Condiciones Generales del Concurso “Clase en vivo – Nutrioli”
Concursos

Condiciones Generales del Concurso “Clase en vivo – Nutrioli”

Por Kiwilimón - Mayo 2020

Condiciones Generales del Concurso “Clase en vivo – Oli de Nutrioli”
KIWILIMÓN®

CONDICIONES GENERALES DEL CONCURSO

Este concurso es presentado por Kiwilimón, S.A.P.I. de C.V. (“Kiwilimón®”) y Oli de Nutrioli)

1.- Condiciones para participar: Podrán participar todos aquellos usuarios residentes en los Estados Unidos Mexicanos (México). IMPORTANTE: si quedas seleccionado y vives fuera de la Ciudad de México y/o Área Metropolitana, los gastos de viáticos correrán por cuenta de Kiwilimón®.

Características del Concurso:
  1. El usuario deberá subir una fotografía a los comentarios de la clase en vivo o en los posts en Facebook relacionados con la misma en Facebook mostrando el resultado de la preparación de una de las recetas que se mostraron en la clase.
  2. La fotografía debe mostrar el platillo con la presentación que el usuario prefiera.
  3. Participarán aquellos que suban su fotografía dentro de las fechas 11 de junio al 18 de Junio del 2020.
  4. Las fotografías ganadoras serán seleccionadas por un comité de la marca Oli de Nutrioli.
2.- Principios Editoriales: A través del presente concurso, en Kiwilimón® buscamos fomentar:
  1. La Honestidad: La fotografía que compartas debe ser propia.
  2. El Respeto y compañerismo: Kiwilimón® a través de este y todos sus concursos, busca comunicar a los usuarios entre sí, así como con los administradores de la página, en la búsqueda de un espacio que logre conectar las ideas y creatividad de los usuarios, por lo que agradeceremos, evites dar comentarios negativos a las otras personas que están compitiendo.
Por lo anterior, para resguardar dichos principios, Kiwilimón® se reserva el derecho de descalificar del concurso a cualquier usuario que presente conductas contrarias a los principios señalados en los incisos a) y b) de este punto, a su sola discreción y sin previo aviso. Asimismo, Kiwilimón® se reserva el derecho de descalificar del concurso a todos aquellos participantes que alteren o pretendan alterar o manipular el concurso.

3.- Mecánica del concurso: Para participar en el presente concurso:
  1. Consulta la Clase en Vivo: Espagueti con albóndigas y Ensalada de Manzana con 2 Vinagretas el 11 de junio del 2020 a las 12:00 pm a través de la red social Facebook®.
  2. Prepara una de las recetas que se mostraron en la clase y tómale una fotografía.
  3. Sube tu fotografía del 11 de junio al 18 de Junio del 2020 a los comentarios del video de la clase en vivo transmitida a través de la red social de Kiwilimón en Facebook o en los posts en Facebook relacionados con la misma. Debe ser una foto del Espagueti con Albóndigas o la Ensalada de Manzana con una de las vinagretas. La foto deberá contener presencia de la botella Oli de Nutrioli y en el comentario escribir ¿Con quién compartiste estas exquisitas recetas?
  4. Los ganadores se anunciarán el día 24 de Junio del 2020.
4.- Criterios de Selección: Los finalistas serán elegidos por el equipo de comité de marca Oli de Nutrioli, conforme a los siguientes criterios:
  1. Nitidez de la fotografía (la imagen debe tener la resolución necesaria para poder ser apreciada por los demás participantes)
  2. Claridad del contenido (se debe distinguir que son la o las recetas de la clase en vivo)
  3. Presentación final de la receta (que sea similar a la mostrada en la clase en vivo)
  4. Congruencia con el contenido que se solicitó en la clase.
  5. Sólo se tomarán en cuenta las fotografías que sean subidas en la red social Facebook®.
5.- Vigencia*:

• Podrás participar hasta el 18 de Junio del 2020.
• El ganador o ganadores se anunciarán el 24 de Junio del 2020 a través de un post en la cuenta de Kiwilimón® en la red social Facebook®. Kiwilimón® se pondrá en contacto con el ganador a través de esta misma red social y a través del correo concursos@kiwilimon.com

*La vigencia del concurso podrá extenderse, a discreción de Kiwilimón®.

6.- Premio del ganador:

Se elegirán 5 ganadores, a quienes se les entregará como premio un kit de productos Oli de Nutrioli, con obsequios de la marca:

• 1 NutriolI 946 ml
• 1 DHA 850
• 1 Nutrioli Spray 180 ml
• 1 Oli Extra Virgen 500 ml
• 1 Oli Aceite de Oliva 500 ml
• 1 Bolsa Térmica
• 1 Tabla para cortar con cuchillo
• 1 Brocha para cocina
• 1 Recetario Orig Oli
• 1 Recetario Oli Org
• 1 Libreta
• 1 Pluma

Se solicitarán los datos personales y domicilio de cada uno de los ganadores a través del correo concursos@kiwilimon.com y Nutrioli realizará el envío por paquetería en un transcurso de 10 a 20 días laborales.

Por el momento este concurso se realiza sólo para residentes en México. Agradecemos tu comprensión en caso de que residas en el extranjero, pero te invitamos a seguir de cerca todos los concursos de Kiwilimón®.

7.- Excluyentes de responsabilidad: Kiwilimón® no se hace responsable por fallas o errores que se presenten en cualquier etapa de este concurso por caso fortuito o fuerza mayor, incluyendo cualquier falla en el sistema y/o red social utilizada que no le sea imputable ni previsible.

8.- Contacto y Legales: Si tienes dudas o comentarios respecto de este concurso, por favor envía un correo a la siguiente dirección: informacion@kiwilimon.com o si lo deseas, marca al número (55) 2167- 6264 o (55) 5222-0770, de lunes a viernes en un horario de 08:00 a 17:00 horas. La participación en este concurso implica la aceptación de las presentes condiciones. El usuario(a) que participe en el presente concurso, reconoce expresamente que la fotografía con la cual concursa, no ha sido tomada de otra fuente y/o alterada, sino que es original, por lo que reconoce y garantiza que no viola ningún derecho de propiedad intelectual de terceros; asimismo, se compromete a sacar en paz y a salvo a Kiwilimón® de cualquier reclamación, demanda o acción legal de tercero que pudiera generarse, así como indemnizarlo de cualquier gasto erogado por Kiwilimón® para el caso de cualquier controversia. Asimismo, se entiende que, al participar en el presente concurso: (i) el usuario cede expresa e irrevocablemente de manera gratuita a Kiwilimón la totalidad de los derechos patrimoniales derivados de las fotografías que los usuarios envíen a Kiwilimón® para participar, no reservándose el usuario ningún derecho. Para tales efectos, se entiende por “derechos patrimoniales” los señalados en los artículos 24 a 29 y demás relativos y aplicables de la Ley Federal del Derecho de Autor; y (ii) el usuario autoriza expresamente a Kiwilimón® a reproducir la(s) fotografía(s) con las que participe, incluso si dichas fotografías incluyen imágenes de su persona o personas que participen en el presente concurso, entendidas dichas imágenes como “derechos morales” en términos de los artículos 18 a 23 y demás relativos y aplicables de la Ley Federal del Derecho de Autor, no reservándose el usuario ningún derecho. En virtud de lo anterior, Kiwilimón® estará facultada para explotar cualquiera de las fotografías que el usuario comparta para participar en el concurso, quedando incluidos en dicha explotación en forma enunciativa mas no limitativa: la divulgación, difusión, publicación, producción, transmisión, impresión, grabación, edición, exhibición, modificación, instrumentación, comunicación pública, distribución al público (con o sin fines publicitarios), traslación, reproducción, adaptación, compilación, paráfrasis, arreglo, o cualquier otra forma de explotación permitida por la Ley Federal del Derecho de Autor y los artículos 16, 21, 24, 30, 31, 83 bis y demás relativos y aplicables del mismo ordenamiento, así como la legislación de la materia. Dicha explotación podrá realizarse en los Estados Unidos Mexicanos o en el extranjero.

En virtud de lo anterior, Kiwilimón® será la única titular de los derechos patrimoniales de autor derivados de las fotografías; como consecuencia de ello, Kiwilimón® podrá a su vez ceder, licenciar, gravar o enajenar en cualquier forma estos derechos, ya sea total o parcialmente cuando lo estime conveniente, sin que la suscrita tenga algún derecho de pago posterior.

Califica este artículo
Calificaciones (1)
Ale Marquez
11/06/2020 08:33:59
Excelente información
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La adaptabilidad del ser humano es asombrosa. La del mexicano, más. La “nueva realidad” ya asoma la nariz y desde acá, todo se ve un poco raro. Estamos en un mundo para querernos, pero no tanto; para salir, pero no tanto; para abrazarnos de lejitos e intentar gesticular con lo ojos, aunque el cubrebocas nos quiera mantener quieta la cara. En este “hoy bizarro” los restaurantes abren pronto. Los más osados apenas sonaron las doce campanadas del primero de julio y ya levantaban la cortinilla de metal en señal de victoria. “Sobrevivimos”, parecían gritar. Otros no tendrán la misma suerte… A aquellos ya no los veremos ni probaremos más. Sí, ya podemos salir. Con la nueva realidad a cuestas, pero al fin con restaurantes abiertos. Como el resto de nosotros, los restauranteros tratan de adaptarse. Algunos luego de también acoplarse a las comisiones excesivas de las aplicaciones de envío a domicilio que mermaron bien y bonito sus ganancias. Pero esto ya se acaba poco a poco. Acaba para los productores del campo con excedentes de producto apilados en cajas. Acaba para los meseros y los cocineros que ansiaban ponerse sus mejores galas para hacer lo que saben hacer mejor: servir a personas “sin usuario”, a personas de carne y hueso. Acaba para las cajas registradoras cansadas de esperar. Esto no pasa de la noche a la mañana: la rueda de la economía debe comenzar a girar. Ya. De nuevo. Por favor.Los restaurantes vuelven a abrir y con los neones prendidos y el bullicio de una buena plática, se nos abren de nuevo las posibilidades de los cumpleaños petit comité, de las escapadas luego del cansancio, que es inventar el hilo negro con una calabacita entresemana. Y aunque no será fácil, hay esperanza. El chef Víctor Zárate del restaurante Madre Café, en la Roma, me contó que confía en que su terraza, en donde el aire puro corre a sus anchas, hará que su fiel clientela regrese sintiéndose segura. Aun así reducirá 70% el aforo de las mesas como medida de precaución y hará una reducción a la carta de 10 por ciento. El chef José Miguel García, de la Barraca Valenciana, ha dispuesto toda clase de medidas de seguridad, como tapetes con sales cuaternarias en la entrada, sanitizantes para el piso o mamparas con los menús pegados para que la gente no tenga que tocar nada. Tal vez no sea fácil pero la magia está en la resiliencia. Para Víctor Zárate, el caso más cercano es el de su papá, un vendedor de tamales con sede en Tepito, que gracias a la buena fama de su hijo, pudo comercializar sus tamales en redes sociales –por cierto, ¡son lo máximo y deben probarlos!– y asegurarse un ingreso a pesar de las dificultades. Para Juan Pablo Ballesteros, el restaurantero detrás del mítico Café Tacuba y Limosneros, la resiliencia está en tratar de adaptarse con buena actitud: “aun sin música, aun con cubrebocas, mostrar nuestra mejor cara”.Las medidas de seguridad que he visto allá afuera para la reapertura de restaurantes son muy variables. Algunos están haciendo uso de cabinas de acrílico, otros sólo de mascarillas y tapabocas para todos los empleados. Eso sí, según los lineamientos de la Secretaría de Movilidad, las mesas deben ir escalonadas, en zigzag, y los grupos no pueden ser mayores a cuatro personas –lo sentimos por ti, quinta amiga que no nos hablaba tanto–. Fumar estará prohibido incluso en los restaurantes con extractores. Además, los lugares con terraza podrán operar hasta con 40% de la capacidad regular, mientras los pequeños y encerrados, con 30%. Hay que exigirlo y cuidarnos.¿Hay cierta nostalgia en el ambiente por lo que éramos, por lo que somos? ¿La sana distancia nos vuelve sensibles? Puede ser, pero ella es la única que puede seguir salvándonos. Abrazarnos de lejitos, hablarnos de lejitos, comer de lejitos nos hace más o menos libres para por fin ir a nuestra taquería, fonda o mesa favorita. Vale la pena la libertad. Reactivar la economía, también. Este domingo olvídate de mí tantito, cocina, este domingo como fuera.
Ahora quizá más que la recomendación de comernos un pan para el susto, vemos mil memes y stickers en nuestras conversaciones en seguida de una situación que nos causa miedo, como un temblor.Como buenos mexicanos, el pan para el susto ya se ha vuelto una forma de tomarnos con un poco de humor cosas serias y claramente estresantes, pero ya se sabe que un pan, así sea un bolillo o una rebanada de pan de caja, realmente no tiene ninguna relación para apaciguarnos el estado de alerta en el que nos deja el miedo. Lo que sí es cierto es que es comer algo sólido después asustarse sí es recomendable, pues esto ayuda a aminorar la secreción de jugos gástricos; no necesariamente tiene que ser un pan o un bolillo.Es decir, podrías comer un plátano o una manzana, o mejor aún, tomarte un antiácido, pues la reacción de alerta en nuestro cuerpo hace que los jugos gástricos aumenten y que incluso nos den náuseas y vómitos.De hecho, existe algo llamado estómago nervioso, que consiste en sentir “mariposas” por nervios, nudos en el estómago, náuseas, indigestión y otros síntomas, que pueden estar relacionados con tu estado o tu salud mental, tu digestión o la salud de tu sistema digestivo.Esto sucede porque el cerebro y el intestino están conectados a través del nervio vago, uno de los nervios más grandes del cuerpo. Este nervio envía señales desde el cerebro al intestino y viceversa, lo que aumenta la irritabilidad digestiva y la irregularidad cuando se produce estrés y ansiedad.El estómago nervioso es lo que le sucede a muchas personas después de un susto y se puede sobrellevar con remedios caseros, como tés, y si ya lo padeces, además puedes llevar a cabo cambios sencillos en tu dieta diaria, como un aumento de ingesta de fibra o comidas ricas en probióticos, como un yogurt.Los beneficios de los probióticos en la ansiedad se han comprobado en estudios preliminares en ratones y pueden ayudar a aliviar los síntomas intestinales a través de la acción sobre el nervio vago.Otra opción además de un bolillo para el susto es comer chocolate oscuro con 70 por ciento de cacao o más, pues de acuerdo con una investigación del Journal of Proteome Research encontró que comer alrededor de 40 gramos de chocolate por día puede reducir los niveles de cortisol.Para la próxima vez que sientas que tu estómago se desacomodó por un susto, al menos ahora tienes más opciones para comer después, además de un pan.
Las recetas con carne molida son súper prácticas, porque es una carne con la que puedes hacer rellenos, simplemente guisarla o albóndigas, las favoritas, y tener una comida deliciosa, rápida y completa.Las albóndigas son bolitas de carne molida, también conocida como carne picada; por lo general se hacen con carne de res o de ternera, pero también las hay de pollo, de atún o hasta veganas, hechas con arroz, por ejemplo.Solas, con relleno o condimentadas con perejil, las albóndigas son un gran platillo en los menús semanales, pero a veces incluso el platillo que puedes repetir mil veces necesita un aire nuevo, y en el caso de las albóndigas, un relleno, cambiar el tipo de carne o los sazonadores pueden hacer toda la diferencia.Elige la carne correctaSi bien puedes hacer albóndigas con cualquier carne molida, las carnes con más grasa como la carne de res, el cordero y el cerdo, te darán como resultado albóndigas más tiernas. Si usas carnes magras como pollo o pavo, no las cocines demasiado porque pueden ponerse duras. Para un gran sabor, usa una mezcla de diferentes tipos de carnes molidas.Enfría los ingredientesPara evitar que la grasa se derrita y la carne se deshaga, mantén la carne y los ingredientes lo más fríos posible. Haz la mezcla en un recipiente frío y, si agregas ingredientes precocinados como cebolla, déjalos enfriar por completo antes de agregarlos.Añade humedad con un poco de huevoLa proteína en la carne hace que se encoja cuando se cocina y puede resultar en albóndigas duras. Añadir huevo y aglutinantes como pan molido mezcladas con leche ayudan a mantener las albóndigas tiernas y húmedas.Forma las albóndigas con cuidadoSi las albóndigas se aprietan y compactan demasiado al formarlas, saldrán duras, gomosas y chiclosas. Para evitarlo, engrasa tus manos para que la mezcla no se te pegue y fórmalas suave y rápidamente. Si quieres hacerlo aún mejor, usa una pequeña cuchara para bolas de helado para hacer albóndigas de tamaño uniforme.Haz una prueba de sazón Antes de que te asustes, no tienes que probar la carne cruda. El truco está en cocinar una mini hamburguesita o albóndiga para rectificar si a la mezcla de carne molida le hace falta sal, pimienta, perejil, o tu toque especial.Ya tienes todo para mejorar tus albóndigas, así que no dudes en implementar estos consejos, pero sobre todo, cuéntanos qué es lo que hace a tu receta de albóndigas extra especial.Pon en práctica estos trucos con estas recetas:Albóndigas rellenas de queso cremaAlbóndigas picositas al chipotleAlbóndigas en salsa morita
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD