Postre recomendado: Gelatina de Refresco
Comida para Niños y Bebés

Postre recomendado: Gelatina de Refresco

Por Kiwilimón - Enero 2012
Es una gelatina diferente, muy fácil de hacer. Se prepara con refresco, que puede ser de cualquier sabor, y queda realmente rica. Para ver más detalles de la receta e imágenes, haz click aquí.

Ingredientes

  • 1 Sobresito de Gelatina
  • 1 Pieza de Refresco (del sabor de la gelatina)
  • 1/4 Taza de Crema
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que no seas una experta en repostería, pero aunque ya hayas horneado antes, a veces el resultado te deja preguntándote ¿¡que diablos estoy haciendo mal y por qué me quedan duras las galletas?!A pesar de tener una receta muy sencilla, las galletas suelen ser uno de los alimentos que más complicados nos resultan a la hora de hacerlos, porque en su paso a paso, necesitamos encontrar el equilibrio perfecto para que no queden demasiado gruesas, o demasiado pastelosas o muy duras.Para sabe qué salió mal con tus galletas, tienes que fijarte en varias cosas, por ejemplo, la consistencia de las galletas o de la masa antes de hornearlas. Así, entre los errores más comunes al hacer galletas se encuentra no agregar suficiente harina o usar demasiada; usar una cantidad mayor de huevos o incluso de azúcar… Y más que enlistamos a continuación:Usar polvo de hornear en lugar de bicarbonato de sodioMezclar todos los ingredientes al mismo tiempo en lugar de seguir las instrucciones paso a pasoAgregar huevos extraOlvidar los huevos por completoEmbutir la harina y usar demasiadaNo usar suficiente harinaBatir en exceso la masaUsando demasiada mantequillaNo usar suficiente mantequillaNo usar suficiente azúcar¿Por qué me quedan duras las galletas?Cuando horneas galletas y te quedan duras, lo más seguro es que hayas caído en dos de los errores más comunes: te faltó mantequilla o no usaste suficiente harina.Algunas galletas son crujientes y de consistencia más dura, pero otras, como las de chispas de chocolate o avena, pueden ser suaves o crujientes. El secreto para lograr una textura esponjosa en lugar de una textura delgada y crujiente está en la humedad.Por ejemplo, formar las galletas en montículos altos en lugar de aplanarlas con la palma de la mano y cocinarlas por un minuto o dos ayudará a retener densidad y las hará más suaves. Para agregar más humedad a la masa, puedes hacerlo en forma de mantequilla adicional, yemas de huevo o azúcar morena, esto hará queden aún más suaves.Para hacer las galletas más suaves, puedes agregar de 2 a 4 cucharadas de mantequilla ablandada, o 1/4 taza de azúcar a la masa.Cuando usas poca harina, las galletas salen planas, marrones, crujientes, frágiles y grasientas; además, se cocinan mucho más rápido.El resultado son galletas duras y frágiles, igual que cuando usas mantequilla demasiado suave o ligeramente derretida a la masa también puede dar como resultado galletas planas. La solución fácil es agregar más harina a la masa, poco a poco, hasta que la mezcla se pegue bien a la batidora.Prueba con estas pequeñas modificaciones en tus recetas de galletas, porque sólo a prueba y error encontrarás la forma perfecta de hacer galletas que no te queden duras.
Los sabores de Puerto Rico, esa vibrante isla del Caribe que pertenece a Estados Unidos, están llenos de sabor, música y el espíritu animado de su gente. La comida típica de Puerto Rico es tan auténtica como la historia que los precede, y así te lo mostraremos a continuación con una imperdible lista que seguramente no conocías con 7 platillos típicos de Puerto Rico. Actualmente, los boricuas se dedican a la ganadería, criando cerdo y res; a la producción de leche y al cultivo de plátano y yuca (tubérculo tropical similar al camote o papa), elementos protagonistas de la gastronomía de Puerto Rico. La vasta combinación de ingredientes y su influencia intercultural, han hecho de la comida tradicional de Puerto Rico, un pilar indispensable en la gastronomía internacional y es que aceptémoslo, con estos deliciosos platillos típicos, ¿quién se resistiría a una buena plática de sobremesa? Mofongo de Puerto Rico Quizás el platillo típico de Puerto Rico más popular sea el mofongo, una delicia hecha de plátano verde frito triturado en mortero y sazonado con ajo, chicharrón y manteca. Éste se puede comer solo o puede ir acompañado de camarones, carne o pollo. ¿Apoco no se te antoja? Alcapurrias Boricuas El plátano típico de Puerto Rico nos sirve también para preparar las tradicionales alcapurrias, hechas con rodajas fritas de dicha fruta, rellenas de carne, pollo, mariscos o vegetales, aunque las más comunes van con cangrejo o jueyes (cangrejo azul) y se consiguen en la zona costera de la isla. Tostones Los tostones se consideran comida criolla debido a la descendencia africana que introdujo el uso del plátano y sus métodos de cocina a la isla. Éstos son una especie de tostada hecha a base de plátano verde frito y acompañadas con mayonesa o cátsup. ¡Es la botana perfecta para compartir con los amigos o familia! Arroz Mamposteao El arroz y los frijoles son muy utilizados en los platillos típicos de Puerto Rico, de hecho, en toda la gastronomía latina, pero ninguno se le compara al arroz mamposteao. Este arroz blanco con habichuelas, o frijoles rojos, se sazonan con cilantro, achiote, ajo y cebolla y se acompaña con carne de cerdo, res o chorizo. ¡Un plato digno de cualquier familia tradicional boricua! Guichi La papa rellena de Puerto Rico, también conocida como “guichi”, es un plato que generalmente se sirve en las reuniones familiares. Se trata de una papa hervida que puede ir rellena de carne o pollo y después se fríe. Los boricuas la prefieren bien dorada, ¿cómo la preferirías tú? Pernil Asado La carne de cerdo es otro elemento bastante utilizado en la comida tradicional de Puerto Rico, por eso tienes que conocer el pernil asado, un plato clásico de las fiestas decembrinas. Éste consiste en una pierna de cerdo marinada en adobo de ajo, aceite de oliva, orégano, jugo de limón y vinagre y cocida mínimo 5 horas en horno. Las personas de Puerto Rico lo disfrutan bien crujiente por fuera, pero jugoso y suave por dentro. Bacailitos El sabor del bacalao con vianda (túberculos que se sirven cocido, frito para acompañar la comida) es quizás uno de los favoritos de los boricuas, por eso, los bacailitos, frituras hechas de bacalao desmenuzado, los puedes encontrar en cualquier restaurante criollo o en las tienditas de las costas. ¿Ya conocías todos estos platillos típicos de Puerto Rico? ¿Agregarías alguno más a la lista?
Ahora que parece que todos le perdimos el miedo al horno y estamos probando con diferentes tipos de panes y recetas. Así, todos los neófitos en este terreno nos hemos encontrado con una gran duda: ¿el polvo para hornear es lo mismo que la levadura?Y todavía más preguntas, ¿podemos usarlos e intercambiarlos?, ¿cuál es el uso de cada uno? Para alguien nuevo en la horneada, es necesario saber esto y tener a la levadura y al polvo para hornear bien diferenciados.La levadura es el ingrediente que al hacer pan, realiza la fermentación. Se trata de un hongo, es decir que la levadura está compuesta por microorganismos vivos, que descomponen la materia orgánica al tiempo que generan nuevos elementos, como dióxido de carbono o alcoholes. Esto es el proceso de la fermentación y por eso, al hacer una masa para pan, cuando se indica dejarlo fermentar, se trata de ese tiempo de reposo en el que se permite a la levadura llevar a cabo este procedimiento y como resultado, la masa incrementa su volumen, pues ya hubo una transformación de materia en dióxido de carbono.Este uso de la levadura es uno de los más antiguos y se usan muchos tipos de levadura para hacer alimentos además de pan, por ejemplo, para hacer cerveza o vino.Por su parte, el polvo para hornear es una levadura química, hecha con bicarbonato de sodio, cremor tártaro (bitartrato de potasio) y un absorbente de humedad, por lo que la principal diferencia entre la levadura y el polvo para hornear es que la primera es orgánica, es decir, está viva, mientras que la segunda no.Aunque tanto el polvo para hornear como la levadura sirven para un mismo fin, no son lo mismo. Los dos productos ayudan a los alimentos horneados a aumentar su tamaño, pero el proceso por el cual lo hacen es diferente.Cuando se usa en una receta para hacer bisquets, por ejemplo, el polvo para hornear libera gas de dióxido de carbono a través de la masa, lo que hace que la comida se hinche.El proceso de la levadura es que se alimenta de los azúcares en la harina y entonces así libera dióxido de carbono, lo que hace que la comida se eleve. Ambos procesos liberan dióxido de carbono para aligerar la masa, pero la levadura es mucho más lenta y deja un sabor y olor distintos.Los dos ingredientes no sólo funcionan de manera diferente, sino que también se usan en diferentes tipos de recetas. Por ejemplo, el polvo para hornear se usa en la mayoría de los productos de repostería, como las galletas, pasteles o muffins.La levadura se usa principalmente para panes, incluidos pan blanco, trigo integral, brioche y centeno.Lo más seguro, es que la receta que estés consultando te dicte el uso de uno u otro, pero si vas a hacer un pastel y tienes levadura pero no polvo para hornear, quizá lo mejor será no intentar intercambiar los ingredientes. Ahora que ya sabes que la levadura y el polvo para hornear no son lo mismo, podrás continuar con tu dominio del delicioso y desestresante arte de hacer pan casero.
La moringa es una de las plantas más consumidas en México y es que además de su rico sabor como especia, resulta que también tiene numerosos beneficios para la vida diaria. Por eso, si aún no tienes este importante elemento en tu cocina, es necesario que conozcas los usos más comunes de la moringa. La planta de moringa es proveniente de Asia y destaca por su alto contenido nutrimental, tal como explica el doctor Mark Olson, del Instituto de Biología de la UNAM, quien detalla que las hojas de moringa poseen altas cantidades de proteínas, antioxidantes, vitamina A, vitamina C y como si eso fuera poco, tiene efectos antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios, por eso no debe sorprenderte para todo lo que lo usan las personas. Té de moringa El té o infusión de moringa es uno de los remedios más eficaces contra para aliviar el dolor crónico en articulaciones, malestares estomacales, dolores de cabeza y fiebre. También ayuda a equilibrar los niveles de serotonina en el organismo y así reduce el estrés y la migraña. Jugo de moringa Las hojas de moringa son excelentes para agregar a los jugos antioxidantes. Puedes añadir un puñito de hojas de moringa directamente en una mezcla de apio, nopal, piña y espinaca y después licuarlo, o diluir moringa en polvo al jugo verde ya procesado. Ensaladas y guisados con moringa Como mencionamos anteriormente, las hojas de moringa son una hierba muy poderosa que puede complementar tus guisados o ensaladas y hacerlas más saludables. Puedes utilizar hojas de moringa secas como el laurel u otros condimentos, hidratándose en la cocción y aportando un ligero sabor picante. Se llevan especialmente bien en recetas con pollo. Polvo de moringa El polvo es utilizado principalmente por las propiedades curativas de la moringa, pero es un gran complemento para tés, smoothies, cremas y hasta salsas. No abuses del polvo de moringa pues su sabor es bastante concentrado. Aceite de moringa El aceite de moringa se extrae de las semillas y además de ser rico en ácidos insaturados, lo puedes utilizar para enriquecer ensaladas, añadir en guisos y hay quienes lo utilizan hasta para hacer mascarillas en el cabello y la piel. Como puedes darte cuenta, los usos de la moringa son muy diversos así que no dudes en compartirnos cómo es que tú utilizas este maravilloso condimento.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD