Postre recomendado: Gelatina de Refresco
Comida para Niños y Bebés

Postre recomendado: Gelatina de Refresco

Por Kiwilimón - Enero 2012
Es una gelatina diferente, muy fácil de hacer. Se prepara con refresco, que puede ser de cualquier sabor, y queda realmente rica. Para ver más detalles de la receta e imágenes, haz click aquí.

Ingredientes

  • 1 Sobresito de Gelatina
  • 1 Pieza de Refresco (del sabor de la gelatina)
  • 1/4 Taza de Crema
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex?
Ah, la cocina mexicana. Preparaciones ancestrales, recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales son motivo de orgullo para todos los mexicanos. De ahí que cuando algún extranjero comete la osadía de equiparar al chilli con carne, a las chimichangas, a los nachos con queso y demás creaciones Tex-Mex con nuestra amada cocina mexicana nos sintamos gravemente ultrajados. Sin embargo, esa comparación es sumamente común, ya que la cocina Tex-Mex tiene su origen precisamente en la cocina mexicana. El término Tex-Mex no sólo se limita a un estilo de cocina muy peculiar, sino que es también una fusión geográfica y cultural profundamente significativa. Te podría interesar: La increíble historia de la comida Tex-Mex El término Tex-Mex ha estado en uso desde 1875 y proviene de la abreviatura del Texan Mexican Railway, un ferrocarril que fomentó la migración de miles de personas, ya que conectaba a México con Estados Unidos. No obstante, el término se comenzó a utilizar a discreción para describir el peculiar estilo de la cocina de la región fronteriza gracias a un artículo publicado en The New York Times Magazine en 1963, popularizándose sólo tras la publicación del libro Las cocinas de México de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy en 1972. Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de la Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para hacer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y su versión americanizada, sumamente popular en Texas. Cabe mencionar que los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por dicha distinción, pero con el tiempo abrazaron el término Tex-Mex. “El Tex-Mex fue rechazado en gran medida por la élite culinaria en la década de 1970 al ser señalado como cocina mexicana poco auténtica. Pero ese es el punto. Lo único auténtico del Tex-Mex es que no es auténtico: evoluciona y se adapta”, señala el chef Josef Centeno en el libro Ama: A Modern Tex-Mex Kitchen. De ahí que sea importante encontrar las similitudes y diferencias entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex para poder entenderlas como dos estilos de cocina independientes con un patrimonio común. Guía rápida para diferenciar la comida Tex-Mex de la comida mexicanaLas diferencias entre la comida Tex-Mex y la comida mexicana se pueden resumir en el uso de algunos ingredientes—tortillas de harina, queso amarillo y comino principalmente—que son sumamente populares en los Estados Unidos, pero que son virtualmente inexistentes en la comida tradicional mexicana. Si bien, las tortillas de harina son bastante populares en la región norte del país, las tortillas de maíz son mucho más comunes en la comida mexicana. La suavidad de la tortilla es otro indicador importante, pues los emblemáticos hard shell tacos y los puffy tacos ostentan una característica tortilla crujiente, mientras que los tacos—a excepción de los tacos dorados y las flautas—se hacen con tortillas suaves en todo México. En lo que respecta al queso, en la comida Tex-Mex no puede faltar el queso amarillo ingrediente fundamental para el popular queso o para acompañar tacos, nachos y demás platillos, mientras que la comida mexicana prefiere el uso de quesos blancos y frescos—queso panela, queso Oaxaca, queso de rancho, requesón, por mencionar sólo algunos. El comino es otro ingrediente característico de la comida Tex-Mex, pues su intenso sabor terroso se hace evidente en muchos de sus platillos, a diferencia de la cocina mexicana que privilegia el uso de diferentes chiles, cocciones largas e incluso hierbas frescas como cilantro para realzar los sabores. A pesar de que la comida Tex-Mex ha cargado con el estigma de ser cocina mexicana poco auténtica, no podemos negar que es un tipo de cocina que ha traspasado fronteras y a conquistado a muchos por su sabor, así que celebremos el patrimonio común de esta cocina reconociendo las similitudes y abrazando las diferencias con la cocina tradicional mexicana.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexicana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Nachos con chiliLasaña Tex MexChimichanga de Arrachera
8 destilados para gritar: ¡Viva, México!
¡Celebra septiembre y las fiestas patrias con destilados mexicanos! Tienen una rica tradición histórica y cultural, además de que acompañan a la perfección los platillos mexicanos típicos de la temporada. A continuación te contamos cuáles son los destilados más representativos en México con los que podrás brindar con mucho orgullo:Destilados de agaveTequilaEs el destilado mexicano más reconocido en todo el mundo. Antes de llamarse tequila, su primer nombre fue vino de mezcal y su éxito se reflejó desde la época del cine de oro mexicano, en películas como Los Tres García o La Tequilera, ¡Ay Jalisco, no te rajes!. Se elabora con agave azul tequilana weber en los estados de Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas. Puedes disfrutarlo solo, con limón y sal, o combinado en alguno de sus cocteles más famosos. Te recomendamos disfrutar los sabores tradicionales que encontrarás en los mercados de Guadalajara con un buen tequila. Mezcal“Para todo mal, mezcal; para todo bien también… y si no hay remedio: litro y medio”, asegura el dicho popular mexicano. El mezcal es uno de los destilados más representativos de México a nivel internacional. Es la bebida insignia de Oaxaca y se elabora en otros siete estados con la Denominación de Origen (DO): Durango, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas. Esta bebida se obtiene de la destilación del jugo fermentado de las piñas del agave cocidas. Para elaborar mezcal existen más de 200 especies endémicas, sin embargo sólo hay 14 especies establecidas por la NOM, entre las más populares se encuentran el espadín, el tobalá, la salmiana o el papalotl. Disfrutar un mezcal en compañía de una rica tlayuda, de un guacamole con chapulines o cualquiera de los siete moles oaxaqueños es placer garantizado. Si quieres aprender cómo degustar mezcal correctamente, da clic aquí. SotolEs el destilado de agave del norte de México. Se produce por Denominación de Origen en los estados de Chihuahua, Coahuila y Durango. Su nombre proviene del vocablo náhuatl tzotollin, que significa dulce de la cabeza. Los tarahumaras lo han elaborado desde hace 800 años para sus ceremonias religiosas y como fuente medicinal. Existe sólo una nolinaceae o lilácea para su producción: Dasylirion Wheeleri. El sabor del sotol es fuerte, con notas minerales y herbáceas pronunciadas, perfecto para disfrutar los sabores del norte. BacanoraEs un destilado con Denominación de Origen exclusiva para el estado de Sonora. Proviene del agave Agustifolia Haw, comúnmente conocido como agave vegetal. Su sabor es recio y es perfecto para acompañar toda la gastronomía sonorense, especialmente con unos tacos de cabeza o de lengua. Raicilla A diferencia de los demás destilados de agave no ha obtenido NOM, ni D.O. Es un destilado que se produce exclusivamente en el estado de Jalisco. Hay un número no especificado de especies de agave permitidas para su producción que en conjunto se denominan: agaves raicilleros. Pruébalo con alguno de los antojos típicos jaliscienses como una sabrosa torta ahogada, una birria o carne en su jugo.Otros destilados hechos en MéxicoMéxico no sólo es uno de los países más megadiversos del mundo, sino que también cuenta con una industria creativa que ha investigado y desarrollado con gran éxito destilados originarios de otros países, como el sake y el whiskey, así como destilados populares como la ginebra y el ron. A continuación te compartimos algunos otros destilados hechos en México: SakeNami Sake es un sake artesanal producido, desde el 2016, en Culiacán, Sinaloa. Su nombre significa “ola”, en japonés. Son la primera fábrica de sake en México y tienen las misma características y control de calidad que el producto de origen japonés. Nami ha ganado reconocimientos internacionales, por ejemplo durante el International Sake Challenge en Tokio, 2019, Nami Junmai Daiginjo recibió la medalla de oro, así como Nami Junmai y Nami Junmai Ginjo recibieron medallas de plata. Este sake de tradición japonesa y corazón mexicano es perfecto para tomarse solo o en copa de vino a 5°C y es perfecto para acompañar la comida mexicana. GinebraEn México actualmente se producen diversas etiquetas de ginebra, en las que se aprovecha la riqueza botánica de nuestra tierra. Jäpi Gin es una de ellas; se elabora, desde el 2017, en el Valle del Mezquital en Hidalgo. Su nombre es una palabra otomí, que significa “Bendito”. Jäpi cuenta con 40 grados de alcohol y se destila en olla de barro. Los botánicos base son el enebro y la semilla de cilantro, otros son el hinojo, la hierbabuena y la menta, un poco de anís, entre otros. El alcohol que se utiliza está hecho a base de maíz y, al momento de cocer los ingredientes, se usa carbón de mezquite y se sella la olla de barro con masa de maíz. Jäpi Gin es perfecto para disfrutarse con una barbacoa hidalguense o bien con unos ricos pastes. WhiskeyEste destilado puede elaborarse con diferentes cereales como el centeno, la cebada, el trigo y el maíz. En México se elaboran diferentes whiskeys con maíz como Pierde Almas, que se produce, desde el 2007, con diferentes especies de maíces (amarillo de la selva de la Chinantla, blanco y rojo de los Valles Centrales de Oaxaca).¿Conocías estos destilados mexicanos? Te invitamos a celebrar con ellos este 15 de septiembre y gritar con orgullo: ¡Viva, México!
Tamales y su historia en América Latina
En México se envuelven en hojas de maíz conocidas como totomoxtle o de plátano, y pueden estar rellenos de mole, de cerdo, de pollo… pero los tamales no son endémicos de este país, sino de América Latina y también se comen en Honduras, Belice, Perú, Colombia, Brasil, Puerto Rico y otros países.Tamal, humita, nacatamales, chamos, pamoña o pache son algunas de las formas en las que la preparación de masa y relleno envuelta en hoja de maíz, plátano, canak, aluminio o incluso plástico cocida por lo general al vapor puede llamarse, según el lugar en el que se prepare.En muchos casos, el punto de partida de los tamales es el maíz, cuyo consumo desde la época prehispánica es primordial en América Latina y, de acuerdo con el historiador Humberto Rodríguez Pastor, el ejemplo prehispánico más cercano a los procesos de preparación de los tamales actuales son las humitas peruanas.Estas primeras preparaciones relacionadas a las humitas peruanas incluían maíz pero no relleno y es aquí donde la llegada de los españoles, como en muchos otras áreas, contribuye con su granito de arena, que en este caso tiene forma de manteca y carne de cerdo.En México la historia es otra, pues arqueológicamente, los tamales se han encontrado relacionados a la vida cotidiana de algunas culturas y estaban presentes en rituales religiosos, ofrendas y tumbas, además de que ya llevaban un relleno como pavo, rana, ajolote, conejo, frutas o frijoles, y no usaban grasa para elaborarlos. Eran tan comunes, que incluso se mencionan en el Códice Dresde, un libro de los mayas del siglo XI o XII.¿Cómo se llaman los tamales en América Latina?El nombre tamal está bastante extendido y aparte de México, se usa en Argentina, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá. En Venezuela existen las hallacas (también hayaca), las cuales se preparan en específico para Navidad y se hacen con harina de maíz, caldo de pollo, y pueden ir rellenas de carnes diferentes, como de cerdo, de res o de gallina.El bollo es de Belice, se envuelven en hoja de plátano y sus ingredientes incluyen pollo, cebolla, cilantro y achiote, mientras que en Puerto Rico se conocen como guanime a un tipo de tamal dulce con leche de coco, azúcar y harina de maíz, también envuelto en hoja de plátano.Bolivia y Perú comparten nombre, pero diferencian entre maíz tierno llamándolos humitas y maíz, con el nombre de tamales. Los nacatamales de Nicaragua también se diferencian de los llamados tamales allá porque llevan carne.México tiene una gran variedad de tamales con nombres diferentes: canarios, uchepos, chanchamitos, pibipollos, corundas, vaporcitos, xocos… las variedades por región abundan y pueden ser tanto dulces como saladas.Conocer de tamales es conocer de América Latina y su pasado, así que si tienes la oportunidad, no dudes de probar todos los que lleguen a ti. 
¿Por qué en kiwilimón celebramos con tostadas mexicanas?
Todo cabe en una tostada. O nada. Apenas un trozo sin nada basta para amainar la picazón ansiosa del hambre. La tostada solita ya es sinuosidad que le dice a los ojos ¡ven! A la boca habla del maíz y de la grasita inequívoca de su fritura. Pero quizás lo mejor sea su sonido al romperse, al morderse. Ese ¡crack!, que no se parece al crujir de una baguette, ni al de una galleta de mantequilla, suena a un México de mesas de aluminio y gente vitoreando, a guisos cremosos, a una palapa húmeda en la playa.Sobre el origen, la editora gastronómica de Larousse, Verónica Rico Mar, afirma que quizás hayan surgido –como casi todo lo que vale la pena en la cocina– a partir de una errata: “a alguien se le quedó la tortilla más tiempo en el comal y eso hizo que se secara y se hiciera crujiente”. Otra pudo ser que, para darles una segunda vida a los sobrantes de tortilla del día anterior, se pasaran por aceite caliente. También están las tostadas horneadas, o las raspadas –originarias de Colima y Jalisco–, que son tortillas que, antes de estar bien cocidas, les quitan la capa finita que se les hace encima. Posteriormente las vuelven a pasar por el metate y las fríen.El mexicano ama las tostadas. Eso sí, nos gustan poco menos que los tacos, porque las tortillas fritas se rompen, por que si no te las comes a tiempo, se aguadan, porque tacos before vatos. Pero nadie puede negar que untadas con una simple crema de rancho son festín. La editora gastronómica acota además que, a diferencia de los tacos, sobre las tostadas pueden ir elementos calientes, tibios o frescos como el salpicón, el ceviche o la ensalada de atún. “Puede haber tacos de picadillo y puede haber tostadas de picadillo, pero lo que jamás va a haber va a ser un taco de pata”.A diferencia del rey del antojito, en la tostada el guiso va picado, desmenuzado, en tiritas, desfragmentado. Como en el sope, puede llevar una base de frijoles refritos en manteca, una mayonesa o una base cremosa que mantenga el guiso picado adherido al centro. Porque, ¿ya dijimos que la tostada también es utensilio de cocina? Esta tortilla crujiente y cóncava se convierte en un plato biológico al que no hay que lavar sino devorar, o como dice Verónica Rico, “es tu cubierto porque la rompes en pedacitos y vas comiendo con ella”. En su anatomía también está la altura. La preparación debe estar dispuesta en cumbre, en Popocatépetl junto a su Iztaccíhuatl. Vestirán el paisaje la zanahoria finamente cortada en brunoise, la cebolla en trocitos, el cilantro, los granos de elote. La bandera sobre la cima es una flor de aguacate, una lechuga cortada en julianas, nieve de queso, deshielo de crema, ríos de salsa verde, roja o pico de gallo.En la tostada la democracia del guiso es bienvenido. Todo va y todo viene. Sólo basta cegar las preparaciones cremosas y aderezadas de las caldosas porque podría humedecerlas. Y aquí otra de sus extravagancias: atajarla correctamente requiere concentración, equilibrio, algo de suerte. A la primera mordida desenfadada, el montículo de *ponga su guiso favorito, aquí*, crema, lechuga y queso, corre el riesgo de colapsar como deshielo en el Polo Norte. Si eso pasara, todo estará perdido, o encontrado, pero en el bolsillo de la camisa, el pétalo del mantel floreado, el piso. ¡Y eso está de la tostada!, como se dice coloquialmente.Si se te antojó armar una tostadiza económica y divertida para dar el grito, estás leyendo el texto correcto. De las 119 recetas que contamos en kiwilimón seleccioné mis seis favoritas. Las puedes acompañar con aguas frescas cremosas, cantaritos locos, con bombas de michelada o bien, con los vinos que te propongo. Celebremos juntos la tradición de este platito de maíz comestible en el que cabe todo México.  Tostada de tinga de pollo con chipotleLa petit syrah de la bodega Henri Lurton acompaña armoniosamente el toque de chipotle de esta receta infaltable. Tostada de picadillo de tres carnesCombina este clásico carnívoro con la mezcla mexicana de cabernet sauvignon, petite syrah y merlot de Ala Rota.Tostada de rajas cremosas con champiñonesPara el toque ligeramente ahumado de las rajas con crema te recomendamos la acidez balanceada de Quinta Monasterio Tempranillo.Tostada de pata Que no falte la tostada fresca y vinagrosa, favorita de Verónica Rica, con un rosé de la bodega Norte 32.Tostada de mole con pollo El clásico de clásicos se marida bien con la mezcla de cabernet sauvignon y syrah de la bodega de Parras, Coahuila, Hacienda Florida.Tostada de cochinita pibilDale un complemento perfumado y floral a tu tostada yucateca con Balero Rosado.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD