Consejos básicos para el uso de los chiles
Recomendaciones de Cocina

Consejos básicos para el uso de los chiles

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
Los chiles son originarios de Centroamérica y México. Son los protagonistas de la cocina mexicana. Los chiles estimulan con su sabor picante, su atractivo aroma; y son consumidos cocidos, crudos, en rodajas, triturados, rebozados, fritos, etc. Son parte imprescindible en todas las comidas mexicanas. Su presentación más habitual es en salsa, aparte de las comidas para ser servida al gusto de cada uno. Su sabor picante se debe a una sustancia la Capsaicina que es la que provoca el picor, según su concentración será su picante. Existen más de 30 especies, pero se cultivan cuatro Capsicum annuum, Capsicum frutescens, Capsicum chinense y Capsicum pubescens. La especie más desarrollada en México es Capsicum annuum, con gran cantidad de variedades; se diferencia entre ellos por el color, (unos son amarillos, otros verdes o rojos), por el sabor (dulce o suave o picante o muy picante) y por la forma (los hay alargados o redondeados).
Propiedades de los chiles Los chiles tiene excelentes propiedades nutricionales y saludables. Por ejemplo el chile jalapeño es rico en Vitaminas A y C y Potasio, también contiene hierro y magnesio. Aparte la cualidad que tienen los picantes es que estimulan el ritmo metabólico de nuestro cuerpo provocando un consumo extras de calorías, ayudan en una buena digestión, aumenta la producción de jugos gástricos, reducen el colesterol y es un anticoagulante natural que reduce la posibilidad de un ataque cardiaco. También se le atribuyen cualidades antioxidantes, retrasando en envejecimiento.
Consejos de almacenamiento Envuelva los chiles, sin lavar, en toallas de papel. No use bolsas de plástico porque la humedad los descompone. Consérvelos frescos en el frigorífico, como máximo tres semanas. Los chiles secos se pueden almacenar en un recipiente hermético a temperatura ambiente; le durarán unos cuatro meses. En el frigorífico durarán aún más. Preparación Tenga cuidado al manejar chiles. Sus membranas y semillas contienen capsaicina, sustancia que les da su picor característico. Puede ser sumamente irritable para la piel y causar tremendo malestar si entra en contacto con los ojos. Como medida preventiva, quizá le convenga utilizar guantes de goma mientras los prepara. Lávelos y ábralos con un cuchillo; quíteles la membrana y las semillas si desea un picor suave en sus platos. Después de picar chiles, lave la tabla de cortar y los utensilios empleados; haga lo mismo con los guantes. Si pica chiles secos para usarlos en polvo, evite inhalar o exponer la vista a cualquier emanación de ellos. Para reducir molestias posibles, remoje los chiles en agua caliente unos 30 minutos y píquelos con un poco del agua de remojo. Luego prosiga con su receta. Usos básicos en la cocina Basta con espolvorear chile recién picado para que todos sus platos suelten chispas, desde las hamburguesas hasta los aderezos. Ase y pele los chiles más o menos largos, igual que se hace con los pimientos, luego rellénelos de queso o carne y fríalos en aceite abundante. Recorte las costillas y tire las semillas cuando los pele. Recetas de cocina recomendadas con chiles:Tinga PoblanaSopa de Tortilla TradicionalSalsa de Tomate Verde con JitomateSalsa Ranchera Roja
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Hay momentos en los que quisiéramos parar el tiempo, sobre todo en la piel de nuestra cara para que luzca siempre joven y con brillo.Hoy en día hay un sinfín de cremas, mascarillas y tratamientos para tratar combatir las arrugas y mantener la piel luminosa, pero de un tiempo para acá, hay un ingrediente estrella que es el deseo de muchas: el retinol. No obstante, este no es el único, pues ya hay otro ingrediente que empieza a robarle atención: el bakuchiol. Vayámonos por partes. ¿Qué es el retinol? Si aún no conoces qué es el retinol, aquí te lo vamos a explicar. El retinol es un derivado de la vitamina A, un nutriente que ayuda a la regeneración celular, ¿pero cómo se refleja esto en la piel? Pues nada más y nada menos que reduciendo el acné, aclarando el tono, quitando manchas y evitando el envejecimiento por su acción antioxidante, es por esto que muchísimas marcas lo han incorporado a sus productos. ¡Suena increíble! Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, ya que el retinol se debe usar con precaución. Usarlo en un porcentaje alto o con mucha frecuencia puede causar irritación, picor en la piel, descamación y hasta quemaduras, así que debes de tener cuidado. Además, debemos evitar su uso sobre todo después de situaciones estresantes para piel, como una exfoliación, irritación, exposición al sol, depilación y si se está consumiendo medicamentos para el acné. Hablemos del Bakuchiol El bakuchiol es un activo obtenido de plantas medicinales que, por sus bondades, está haciendo temblar del trono al retinol. A pesar de que el bakuchiol actúa casi idéntico al retinol, podemos agregar que es cicatrizante, antimicrobiano, antiinflamatorio entre otras muchas cosas.Retinol vs. Bakuchiol: similitudes y diferencias Similitudes. Los dos activos ayudan a prevenir y revertir los signos de la edad, disminuyendo las arrugas y líneas de expresión. Además, promueven la renovación celular, estimulan la producción de colágeno y elastina para dar firmeza a la piel, combaten el fotoenvejecimiento y detiene el deterioro de la piel. Diferencias. Entre las principales diferencias entre el retinol y el bakuchiol se encuentra el origen; mientras que el retinol es un derivado de la vitamina A que es de origen animal, el bakuchiol se obtiene de las semillas de plantas medicinales como babchi y la Otholobium pubescens y al ser un extracto vegetal 100% vegetal puede ser utilizado en productos veganos. Otra diferencia entre las dos sustancias son sus efectos secundarios, mientras con el retinol hay que tener cuidado en dosis y frecuencia; con el bakuchiol por sus orígenes es apta para todo tipo de pieles incluso las sensibles, incluso puede usarse en personas con psoriasis. Conociendo estos dos activos y teniéndolos de tu lado, lucirás espectacular, escoge el mejor para ti.
Que si tomas agua con limón en ayunas corta la grasa, que si enojarte adelgaza, que si comer chocolate te ayudará bajar de peso... ese tipo de afirmaciones que escuchamos y leemos a diario sin ningún sustento científico ni médico están en todos lados.Sin embargo, hay que tener en cuenta que uno de los deseos que mueve al mundo es el de adelgazar, por lo que hay muchas personas que lucran con ese interés, soltando información confusa o falsa.Aquí te vamos a platicar de las principales afirmaciones sobre bajar de peso que no deberías creer, para que no caigas en fraudes y mentiras.Todo lo que comes en la noche se convierte en grasaNo hay nada distinto en comer algo en diferentes horas del día. Es decir, si comes alimentos sanos en la noche, no hay ningún argumento para decir que que se convertirá en grasa, por lo que es un mito que no debes creer; sin embargo, sí debes cuidar lo que ingieres con relación a las actividades físicas que realizas. Si haces ejercicio vas a adelgazar Hacer ejercicio es muy importante para la salud, pero la alimentación es lo más importante a la hora de bajar de peso. De nada sirve hacer ejercicio si comes comida con calorías vacías que no te nutren. Hacer detox o largos periodos de ayuno son lo ideal para bajar de peso rápidamente De un tiempo para acá, los detox sin comida por varios días se popularizaron con la promesa de bajar de peso rápidamente, no obstante, esto no es aconsejable ya que al volver a ingerir alimentos sólidos, se recupera el peso perdido. Tomar agua con limón disuelve la grasa en el cuerpo Aunque al agua con limón se le atribuyen muchos “milagros”, la realidad es que no hay ningún sustento médico que lo pruebe. Lo sentimos. Enojarse hace que adelgaces Esto no sólo es un mito, sino que es lo contrario. Al enojarte liberas cortisol, que está relacionado directamente con subir de peso, además de que provoca envejecimiento prematuro y acelera tu ritmo cardiaco. Comer chocolate ayuda a la pérdida de peso Hace un tiempo empezó a circular la información que comer chocolate en el desayuno fomentaba la pérdida de peso; sin embargo, esto no es verdad. El chocolate, como otros dulces, contiene azúcar, algunos también contienen leche, por lo que es importante controlar su consumo.Si lo que quieres es bajar de peso, lo que tienes que hacer es consultar a un especialista que analice tu caso, tu estilo de vida, tus necesidades y así pueda hacerte un plan a tu medida. No caigas en la falsa información y mentiras.
¿Sabes cómo hacer que una milanesa empanizada sea espectacular? Se trata de algo muy sencillo, porque con los nuevos empanizadores sazonados puedes hacer de una pechuga de pollo una milanesa con mucho más sabor.Además, el pan molido no sólo le añade muchísimo sabor a las comidas, ya que es un buen complemento para carne, pollo, pescado, verduras, sino que incluso sirve para darle más sabor a salsas y botanas como queso o salchichas.Es muy fácil de utilizar y lo puedes hacer en cualquier momento que quieras salir de lo común con los alimentos, porque ahora hay nuevas variedades sazonadas con las que puedes lograrlo, con los empanizadores estilo inglés, italiano y mexicano.Así que explora nuevas formas de cocinar, toma tu receta favorita y dale a tus platillos otra forma de prepararlos y lucirte con tu familia o amigos.¿Imagínate cómo sabría un pescado empanizado con un poco de limón y pimienta al estilo inglés, o qué tal una milanesa empanizada a las finas hierbas estilo italiano, o unos camarones con un toque picosito al chipotle? No es necesario tener una reunión especial ya que cada comida la puedes hacer increíble para tus seres queridos. Lo mejor de esto es que no tienes que pasar largas horas cocinando y combinando ingredientes, ya que los nuevos empanizadores sazonados son tus cómplices para quedar bien, además de estar en su práctico bote y tener la combinación de ingredientes para darle ese toque especial a tus platillos.Lúcete a cada momento que los utilices, no pierdas más tiempo y consigue las tres variedades para que siempre estés preparada para consentir a tu familia.
El desperdicio de alimentos es una situación grave en el mundo y no sólo es muy triste que todos los días, toneladas de alimentos terminen en la basura, sino que además, hacemos un daño directo a los bolsillos. Para evitar que la comida termine por ser desechada, te damos algunos pasos sencillos para ser más consciente y poder aprovechar mejor nuestros recursos.Todo empieza desde las comprasEl primer paso, y quizá el más importante, es que planees correctamente las compras. Antes de hacer tu lista para el súper, revisa lo que tienes en el refrigerador. A veces hay tesoros en el fondo del cajón de las verduras que se pueden convertir en una deliciosa sopa antes de que pase demasiado tiempo. Aprovecha ese jamón de la semana pasada para unas croquetas y si te sobró demasiado, piensa comprar un poco menos la siguiente vez.Te recomendamos intentar esta receta de Croquetas de Papa con Jamón Nada de distraccionesRecuerda, si vas de compras con hambre o sed, pondrás en tu carrito mucho más de lo que necesitas. Apégate a tu lista y a la planeación que hayas hecho para la semana. Una vez que llegas a casa, empaca y almacena todo correctamente y así tendrá más vida de anaquel.Aprovecha los ingredientesMuchas veces al preparar una receta, usamos sólo una parte de las frutas y verduras que compramos. Por ejemplo, con el apio: si usas los tallos para una ensalada, aprovecha las hojas en una sopa y la parte blanca de la base para dar más sabor a tu caldo. También puedes hacerlo con los tallos de los champiñones o los tallos gruesos del brócoli, que hacen una rica sopa o ensalada. Los plátanos que ya están muy negritos son perfectos para hacer panqué o agregarlos a la masa de hotcakes. Si no tienes tiempo de prepararlo pronto o no tienes suficiente cantidad, no te preocupes, congélalos hasta que estés lista.Si tienes pedacitos de diferentes quesos, es el momento de hacer una salsa deliciosa para tu pasta favorita. Y en la alacena, revisa mensualmente las fechas de latas y salsas, y úsalas en tiempo.Cuida las porcionesPara evitar tener desperdicios, es mucho mejor servir porciones pequeñas y si alguien quiere más, entonces que se sirva después. Si sobra comida, recuerda enfriarla rápido y conservarla adecuadamente para que dure más tiempo.Administra inteligentemente las sobrasCon frecuencia, nuestro refrigerador se convierte en un paso previo al basurero por tener cantidades pequeñas de sobras que no se aprovechan. Si preparaste comida de más, recuerda conservar lo que quede en recipientes adecuados, siempre marcando el contenido y la fecha de empaque, para que estés consciente de cuándo debes consumirlo.Por otra parte, también puedes darle nueva vida a las sobras. Por ejemplo, si hubo pollo al horno, deshebra el sobrante para unos taquitos; las verduras cocidas picadas se pueden mezclar con pasta fría y vinagreta, o con atún y mayonesa para una ensalada; los frijoles refritos con salsa de jitomate y caldo toman un nuevo aire en una sopa. O simplemente fríe ese arroz blanco con verduras picadas, cubitos de carne o camarón, y salsa de soya para una cena oriental ligera... Usa tu imaginación y dales giros distintos a esos recipientes con sobras. Al final de mes, se sentirá la mejora en tu cartera.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD