Sandía Para la Época de Calor
Comida para Niños y Bebés

Sandía Para la Época de Calor

Por Kiwilimón - Marzo 2012
Con la llegada de la época de calor acude a nuestra mesa una fruta tan apetecibles como refrescante, no es otra que la jugosa sandía que puede degustarse sola o bien como ingrediente destacado de numerosas recetas. La sandía - Su pulpa es muy jugosa, y su sabor, dulce y refrescante. - Es la fruta que más agua contiene, casi el 95% de su peso, así pues, su valor calórico es escaso. - El tono rosado que posee la pulpa se lo debe a la presencia de “licopeno”, un potente antioxidante. - Dado su contenido en agua resulta excelente para calmar la sed y añadir a las ensaladas, bebidas refrescantes y mucho más. Nutrientes por cada 100 gramos de porción comestible: - Calorías: 18 kcalorías - Proteínas: 0.6 gramos - Grasas: 0.3 gramos - Hidratos de carbono: 4.5 gramos - Fibra: 3 gramos - Potasio: 120 mg - Magnesio: 11 mg - Sodio: 4 mg - Calcio: 7 mg - Vitamina C: 5 mg - Ácido fólico: 3 mg Variedades Podemos encontrar en el mercado diversas variedades de sandías: Del país. El fruto es de gran tamaño, su corteza es verde oscura y con vetas. Su pulpa presenta un color rojo intenso y su sabor es muy dulce y fresco. Consejo: Sus semillas pueden tostarse en una sartén a fuego lento y tomarse como aperitivo. Amarillas. De origen chino, presentan una corteza verde veteada y una pulpa de color amarillo intenso menos crujiente que el resto de variedades. No contiene semillas. Consejo: Al poseer una carne de tono amarillo intenso, se presta a ser combinada con las sandías rojas para conseguir un colorido muy atractivo. Sin pepitas. Presenta una corteza de color verde claro con franjas en el mismo tono más oscuras. También denominada como “bouquet”, posee una pulpa de color rojo muy jugosa y tiene la singularidad de que sus pepitas son muy tiernas y blancas, no molestando en el momento de degustar el fruto. Consejo: Se recomienda optar por la sandía sin pepitas y las sandías amarillas cuando tengas que emplearla en tu receta favorita y no dispongas de tiempo para eliminar las semillas. Compra y consevración - Elige las sandías firmes y simétricas, que no estén rotas, no presenten abolladuras ni puntos blancos. - Comprueba que está madura golpeándola con los dedos, debe emitir un sonido sordo. Si suena a hueco y es pesada para su tamaño, está en su punto óptimo de maduración. - Puede conservarse entera en perfectas condiciones hasta dos semanas a temperatura ambiente. Por el contrario, una vez abierta debe guardarse en el frigorífico tapada con papel film y ser consumida en el menor tiempo posible. Recetas de cocina Muchas recetas se pueden preparar con la sandía. Aquí te dejamos algunas ideas que podrás tomar en cuenta. Carreola de Sandía Esta sandía en forma de carrito de bebe siempre es un éxito en los baby showers! Se ve mas complicada de lo que es, sigue los pasos y observa las fotos. Sorbete Rojo Un postre sencillo y delicioso, un sorbete de fresas y sandia, especial para tiempos calurosos, se acompaña con un poco de champaña seca, aunque está es opcional. Ensalada de Sandía y Queso Feta Una rica y fresca ensalada de sandia y queso feta. Sopa Fría de Sandía y Jitomate Esta rica sopa fría de jitomate y sandía te encantará y está llena de antioxidantes que harán que tu piel luzca muy bien. Nieve de Sandía Esta rica y refrescante nieve de sandia está hecha con sandía fresca, jugo de naranja, azúcar y un toque de vodka. Es riquísima. Para hacer esta receta es recomendado utilizar una máquina para hacer helado. Martini de sandía y melón Bebida hidratante.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los platillos más representativos y deliciosos de la comida mexicana es, sin duda alguna, el pozole.Con cebollita, chile, orégano, rábanos, lechuga, mucho limón y de pollo, carne, verduras o como lo prefieras, el pozole es el platillo que no puede faltar en la mesa de los mexicanos sobre todo en septiembre, el mes patrio. ¿Pero alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición?La palabra pozole es una derivación del náhuatl pozolli: potzonalli, apotzontli, que significan espuma o espumoso. En sus orígenes era un plato ritual de los mexicas y se consumía durante las ceremonias nahuas a Xipe Totéc: Nuestro Señor el Desollado. Entre los años 1325 y 152, se preparaba con la carne de los prisioneros sacrificados durante la celebración y se le daba un uso ceremonial, pues era servido sólo a los nobles o sacerdotes.Xipe Totéc era una deidad mexica asociada a la guerra, al maíz y a la renovación vegetal. Para desgranar al maíz había que "desollarlo" y quitarle sus hojas. Así, de la misma forma, para preparar el pozole se tenían que desollar los granos del maíz llamado cacahuacintle. Para lograr esto, ponían los granos a reposar en agua con cal durante algunas horas. Después de la llegada de los españoles, el canibalismo se prohibió y se sustituyó la carne de humano por carne de cerdo y así, el proceso del pozole ha ido cambiado a lo largo de la historia de México. En la actualidad, el pozole es diferente de acuerdo con la región donde se prepara: en el estado de Guerrero se prepara el blanco y el verde, que lleva esa tonalidad por el tomate verde o la pepita molida y en algunos lugares se le agrega chicharrón, mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco se consume la variante roja. En algunas otras zonas costeras se le agregan mariscos y pescado. Ya sea que lo prefieras con maciza, de surtida o de pollo; rojo, verde o blanco, estas Fiestas Patrias a la hora de disfrutar un increíble pozole ya sabrás de dónde surgió esta tradición.
Además de ser una bebida rica, el té aporta muchas propiedades positivas para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el té rojo cuenta con beneficios que pueden ayudarte a prevenir enfermedades.Tomar té aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, vitaminas, minerales que nos ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y a evitar el daño celular. También ayuda a algunas personas que tienen un déficit de hierro, contribuye a una correcta hidratación y por sus propiedades diuréticas, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.Estas son propiedades que todos los tés tienen, sin embargo, un té que ha cobrado popularidad de un tiempo a la fecha por ser auxiliar en la pérdida de peso es el té rojo. El té rojo, también conocido como Pu Erh, es originario de China y en la antigüedad era utilizado como medicina, pues ayudaba a prevenir enfermedades y puede ser un gran aliado para controlar el peso. Gracias a sus propiedades diuréticas y digestivas, el té rojo se convierte en un buen amigo para conseguir adelgazar, acelerar el metabolismo y su acción diurética impide la retención de líquidos. De hecho, se ha demostrado que el té rojo mejora los niveles celulares de la lipasa, cuya función es bloquear la acumulación de grasa en las vísceras.En cuanto a la digestión, tomar una taza de té rojo tras una comida pesada te ayudará a que los ácidos gástricos se muevan mejor, por lo que mejorará la metabolización de los alimentos. Si decides tomar una taza de té rojo media hora después de comer, comenzarás a notar rápidamente sus beneficios. Con ello, tu cuerpo absorberá mucho mejor los nutrientes y eliminará con mayor facilidad las toxinas.Además de ser buenísimo para el aparato digestivo y los riñones, el té rojo también cuida de tu hígado y ayuda a prevenir la gota, lucha contra los altos niveles de ácido úrico, elimina toxinas y es un buen remedio contra las “crudas”.Conocer todos los beneficios de este té tradicional implica también tomar en cuenta que al igual que otros tés, contiene cafeína, teína y teobromuna, que son sustancias estimulantes, por lo que no debes exceder las 5 tazas de esta maravillosa bebida.
Es muy común que confundamos los tés, las tisanas y las infusiones, sobre todo porque la forma de preparación luce similar; sin embargo, cada bebida tiene sus características y aquí te vamos a enseñar a diferenciarlas para que seas todo un experto.TéEl té es una de las bebidas más antiguas y poderosas del mundo. Hay distintos tipos de té, con diferentes propiedades y beneficios, pero debes de saber que todos provienen de la misma planta de la familia de las camelias.El té puede ser verde, rojo, blanco y negro, y todas estas bebidas son diuréticas y estimulantes, y también muy benéficas gracias a sus propiedades antioxidantes. Té verde. El té verde se elabora con hojas no fermentadas u oxidadas, que una vez cosechadas, se dejan secar y se someten a tratamiento de calor. Entre las propiedades positivas que tienes se encuentra un nivel bajo de teína, aporta vitaminas A, C y D, es uno de los tés que más antioxidantes posee y se dice que disminuye el nivel de glucosa, fortalece la memoria, ayuda a bajar el colesterol y previene la artritis. Té rojo. También conocido como phu erh, se descubrió de manera casual al tratar de alargar la conservación del té verde, es un gran auxiliar en la pérdida de peso, ayuda a la digestión, tiene antioxidantes, potencia el sistema inmune y te ayuda a mejorar el estado de ánimo. Té blanco. Este té es tan bueno que por mucho tiempo se creyó que otorgaba la eterna juventud y hasta la inmortalidad. Es uno de los tés con más antioxidantes, ayuda a tener una piel y cabello más sanos, y retrasa el envejecimiento, por lo que lo de la eterna juventud no está tan lejos de la realidad. Té negro. El té negro es el más intenso de ellos, tiene una oxidación mayor, por lo que contiene también más cafeína. Esta bebida ayuda a tener un estado de alerta mental, ayuda a la concentración, fomenta el aprendizaje, potencia la memoria a corto y a largo plazo.Tisanas El principal error que cometemos es confundir los tés con las tisanas, sin embargo, la principal diferencia radica en que el té contiene teína y la tisana está compuesta de extractos de plantas.Otra diferencia es la manera de hacerlo, pues aunque parezca igual a la del té, no lo es. Mientras el té necesita que se dejen reposar las hojas entre 3 y 4 minutos en agua caliente, a una temperatura de entre 80 y 95 ºC, la tisana requiere que las plantas secas se pongan en agua hirviendo y se dejen reposar unos 15 minutos, con el fin de que los aromas y propiedades de las plantas se desprendan.Hay dos tipos de tisanas populares:Tisanas Frutales: por lo regular a base de jamaica y manzana, y se les agrega otras frutas como ingrediente principal. Una tisana muy popular es “Fresa kiwi”.Tisanas Herbales: pueden tener una mezcla de varias hierbas o flores. Manzanilla, menta y hierbabuena son de las más populares.InfusionesLas infusiones son bebidas que se obtienen a través de hojas, flores, hierbas, plantas, frutos o semillas que se dejan reposar en agua caliente sin que llegue al punto de ebullición y no necesariamente tienen teína.Para hacer una infusión se puede usar cualquier sustancia vegetal por su sabor y aroma. Esto hace que la infusiones sean de variedades inimaginables. Por ejemplo, pueden tener una parte de flores, de frutos, de frutos secos, de semillas, de hierbas aromáticas o medicinales, de cortezas, e incluso raíces. Las más populares son la manzanilla, la menta, la melisa, el mate y también el café, que aunque no se conoce como una infusión, lo es.Ahora ya sabes las principales diferencias entre té, tisana y las infusiones y la manera de preparar cada una. Te invitamos a probarlas, experimentar con sabores y así encontrar la bebida que más te guste y que más le aporte a tu bienestar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD