Haz tu parrillada como un ritual: selecciona tus ingredientes, déjalos reposar, prende el fuego, marina los ingredientes, haz su cocción al calor de la brasa y vuelve a dejar reposar. Piensa en el tiempo y el reposo que requieren unas ostras o en un pescado  Tikin Xic. Guarnición y acompañamientos. Elige elementos o preparaciones simples y sutiles para acompañar a tus estrellas marinas. Por ejemplo, vegetales que le den más frescura a tus pescados y mariscos, frutas o salsas con cítricos que bailen al compás del mar y de tu brasa. Presentación. Lo simple es elegante. Utiliza elementos básicos: tenedores, cucharas y  un plato. Los protagonistas de tu mesa serán los mismos pescados y mariscos. Piensa en los colores, la textura y cuerpo de unos langostinos o una leche de tigre. Un excelente tip es que pongas a enfriar tus cubiertos para que tus primeros bocados sean memorables. Combinación de mar y tierra.  ¡Aventúrate a combinarlos!  ¿Qué sería de un pescado zarandeado sin chiles?  Parrilla también cebolla, poros, chiles secos y hasta plátano. Deja que se unan en el fuego. Maridajes.  Mi regla es: acompaña tu plato caliente con una bebida fría y fresca como el mar. Entre más caliente y especiada sea tu preparación, más helada y fresca será la bebida que elegirás como vinos albariño, cavas o champañas, o bien cervezas ligeras como los estilos lager, pilsner o ipa. Sirve tu festín al centro de la mesa. A diferencia de otros platos, el mar es muy estético en la mesa. Sirve tu parrillada en piezas enteras y de manera natural,  esto te ayudará a crear composiciones únicas, además de crear el entorno perfecto para compartir los sabores al centro de la mesa. Hora del postre. Elige postres fuertes que limpien tu paladar. Después de un festín marino y de brasa tu paladar necesitará sabores cítricos, alcalinos o herbales para limpiarse. Prueba con tartas de limón, plátanos asados, o frutos rojos a la parrilla con galletas. ¡Que tu parrillada de mariscos sea todo un éxito! Rodrigo Carrasco es chef de Kitchen 6 en CDMX y, próximamente, de un nuevo proyecto de mariscos y parrilla en Ávandaro. 
Esta Cuaresma sácale jugo a tus pescados y mariscos preparándolos de formas nuevas y divertidas. Si eres amante del grill, no esperes más y programa tu siguiente parrillada con productos del mar, ¡será una experiencia memorable! Y para que te vuelvas un experto en la materia, el chef Rodrigo Carrasco te comparte los 10 consejos básicos para sacarle el mayor provecho a tu parrillada de mariscos: Selecciona ingredientes frescos y carnosos.  Necesitas carne rica pero resistente al fuego. Los ingredientes con caparazones como las conchas son perfectas para el grill, porque protegen su carne. . El fuego es tu amigo. Experimenta con diferentes maderas y carbón dulce a temperatura suave y constante. Obtendrás una cocción sutil y refinada. Recuerda que, a diferencia de la carne y las verduras que requieren potencia, los ingredientes del mar necesitan sutileza en la cocción, en otras palabras: un fuego suave y constante. Marinación y reposo.  Si quieres potencializar los sabores, deja descansar tus ingredientes del mar en mezclas que te gusten antes de meterlos al fuego. Prueba salmueras, salsas, especias o infusiones con hierbas. Tiempo. La paciencia es la regla de oro en las parrilladas de mariscos. Haz tu parrillada como un ritual: selecciona tus ingredientes, déjalos reposar, prende el fuego, marina los ingredientes, haz su cocción al calor de la brasa y vuelve a dejar reposar. Piensa en el tiempo y el reposo que requieren unas ostras o en un pescado  Tikin Xic. Guarnición y acompañamientos. Elige elementos o preparaciones simples y sutiles para acompañar a tus estrellas marinas. Por ejemplo, vegetales que le den más frescura a tus pescados y mariscos, frutas o salsas con cítricos que bailen al compás del mar y de tu brasa. Presentación. Lo simple es elegante. Utiliza elementos básicos: tenedores, cucharas y  un plato. Los protagonistas de tu mesa serán los mismos pescados y mariscos. Piensa en los colores, la textura y cuerpo de unos langostinos o una leche de tigre. Un excelente tip es que pongas a enfriar tus cubiertos para que tus primeros bocados sean memorables. Combinación de mar y tierra.  ¡Aventúrate a combinarlos!  ¿Qué sería de un pescado zarandeado sin chiles?  Parrilla también cebolla, poros, chiles secos y hasta plátano. Deja que se unan en el fuego. Maridajes.  Mi regla es: acompaña tu plato caliente con una bebida fría y fresca como el mar. Entre más caliente y especiada sea tu preparación, más helada y fresca será la bebida que elegirás como vinos albariño, cavas o champañas, o bien cervezas ligeras como los estilos lager, pilsner o ipa. Sirve tu festín al centro de la mesa. A diferencia de otros platos, el mar es muy estético en la mesa. Sirve tu parrillada en piezas enteras y de manera natural,  esto te ayudará a crear composiciones únicas, además de crear el entorno perfecto para compartir los sabores al centro de la mesa. Hora del postre. Elige postres fuertes que limpien tu paladar. Después de un festín marino y de brasa tu paladar necesitará sabores cítricos, alcalinos o herbales para limpiarse. Prueba con tartas de limón, plátanos asados, o frutos rojos a la parrilla con galletas. ¡Que tu parrillada de mariscos sea todo un éxito! Rodrigo Carrasco es chef de Kitchen 6 en CDMX y, próximamente, de un nuevo proyecto de mariscos y parrilla en Ávandaro. 
Esa mañana callejoneamos por las áridas calles de la capital de Veracruz. El ambiente ya no olía a mar, o sí, pero de lejos. Erik Guerrero y yo esperamos en la mesita de lámina que por mantel llevaba el logo de una cerveza. La promesa eran los mariscos que, según uno de los chefs más importante del puerto y fundador de Nuestra Pesca, no tenían competencia. “Aquí viene hasta Enrique Olvera”, me aseguró. A los quince minutos, salió de la cocina de Ay Apá un tazón de barro grueso y humeante con arroz a la tumbada. A cada meneada de la cuchara salían las papas y los mariscos suspendidos en esa suerte de océano rojo con aromas a epazote. Recuerdo que, tras la quemada de lengua, el caldo me dio información sobre el sabor del mar, sobre la justicia que le hace a sus frutos una buena preparación. Esa no fue la única vez. Esa sensación vino con los cocteles de pulpo que me presentó Jonatán Gómez Luna en Tulum, o las almejas chinas que el chef Nico Mejía nos dio a probar en la laguna de Cuyutlán, Colima. Años antes también lo sentí frente a la Quebrada en Acapulco. No tenía ni cuatro años cuando supe que los mariscos de México son para hacerles un poema en endecasílabas. Los 1,592.77 km2 que mide el litoral mexicano son espacio suficiente para hacer una fiesta interminable de platos regionales que combinan los frutos del mar de formas únicas. El norteño, el costeño o el chilango sabe que una copa bombacha desbordada en camarones o una mesa de plástico con salcitas vinagrosas al centro, son la antesala de un placer reservado para los no novatos, para los que conocen la gastronomía nacional desde sus profundidades.Hay que sentirse plenamente mexicano y en confianza para jugarse la vida en un puesto de mariscos frente al metro en la Ciudad de México –y aún así es probable el hallazgo sea exitoso–. Y si eso sucede en el centro del país, a kilómetros del mar, el viaje por los dos flancos de las costas mexicanas amerita abrocharse los cinturones para luego desabrocharlos.La primera parada sería en Mazatlán, donde hay que pedirse un burrito de marlín tupido en frijoles frente a un chiringuito playero. En Tampico el viaje se hace corto cuando de por medio hay unas jaibas rellenas de Los Curricanes, que pueden llevarse de souvenir en su versión congelada y debidamente guardada en hielerita.Los aguachiles verdes del norte despiertan el sudor y las ganas de apagarlo a fuerza de cheves tan frías como las corrientes de Humboldt mientras que los negros de Yucatán nos cautivan con los sabores cenizos de su recado. ¿Ceviches, alguien? Hay tanta variedad como cocinas tradicionales. Ya saben, no es lo mismo el ceviche de Nayarit que uno de Jalisco o de Guerrero. ¿Un mole rojo con camarones? Hay que tocar base en el istmo oaxaqueño.De ostiones los de Sonora y mejor que tengan queso Parmesano. A Rosarito hay que llegar por las langostas al vapor que luego van fritas y arropadas en tortillas de harina recién hechas. Frijolitos, salcita y mantequilla, ¡pum! Directo al mar, y también al cielo. De ahí por almejas chocolatas a La Paz o por todo tipo de conchas a la Baja: sobre unas suculentas tostadas, a la Guerrerense; sobre platos con toques Baja-Med y técnicas pulcras a Fauna, Deckman’s o Villa Torél. Erik Guerrero dice que lo más rico del Golfo es su pescado, y del Pacífico, mariscos como el camarón, las conchas, el pulpo, el caracol, los calamares y las langostas. Nos invita a aventuramos fuera del puerto para ir por una recompensa única: los mariscos de Doña Tella en Alvarado. Sospecho que le haré caso. Después de su recomendación de Ay apá le creería que la luna es de Veracruz.Si no puedes viajar este año, no importa. La Cuaresma ya inició, y con ella una temporada gastronómica en la que no deben faltar las preparaciones frescas, las recetas picositas ni los mariscos que te van a llevar a las playas mexicanas en un par de ingredientes. ¿Listo para el tour?
Para las mañanas, hay personas que prefieren un jugo fresco para acompañar su desayuno y otras que religiosamente se preparan un licuado o smoothie en la licuadora para empezar el día con todo, pero, ¿será que una u otra técnica proporciona más beneficios?Lo cierto es que incrementar tu consumo de frutas y verduras es bueno para ti y de acuerdo con información de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, “menos del 50% de la población estudiada consumió verduras diariamente”, así que aquí te contaremos un poco sobre los beneficios de hacerlo ya sea en forma de jugo o en forma de licuado o smoothie.Beneficios de consumir frutas y verduras a través de jugos y licuadosPrimero hablaremos sobre los jugos. Para hacer jugos, se lleva a cabo un proceso en el que la parte líquida de la fruta o verdura se separa de la pulpa o fibra, de esta forma se obtiene un producto líquido acuoso y concentrado que contiene vitaminas, minerales y otros fitonutrientes, que son compuestos bioactivos derivados de plantas asociados con efectos positivos para la salud. Por su parte, para hacer un licuado se usa la fruta o verdura entera, es decir, lo que pones en la licuadora es lo que consumes. El volumen de la bebida, que actualmente también se conoce como smoothie, será mayor que el de un jugo elaborado con la misma cantidad de frutas o verduras. Como en todo, ambas técnicas para hacer bebidas a base de frutas y verduras tienen ventajas y desventajas. Por ejemplo, los jugos proporcionan una bebida muy rica en nutrientes en una cantidad menor de líquido y para aquellos que necesitan una dieta baja en fibra, los jugos pueden ser una mejor opción. Sin embargo, el tamaño de la porción de jugo debe ser más pequeño que el de una bebida licuada, porque de lo contrario estarías consumiendo muchas calorías de azúcar en esa taza de jugo. Con los licuados conservas la fibra de la fruta o la verdura, lo que puede ayudarte a sentirte más lleno y mejorar tu salud digestiva. Además, puedes agregar otros tipos de alimentos a los batidos como nueces, semillas, cereales, o yogures para aumentar la ingesta de proteínas y grasas saludables. Cualquiera de los dos procesos puede ayudarlo a aumentar su consumo de frutas y verduras y generar menos desechos en la cocina, pues muchas veces compramos frutas que se echan a perder en el frutero, o verduras que se quedan rezagadas en el cajón del refri, porque no tuvimos tiempo de cocinar una comida o preparar la ensalada que estábamos planeando.Ya sea que elijas jugos o licuados, aquí te dejamos varias opciones para que comiences a intentarlo: Jugo verde clásicoJugo antigripalLicuado de fresa, plátano y amarantoLicuado de chocolate, amaranto y plátano
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD