¿Cómo hacer aceite aromático en casa?
Recomendaciones de Cocina

¿Cómo hacer aceite aromático en casa?

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Para hacer aceite aromático, comienza con un aceite de oliva suave para permitir que los sabores que añadiste puedan brillar, o un aceite de oliva más fuerte para crear un mayor complejo de sabores. Usa un pelador de verduras para quitar la cáscara de 2 naranjas grandes, evitando la médula amarga. Si es necesario, raspa la médula residual de la cáscara con un cuchillo afilado. Corta en tiras y ponla en una sartén con una taza de aceite. Si lo deseas, pon unos pocos granos de pimienta negra y una ramita de tomillo fresco o romero. Para infundir el aceite, calienta la mezcla a fuego lento durante 10 minutos, ten cuidado y no dejes que hierva. Deja reposar el aceite a temperatura ambiente durante dos horas. Luego cuela la mezcla por un colador fino, y disfruta de él. O refrigera hasta que esté listo para usarlo (se mantendrá durante 2 semanas). El aceite se solidifica parcialmente, por lo que debes dejarlo de lado por unos 45 minutos antes de servirlo. Luego colócalo en un recipiente poco profundo, y adorna con cáscara de cítricos frescos.

Receta de Aceite de Oliva Aromático con Romero

Ingredientes: - 1/2 litro de aceite de oliva extra virgen - romero fresco Para ver como preparar esta receta da click aquí.  

Receta de Aceite de Oliva Aromático con Ajo

Ingredientes: - 1/2 litro de aceite de oliva extra virgen - 5 dientes de ajo Si queieres ver el procedimiento para preparar esta receta haz click aquí.     Artículo cortesía de     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
Ella está ahí para ti cuando estás triste, también para festejar tus logros, para darte un empujón emocional cuando lo necesitas, para cuando tienes tanto qué decir y también cuando las palabras no alcanzan y lo único que necesitas es a alguien que te apoye en silencio. Tu mejor amiga es una parte muy importante en tu vida y hacerle sentir qué tan especial es para ti, es indispensable.A lo largo de nuestras vidas hay personas se cruzan en el camino. Personas que te enseñan y te aportan, pero así como llegan se van. Se dice que sólo los que se quedan a tu lado son los que realmente conectan con tu alma y ella ha superado contigo no sólo el paso del tiempo, también las épocas más difíciles e incluso alguna pelea. Además, de acuerdo con una investigación de Child Development, tener una mejor amiga ayuda a las personas a mejorar y mantener una buena salud mental. En este estudio se descubrió también que a medida de que compartan más, el lazo es más fuerte.Por todo eso y más, es necesario que le demuestres que la quieres y qué mejor hacerlo con algo tan especial como la comida.Son los pequeños detalles los que a menudo marcan la diferencia, es por eso que aquí te compartimos 5 platillos fáciles para demostrarle a tu amiga que la quieres:Pizza caseraHay muchas razones por las que una pizza siempre es una buena idea, sobre todo si se trata de compartir. Mientras se ponen al día, en una pijamada, viendo una película, cualquier momento es mejor si compartes una pizza con la persona que mejor te conoce.Lasagna¿A quién no le gusta la lasagna? Este platillo tiene la combinación perfecta entre el sabor de la carne, lo delicioso y cremosito del queso, además de que es un platillo muy fácil de preparar pero muy lucidor. Sin duda alguna, tu mejor amiga quedará sorprendida cuando le presentes una espectacular lasagna preparada por ti misma. Galletas Nada más fácil y divertido que hornear galletas juntas o hacerlas para regalar a alguien que siempre te acompaña en los buenos y los malos ratos.  Flan de cocoEste flan es muy rico y delicado, una mezcla perfecta entre dulce y fresco que siempre que sorprenderá a la más especial de tus amigas y será el complemento perfecto de una plática de esas que sólo puedes tener con ella. Brownies de chocolate¿Qué más que chocolate para decir “te quiero”? Un postre siempre será especial, sobre todo si está hecho por uno mismo. Sin duda alguna, al hacer estos brownies, tu mejor amiga sentirá en cada bocado cuánto la quieres. Desde siempre la comida ha sido una de las formas más comunes de demostrar afecto, cariño y amor. No es ninguna casualidad que en San Valentín se regalen chocolates u otros dulces detalles. Y es que es cierto: el amor entra por el estómago.Más allá de su delicioso sabor, la comida tiene un efecto químico en nuestro organismo que nos hace sentir reconfortados, queridos, saciados y también nos transmite placer.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD