Cómo hacer el smoothie perfecto
Recomendaciones de Cocina

Cómo hacer el smoothie perfecto

Por Kiwilimón - Junio 2015

El smoothie es una de esas preparaciones perfectas para todo perfil de mujer. Si tienes poco tiempo, o te gusta hacer ejercicio, si te gusta comer la mayor cantidad de ingredientes sanos que puedas, o si simplemente quieres un desayuno ligero, esta es la opción. Lo bello del smoothie es que es un tipo de receta que puede incluir una infinidad de ingredientes, por lo que puedes personalizarlo a la medida. Por supuesto, hay un par de reglas para que quede bien y por eso hoy te decimos cómo hacer el smoothie perfecto.

Planea con anterioridad

Todo el punto de un smoothie es que además de ser rico y saludable, sea facilísimo de hacer. Compra frutas y verduras por adelantado para tus smoothies de la semana. Ve al mercado y fíjate en qué ingredientes hay de temporada y llévalos a casa, aun cuando no sepas cómo los vas a usar. Verás que teniéndolos a la mano y con un poco de imaginación, surgirán recetas excelentes.

Los ingredientes

Como dijimos, un smoothie puede llevar lo que quieras, pero para obtener esa mezcla sedosa, semi espesa hay que tomar lo siguiente en consideración:

1) Líquido Es extremadamente necesario para que todo se mezcle en la licuadora, empieza utilizando una taza y añade más si quieres que quede menos espeso.

  • Agua
  • Leche
  • Agua de coco
  • Leche de almendra
  • Jugo de fruta
  • Té verde
  2) Fruta o verdura Aquí es donde obtendrás la mayor parte de tus vitaminas y energizantes, además del color de tu smoothie. Añade al menos taza y media de estos ingredientes.
  • Plátano
  • Manzana
  • Mango
  • Durazno
  • Zanahoria
  • Betabel
  • Pepino
  • etc.
  3) Espesante Para obtener una textura más suntuosa utiliza ingredientes cremosos para dar cuerpo y consistenica. Es suficiente con media taza.
  • Plátano
  • Yogurt
  • Tofu
  • Mantequilla de cacahuate
  4) Dulzura Aléjate del azúcar normal y ve por ingredientes sanos que añadan no sólo dulzura, sino sabor y color. Al gusto.
  • Extracto de vainilla
  • Miel de abeja
  • Miel de agave
  • Dátiles
  5) Nutrición Este punto podría ser considerado opcional, pero te recomendamos que uses al menos uno de estos ingredientes para energizar tu smoothie y darle un golpe de vitaminas y antioxidantes que tu cuerpo necesita.
  • Chía
  • Hemp
  • Espirulina
  • Germen de soya
    Recetas Si necesitas un poco de inspiración para empezar, aquí te dejamos tres recetas de smoothies, todas deliciosas y fáciles de preparar. Smoothie verde Smoothie de aguacate Smoothie de mango con chía
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cómo bajar la panza rápido es uno de los consejos más buscados por las personas, especialmente cuando se acerca el verano y todos quieren lucir un espectacular cuerpo de playa. Antes que nada, queremos recordarte que cualquier tipo de cuerpo es un cuerpo apto para presumirse en traje de baño, pero si aún así te sientes un poco inseguro, sin duda te serán de ayuda estos 5 trucos infalibles para bajar la pancita. 1. Reduce el consumo de azúcares añadidas Quizás este sea uno de los trucos más difíciles para bajar la panza, pero de acuerdo a Harvard Health Publications, explican que el exceso de azúcar puede provocar acumulación de grasa en el abdomen y por ello es mejor alimentos que contengan azúcar añadido, también conocido como fructuosa. Recuerda que la fructuosa se encuentra principalmente en refrescos, jugos envasados y aunque nos duela admitirlo, pan. 2. Aumenta el consumo de proteínas Las proteínas son un alimento clave tanto en la pérdida de peso como en el proceso de conseguir un abdomen plano, ya que ayudan a controlar el apetito y la saciedad, evitando que caigas en antojitos poco saludables. De igual forma te ayudan a acelerar el metabolismo, así que no dudes en aumentar tu ingesta de pollo, pescado, leguminosas y semillas. 3. Haz ejercicio Lamentamos informarte que no hay fórmula mágica para bajar la pancita sin involucrar un poco de ejercicio en la rutina diaria. El cardio de intensidad moderada es una gran forma de empezar a moverte, ya que favorece la pérdida de grasa visceral y conforme te vayas sintiendo listo, puedes agregar ejercicios de fuerza como funcional, cargar peso o lo que más te motive a seguir trabajando por esa pancita plana. 4. Toma agua Un consejo común de los nutriólogos a sus pacientes es que tomen al menos 2 litros de agua el día, esto ayuda a reducir la retención de líquidos que muchas veces inflaman el abdomen y nos hacen lucir más rellenitos de esa parte del cuerpo. También es importante que reduzcas tu consumo de sal, tanto el que le añades a tu comida como el que ingieres de algunos alimentos procesados que ya lo incluyen. 5. Aumenta el consumo de fibra La fibra es un poderoso aliado para quienes buscan bajar la panza porque como explica un estudio de la Universidad de Medicina de Wake Forest, comer 10 gramos de fibra al día reduce en 3.7% la posibilidad de ganar grasa visceral. ¡Con 10 gramos de manzana, frijoles, avena, chía o nueces podrás hacer una gran diferencia en tu cintura! ¿Conoces algunos otros consejos efectivos para bajar la panza?
Bueno para la salud, tiene varios usos culinarios y también puede usarse para limpiar el hogar, también es ideal para los animales domésticos. Todo esto es parte de los múltiples usos de para qué sirve el vinagre de manzana.El vinagre de manzana es un remedio casero popular utilizado durante siglos en la cocina y la medicina. Muchas personas afirman que puede aliviar una amplia gama de problemas de salud y en efecto, tiene varias propiedades, incluidos efectos antimicrobianos y antioxidantes.La evidencia científica sugiere que posiblemente podría ofrecer beneficios para la salud, como:ayudar a perder pesoreducir el colesterolbajar los niveles de azúcar en sangremejorar los síntomas de la diabetesAunque para estos beneficios se requiere da más investigación, el vinagre de manzana sí tiene varios usos prácticos en casa, como los siguientes.En la cocinaEl vinagre de manzana sabe muy bien y se puede usar en ensaladas, jugos y en una serie de recetas cocidas y en conservas, como encurtidos. En recetas cocinadas, el vinagre puede ayudar a crear un sabor agridulce profundo y sabroso. También puedes usarlo en una variedad de aderezos y salsas para acompañar papas fritas y crudités de frutas y verduras. En el bañoUsar vinagre de manzana para acondicionar el pelo es un remedio casero efectivo que mejora la condición y el equilibrio del cabello. Diluir 1/3 de vinagre en 2/3 de agua hace un enjuague perfecto para que el cabello sea más fácil de cepillar, esté menos grasoso en las raíces y mucho menos seco en las puntas. El vinagre también puede tener un efecto aclarante muy suave. Para mascotasSe dice que el vinagre de sidra de manzana es un aditivo dietético beneficioso para los perros. También se puede usar para ayudar con las infecciones por hongos en sus patas y otras dolencias menores de la piel de las mascotas, aunque, por supuesto, siempre debes llevar a los animales con un veterinario calificado.
Partamos de una realidad: no existe una mala hamburguesa. Entre dos panes cualquier ingrediente simple adquiere un poder vehemente, casi sobrenatural. Y aunque las opciones pueden ser infinitas, personalmente prefiero dejar fuera la creatividad cuando se habla de ellas. Sí, las aberraciones también son infinitas. El escritor culinario y amante empedernido de las hamburguesas, –como su servidora– Anthony Bourdain, decía que ya eran perfectas, ¿por qué echarlas a perder?En una entrevista hecha a Bourdain por TechInsider, el también cocinero compartió las ocho reglas de oro para elaborarlas. Lo primero era mantenerlas clásicas, casi académicas: pan, carne, tomate, cebolla, lechuga, pepinillos encurtidos y nada más. Ricardo Campuzano, el chef del restaurante de hamburguesas Margarita, afirma que la hamburguesa perfecta es resultado de la sencillez, pero también de la calidad de los ingredientes.El pan, por supuesto, debe ser el marco que lo engloba todo. Un brioche suave y suficientemente mantequilloso –hay que ser conservadores en las cantidades de nuestra amiga láctea para evitar opacar el sabor de la carne– logra mandar una hamburguesa al infierno de lo común y corriente o al cielo de los elegidos. Joan Bagur, panadero y fundador de Sal y Dulce Artesanos, resume que el pan ideal es un pan estilo brioche de mantequilla con una consistencia que logre sostener el jugo de la carne. Eso sí, que tampoco sea demasiado grueso porque podría esconder el sabor del medallón. “La mantequilla con la que se hace el pan debe ser de calidad para que no nos deje un mal retro gusto”, completa.  Hablemos de la carne. Si partimos de que el origen de la receta podría ser el de las tribus mongolas y turcas del siglo XIV en la que picaban la carne para hacerla si quiera comestible, este ingrediente en versión machacado o molido es irremplazable. Vamos. Si lo quitamos, mejor llamémosle sándwich, bocata, entrepán, torta, emparedado. La decisión de si elaborarla de res, de cerdo o de una combinación salomónica de ambas es decisión de la conciencia, el gusto y el bolsillo. Bourdain afirmaba que incluir sirloin o algún corte demasiado exótico a la mezcla la destruía. En cambio, prefería el brisket o la costilla, algunas de las partes más grasosas. Y es que sí, la parte amarilla, esa que se derrite al calor, es lo que realmente le aporta magia. El chef Campuzano asegura que la combinación perfecta es de 80% carne, 20% grasa, y sólo sazonar con sal. Joan Bagur aconseja que hay que cocinarla a la plancha muy caliente para que se selle, se caramelice y permanezcan los jugos dentro. Recomienda terminarla al grill para que tome ese espectacular gusto asado. El escritor de Kitchen Confidential, Anthony Bourdain, afirmaba que no debía faltar el queso y éste debía derretirse. Panela, requesón, queso fresco, ustedes no juegan. En mi opinión, es a través de la combinación de los quesos, la grasa de la carne y lo mantequilloso del pan que la experiencia llamada “hamburguesa” sucede. Que a nadie se le pasen las salsas. Descansando en el pan va la mayonesa –una ligera crema balanceada en limón y grasa– y la reina de todas, la cátsup (el cátsup o el kétchup, para el resto de América Latina). Ella debe ser jitomatosa y vinagrosa, sutilmente dulce para equilibrar la grasa y aportar acidez. Para Anthony no había discusión en el tocino; siempre era la ocasión. En cambio, le parecía un exceso cuando las hamburguesas llegaba como una torre de Legos a la mesa. El tema es que si es demasiado alta es casi imposible poder reunir todos sus sabores en una mordida. De ahí sólo faltan las papas porque, ¿qué es una hamburguesa sin papas? Citando a Gloria Trevi, definitivamente es una papa sin cátsup. Que sean caseras, cortadas en tiras o en gajos. Que queden crocantes por fuera, pero suaves por dentro. De preferencia, que no nos dejen los dedos con reflejo, que no se apelmacen.Las apariencias engañan. Las hamburguesas pueden parecer un alimento burdo, quizás porque las hemos visto servidas en charolas de plástico, entre plásticos y bolsas de estraza, en cajitas de cartón para disfrutarse en el carro, con o sin juguete. Ello no las hace menos buenas. La hamburguesa es perfecta en sus componentes. Llegar a un balance es un afortunado accidente de la Matrix; es la diferencia de una comida rápida y una comida que apenas se diluye en el recuerdo con el paso del tiempo. Así me pasó hace una semana en el restaurante Nopa, de San Francisco, o cada vez que se me cruza un In and Out en cuyo aderezo naranja se disfraza cualquier imperfección, si la hubiera. Tampoco olvido las de The Spaniard, en Nueva York. En México, hay varias que me guiñen en ojo. Las que me recuerdan a mi adolescencia, como las de las Fuentes de Satélite que llevan piña, o las que solía hacer Joan Bagur en OkDF y que acompañaba con patatas bravas. Recientemente probé la de Margarita, del chef Ricardo Campuzano, en la colonia Narvarte: su combinación de carne + tocino + cheddar me pareció que resaltaba sus buenos ingredientes de forma monchosa. La hamburguesa es más que un sándwich en esteroides. El ritual nos involucra, nos pide permanecer atentos para que la carne no se recorra al fondo, para que los aderezos no terminen en la ropa. Pero quizás la mejor parte de comerla sea que por cuatro, quince o las veinte mordidas que nos sobrevive volvemos a ser niños, niños felices otra vez.
Las frutas de verano en México son la mejor excusa para llenar de sabor a tu familia y combatir el calor con los poderes del mango, la sandía, el durazno y muchas otras delicias que no se pueden perder. Descubre cuáles son las frutas de verano en México y no te las pierdas. Durazno Aprovecha los meses de junio a agosto y sácale todo el jugo al durazno, una fruta dulce que bien puede pasar como postre. El durazno está lleno de fibra, vitamina A, C, E y K, además de potasio, cobre y magnesio. Mango México es uno de los países donde mayor diversidad de mango existe, así que aprovecha esta fruta de verano y prepara las mejores ensaladas, helados, cheesecakes o bebidas con él. Algunos tipos de mangos que no debes dejar pasar con el mango ataulfo, manila, ataulfo, kent y petacón. Piña La piña sabe bien en postres dulces o botanitas saladas, así que aprovecha sus vitaminas, antioxidantes y enzimas para mejorar tu digestión mientras comes una de las mejores frutas de verano en México. Pitaya La pitaya, también conocida como el fruto del dragón, tiene propiedades diuréticas gracias a sus grandes cantidades de agua, además de ser una fuente de minerales como hierro, calcio, fósforo y vitaminas B, C y E. Mamey El mamey es por excelencia la fruta de verano en México, ya que lo podemos encontrar principalmente en Chiapas, Veracruz, Tabasco y en Yucatán. Su pulpa se puede utilizar en helados, licuados y otros postres, mientras que su huesito sirve para crear cosméticos naturales. Sandía La sandía es esa fruta de verano refrescante y dulce, ideal para comer con chilito, en helado, en agua y otros postres deliciosos que pocos pueden resistir. Entre los beneficios de la sandía podemos encontrar que es que está compuesta por un 90% de agua, así que con ella te podrás saciar fácilmente. Melón El melón podría ser ese postre refrescante que te aportará fibra, potasio y vitamina C, así que prepáralo como más te guste y aprovéchalo en esta temporada de verano. ¿Cuál es tu fruta de verano favorita?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD