Los 10 Mejores Tips para que tus Hijos Coman Verduras
Comida para Niños y Bebés

Los 10 Mejores Tips para que tus Hijos Coman Verduras

Por Kiwilimón - July 2013

Las usuarias de Kiwilimón nos compartieron los mejores tips comprobados para que los niños crezcan sanos y fuertes con una alimentación rica en verduras.

"Siempre luché para que mis hijos comieran verduras pues aunque yo si como a mi esposo no le gustaban y ya saben los niños son imitadores, ahora que soy abuela empecé a darle a mi nieto toda clase de verduras y frutas comiendo juntos pero el secreto es darle de mi plato porque si le sirvo aparte él no come lo de su plato, así que como junto con él y quiere lo que está en mi plato, después el me da su plato pero mientras se comió la mitad del mío."

Maria Aracelí García Colonia

"Mi  experiencia, es que  a mis  hijos  no  les  daba  dinero  para  el  colegio  y  les  hacía  su  lonchera  con  verduras, sal  y chilito  agridulce y  eran  la  envidia  de  sus  compañeritos,  al  salir  de  la  escuela    inventamos  un  juego  comer " gomgomolinear",  así  que  al  subir  al  coche  preguntaban  y  ahora  que  vamos  a  gomgomolinear   y  yo  iba  diciendo  el  menú y todos  reíamos, ellos  llegaban  hambrientos  y   comían  todo. En  otras  ocasiones  les  explicaba  todo el proceso de  sembrar,  cuidar y cultivar las  verduras  y  que el  trabajo  para que  una  zanahoria o chícharos llegaran a la mesa  era  todo  un  proceso de  trabajo  valioso  de  muchas  personas  y  que  no  se  podía  tirar  la  comida,  al  salir  a la  carretera  veíamos los transportes  de los  alimentos y  ellos  ponían  mucha  atención.  Hacían  mucho  deporte  y  en las  competencias escolares  les  gustaba que   su  mami,  llegará  con  pepinos,  jícama, manzana,  naranjas  partidas  y  todo  con  limón, sal y  chilito y  agua  para ellos  y  todos   sus  compañeros  y  se  sentían  muy  orgullosos. Actualmente  son  deportistas  y les  siguen  encantando  las  verduras  y  frutas. Nunca  los  forcé ni  castigue, tampoco  use  el  chantaje, los  niños  son  muy  inteligentes  y  no  los puedes  engañar.

Además   soy  medico   y  jugando  yo  llegaba  de  trabajar  y  les  preguntaba  si  habían  comido  bien y  yo  ya  me  había  informado   con  mi  asistente  de  la casa,  que  habían  comido  y   les  veía  la  conjuntiva  ocular  y  les  decía aquí  se  ve  que  comiste  muy  bien,   guauuu  comiste  pescado  y  verduras,  si  alguno  no  había  comido  pues  igual  le  decía   te  faltan  vitaminas  y  las  necesitaras  para  hacer  deporte. "

Oralia Duarte

"Hacer fichas de zanahoria, pepino u otras verduras de diferentes colores para jugar damas chinas, el que va ganando fichas se las va comiendo, gana quien es quien más fichas coma obviamente."

Caty Perales

"Mi tip más creativo para que mi hija coma verduras: para que mi bebé de 9 meses y mi sobrino de 1 y medio año coman las verduras a un brcócoli lo caracterizo con otras, por ejemplo le hago ojos de chícharos, nariz de zanahoria y boca de papa y hago una pequeña caracterización en donde ellos son gigantes hambrientos que devoran a mis "saludables personajes", esto funciona mejor con mi sobrino, a mi hija le gusta más jugar con ellos y como está en etapa de reconocimiento, le quita los accesorios y se los mete a la boca y así se los come."

Monserrrat del Carmen Mejía Vargas

“Tengo un hijo de 5 años, y aunque en general come bien, en ocasiones me da un poco de trabajo justo lo de las verduras, así que mis mejores TIPS, son los siguientes:

1.- Existe unas canción que me parece Genial, cantada por Aleks Syntek y los personajes de Plaza Sésamo, se llama "Las frutas", ojalá la puedan escuchar, está en You Tube; esa canción me ha ayudado muchísimo para que mi hijo coma frutas y se las coma con gusto.Ahora ya se sabe la canción y me pide que la cantemos juntos. Ha sido de gran ayuda para que conozca las frutas y se anime a comerlas.

2.- Para las verduras hice algo similar y me apoyé en una canción que recordé que de chiquita me encantaba, la cantan los de Burbujas y se llama "Proteínas y Vitaminas", también el video está en You Tube.

Ahora, para complementar, algo que también me ha funcionado muy bien, es el que cuando voy al super con mi hijo, le pido que me ayude a meter la fruta y la verdura a las bolsas. Le pido que busque naranja, papaya, calabaza, espinaca, plátano, etc y esto, además me ha ayudado a que él conozca, aprenda y se involucre cada vez más."

Judith A. Delgadillo y P.

"Realizamos concursos con los ojos vendados para adivinar cual verdura o fruta estamos probando. Tienen que decir si esta cocida o cruda.  Apuntamos los puntos ganados y a fin de mes, el ganador recibe una sorpresa.Así nos aseguramos que si no comieron muchas verduras en la comida, con el juego si que la comen."

Ana María de Jesús Pinto Macal

"Mis hijas tienen días buenos y días malos para comer verduras, pero lo que más me ha funcionado y nunca me falla es que les pongo un platón con verduras al vapor en el centro, y les doy un plato limpio grande, entonces ellas con las verduras que tienen crean algo, imágenes, figuras, formas, letras, caras, etc., y al final ya lo pueden comer, no siempre se comen todas, pero se las comen y no puede faltar el brócoli y la coliflor las cuales les compro de colores variados para que puedan utilizarlas mejor en sus creaciones. Cuando no están de humor para hacer eso entonces les pongo palillos a las verduras y les hago un show de títeres con distintas voces, además de que les cambio el humor terminan comiéndose todo."

Alma Ortega Cardenas

"Mi tip es de lo más sencillo y consiste en una ruleta de verduras, dependiendo de lo q va a comer, se gira y donde caiga tiene q comerlo, esto es porque a mi hijo de plano no le gustan las verduras, solo así con este juego las come espero les sirva."

Susana Torres Ramos

"Siempre he batallado con mis hijos para que coman verduras, pero lo que realmente me ha funcionado más es por ejemplo, le pedí a una amiga que es nutrióloga que le comentara al grupo de mi hija todos los beneficios de comer zanahorias crudas y desde entonces ella misma me las pide. También hice lo mismo con mi hijo, le pedí a la maestra que les hablara de los beneficios de comer verduras de lo malo de comer alimentos embutidos como las salchichas, me ha funcionado bastante bien, el método es hacerles llegar la información a través de personas ajenas a la casa, pues en la casa no le hacen mucho caso a los papás, pues les repiten mil veces la misma información, y de esa manera ellos han entendido que el beneficio es para ellos, por su salud y no un capricho de los papás.
Mi esposo y yo siempre les damos una ensalada antes del platillo fuerte, predicamos con el ejemplo y en el caso de mi hija que tiene 14, ya come de todas las verduras, siempre me pide ensalada y mi hijo esta empezando a comer mas variedad, el secreto es la libertad, pero predicar con el buen ejemplo."

Paula Priscila González Castaneda.

"Un tip es elaborar una hortaliza con los niños, que ellos mismos cultiven lo que se van a comer una vez que las verduras han madurado junto con ellos, se cosechan y se da todo el tratamiento para comerlas como el lavarlas y cortarlas, siempre y cuando el niño tenga edad para hacerlo, pero lo importante es hacer sentir al niño que el esta creando su propio alimento, además de fomentar el gusto por las verduras ellos se sienten importantes al cuidar su hortaliza y así fomentamos el gusto por la naturaleza y la vida en todas sus formas."

Leonila Martínez Martínez

Después de estos consejos te recomendamos estas recetas de verduras para que les des a tus hijos y les empiecen a gustar.

Croquetas de Zanahoria

Ver Receta

Brócoli Gratinado

Ver Receta

Calabazas al Horno

Ver Receta

Tú también platícanos cuál es tu tip para que tus hijos coman verduras y algunas recetas de niños con verduras que estén divertidas.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
Qué comer en la Cuaresma suele ser una duda que a muchos de nosotros nos pone a pensar, pero la pregunta que nos pone de verdad en jaque es ¿se puede comer pollo en Cuaresma?La Cuaresma son los 40 días previos a la Pascua y es una temporada importante en el calendario cristiano, en la cual, los creyentes se preparan espiritualmente para la Pascua y siguen el ejemplo que Jesús dio antes de morir, con un ayuno en esos días. Así, la Cuaresma es un tiempo de purificación que inicia con el miércoles de ceniza y termina el sábado de resurrección. Aunque el ayuno depende  las creencias de cada persona, la idea de la tradición es hacer una penitencia, por lo que se renuncia a algo, en este caso, algunas comidas.Mientras que las personas más ortodoxas renuncian a las carnes rojas por cuarenta días, otras sólo practican el ayuno de carnes los viernes de Cuaresma y algunas más deciden dejar la carne sólo el viernes santo, es decir, el último viernes de los cuarenta días.Pollo en Cuaresma: ¿se puede comer?La respuesta es sí. Se puede comer pollo en Cuaresma, porque el ayuno es de carnes rojas. Esto tiene su explicación en que, por lo general, las carnes rojas son consideradas un insumo preciado y por eso se renuncia a él, pero también porque dentro de las creencias religiosas, la carne representa el cuerpo de Cristo.El pollo, junto con otras aves, como el pavo o la gallina, además del pescado y los mariscos, es considerado carne blanca, por lo que comer pollo en cuaresma sí se puede.Aunque en esta temporada, los platillos estrella suelen ser aquellos sin carne o se aprovecha para cocinar mariscos en este tiempo del año, para evitar aquello que no se debe comer en Cuaresma.Si no sabes qué cocinar esta Cuaresma 2020, te damos algunas ideas.Enchiladas mineras de GuanajuatoSon un platillo mexicano sin carne, delicioso y práctico para estos días.Chile relleno de pescadoUna forma sencilla de comer pescado, acompañado de un chile poblano que no te puede faltar.Tostadas de atún a la mexicanaNada más practico que unas tostadas con atún de lata guisado con un poco de jitomate.Rollitos de pescado rellenos de arrozEsta es una receta perfecta para incuir a los niños en la cuaresma si la preparas con una salsita de tomate sin chile.¿Tú comes pollo en cuaresma? 
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD