Lunch saludable, llegó el regreso a clases
Comida para Niños y Bebés

Lunch saludable, llegó el regreso a clases

Por Kiwilimón - August 2013
Se acaban las vacaciones y vuelve la escuela. Para que nuestros niños aprendan más y mejor aquí van algunos datos y consejos en cuanto a su lunch o alimentación en la escuela. En México hay un problema. Uno de cada tres de los niños en el país padecen de obesidad, un tercio de nuestra población infantil es mal alimentado y las consecuencias pueden ser terribles. De ese tercio 22% sufre de hipertiroidismo y lo que es peor, la concentración de estos niños se encuentra distribuida en sólo cinco estados del país, de los cuales la ciudad de México es uno. Estos datos expuestos por la Facultad de Medicina de la UNAM postulan a México como el país número uno en obesidad infantil superando a Estados Unidos. Lo más grave es que la edad promedio en la que estos niños presentan tales síntomas es alrededor de los 10 años. Es en ese momento, según el Dr. Felipe Vadillo de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde los jóvenes empiezan a desarrollar enfermedades que los pueden afectar el resto de su vida. ¿Soluciones? Hay muchas, pero la primordial empieza en casa. Los niños y los dulces son mejores amigos, lo sabemos, y no hay ningún problema en permitirle ingerir algunos chocolates o paletas a los hijos siempre y cuando sea en medio de una dieta balanceada. Específicamente en la escuela los niños necesitan energía para poder concentrarse y desempeñarse al 100% en sus estudios. Por esto lo primordial es disfrutar de un desayuno completo y nutritivo. Hay que asegurarse que antes de salir de casa tomen una pieza de fruta, preferiblemente sólida y no en jugo, junto con alguna proteína (podrían ser huevos) y algún carbohidrato como cereal o avena. Esta mezcla asegurará un trabajo metabólico eficiente durante las primeras horas de clases. A la hora del almuerzo hay alternativas muy fáciles y rápidas que también incluyen todos los grupos alimenticios necesarios. Una de las más comunes es un sándwich, si contiene además del pan, proteína como jamón, grasa en el queso y verduras como lechuga y jitomate entonces se obtiene un lunch balanceado. Otra opción simple es mandarles zanahorias y pepinos rallados con limón y chile piquín como botana para cubrir la parte de vegetales y vitaminas y tal vez salchichas preparadas para así no dejar ir la parte de proteínas. El error más común cometido por padres es darles dinero a los niños para que ellos consigan su propio lunch ya que ellos aún no tienen la conciencia alimenticia que les dicta preferir salud sobre antojo.  

Recetas para el Lunch

Receta de Brochetas de Fruta yVerdura para el Lunch

Ingredientes: - 1 kiwi pelada y cortada en rodajas de 1 centímetro de grosor - 5 fresas pequeñas, lavadas y desinfectadas - 2 a 3 zanahorias grande, cortadas en 3 partes - 1 rama de apio - 100 gramos de queso cottage ¿Te gusto esta receta para darle a  tus hijos de lunch? Da click aquí para encontrar el procedimiento.  

Receta de Sandwich de Atún con Queso Amarillo

Ingredientes: - 4 panes blancos de caja - 1 lata de atún - 1 1/2 cucharadas de mayonesa - 4 quesos amarillos Para preparar esta receta para el lunch de tus hijos da click aquí para ver los pasos.  

Receta de Bocaditos de Manzana Deshidratada

Ingredientes: - 2 manzanas rojas - 2 cucharadas de azúcar o al gusto - 1 cucharadita de canela en polvo Para ver los pasos para prepara resta receta da click aquí.   Está comprobado por la UAM que los niños bien alimentados son 63% más eficientes en clase que aquellos que llevan una dieta menos ideal. Los nutrientes en una dieta balanceada son propensos a mejorar la atención y recepción de nueva información en los salones escolares. ¿Está de más un helado o unas papas en el recreo? No, hasta los adultos tenemos nuestras debilidades alimenticias y se vale, pero no representan ningún problema en lo absoluto siempre y cuando aquellos deslices se encuentren dentro de un marco de salud y buen comer. Si quieres encontrar más ideas de lunch para tus hijos da click aquí.  

"¿Cuál es el lunch preferido de tus hijos?"

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuándo se comió pavo por primera vez en Navidad? ¿De dónde viene esta comida navideña? ¿Quién comenzó con la tradición del pavo en esta época del año? Nuestro equipo editorial se echó un clavado en la historia de este típico platillo para descubrir sus orígenes.(Spoiler alert: esta ave no es originaria de nuestro vecino del norte).Hace varios siglos, antes de la llegada de los españoles, los pueblos indígenas que habitaban en México tenían la costumbre de celebrar durante la segunda quincena de diciembre el solsticio de invierno.De acuerdo con las costumbres de las culturas prehispánicas, alrededor del 21 de diciembre debían rendir tributo a su dios Huitzilopochtli. Por esta razón, en estas fechas se celebraban grandes fiestas, en las que se ofrecían tributos y festines. Y aunque tal vez el pavo no era el ingrediente central de las reuniones, ya estaba presente en esos menús.Resulta que el pavo, o guajolote como se le conoce en México, es originario de nuestro país. De hecho, se cuenta que en el palacio de Moctezuma ya se criaban miles de guajolotes. Al ser una especie 100% mexicana, cualquier pavo que se encontraba en el mercado hace siglos, necesariamente había tenido como origen nuestro país.Cuando llegaron los españoles conocieron esta especie, y la llamaron gallina de la tierra, gallina de la India y, finalmente, pavo, por si similitud con los pavorreales. Los conquistadores se dieron cuenta de que la cría de guajolotes era mucho más económica que la de los patos o los gansos. Así, poco a poco el pavo comenzó a hacerse presente en las fiestas y en los hogares.Gracias al intercambio de productos con el Viejo Continente, el guajolote llegó a Europa, y se convirtió en uno los productos exóticos más codiciados. Al inicio solo las familias más adineradas podían darse el lujo de comer pavo, pero con el tiempo su consumo llegó hasta a Inglaterra.Muchos años después, los ingleses emigraron al norte de América y llevaron con ellos pavos. La tradición de cocinar esta ave en la cena de Acción de Gracias se extendió hasta al menú navideño, haciendo de los pavos el ingrediente preferido para estas fechas. Su popularidad fue creciendo por todo el norte de América, llegando incluso a México.Aunque la costumbre de esta cena navideña tenga su origen en otro país, podemos decir orgullosamente que su ingrediente principal, el pavo, es mexicano.¿Ya tienes planeada la cena para esta Navidad? Échale un vistazo a estas recetas. Te aseguramos que después de verlas, el pavo será la estrella de la fiesta.Pavo al pastorPavo jugoso con mantequilla y vino blancoPavo con salsa de ponche de frutas Pechuga de pavo con salsa de queso 
¿Uno de tus propósitos de Año Nuevo es comenzar a ahorrar? No te esperes a que suenen las campanadas de la media noche para empezar a cuidar tu dinero. Sigue estos tips para hacer rendir más tu quincena y, ahora sí, comenzar a ahorrar. Haz un presupuesto para todo el mes. Primero lo primero. Calcula todos tus gastos y réstalos a tus ingresos. Así sabrás cuánto dinero debes destinar al pago de servicios, renta y transporte, y qué cantidad puedes usar para comprar comida.Planea tus menús de manera semanal. Olvídate de andar improvisando todos los días. Comienza el año haciendo un menú semanal. Piensa en platillos que incluyan más o menos los mismos ingredientes, así no tendrás que comprar tantas cosas y desperdiciarás menos.Haz una lista antes de ir al súper. Nunca te vuelvas a parar en el súper sin saber exactamente qué es lo que hace falta en la cocina. Después de planear las comidas para la semana revisa tu refrigerador y la alacena para saber qué falta. Y cuando vayas a la tienda, limítate a comprar solo lo que encuentres en la lista.Come un tentempié antes de ir de compras. Un súper tip de cómo ahorrar que nunca falla es: no ir al súper con el estómago vacío. Muchas veces terminamos comprando cosas que no necesitamos solo por el antojo. Para evitar esto come algo antes de ir de compras, así no caerás en la tentación del pasillo de galletas.Compra frutas y verduras de temporada. No solo es mucho más económico, sino que además te permite disfrutar de productos frescos y con mejor sabor. Investiga cuáles son las frutas y verduras de la temporada y diseña tus comidas usando estos ingredientes.Prepara tu lunch y snacks en casa. Las visitas a la tiendita y las comidas en el puesto de quesadillas pueden parecer gastos mínimos, pero a la larga te salen más caros que una comida en un buen restaurante. Lo mejor para ahorrar y para cuidar tu salud es preparar toda tu comida en casa. Ahora sí, inicia el año con el pie derecho y comienza a ahorrar desde hoy. Te recomendamos estas recetas RENDIDORAS:Pollo Alfredo con BrócoliPan de Elote fácil sin HarinaPapas cambray rellenas de queso cremaEnsalada de camarones picosos con toronja 
Para llevar una dieta saludable no tienes que hacer tantos sacrificios. De hecho, con que hagas algunos ajustes en tus recetas puedes convertir prácticamente cualquier platillo en una versión mucho más light. Aquí te contamos qué sustitutos puedes usar para hacer tus recetas más saludables. Yogurt griego. Cada vez que agregas crema ácida a alguno de tus platillos favoritos le estás sumando calorías extra. En lugar de usar este ingrediente, añade yoghurt griego. Además de que tiene solo una fracción de las grasas y las calorías de la crema, te aportará muchas proteínas. Aguacate. El aguacate es una fruta rica en grasas buenas. Su textura suave y cremosa, así como su consistencia grasosa hacen que sea un buen ingrediente para preparar postres. Sustituye la mantequilla o el aceite en tus recetas de pasteles para obtener un resultado con el mismo sabor, pero más ligero.Puré de manzana. El puré de manzana sin endulzar es excelente para preparar platillos dulces. Cada vez que  tengas que agregar una taza de azúcar en tus recetas, sustitúyela por una de puré de manzana. Así te estarás ahorrando más de 600 calorías por cada taza que uses. Recuerda disminuir un poco la cantidad de líquidos si usas puré de manzana. Chía. Una manera muy sencilla de bajarle al colesterol en tu alimentación, es disminuir el consumo de huevo, pero ¿cómo puedes hacerlo cuando quieres preparar recetas que incluyen este ingrediente? Usa una cucharada de chía hidratada en cuatro cucharadas de agua o leche por cada huevo que indique la preparación.Harinas. Para sustituir la harina de trigo tienes muchas opciones. Puedes elegir pulverizar algunas y usarlas como harina. También puedes optar por la harina de garbanzos, la harina de arroz o la harina de coco. Todo depende del tipo de receta que quieras preparar.Ahora que ya sabes cómo puedes sustituir algunos ingredientes para hacer tus recetas menos calóricas, ¿qué estás esperando para convertir tu pastel de chocolate  favorito en una delicia saludable?
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD