Los logros de tu bebé
Comida para Niños y Bebés

Los logros de tu bebé

Por Kiwilimón - March 2014
No hay nada mejor que ver crecer a tu bebé  y durante ese crecimiento experimentar sus metas cumplidas. Aquí te enlistamos, para que lo tengas en cuenta, a qué edad tu bebé debe empezar a conquistar esos logros. Cuando vaya llegando cada momento prepara la cámara pues no te quieres perder de cada pequeño estreno en el repertorio de tu bebé.  

La primera sonrisa (significativa)

 

  Es cierto que uno puede ver a un bebé de sólo días sonriendo pero la verdad es que es a los dos meses cuando los infantes muestran esa feliz mueca con intención y como reacción a algo que les causó felicidad, risa o alegría.

Primera noche de corrido

 

  Quienes hayan tenido hijos saben lo difícil que son los primeros meses en cuanto al poco sueño acumulado. Las noches se hacen largas y el cansancio aumenta y, aunque todo valga la pena,  uno siempre espera a los 3 o 4 meses del bebé para experimentar las primeras noches cuando duerme de corrido.

El primer gateo

 

  El momento para que tu bebé empiece a dar vueltas por la casa, en su cuenta, es el mes 8 y el 9. Es en estos meses que empiezan a gatear y descubrir su entorno personalmente.  

Primera palabra

 

Si hubiera un preferido de los “primeros” probablemente este ganaría pues escuchar la primera palabra de tu bebé no tiene comparación. Aunque algunos pequeñines pueden ser un poco más rápidos o tardados en lograrlo lo normal es que suelten esa primera palabra a los 10 o 12 meses de nacidos.  

Primeros pasos

 

  Hay que estar atentos en esta etapa pues los bebés que empiezan a dar sus primeros pasos no dejarán de moverse por un buen tiempo. Aquí el espectro se abre pues hay bebés que logran caminar desde los diez meses, aunque la media lo hace pasado el año, como a los 13 meses. No te alarmes si tu bebé tarda un poco más pues todavía entra dentro del rango de normal que den esos pequeños pasos a los 17 meses.    

Recetas para Bebés

 

 Albóndigas de Pollo para Bebé

 Puré de Camote y Coco

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tinto, blanco, rosado o espumoso, no importa. El vino es delicioso en todas sus versiones. Para disfrutarlo no solamente puedes recurrir al famoso maridaje entre la bebida y tus alimentos. El vino también puede servirte para preparar platillos espectaculares. ¿Te gustaría aprovechar hasta la última gota de tu botella favorita? Descubre las formas más originales de cocinar con vino.Cocimiento a fuego lentoUsa un vino tinto con más taninos o un blanco un poco más ácido para cocinar a fuego lento carne, pollo o pescados. Si compras el vino exclusivamente para cocinar, evita usar variedades añejadas o de alta calidad. Las tonalidades de estos vinos se pierden en la cocción, así que no tiene caso invertir en una botella cara.MarinadoOtra manera increíble de usar el vino en la cocina es el marinado. Aparte de darle un sabor muy especial a los alimentos, el proceso de marinado suaviza la carne y le da una textura más tierna. Puedes agregar un chorrito de vinagre para intensificar los sabores. Recuerda que debes darle vueltas a la carne para que el marinado sea uniforme.Cocción cortaOtra técnica de cocina que incluye el uso de vino es la cocción breve. A diferencia de las primeras dos opciones, en esta el vino entra en contacto con los alimentos por un corto periodo. Por lo general se usa una taza de un vino con más cuerpo para darle una mayor gama de sabores al platillo sin que tenga que pasar demasiado tiempo. PochadoEl vino es un ingrediente excelente para los platillos que incluyen frutas. En lugar de preparar unos simples tejocotes en almíbar puedes cocinarlos en una mezcla de vino, azúcar y especias. Después de que las frutas estén cocidas, puedes retirarlas del fuego y dejar que la salsa se reduzca hasta formar una especie de jarabe. Este sirope es perfecto para acompañar tus postres.RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:Pollo al Vino Tinto ClásicoCrema de dos quesos con Arándano y Vino BlancoPechuga de Pollo con Vino MarsalaAlubias Rojas al Vino TintoHorneadoLa combinación de vino y chocolate es uno de esos maridajes legendarios que nunca falla. Para aprovechar este delicioso dúo puedes usar el vino en la preparación de pasteles, brownies, cupcakes o cualquier postre de chocolate que deba hornearse. Sin necesidad de agregar una botella entera notarás cómo el vino le da un gusto muy especial al chocolate.Salsas y aderezosProbablemente la manera más sencilla de utilizar el vino en la cocina es haciendo salsas o aderezos. En el caso de las salsas lo más común es que se incluya un proceso de cocción, mientras que los aderezos suelen prepararse en crudo, únicamente añadiendo aceites, jugos (cítricos, casi siempre) y especias.Pasta impregnadaEsta es una versión similar a las frutas pochadas, solo que en este caso se hace con pasta. Para esta preparación lo único que debes hacer es poner a cocinar la pasta de tu elección en una mezcla de agua y vino a partes iguales. No hay necesidad de que hagas algún otro ajuste a la receta que usualmente sigues.MermeladasFinalmente, otra manera original de usar el vino en la cocina es preparar mermeladas. En este caso particular puedes aprovechar cualquier tipo de vino (tinto, blanco o rosado) y añadir algunas frutas, si se te antojan. Si no, con un poco de pectina y azúcar puedes hacer una deliciosa mermelada de vino.No desperdicies el vino. Usa tu creatividad en la cocina y aprovecha cada gota de tu vino favorito.
Dicen  que el vino y el queso saben mejor con el tiempo, pero ¿qué creen? hay otra  delicia culinaria que también mejora con los días: el recalentado. Descubre las mejores recetas para aprovechar lo que quedó de la cena navideña y disfrutar un riquísimo recalentado.Pechuga de pavo rellena en salsa de tamarindos¿Te sobró algo de pechuga de pavo? ¡No se diga más! Esta receta es la ideal para ti. En lugar de servir las rebanadas de pavo con un poco de gravy, ¿qué te parece rellenarlo con frutos secos, queso de cabra y una deliciosa salsa de tamarindo? Esta receta será sin duda un completo make over para tu cena navideña.Chile relleno de bacalao gratinadoEsta receta es una excelente opción para sacar provecho a uno de los platillos más tradicionales de estas fechas: el bacalao.Para el recalentado, rellena los chiles poblanos con el bacalao que tengas y espolvoréalos con queso  manchego. En solo unos minutos tendrás un platillo espectacular y lleno de sabor.Pastel azteca de pastorSi en tu casa son más originales y les gusta probar comida diferente en las fiestas decembrinas, tal vez hayan cenado algún platillo con pastor. Si ese es el caso y te sobró algo de carne, entonces tienes que preparar este exquisito pastel azteca. Lo bueno es que ya no tendrás que esperar a marinar la carne, pues ya estará lista.Pastelitos de puré de papaLa papa es uno de los ingredientes más versátiles que hay en la cocina, incluso cuando ya está hecha puré. Aprovecha lo que te haya quedado de puré para hacer estos riquísimos pastelitos. Solo necesitarás unos cuantos ingredientes más para preparar una guarnición muy original y deliciosa.Tacos dorados de pavo con moleOtra opción para el pavo son estos deliciosos taquitos. Esta receta tiene dos grandes ventajas: no importa qué parte del pavo te haya sobrado, ya que toda la carne estará deshebrada, y además es súper rendidora. Desmenuza tres tazas de pavo y con eso es suficiente para cocinar este rico platillo. Ahora  que ya sabes lo que puedes hacer con el recalentado, ¡saca esos tupers del refri! Disfruta y aprovecha al máximo todos tus alimentos con las recetas de Kiwilimón. TE RECOMENDAMOS: VIDEO-EMPANADAS PARA EL RECALENTADOVIDEO- TACOS DORADOS DE PAVO CON MOLEVIDEO-PASTEL AZTECA DE ROMERITOS
A nadie le gusta comenzar el año batallando, y menos por dinero. Lo malo es que con las fiestas decembrinas muchos terminaron tan gastados que todo el mes de enero se convierte en un verdadero suplicio. Si tú también te excediste un poquito en el Lupe-Reyes, estos tips te ayudarán a sobrevivir la cuesta de enero. Haz tu presupuesto. Suma todos los gastos y pagos pendientes que tengas que cubrir en enero. Cuando ya tengas el total de tus gastos, réstalo a tus ingresos. Si ves que todavía te sobra algo de dinero, la situación no es tan grave. Pero si ves que quedas en número rojos, ahí sí hay un problema. Si eso sucede, lo mejor que puedes hacer es planear menús diarios para saber cuánto dinero necesitas para poder preparar comida durante el mes o lo que resta de él. Aprovecha los descuentos. En la tan afamada cuesta de enero, las tiendas ofrecen verdaderas gangas en enero. Investiga qué promociones ofrecen los súper mercados o las tiendas departamentales para ver si te conviene comprar. Si tus finanzas están un poco más holgadas, puedes aprovechar los descuentos de enero para hacer compras preventivas.Prepara platillos que sean más rendidores. Concéntrate en usar ingredientes que sean económicos y rindan mucho, como puede ser la pasta o las papas. Existen muchas recetas econcómicas que pueden prepararse y rendir para muchas porciones. Si no tienes ni idea de qué puedes cocinar durante la cuesta de enero, aquí te compartimos algunas opciones:Nopales rellenos en caldillo de jitomateEspagueti a la crema con jamónTaquitos de carne de soya al pastorUsa los ingredientes de la temporada. Siempre será más fácil encontrar variedad de frutas verduras si sabes en qué época del año se dan con mayor facilidad y esto hará que tus menús también sean más variados y no necesariamente más costosos. Para enero te recomendamos preparar recetas que incluyan guayaba, jamaica, mandarina, naranja, tamarindo, tejocote, toronja, así como acelga, betabel, calabacita, coliflor, espinaca, pepino, entre otros.No desperdicies nada. Aunque esto es algo a aplicar durante todo el año y en cualquier situación, te será de mayor ayuda si lo pones en práctica en esta época. Ve al súper o al mercado, y guíate únicamente por las cosas que necesites, por la cantidad de verduras, frutas y carne o pollo que necesites. Si ves que en tu casa te queda alguna fruta que ya está muy madura, úsala para preparar un postre, o hazla mermelada. El chiste es no tirar nada.¿Necesitas más recetas para sobrevivir a la cuesta de enero? Revisa estas opciones: Tacos de Atún al PastorHamburguesitas de Atún con ChipotlePescadillas de Atún Fáciles
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD