Lunch saludable, llegó el regreso a clases
Comida para Niños y Bebés

Lunch saludable, llegó el regreso a clases

Por Kiwilimón - Agosto 2013
Se acaban las vacaciones y vuelve la escuela. Para que nuestros niños aprendan más y mejor aquí van algunos datos y consejos en cuanto a su lunch o alimentación en la escuela. En México hay un problema. Uno de cada tres de los niños en el país padecen de obesidad, un tercio de nuestra población infantil es mal alimentado y las consecuencias pueden ser terribles. De ese tercio 22% sufre de hipertiroidismo y lo que es peor, la concentración de estos niños se encuentra distribuida en sólo cinco estados del país, de los cuales la ciudad de México es uno. Estos datos expuestos por la Facultad de Medicina de la UNAM postulan a México como el país número uno en obesidad infantil superando a Estados Unidos. Lo más grave es que la edad promedio en la que estos niños presentan tales síntomas es alrededor de los 10 años. Es en ese momento, según el Dr. Felipe Vadillo de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde los jóvenes empiezan a desarrollar enfermedades que los pueden afectar el resto de su vida. ¿Soluciones? Hay muchas, pero la primordial empieza en casa. Los niños y los dulces son mejores amigos, lo sabemos, y no hay ningún problema en permitirle ingerir algunos chocolates o paletas a los hijos siempre y cuando sea en medio de una dieta balanceada. Específicamente en la escuela los niños necesitan energía para poder concentrarse y desempeñarse al 100% en sus estudios. Por esto lo primordial es disfrutar de un desayuno completo y nutritivo. Hay que asegurarse que antes de salir de casa tomen una pieza de fruta, preferiblemente sólida y no en jugo, junto con alguna proteína (podrían ser huevos) y algún carbohidrato como cereal o avena. Esta mezcla asegurará un trabajo metabólico eficiente durante las primeras horas de clases. A la hora del almuerzo hay alternativas muy fáciles y rápidas que también incluyen todos los grupos alimenticios necesarios. Una de las más comunes es un sándwich, si contiene además del pan, proteína como jamón, grasa en el queso y verduras como lechuga y jitomate entonces se obtiene un lunch balanceado. Otra opción simple es mandarles zanahorias y pepinos rallados con limón y chile piquín como botana para cubrir la parte de vegetales y vitaminas y tal vez salchichas preparadas para así no dejar ir la parte de proteínas. El error más común cometido por padres es darles dinero a los niños para que ellos consigan su propio lunch ya que ellos aún no tienen la conciencia alimenticia que les dicta preferir salud sobre antojo.  

Recetas para el Lunch

Receta de Brochetas de Fruta yVerdura para el Lunch

Ingredientes: - 1 kiwi pelada y cortada en rodajas de 1 centímetro de grosor - 5 fresas pequeñas, lavadas y desinfectadas - 2 a 3 zanahorias grande, cortadas en 3 partes - 1 rama de apio - 100 gramos de queso cottage ¿Te gusto esta receta para darle a  tus hijos de lunch? Da click aquí para encontrar el procedimiento.  

Receta de Sandwich de Atún con Queso Amarillo

Ingredientes: - 4 panes blancos de caja - 1 lata de atún - 1 1/2 cucharadas de mayonesa - 4 quesos amarillos Para preparar esta receta para el lunch de tus hijos da click aquí para ver los pasos.  

Receta de Bocaditos de Manzana Deshidratada

Ingredientes: - 2 manzanas rojas - 2 cucharadas de azúcar o al gusto - 1 cucharadita de canela en polvo Para ver los pasos para prepara resta receta da click aquí.   Está comprobado por la UAM que los niños bien alimentados son 63% más eficientes en clase que aquellos que llevan una dieta menos ideal. Los nutrientes en una dieta balanceada son propensos a mejorar la atención y recepción de nueva información en los salones escolares. ¿Está de más un helado o unas papas en el recreo? No, hasta los adultos tenemos nuestras debilidades alimenticias y se vale, pero no representan ningún problema en lo absoluto siempre y cuando aquellos deslices se encuentren dentro de un marco de salud y buen comer. Si quieres encontrar más ideas de lunch para tus hijos da click aquí.  

"¿Cuál es el lunch preferido de tus hijos?"

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El té verde es conocido por su alto contenido de antioxidantes, por lo que muchas personas lo consumen para retrasar los signos del envejecimiento. Pero, ¿qué crees? Esta deliciosa bebida puede hacer más que cuidar tu piel. Aquí te contamos por qué debes tomar más té verde.Protege contra el cáncer. De acuerdo con algunos estudios, los polifenoles del té verde pueden ayudar a disminuir el tamaño de algunos tipos de tumores cancerígenos, e incluso proteger los tejidos de los daños provocados por la radiación.Promueve la pérdida de peso. El té verde acelera el metabolismo, por lo que la oxidación de la grasa se hace de manera más rápida. De esta manera, es posible quemar más grasa y perder más peso en menos tiempo.Regula los niveles de azúcar. Algunas personas consideran el té verde como una gran bebida para las personas que tienen diabetes, ya que esta bebida controla los niveles de glucosa. Esto se refleja en menos picos de insulinaCuida la salud del corazón. Hace unos años se realizó un estudio con más de 40000 japoneses. Los resultados revelaron que las personas que tomaban por lo menos cinco tazas de té verde al día tenían menos riesgo de fallecer por alguna enfermedad cardiovascular.Combate los virus y las bacterias. Las catequinas del té son agentes antivirales y antibacteriales muy potentes. En algunos estudios se ha comprobado que el té verde es un remedio muy efectivo para evitar que ciertas enfermedades se propaguen.Ayuda a combatir el colesterol.El té verde, ya sea como bebida o en forma de cápsulas, tienen la capacidad de impactar los niveles de colesterol en la sangre. Según un estudio publicado en 2011, consumir té verde puede ayudar a reducir el colesterol malo.Mejora el funcionamiento del cerebro.El cerebro también se ve beneficiado con el consumo de té verde. Algunas investigaciones sugieren que el té verde puede mejorar las funciones cognitivas del cerebro, en particular de la memoria.¿Necesitas una razón más para tomar té verde todos los días? Inicia tu día con una taza de esta deliciosa bebida.Puedes probar estas deliciosas recetas saludables: Aguachile VeganoBowl Tropical de FrutasTacos Veganos de Champiñones Adobados
Seguro en más de una ocasión has pensado hacer cambios en tus hábitos alimenticios y elegir mejor lo que comes. Y es que ahora existe una gran variedad de opciones para cada comida del día, pero para cubrir el alimento más importante que es en la mañana, el mejor desayuno saludable y sin azúcar añadida puede ser un delicioso Yoplait Griego Sin Azúcar Añadida.De hecho, en publicaciones del diario internacional The Telegraph, se dieron detalles interesantes sobre el consumo de algunos lácteos y en específico del yoghurt, ya que las personas que lo consumen, reducen el riesgo de diabetes en casi un 25 por ciento, en comparación con los que comían menos porciones.Por eso, es importante saber que el yogurt no sólo es una opción de desayuno saludable, sino que te ayuda a llevar una dieta balanceada, ya que en tu día a día debes incluir alimentos bajos en azúcares, justo como lo es Yoplait Griego Sin Azúcar. Esta opción es ligera, sin saborizantes, ni colorantes artificiales. Además, al ser un producto 0% azúcar añadida se convierte en un yoghurt ideal para cualquier persona que cuide su salud y busque un producto delicioso, saludable y nutritivo.De hecho, resulta ser la mejor opción de desayuno saludable y sin azúcar añadida, o también puede disfrutarse en la cena o como snack para toda la familia, ya que contiene únicamente los azúcares naturales del yoghurt y la fruta (10g), lo que además indica que es uno de los yoghurts con menos contenido de azucares totales y carbohidratos.No olvidemos que para llevar una dieta balanceada, necesitas incluir una gran variedad de grupos alimenticios, por lo que Yoplait Griego Sin Azúcar puede ayudarte a lograr eso, ya que además de tener un espectacular sabor te ayudará a reducir los azúcares totales y la grasa de tu alimentación diaria, mientras aumentas el consumo de proteínas.Algo extra que lo hace mejor es que contiene la misma proteína (9g) que contiene comer 42 gramos de falda de res, 30 g de pechuga de pollo. Es equivalente en grasa a ingerir dos mitades de nuez y está hecho con la misma cantidad de azúcar equivalente a una rebanada pequeña de papaya, o a comer 6 uvas.Puedes encontrar Yoplait Griego Sin Azúcar en presentaciones para llevar a donde quieras y bebibles, ambas están en deliciosos 4 deliciosos sabores: mango, fresa, coco y natural.
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD