Papillas que puedes preparar a tu bebé este verano
Comida para Niños y Bebés

Papillas que puedes preparar a tu bebé este verano

Por Kiwilimón - Mayo 2014
Las papillas son la parte de la alimentación de tu bebé, las cuales deben ser variadas y preparadas con diversos tipos de alimentos o ingredientes. Éstas forman parte de la primera etapa de comida que tu bebé debe consumir, y por ello es importante considerar los tipos de papillas que puedes preparar dependiendo de las épocas del año. Para este verano queremos darte los siguientes consejos de las papillas que puedes considerar para su preparación y ofrecerlas a tu bebé. + En verano, es normal que el niño muestre menos hambre, lo cual se debe a las dificultades para digerir, que normalmente va acompañadas al calor y, por la tendencia a “ahorrar” calorías, para no elevar demasiado la temperatura corporal. De acuerdo a lo anterior, no debes preocuparte si el pequeño, con frecuencia, no se acaba toda la papilla. + Algunas comidas son menos agradables que otras durante la estación veraniega. Es el caso, por ejemplo, de los purés muy densos, sobre todo si contienen carne. No obstante, si el rechazo de la carne se convierte en una costumbre, hay que compensarlo con otros alimentos: se puede recurrir, por ejemplo, a los lácteos, sobre todo al yogur que, además de ser rico en calcio y proteínas, es muy refrescante. + Debes considerar que uno de los alimentos que el bebé consume más en verano son las frutas y verduras ricos en agua y sales minerales, los cuales funcionan perfecto para compensar los líquidos perdidos por la sudoración. + Se recomienda preparar jugos para las primeras etapas de la infancia, ya que son muy fáciles de digerir y garantizan un excelente aporte de vitamina C. + El huevo es un alimento muy bueno para estas épocas, pero un punto importante es que debe ser fresco, no de los que guardamos en ocasiones por días. Recetas de papilllas Aquí te dejamos unas recetas de papillas que debes considerar para el verano (haz click en la receta que más te agrade)

Papilla de Manzana

Papilla para bebes de manzana, está receta se puede hacer con otras frutas.

Papilla Express® de Betabel

Chef: Vasconia
Nutritiva papilla de betabel que sólo te tomará unos minutos.

Papilla de Zanahoria

Papilla para bebe de zanahoria. Esta receta se puede replicar con otras verduras.

Papilla de Papa, Zanahoria y Guayaba

Rica papilla para bebés de 6 meses en adelante de papa, zanahoria y guayaba.
 

Para conocer más recetas de papillas para tu bebé, haz click aquí.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Presta atención a la manera en que haces el mandado. Antes de que vayas a comprar la comida de la semana, fíjate en estas 5 cosas. Te aseguramos que no volverás a hacer la compra de la misma manera.Variedad. No te compliques comprando productos de origen animal en diferentes lugares. Por cuestiones de practicidad lo mejor que puedes hacer es elegir una tienda que ofrezca todo lo que necesitas: desde un corte de carne o piezas de pollo, hasta pescados, mariscos y platillos listos. En lugar de visitar la carnicería y la pescadería por separado, compra en tiendas que tengan los productos que necesitas, tanto para tus parrilladas y ocasiones especiales, como para la comida del día a día. Calidad.Esto es esencial al momento de hacer la compra. Si no te aseguras de la calidad de los productos que adquieres, de nada sirve que cuides los métodos de cocción en la cocina. Para garantizar el buen estado de los ingredientes, elige productos que estén bien empacados, pero que no tengan conservadores. Por ejemplo, en las tiendas meatme puedes encontrar carne conservada mediante congelado rápido, el cual mantiene las propiedades de la proteína animal sin necesidad de añadirle ningún aditivo.Control y regulación.Cuando se trata de comida no debes arriesgarte comprando ingredientes en lugares insalubres o sin las condiciones higiénicas necesarias para conservar los alimentos adecuadamente. La manera más sencilla de garantizar la calidad y el buen estado de tus ingredientes es adquirirlos únicamente en comercios debidamente establecidas. Cuando compras en las tiendas meatme, las cuales cuentan con el respaldo de una marca seria, puedes tener la tranquilidad de que tu comida estará siempre en óptimas condiciones.Comodidad.Si siempre andas con el tiempo encima, busca una tienda que te ofrezca comodidad y que se ajuste a tus necesidades. Asegúrate de elegir un establecimiento que tenga servicio a domicilio para que te sea más sencillo hacer el mandado sin tener que perder tiempo en el tráfico. En las tiendas meatme ® también puedes pedir tu mandado y recibirlo directamente en tu casa para tu mayor comodidad.Experiencia.Por supuesto que muchas veces hacemos el mandado corriendo porque tenemos otros 50 pendientes en nuestra lista de cosas por hacer. Pero, ¿qué pasaría si pudieras comprar tu comida en un lugar agradable, diseñado para elegir fácilmente tus alimentos? Seguramente, la experiencia de la compra sería mucho más placentera.  En el caso de las tiendas meatme ® esto es posible. Cada una de sus sucursales está diseñada para que disfrutes la experiencia de la compra mientras recorres sus espacios amables y modernos.Saber comer es saber elegir y saber disfrutar. Fíjate en estas 5 cosas cuando vayas a comprar tu comida para que puedas elegir la mejor opción. Si estás buscando una tienda que incluya todo esto, te recomendamos visitar alguna de las sucursales de meatme ®. En estas encontrarás una gran variedad de productos de calidad, desde carne de res, cerdo, pollo y pescados, hasta platillos listos. Date una vuelta por las tiendas meatme ® o visita Meatme y aprende sobre nuevas opciones y recetas a través de sus especialistas en carne, mientras haces el mandado en un espacio novedoso y moderno meatme ® - Mercado de Carnes.
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
Una de las principales preocupaciones de una mujer embarazada es, sin duda, el bienestar de su pequeño. En los nueve meses de gestación la futura madre está constantemente preguntándose si lo que come, bebe o hace puede afectar de alguna manera la salud del bebé.Si bien es cierto que la mujer debe vigilar lo que come para evitar futuros problemas de salud, como diabetes gestacional o preclamsia, hay ciertas recomendaciones que son simplemente erróneas. Descubre los mitos y verdades más comunes en torno a la alimentación en el embarazo.No puedes comer pescado.Mucho se ha hablado sobre la presencia de mercurio en el pescado y sus efectos negativos durante el embarazo y la lactancia. Precisamente este prejuicio ha llevado a que muchas embarazadas eviten del todo cualquier tipo de platillo que incluya pescado, sin embargo, hay que recordar que no todas las variedades de pescado tienen los mismos niveles de mercurio.  Incluir pescado en tu dieta ayuda a aumentar los niveles de omega 3 y vitamina D en tu organismo. El consumo de alcohol está prohibido.Algunos estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol no es dañino para el bebé. Incluso puede llegar a ser benéfico. Beber un vasito de vino a la semana puede mejorar la circulación sanguínea, tanto de la mamá como del bebé. Sin embargo, es muy importante recalcar que no es una obligación beber alcohol y, que, si decides hacerlo, debes limitarte a unos cuantos mililitros a la semana. De lo contrario, puedes poner en riesgo la salud del bebé.Debes dejar de beber té y café.La cafeína es un estimulante y un diurético. Por un lado, su consumo hace que presión sanguínea y el ritmo cardiaco aumenten, lo cual no es muy recomendable durante el embarazo. Por otro lado, el efecto diurético puede empeorar las ganas de orinar que ya de por sí son bastantes. En cuanto a los tés debes fijarte muy bien qué contienen antes de beberlos. Aunque sean bebidas de origen natural y parezcan inofensivas, existen algunos tés que tienen efectos abortivos. Consulta con tu médico antes de incluir tés en tu dieta.Los quesos pueden hacerle daño al bebé.Aunque los lácteos elaborados con leche pasteurizada con considerados seguros, hay que tener mucho cuidado con aquellos productos que están hechos a base de leche fresca. Ciertos quesos, como el de cabra, generalmente no son sometidos a procesos de pasteurización, por lo que pueden contener bacterias que son muy peligrosas para el feto. No te arriesgues y mejor limítate a consumir solo lácteos pasteurizados.No debes comer huevo durante el embarazo.Ciertos alimentos incluyen huevo crudo en su preparación. La mayonesa, ciertas salsas, algunos postres y helados suelen estar hechos a base de claras y yemas crudas. Para evitar el desarrollo de algún tipo de infección que pueda afectar a tu bebé lo mejor es evitar estos alimentos y consumir únicamente huevo bien cocido. Así reducirás el riesgo de contraer salmonela. Las fresas son peligrosas en el periodo de gestación.  En realidad, las fresas por sí mismas no son peligrosas, el problema surge cuando no se lavan y desinfectan bien. A reserva de lo que te indique tu médico, puedes comer cualquier fruta durante el embarazo siempre y cuando la hayas lavado y desinfectado bien.Recuerda que antes de que hagas algún cambio en tu alimentación es muy importante que lo consultes con tu médico. Existen afecciones muy específicas y cada caso es diferente, por lo que es necesario que cuentes con la supervisión y aprobación de tu médico cuando decidas incluir algún tipo de alimento durante el embarazo.
Al día de hoy, existen montones de fotografías en Instagram que muestran el hashtag #AvocadoToast. Y es que, admitámoslo, esta receta fascina a cualquiera por ser indulgente y saludable a la vez. Prepararla es sumamente sencillo, únicamente se necesita pan tostado, Aguacates de México y sal.  Lo fascinante de este delicioso y saludable platillo es que no existe una receta única para prepararlo. Básicamente todo depende de nuestra creatividad… o de las ideas que encontremos en Instagram. Es justo en esta red social donde podemos hallar combinaciones osadas, ya sea con langosta, queso, rábano, Sriracha, fresas o hasta chapulines.  ¿Por qué sigue en boca de todos? Que un platillo como este siga de moda, no solo se debe a su antojable apariencia, sino también a lo nutritivo que resulta para el cuerpo. La gran ventaja de los avocado toasts es que, sin importar cómo decidas prepararlas, puedes estar seguro de que será un alimento saludable ya que su principal ingrediente, el aguacate —considerado una fruta única porque contiene grasas insaturadas—, actúa como un “elevador de nutrientes” al ayudar a aumentar la absorción de nutrientes solubles en grasa.   Por un lado, el aguacate contiene 8 g de grasa por cada porción de 50 g, de los cuales más del 75% son grasas buenas (grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas). De hecho, el aguacate es prácticamente la única fruta con grasas buenas. Y, por otro lado, los aguacates tienen alrededor de 20 vitaminas y minerales. De esta manera, el consumo de alimentos hechos a base de aguacate, como los avocado toasts, son una alternativa saludable y muy nutritiva.  Es muy probable que las cifras en Instagram que tienen que ver con avocado toast sigan creciendo. Seamos sinceros, es una de esas creaciones que llegó para quedarse en los corazones de gastrónomos y nutriólogos. ¿Quién podría decirle que no?  Consigue algunos Aguacates de México y anímate a inventar tus propias versiones. Quién sabe, tal vez algún día tu invención marcará una nueva tendencia.  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD