Batalla de Recetas:
Concursos

Batalla de Recetas: "La Mejor Receta de Pescado"

Por Kiwilimón - Marzo 2013
Agradecemos a  todos nuestros usuarios que subieron y compartieron con la comunidad  Kiwilimón más de 70 deliciosas y originales recetas para participar en nuestra Batalla de Recetas del mes: "La Mejor Receta de Pescado". De igual forma queremos felicitar a nuestras dos  usuarias finalistas con sus  recetas de Pescado a la Talla y Pescado en Hojas de Elote. El Veredicto Final Aunque las dos recetas demostraron tener sus propias cualidades, solo una puede ser la triunfadora y acreedora del título "La Mejor Receta de Pescado". Para la elección de la receta ganadora, ambas finalistas se pusieron a prueba en la legendaria cocina de Kiwilimon, donde fueron cocinadas y evaluadas minuciosamente por nuestro equipo, que eligió la receta ganadora en base al  puntaje en aspectos como: a) Facilidad de seguir y cocinar la receta, b) Claridad en la explicación de los pasos, c) Sabor del platillo, d) Presentación del platillo, e) Originalidad del platillo.

Haz click aquí para ir a la página de la receta ganadora

“La Mejor Receta de Pescado”: Pescado a la Talla Muchas felicidades a nuestra Kiwichef Eloisa Valdés autora de esta deliciosa receta,  a continuación los comentarios de nuestro equipo  sobre la elección de esta receta como ganadora:
“Una de las grandes ilusiones de hacer viaje a la playa es el poder disfrutar un digno Pescado a la Talla cocinado al carbón.  Por medio de esta receta, la ilusión de una vacación se vuelve en una realidad muy sencilla de hacer en casa.  La receta muestra como un adobe sencillo de chile guajillo y una cocción al carbón puede transformar totalmente el sabor de un fresco pescado.    Los sabores frescos, sencillos y deliciosos de esta tradicional receta hacen del Pescado a la Talla la mejor receta de pescado de Kiwilimon.”
  Segundo lugar con Mención Honorífica: Pescado en Hojas de Elote Aunque no fue elegida como la receta ganadora, este Pescado en Hojas de Elote se quedó bastante cerca en cuanto a puntaje. A continuación los comentarios del equipo Kiwilimon sobre lo que más resalto de esta receta finalista:
“La creatividad del pescado en hojas de elote dignamente lo posicionaron como un finalista en la Batalla de los Pescados de Kiwilimon.   Los sabores y la presentación de cocinar un pescado dentro de hojas de elote muestra una manera mexicana de cocinar “al papillote”.    Los sabores del elote, el queso y el chile le dan unos toques de crema de rajas al filete y muestran una combinación de sabores.  Se recomienda sazonar con aceite y ajo el elote y las rajas antes de la preparación para obtener un sabor más completo al momento de cocción.”
Te invitamos a seguir participando en nuestra siguiente Batalla de Recetas , próximamente anunciaremos la nueva dinámica para concursar, estén pendientes.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las amas de casa son unos genios de la administración. Parece que tienen súper poderes para estirar la quincena hasta el último centavo. Pero incluso ellas, de vez en cuando, necesitan una ayuda para hacer rendir más su dinero. Con estos 10 tips de ahorro te aseguramos que podrás hacer magia con tus ingresos.1 Cuando ya no sepas qué cocinar (o tu presupuesto esté muy limitado) opta por preparar comidas caldosas. Además de que rinden más, el líquido ayuda a que te satisfagas más rápido. Así que agrega a tu menú de fin de mes esta sopade fideo y frijol.2. Una alimentación balanceada debe incluir todos los nutrientes, como carbohidratos, grasas buenas y, por supuesto, proteínas. Si ya no te alcanza para comprar carne o quieres una alternativa de origen vegetal (y más barata), prepara platillos con leguminosas, como este pastel de tamal con salsa de frijol. 3. Cuando diseñes tu menú semanal, toma como base ingredientes rendidores y económicos, como pasta, arroz, papas. Con estos alimentos puedes cocinar platillos muy versátiles, y además de bajo costo, por ejemplo: Papas Fritas Gajo con Salsa Alfredo o Croquetas de Papa Rellenas de Tocino4. Resiste la tentación de gastar tus últimos $100 comprando comida en la calle. Si preparas tu lunch en casa, te ahorrarás una  buena cantidad de dinero al mes, además de que seguramente comerás platillos más saludables. Albóndigas con Pasta de Macarrones  son ideales para llevar a la oficina. 5.Cuando vayas al súper mercado compra según un menú semanal para no desperdiciar nada. Haz una lista de los alimentos que necesitas para cocinar lo de toda la semana, y solamente compra eso. Checa que algunos alimentos puedan usarse más de una vez para que rinda más tu presupuesto.6. Una manera práctica de ahorrar tiempo y dinero es congelar los alimentos. Puedes dedicarte el fin de semana a preparar los platillos de toda la semana y después congélalos en porciones individuales. Así, cuando quieras comer, solo tendrás que calentar lo que te vayas a comer.7. Aprovecha lo que te haya quedado de platillos pasados para preparar nuevas recetas. Si cocinas una Lasaña de Papas con Carne Molida puedes usar después las papas para hacer un delicioso Puré de Papa sin Lácteos. 8. Acostúmbrate a preparar tus comidas divididas en tiempos, es decir, entrada, platillo fuerte y postre. Aunque te tome más tiempo, el cocinar así te da la oportunidad de usar mayor diversidad de ingredientes para complementar tu alimentación de manera económica.9. ¡No te olvides del postre! Con gelatina y frutas puedes preparar postres muy ricos, a bajo costo y además muy frescos, ideales para la época en la que empieza a sentirse el calor. Prueba esta Gelatina Cristalina de Uvas y disfruta un postre delicioso y económico. 10. Uno de los mayores gastos hormiga está relacionado con la compra de botanas y antojos. Para evitar que tu quincena se vaya en estas cosas mejor prepara en casa unos Pepilocos con Cueritos o una exquisitaNieve de Fresa Casera. ¿Qué esperas para poner en práctica estos tips? Comienza a ahorrar con las recetas económicas de Kiwilimón.
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
La salud y el fortalecimiento de tus hijos comienza desde la casa. El inculcar en ellos prácticas saludables, como desayunar todos los días, hacer ejercicio y llevar una alimentación adecuada contribuye al buen desarrollo de tus pequeños. Por esta razón, es muy importante que les des sólo alimentos de la mejor calidad.Una manera sencilla de asegurarte de que tus hijos están recibiendo todos los nutrientes que necesitan, es darles un vaso de leche al día. Así, puedes tener la tranquilidad de que tus pequeños se están alimentando bien y sin tantas complicaciones, gracias a los beneficios de la leche entera.¿Te gustaría saber qué está tomando tu hijo cada vez que bebe un vaso de leche? Descubre todos los beneficios que hay en 500 ml de leche al día:Calcio: este es un mineral esencial para el buen desarrollo de los niños, ya que ayuda a la formación de dientes definitivos y favorece los brotes de crecimiento.Proteínas lácteas: son necesarias para reconstituir músculos y tejidos, además de que fortalecen el sistema inmunológico.Carbohidratos: son una fuente de energía saludable para los pequeños. Al combinarse con las proteínas lácteas, controlan el índice glucémico.Lípidos: las grasas son indispensables en el desarrollo de un niño debido a que lo protegen contra el frío y lo ayudan a absorber las vitaminas A, D, E y K.Vitaminas: la leche contiene vitamina A y E, las cuales promueven la eliminación de sustancias tóxicas del organismo y mejoran la memoria.Triptófano: este aminoácido tiene un impacto directo en la producción de serotonina, la cual provoca una sensación de bienestar.Gracias a las múltiples propiedades de la leche de vaca, esta es considerada un súper alimento. Al incluirla en la dieta de tu familia no sólo estarás cuidando la salud de tus pequeños, sino que también los estarás apapachando con un alimento delicioso y natural.Nutre a tus hijos con la leche de mejor calidad. En alpura contamos con los mejores métodos para llevar hasta tu mesa la mejor leche. Disfruta junto a tu familia todas las propiedades de este súper alimento bebiendo un vaso de leche alpura al día.Estas recetas harán aún más fácil que tus hijos consuman su porción diaria de leche:Tarta de Arroz con leche y Galleta MaríaPastel Imposibole de Tres lechesTradicionales Chongos Zamoranos
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD