Cómo hacer una mesa de postres para una fiesta
Recomendaciones de Cocina

Cómo hacer una mesa de postres para una fiesta

Por Kiwilimón - January 2017
¿Estás planeando una fiesta de cumpleaños o un aniversario? No importa cuál sea el motivo del festejo; una mesa de postres puede convertir la reunión más casual en un verdadero banquete. Para que tu mesa de postres sea un éxito te sugerimos seguir estos sencillos pasos. 1. Elige una temática Antes de que empieces a buscar los dulces y los arreglos te recomendamos centrarte en una temática. Así, podrás diseñar tanto el menú como la decoración para que sean congruentes el uno con el otro. Tip: asegúrate de conocer las edades y gustos de tus comensales antes de hacer cualquier elección.
Los temas vintage y shabby chic serán la tendencia para este año. Ahorra haciendo tu propio florero vintage. 2. Busca postres variados Por lo general, en las fiestas de cumpleaños se sirve pastel. La originalidad de las mesas de postres consiste precisamente en salirse de lo tradicional y ofrecer opciones dulces poco comunes.
En las fiestas para adultos, estas gelatinas con alcohol son siempre un éxito. Para las reuniones más sofisticadas, un postre servido en copas es una gran elección. Prepara un tiramisú coctelero y sorprende a tus invitados. 3. Escoge la paleta de colores Esto aplica tanto para la decoración como para los postres. Si ya sabes que la mesa de postres tendrá una temática náutica y que habrá cupcakes, lo ideal es que estos vayan decorados con betún azul y algún motivo blanco de fondant. Tip: usa cubiertos desechables de diferentes colores para hacer la mesa más llamativa.

#mesadepostres #chocolatebar #chocolate #buho #bautizo #pinkparty

Una foto publicada por Sweet Touch Chocolateria Boutique (@stchocoboutique) el

Las flores naturales pueden marchitarse rápidamente. Sustitúyelas por este sencillo ramo de tulipanes. 4. Distribuye los postres en diferentes tipos de recipientes Juega con las texturas, los tamaños y las alturas. Es mucha más atractiva una mesa de postres que presenta la comida de manera que todas las opciones son visibles. No cometas el error de usar únicamente bowls botaneros y bandejas.
En las mesas de postres no todo tiene que ser dulce. Agrega un toque picosito con estas manzanas cubiertas con chamoy. ¿Qué te parece hacer una barra para preparar papas locas? Encanta a tus invitados con esta original receta 5. Deja utensilios para servir Sin importar lo que vayas a servir, recuerda que la mesa de postres debe ser atractiva y rica, pero también práctica. No pongas a tus comensales en aprietos al presentar postres sin cucharas para servir.
Tip: aprovecha los cubiertos para presentar los postres. Estas cucharas para preparar chocolate caliente son deliciosas y, a la vez, súper prácticas. Asegúrate de usar cubiertos no tóxicos y que sean termoplásticos 6. Adorna de acuerdo con la temática Cuando ya hayas servido la comida en la mesa, puedes empezar a decorar. Para que tus postres luzcan espectaculares, no es necesario que gastes una fortuna. Detalles tan sencillos como coordinar los colores de las servilletas o agregar globos o flores pueden hacer una gran diferencia.
Tip: los pompones siempre funcionan, no importa cuál sea la temática. Aquí te decimos cómo hacerlos 7. No olvides las etiquetas Esto es más un acto de cortesía que una vanidad. Si te has puesto creativa y algunos de los postres de la mesa son más exóticos de lo normal, tus comensales te agradecerán saber qué es lo que pueden elegir.

#alfajores #mesadepostres #bautizo #babyvictoria#petitesfleursbakery

Una foto publicada por Petites Fleurs-Laura Flores (@petitesfleursbakery) el

Tip: si quieres darle un toque más cálido a tu reunión, además de etiquetar los postres puedes personalizar los vasos. Descubre cómo puedes hacerlo con limpiapipas. Las gomitas nunca pueden faltar en una mesa de postres. Prepara tu propia versión casera con esta fácil receta. Además de elegir postres ricos, es necesario que prestes atención a la manera en que los presentas. Busca utensilios que sean prácticos y fáciles de usar. Los cubiertos de Foriba están hechos con pigmentos similares a los de los alimentos, por lo que son completamente inofensivos y no afectan el olor, color o sabor de la comida. Gracias a su resistente polipropileno y a su superficie lisa, son fáciles de lavar y pueden reusarse sin problema. Todos los productos Foriba cuentan con características biodegradables para hacer más sencillo el proceso de reincorporación de sus elementos al ambiente. Si ya estás lista para preparar tu mesa de postres, elige productos resistentes que puedes usar más de una vez para sacarles más provecho. Los cubiertos desechables Foriba pueden servirte para más de una ocasión. Estas recetas pueden interesarte: Copa de tiramisú de limón Tartaletas de frutas Cupcakes de chocolate Pretzels cubiertos de chocolate
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Mitzy Vera
06/08/2019 06:27:58
sigo con dudas
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El chile habanero, ese ingrediente imprescindible en la cocina mexicana, es toda una fiesta, ya que además de ser el chilito que sí pica y pica mucho, también tiene numerosas propiedades que le hacen muy bien a nuestra salud. ¡Descubre cuáles son todos los beneficios del chile habanero! Beneficios del chile habanero Conocido como el rey de los chiles debido a que quizás sí es el que más pica, el chile habanero es un abanico de colores, sabores y propiedades medicinales que se derivan de su principal componente, la capsaicina, un alcaloide que funciona como antioxidante, antiinflamatorio y antimicrobiano. De hecho, el chile habanero tiene entre 150 mil y 325 mil unidades en la escala de Scoville, la cual mide el nivel de este alcaloide en los chiles. ¡Es de los más altos! Esa es una de las razones por las que el chile habanero sea un gran aliado contra la gastritis, ya que estimulan la producción de jugos gástricos y alivian el malestar causado por problemas digestivos e intestinales. De igual manera, el chile habanero contiene una buena cantidad de vitamina C, que ayuda a estimular el sistema circulatorio y favorece la producción de glóbulos blancos. El chile habanero posee alto contenido en potasio, magnesio y hierro, los cuales refuerzan los procesos en el cuerpo y ayudan a la formación de los huesos y a nivelar el ritmo cardiaco. Gracias a sus propiedades desinflamatorias, comer chile habanero puede ayudar a disminuir dolores de cabeza como migraña y dolor en las inflamaciones, especialmente para aquellos que padecen fibromialgia. El chile habanero estimula el sistema inmunológico y ayuda a reducir las infecciones causadas por hongos, así como a disminuir los malestares causados por la gripa. El chile habanero también es un excelente aliado para combatir el mal aliento. Seguro que ya sólo pedirás de este chilito que sí pica una vez que conozcas todas los beneficios del chile habanero, ¿apoco no?
La historia del pan en San Cristóbal de las Casas inicia con las alforjas cargadas de trigo que viajaban, junto a rebaños y otros productos comestibles, con los castellanos que se asentaron en el Valle de Hueyzacatlán. Al asentamiento le siguieron consecuencias. Algunas evidentes, como la hegemonía del trigo en San Cristobal, indisputable hasta el siglo XIX y en relativa competencia con los tuxtlecos, que entraron en la escena en el XVII. Para entonces, las cartas estaban sobre la mesa: San Cristobal tenía ya una vocación panadera, una vocación imborrable, imperecedera.   Aunque de los molinos de la época quedan poco más que recuerdos —y una ruta que se puede hacer por la montañas en bicicleta—, en este destino chiapaneco la identidad sigue ligada al pan: al tradicional y al moderno, al coleto y al europeo. Así, el pan se asoma a la mesa del desayuno, se ofrece como colación a medio día o como cierre de la merienda. El pan está en las casas, en las cafeterías —que tampoco son pocas— y en los restaurantes. Mi primer encuentro con la panadería de la región fue fortuito —poco antes de enterarme que iba a escribir este artículo—. Fue en Sibactel y Aldama, dos de las 60 comunidades que producen café en Chiapas. Fue después de recorrer los cafetales, cerca del medio día. Fue en el patio de secado del beneficio comunitario de Sibactel, con una taza de pozol. Fue en casa del caficultor Pedro Vázquez, donde sus hijas disponen café de olla, horchata y una canasta copada de pan dulce como un gesto de hospitalidad. En esa primera ronda se me quedó impregnada la consistencia firme de los panes —muy distinta a la de los europeos con aire, suaves, esponjosos— y una nota de humo, siempre presente en las cocinas y los hornos de leña que, en este lado del mundo, todavía son comunes.  A mi vuelta al centro de San Cristóbal, y gracias a las recomendaciones de los chefs de Tierra y Cielo, llegué con más intención a la puerta de la panadería Fátima, un local de fachada bicolor —morado con blanco, reconocible a leguas— en la calle Benito Juárez, que tiene más de 30 años en operación.Los anaqueles de Fátima son una librería del amplio repertorio del pan coleto que además de lo ya dicho, es diverso en forma y fondo. Aquí verán montañas trigueñas de panes planos, enroscados o trenzados —mis favoritos—, con cortezas cubiertas de azúcar o ajonjolí, con migajones oscuros o amarillentos, preparados con piloncillo, canela y muchas veces con manteca. Los reconocerán también por su nombre de pila: cazuelejas —quizás las más famosas—, rosquillas, marquesotes, pan de yema o pan de manteca. Los amarán un poquito más porque son una ganga. A riesgo de parecer disco rayado —o la burra al trigo, en una analogía más pertinente—, quiero hacer hincapié en la textura de estos panes: esa que es firme, porosa, a veces arenosa, a veces crujiente. Si me preguntan, esa textura es pretexto, una provocación, un estado ideal que pide a gritos el ahogo de una bebida caliente —café, chocolate, atole, ustedes digan—.  Estudiosos del tema, como Edgar Zulca Báez, atribuyen esta característica a cuestiones más prácticas como la conservación, a que “su estructura compacta garantiza su integridad en el transporte y es resistente a la descomposición”, escribe el académico.Kievf y Marta —que en sus exploraciones panaderas preparan, entre otras cosas, panes de tascalate para el desayuno— me recomendaron complementar la expedición con las panaderías que siguen los pasos de la herencia danesa y francesa. Obediente, me dirigí a los hornos —de lugares como La Casa del Pan, Oh la lá y el Horno Mágico— que complementan, con bollería, croissants, empanadas de hojaldre, chocolatines y mantequilla, la escena panadera. Una historia que, por ahora, es harina de otro costal.
Los postres árabes son un manjar lleno de especias, colores, olores y sabores exóticos a los que pocos se pueden resistir. Estas delicias son tan exquisitas, que te preparamos un breve listado con las más populares para que te animes a probarlas. ¡Deléitate con los postres más deliciosos de la gastronomía árabe! Baklava Quizás el postre más emblemático del Medio Oriente, el baklava es un dulce hecho con pasta de hojaldre o filo, nueces, frutos secos y miel. Normalmente se prepara una pieza grande que se corta y vende en pequeñas porciones individuales. Basbousa Este postre árabe es muy típico de en zonas como Turquía o Siria y también se conoce como hereessa o namoura. El basbousa se prepara con semolina y también va bañado con jarabe o miel, pero va decorado con almendras encima. Kunafe El kunafe es un postre utilizado para celebrar ocasiones importantes. Se trata de un pastel sumamente cremoso, elaborado con queso, miel, pistachos y pasta Katafi, un tipo de fideo seco largo y delgado de sabor neutro. Dedos de Zainab Esta golosina árabe está hecha de masa frita y va bañada con miel o azúcar. Los dedos de Zainab representan las partes de una hermosa joven con el mismo nombre. Tamr Este delicioso postre de la gastronomía árabe se trata de nada menos que de los irresistibles dátiles dulces, rellenos con queso de cabra y nueces. El tamr se come como una alabanza al profeta Mahoma. Briouats Los briouats son un clásico entre las delicias marroquíes, están hechos con pasta de hojaldre frita y se rellenan con almendras y crema de cacahuate. Al igual que otros postres, van bañados en miel templada y agua de flor de naranja. ¿Qué postres árabes se te antojan más?
Si eres amante del terror y misterio, vive una deliciosa y macabra experiencia con el increíble menú que te ofrece Lovecraft Café, el Kiwifav de la semana a cargo de nuestra coordinadora de marketing, Pamela Montaño. Lovecraft Café es una cafetería temática para los amantes del talentoso escritor de terror H.P. Lovecraft, donde podrán encontrar platillos deliciosos, postres en forma de calavera, corazón y partes del cuerpo, así como bebidas terroríficas que no podrán resistir.Al llegar a Lovecraft Café podrás encontrar unos grandes tentáculos abrazando una taza de café, siluetas de gatos y un techo oscuro, todo inspirado en la literatura de terror creada por H.P. Lovecraft, Edgar Allan Poe y Clive Barkets, entre otros, que te harán sentir que estás dentro de tu novela de terror favorita.Además de sus postres temáticos, como el clásico cráneo de chocolate o el almoahdón de plumas, en honor al famoso cuento de Horacio de Quiroga, podrás encontrar una gran variedad de cervezas artesanales, chapatas, snacks, sodas italianas y, por supuesto, café. ¡Seguro su personal te orientará a elegir la mejor opción para ti!En Lovecraft Café puedes llevar a tus peques, pues no tienen problema en recibir niños y además, podrás encontrar libros, juegos de mesa, muñecos y actividades que te acercarán más a la literatura oscura.Deja que el terror estimule tu imaginación, hambre y sed y visítalos de jueves a domingo en Lorenzo Bouturini esquina Calle 1325, en el centro de la Ciudad de México.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD