Cómo curar una olla de barro o peltre
Recomendaciones de Cocina

Cómo curar una olla de barro o peltre

Por Kiwilimón - Septiembre 2018
¿Tienes una olla nueva de barro o peltre? ¡Alto! Antes de que te pongas a cocinar con ellas, tienes que curarlas. Aunque el procedimiento es muy sencillo, es necesario que lo hagas, ya que de lo contrario tu olla no funcionará bien. Aquí te decimos cómo curar una olla de barro:

Paso 1

Sumerge la olla de barro en una cubeta con agua durante dos horas.

Paso 2

Saca la olla de la cubeta y sécala bien.

Paso 3

Con un papel bañado en aceite de oliva frota todas las partes de la olla que no estén esmaltadas. Antes de hacer esto puedes pasar un diente de ajo por la misma superficie.

Paso 4

Llena la olla hasta las ¾ partes de agua y tápala.

Paso 5

El último paso puede hacerse de dos maneras: en el horno o en la estufa. Si decides hacerlo en el horno, coloca tu olla dentro y sube la temperatura hasta 107° C. Deja la olla ahí entre dos y tres horas. Apaga el horno y deja la olla ahí hasta que esté completamente fría. Si no tienes horno (o te da flojera prenderlo), también puedes curar la olla de barro en la estufa. Coloca la olla sobre un mechero a fuego bajo. Usa un difusor de calor para evitar que el fuego esté en contacto directo con la olla. Hierve el agua a fuego lento durante dos horas. Vigila de vez en cuando que el agua no se evapore por completo. Ahora que si tu olla es de acero vitrificado (o peltre, como lo conocemos comúnmente) el curado es de una manera un poquito diferente. Estos son los pasos para curar una olla de peltre:

Paso 1

Asegúrate de quitar todas las calcomanías o adhesivos que tenga la olla. Usa alcohol para retirar cualquier resto de pegamento.

Paso 2

Lava la olla con agua y jabón usando una esponja suave.

Paso 3

Llena la olla hasta las ¾ partes de agua y hierve durante media hora.

Paso 4

Tira el agua y seca bien la olla.

Paso 5

Cubre el fondo de la olla con aceite y pon a calentarlo a fuego lento por unos minutos.

Paso 6

Lava nuevamente con agua y jabón. No olvides secar bien tu olla de peltre para evitar que queden manchas de agua. Cura tus ollas y estrénalas con estas deliciosas recetas:  Fuentes: Bramcookware.com Hunker.com E-magefesa.com    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Celebra el Mes de la Herencia Hispana a través de los sabores de Latinoamérica
Banderas, fuegos artificiales, desfiles y mucha comida unen a los latinos bajo un mismo sentimiento durante el mes de septiembre, pues el 15 de septiembre se conmemora el aniversario de la independencia de cinco países latinoamericanos—Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Tan sólo un día después, México celebra su independencia el 16 de septiembre y un par de días más tarde, Chile festeja su independencia el 18 de septiembre.Las fiestas de independencia en América Latina han tenido una relevancia tal que del 15 de septiembre al 15 de octubre se celebra el Mes de la Herencia Hispana (Hispanic Heritage Month) en los Estados Unidos para reconocer la herencia, cultura, y tradiciones de las personas de origen hispano como patrimonio estadounidense. El origen del Mes de la Herencia HispanaEsta celebración se originó en el año 1968, cuando el Congreso autorizó al entonces presidente estadounidense Lyndon B. Johnson a emitir una proclamación anual que designaba la Semana Nacional de la Herencia Hispana. Dos décadas después, los legisladores extendieron la duración de la celebración a un mes, del 15 de septiembre al 15 de octubre como un recordatorio de las raíces y valores que tienen los Estados Unidos como una nación de inmigrantes. Desde entonces, durante el Mes de la Herencia Hispana se organizan una multitud de festejos, exhibiciones, y demás actividades especiales que celebran la herencia, cultura, tradiciones y extraordinarias contribuciones de los estadounidenses de origen hispano.Hoy en día, los estadounidenses de origen hispano tienen un papel integral en la experiencia estadounidense, ya que la herencia latina y la cultura hispana están cada vez más presentes en el país norteamericano en ámbitos tan distantes como la ciencia, la economía, la política, el arte, la música y la comida. ¿Cómo celebrar el Mes de la Herencia Hispana?El Mes de la Herencia Hispana es la celebración ideal para reconocer y valorar las maravillas de la gastronomía de Latinoamérica. Así como en México tenemos platillos tradicionales, cada uno de los países de América Latina tiene sus propios platillos típicos que se preparan durante las fiestas de independencia.Durante la fiesta de independencia de Costa Rica se disfruta del casado, varios tipos de empanadas y distintos tamales, mientras que en El Salvador no pueden faltar las populares pupusas. En Honduras celebran con distintas bebidas y comidas típicas como las baleadas y el chismol, mientras que en Guatemala disfrutan de platos nacionales como el jocón, el pepián, el caldo Kaq Ik y los tradicionales plátanos en mole. En Nicaragua se prepara el popular gallo pinto, mientras que en Chile las empanadas de pino, la carne a la parrilla y el mote con huesillo se disfrutan durante las fiestas patrias. En México, el festín del Día de la Independencia no estaría completo sin un rico pozole, las populares tostadas o los tradicionales chiles en nogada.Te puede interesar: Comida para las independencias celebradas el 15 de septiembre No cabe duda de que la mejor manera de celebrar el Mes de la Herencia Hispana es saboreando la deliciosa gastronomía de Latinoamérica.
El caldero, un instrumento mágico para las brujas y cocineras
El caldero no solo fue uno de los primeros instrumentos que se usaron para cocinar, también se convirtió en un símbolo de magia y transformación en la cultura popular desde la época medieval. Aunque el caldero se relaciona con el mundo de la cocina, también está ligado con la brujería y la hechicería. En la antigüedad, hace miles de años, se utilizaba para cocinar al aire libre, en una época en la que los métodos de cocción estaban muy limitados, por lo que fue un instrumento que revolucionó la cocina en aquel momento. Sin embargo, el caldero también es un instrumento que asociamos con las brujas. En la cultura popular y en las películas de Hollywood estamos acostumbrados a ver escenas en las que se mezclan todo tipo de ingredientes para crear pócimas y venenos, todo dentro de un caldero. Aunque el origen del caldero es más bien utilitario, este se ha convertido en un símbolo de la magia dentro de la cocina, pues mezclar ingredientes siempre resulta en un proceso mágico para crear deliciosos platillos para saciar el hambre.El origen del calderoSegún los expertos, los calderos comenzaron a producirse alrededor del siglo XII, convirtiéndose en un valioso instrumento para cocinar, pero también una que se relacionaba con la hechicería y las brujas. Este instrumento mágico continuó siendo un básico dentro de las cocinas de Europa del norte hasta el siglo XVIII. Cabe mencionar que, en la época medieval, los calderos se encontraban en todas las casas, fueran ricas o pobres, pero con ciertas diferencias. Por un lado, las casas de los ricos, los calderos se encontraban únicamente en la cocina, mientras que, en las casas más pobres, esta olla solía encontrarse en medio de la casa, pues también servía como fuente de calor. Por otro lado, cabe mencionar que, aunque los calderos eran muy comunes y de poco valor económico, estos tenían un importante valor sentimental para las familias, ya que se heredaban de generación en generación.Los calderos y la brujeríaSegún información publicada por la Universidad de Cornell, los calderos se convirtieron en un símbolo de la brujería a finales de la Edad Media, cuando se registraron juicios y ejecuciones contra presuntas brujas. La idea de que las brujas usaban calderos para cocinar letales pócimas se extendió gracias a panfletos, dibujos y libros sobre el tema, mientras que los testimonios en juicios también sirvieron para cimentar la simbología del caldero como instrumento mágico. En aquellos años comenzaron a surgir imágenes de grupos de brujas congregadas alrededor de calderos, las cuales se relacionaban con conjuros malignos para invocar la muerte y controlar los elementos. En el mundo de la literatura, el caldero también comenzó a relacionarse con la magia. El ejemplo más famoso es "Macbeth", una de las obras más famosas de Shakespeare, en donde las brujas se reúnen alrededor de un caldero.Los calderos en la mitologíaDe acuerdo con el Museo Británico, los calderos no solo eran objetos utilitarios, también tenían un importante valor simbólico. Tan era así que arqueólogos han encontrado estos objetos en ríos y pequeñas cuencas lacustres, lugares que se consideraban como sagrados y como portales entre el mundo de los vivos y los muertos. En Irlanda e Inglaterra, expertos también han encontrado calderos en lugares en donde se realizaban importantes rituales. El caldero, ese instrumento mágico que une la gastronomía con la brujería, estuvo presente diferentes culturas y fue parte importante de leyendas y de la mitología de Irlanda, Gales, Grecia y Noruega, entre otros países. Por ejemplo, en la mitología irlandesa, el dios Dagda era dueño de un poderoso caldero que siempre producía abundante comida para los guerreros, curaba a los heridos y revivía a los muertos. Por su parte, en la mitología griega, la hechicera Medea usaba su caldero para revivir a los muertos y rejuvenecer a las personas. Mientras que, en la mitología nórdica, el dios Odín bebió sangre mágica de un caldero para obtener sabiduría y conocimiento. En todas estas culturas, el caldero se convirtió en un medio para obtener sabiduría y vencer la muerte.De olla, sartenes y calderosPara las brujas modernas, el caldero es un símbolo de transformación y abundancia. Mientras que, para los cocineros, preparar alimentos es magia pura. Colocamos todos los ingredientes en ollas y sartenes, versiones modernas de los calderos, y al final obtenemos platillos deliciosos. Las ollas y sartenes se convierten en vehículos para transformar simples ingredientes en mágicos platillos que cautivan nuestros sentidos, así como alguna vez lo hicieron los calderos.
Morelia en Boca y la gastronomía sustentable
Morelia en Boca (MEB) lleva 11 años celebrándose y ya es mucho más que un festival de gastronomía y vino. En este 2021, se enfoca en los proyectos de gastronomía sustentable que no sólo tienen una responsabilidad ambiental, sino que también cuidan el origen de sus ingredientes, preservan procesos culturales e impulsan la economía local.Divido en dos etapas, “MEB en todo México” (23 de agosto al 26 de septiembre) y “Todo México en Michoacán” (5, 6 y 7 de noviembre), la primera estuvo dirigida a la promoción turística gastronómica de los diversos destinos invitados, mientras que la segunda cuenta con un programa cultural abierto a todo el público, además de eventos con cupo limitado que se realizarán al aire abierto, en jardines del nuevo Centro de Convenciones y Exposiciones de Michoacán y Experiencias Exclusivas. Para disfrutar de las mesas redondas, clases de cocina y presentaciones únicas sólo tienes que registrarte a los streamings en la plataforma web del festival y si deseas asistir a las degustaciones, catas y talleres, puedes adquirir boletos en su página oficial.Vanguardia Michoacana, Asado Michoacano y Tradición Michoacana son los tres eventos a los que puedes acudir y algunos de los chefs que participan este año son Enrique Farjeat, Sergio Camacho, Mariana Valencia y Rubí Silva.Por último, también se hará el anuncio del destino principal invitado para el MEB 2022: Yucatán, pues encaja en el marco del Año de la Gastronomía Yucateca, y se llevará a cabo tanto en Michoacán como en Yucatán, así que hay mucho que esperar tanto para este año, como para el siguiente.
¿Qué se come en Haití? Descubre su gastronomía
Como en muchos otros países, la comida es parte importante en la cultura de Haití, país caribeño que comparte isla con República Dominicana. Con una cocina influenciada por los sabores africanos, franceses e incluso con presencia de los españoles e hindúes, la gastronomía de Haití es vibrante y sabrosa.Al igual que los franceses, a los haitianos les gusta un sabor fuerte y picante como la pimienta en sus comidas, pero a diferencia de la típica dieta caribeña, no les gustan mucho las comidas especiadas.Entre sus alimentos básicos podemos encontrar carnes de cerdo, de res y de cabra, aves como pollo y pavo, y varios pescados; el huevo y una variedad de frijoles, garbanzos, soya, frijoles rojos, yuca, harina de maíz, arroz de grano corto y trigo también se encuentran entre sus básicos.Cuentan con frutas únicas, como el akí o akee, el frutipan o mazapán y la yaca (jackfruit) y verduras de la región, como el djon-djon, un tipo de hongo negro comestible, la zanahoria blanca y el arrurruz, pero también algunas más conocidas, como los chiles, el maíz, los champiñones, los pimientos, papas, calabazas y camotes.El platillo más común que consumen los haitianos promedio es el llamado Ritz et Pois, el cual es probablemente considerado el plato nacional y que consiste básicamente en arroz y frijoles. No importa cómo cocinen tanto el arroz como los frijoles, y las inclusiones que quieran agregar como carne de cerdo, pollo o ternera, siempre que la base sea arroz y frijoles, será Ritz et Pois. El Banann Peze es otro alimento común, el cual lleva una variedad de plátano frito en grasa de cerdo, o el Djon-djon, de cosecha propia de Haití, en el que se usan hongos negros haitianos molidos para hacer que el arroz se vuelva negro y luego se cubre con habas.Gastronomía de Haití, 3 platillos imperdiblesGriyo (cerdo frito)Al pasear por Haití, seguramente verá vendedores vendiendo sus fritays durante todo el día. Los fritays son alimentos callejeros fritos como caracoles, plátanos y salchichas, por nombrar algunos. Uno de los alimentos callejeros más populares en Haití sin duda es el Griyo, una especie de fritay hecha con trozos de carne de cerdo fritos y marinados. LambiEl menú haitiano está repleto de platos donde el marisco es el ingrediente principal, en especial el caracol. Existen diferentes estilos de cocinar Lambi: desde frito, asado a la parrilla, salteado… Cocinarlo como un guiso con salsa a base de tomate se conoce como Lambi Criollo o caracol guisado y tienes que pedirlo si lo ves en un restaurante local. Lambi puede ser muy gomoso cuando no se cocina adecuadamente, por lo que es mejor pedir recomendaciones de restaurantes a los lugareños.Poulet Aux NoixEste platillo haitiano es una especialidad y un plato tradicional en la parte norte de la isla. Cocido o servido con un condimento llamado pikliz, este delicioso plato de pollo tiene el auténtico sabor de la cocina haitiana con su picante y rico sabor, realzado por un método de cocción lenta. Los trozos de pollo se marinan durante la noche en una mezcla de hierbas y especias junto con nueces de la India, cebollas, pimientos y una mezcla de verduras, y el Poulet Aux Noix se cuece en una salsa espesa a base de tomate. Por lo general, se come con arroz blanco al vapor, una porción de este plato picante es perfecta como comida diaria.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD