¿Qué es el chamoy?
Comida para Niños y Bebés

¿Qué es el chamoy?

Por Kiwilimón - Agosto 2015
A veces ignoramos lo que contienen nuestros alimentos más queridos. El chamoy por ejemplo, es un favorito nacional que junta todo lo que gusta al paladar mexicano: dulce, acidito y picoso. Pero, ¿qué contiene? No es demasiado complicado y hoy te decimos todo lo que lleva el chamoy y cómo se originó. Además, te dejamos la receta para que lo hagas mejor y más sabroso en tu propia casa. ¿Qué es? El chamoy es una salsa mexicana hecha a base de fruta deshidratada, chile, elote, sal, azúcar, vinagre y agua, de sabor entre dulce, picante y ácido. ¡Seguramente no conocías que llevaba todos estos ingredientes!

¿De dónde salió?

Se dice que su origen es muy lejano y que es una adaptación de un platillo tradicional japonés. Así es, aún cuando es muy típico mexicano la receta aparenta a aquella del país nipón que se trata de duraznos encurtidos que se tiñen de rojo con colorantes vegetales.

Tipos de chamoy

Como sabemos, el chamoy se puede encontrar en varias versiones y aquí te dejamos las más populares: - Chamoy líquido, ésta es la versión más famosa, que puede usarse como salsa botanera e incluso para acaramelar frutas - Chamoy en polvo, favorito de los pequeños y excelente para sazonar frutas y verduras para añadir ese picor acidito - Chamoy sólido, lo conocemos en forma de dulcesitos que hay que chupar, simplemente es la versión líquida solidificada y no se come con nada, simplemente se disfruta solo

Todo con medida

El chamoy es delicioso, lo comemos desde pequeños y son pocos los mexicanos que se le resisten. Lo que sí es que hay que consumirlo en medida pues la mezcla de chile, vinagre y sal puede ser un poco pesada. Consumirlo en demasía puede llevar a tener gastritis o irritación estomacal, nada grave, pero mejor cuidarse del malestar y disfrutarlo de vez en cuando en familia.

Recetas

Esta es la mejor receta que encontrarás de chamoy casero. Aunque también puedes deleitar el paladar de los niños con nieve de chamoy, las clásicas manzanas cubiertas de chamoy o incluso preparar, y esto es sólo para adultos, refrescantes mojitos de chamoy. Chamoy casero    Nieve de chamoy   Manzanas cubiertas de chamoy   Mojitos de chamoy  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tinto, blanco, rosado o espumoso, no importa. El vino es delicioso en todas sus versiones. Para disfrutarlo no solamente puedes recurrir al famoso maridaje entre la bebida y tus alimentos. El vino también puede servirte para preparar platillos espectaculares. ¿Te gustaría aprovechar hasta la última gota de tu botella favorita? Descubre las formas más originales de cocinar con vino.Cocimiento a fuego lentoUsa un vino tinto con más taninos o un blanco un poco más ácido para cocinar a fuego lento carne, pollo o pescados. Si compras el vino exclusivamente para cocinar, evita usar variedades añejadas o de alta calidad. Las tonalidades de estos vinos se pierden en la cocción, así que no tiene caso invertir en una botella cara.MarinadoOtra manera increíble de usar el vino en la cocina es el marinado. Aparte de darle un sabor muy especial a los alimentos, el proceso de marinado suaviza la carne y le da una textura más tierna. Puedes agregar un chorrito de vinagre para intensificar los sabores. Recuerda que debes darle vueltas a la carne para que el marinado sea uniforme.Cocción cortaOtra técnica de cocina que incluye el uso de vino es la cocción breve. A diferencia de las primeras dos opciones, en esta el vino entra en contacto con los alimentos por un corto periodo. Por lo general se usa una taza de un vino con más cuerpo para darle una mayor gama de sabores al platillo sin que tenga que pasar demasiado tiempo. PochadoEl vino es un ingrediente excelente para los platillos que incluyen frutas. En lugar de preparar unos simples tejocotes en almíbar puedes cocinarlos en una mezcla de vino, azúcar y especias. Después de que las frutas estén cocidas, puedes retirarlas del fuego y dejar que la salsa se reduzca hasta formar una especie de jarabe. Este sirope es perfecto para acompañar tus postres.RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:Pollo al Vino Tinto ClásicoCrema de dos quesos con Arándano y Vino BlancoPechuga de Pollo con Vino MarsalaAlubias Rojas al Vino TintoHorneadoLa combinación de vino y chocolate es uno de esos maridajes legendarios que nunca falla. Para aprovechar este delicioso dúo puedes usar el vino en la preparación de pasteles, brownies, cupcakes o cualquier postre de chocolate que deba hornearse. Sin necesidad de agregar una botella entera notarás cómo el vino le da un gusto muy especial al chocolate.Salsas y aderezosProbablemente la manera más sencilla de utilizar el vino en la cocina es haciendo salsas o aderezos. En el caso de las salsas lo más común es que se incluya un proceso de cocción, mientras que los aderezos suelen prepararse en crudo, únicamente añadiendo aceites, jugos (cítricos, casi siempre) y especias.Pasta impregnadaEsta es una versión similar a las frutas pochadas, solo que en este caso se hace con pasta. Para esta preparación lo único que debes hacer es poner a cocinar la pasta de tu elección en una mezcla de agua y vino a partes iguales. No hay necesidad de que hagas algún otro ajuste a la receta que usualmente sigues.MermeladasFinalmente, otra manera original de usar el vino en la cocina es preparar mermeladas. En este caso particular puedes aprovechar cualquier tipo de vino (tinto, blanco o rosado) y añadir algunas frutas, si se te antojan. Si no, con un poco de pectina y azúcar puedes hacer una deliciosa mermelada de vino.No desperdicies el vino. Usa tu creatividad en la cocina y aprovecha cada gota de tu vino favorito.
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
¿Te excediste un poco con el alcohol? Olvídate de las pastillas y los remedios para quitarte la cruda. Consumiendo los alimentos adecuados puedes recuperarte más pronto. Prepara estas recetas caseras que sí te quitan la cruda.Caldo de camarónEl tradicional caldito de camarón es una opción que nunca falla. Gracias a su sabor picante se cree que el caldo ayuda a disminuir los síntomas de la resaca. Y, por otro lado, el hecho de ser un platillo caldoso hace que sea más fácil recuperar los líquidos para combatir la deshidratación por el consumo de alcohol.Coliflor rostizada con huevo y aguacateLos platillos hechos con huevo están cargados de vitamina B, la cual es esencial para recuperarse después de una noche de tragos. Además, el aminoácido cisteína, presente en el huevo, ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. El aguacate y la coliflor son buenos para aminorar las molestias estomacales.Chilaquiles rojos con huevo estrelladoNada mejor para quitar una cruda que una buena enchilada. Los chilaquiles se han convertido en uno de los platillos predilectos por su eficacia al eliminar las molestias de la resaca. Esta versión incluye además un huevo, el cual también es buenísimo para disminuir el malestar después de tomar varias bebidas alcohólicas.Pozole rojo de polloAunque el picante puede ayudar a que te sientas mejor después de una noche de copas, debes tener cuidado de no saturar tu estómago con grasas o irritantes. Por eso, esta opción de pozole es mejor, ya que es menos grasoso al sustituir el cerdo por pollo. Asegúrate de recurrir al picante solo si no tienes gastritis o acidez.Salmón al chipotle y limónEn esta receta se mezclan dos ingredientes que pueden ayudarte a eliminar la resaca: el salmón y el chipotle. Por un lado, el salmón contiene altos niveles de vitamina B6 y B12, que combaten las molestias por el exceso de alcohol, y por otro, el chipotle es un picante suave que también es conocido por mejorar los síntomas originados por beber demasiado.  Prueba estas recetas y cuéntanos cuál te funciona mejor.
Gracias a los resultados casi milagrosos de algunas celebridades, la dieta ketogénica ha adquirido gran popularidad en los últimos años. Pero, ¿sabes a ciencia cierta en qué consiste este régimen? ¿Realmente funciona tan bien como dicen? ¿Qué debes hacer para seguir una dieta keto? Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre este régimen. Para empezar: ¿qué es la dieta keto?Esta dieta parte del principio de la cetosis, que es un estado en el que el cuerpo se alimenta prácticamente de grasas. Esto se logra llevando una alimentación alta en grasas, pocas proteínas y muy pocos carbohidratos. ¿Qué se puede comer en la dieta keto?La mayoría de tus alimentos deben basarse en estos ingredientes: Carne: puede ser pollo, pavo, carne roja, salchichas, jamón o tocinoPescados grasosos: salmón, trucha o atúnHuevosLácteos: mantequilla, crema, quesosFrutos secos y semillas: nueces, almendras, chía o semillas de calabazaAceites: de oliva, aguacate o cocoAguacatesVegetales: bajos en caloríasCondimentos: sal, pimienta y especias ¿Qué no se puede comer?Alimentos azucarados: refresco, jugos, smoothies, pasteles, panes, dulcesGranos: trigo, arroz, pasta, cerealesFrutas: excepcionalmente puedes comer un puñado de fresasLegumbres: frijoles, lentejas, garbanzosVegetales: papas, camotes, zanahoriasProductos dietéticos o bajos en grasasAlimentos dietéticos sin azúcarAlcohol ¿Por qué funciona tan bien la dieta keto?Existen muchas razones por las cuales la dieta cetogénica es tan efectiva, sin embargo, las principales son estas:No te mueres de hambre siguiendo este régimen. El consumo de alimentos altos en grasas hace que te satisfagas y no sientas antojos entre comidas.Es un plan que dura solo unas semanas. Debido a la manera en que impacta en el cuerpo, se recomienda seguir esta dieta como máximo tres semanas continuas. A diferencia de otras dietas que incluyen ingredientes especiales o preparaciones específicas, la dieta keto es muy sencilla. Además de ayudarte a bajar de peso, la dieta cetogénica puede mejorar tu estado de salud general. ¿Qué te parece arrancar el año bajando unos kilitos, mientras comes delicioso? Súmate a nuestro Reto Keto. Descarga el recetario AQUÍ.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD