¿Contaminación en la cocina?
Recomendaciones de Cocina

¿Contaminación en la cocina?

Por Kiwilimón - Agosto 2018
Al cocinar, muchas personas seguimos las reglas básicas de higiene: lavarse las manos, tener el área limpia, desinfectar frutas y verduras, etc. Pero, ¿sabías que incluso siguiendo estas medidas tu cocina puede estar contaminada? Tal vez por descuido estás cometiendo algún error que puede contaminar tu comida. Conoce los focos de contaminación más comunes en la cocina y cómo puedes solucionarlos de manera sencilla: Tabla de cortar Este es uno de los principales lugares donde puede contaminarse la comida. Las tablas de madera son más suaves con los cuchillos y afectan menos su filo, pero también son más propensas a propagar ciertas bacterias. El mejor material para la tabla de cortar es el plástico. Lo ideal es tener una tabla para cada momento de la cocina: corte de verduras, corte de carne cruda, corte de pescado crudo, corte de carne cocida, corte de pescado cocido, etc. Paño de cocina Si tu obsesión es el orden, seguramente pasas más de 5 veces el paño de la cocina sobre la mesa mientras preparas la comida. Aunque parezca más limpio, probablemente solo estés esparciendo más bacterias que quitándolas. Al igual que las tablas de cortar, deben existir paños para cada tipo de limpieza: manos, secado de loza, alimentos crudos, etc. Procura lavarlos frecuentemente (lo ideal es una vez cada 24 horas). Platos Durante la preparación de la comida muchas veces tenemos que usar platos para colocar ciertos alimentos mientras hacemos otras cosas. Este punto es básico ya que el usar el mismo bowl o plato para contener alimentos crudos y cocidos implica una contaminación segura de la comida. Siempre usa platos diferentes para los ingredientes crudos y los cocidos. Estropajo Las esponjas y estropajos que usamos para lavar los trastes también pueden contaminar la cocina. Para evitar esparcir bacterias mientras lavas los platos retira los residuos de alimentos del estropajo y déjalo seco (nunca dentro del agua con jabón). De vez en cuando talla el estropajo con cloro o mételo al horno de microondas por 30 segundos. Como puedes ver, garantizar la higiene de tus alimentos es más fácil de lo que parece. Cuida la salud de tu familia aplicando estos sencillos consejos en tu cocina. Te sugerimos estas increíbles recetas: Ensalada de pollo, papa y manzana Pasta con carne molida Lentejas con plátano macho Ensalada de espinaca con fresa y aguacate
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El día de la cerveza se celebra en todo el mundo el primer viernes de agosto. Hoy festejamos esta bebida representativa de México -recordemos que somos el cuarto productor a nivel mundial-, con esta guía de maridajes mexicanos para que la disfrutes con tu tarro bien en alto. Muchas veces se cree que el sabor y el cuerpo de la cerveza depende de su color, esto es si es clara u oscura. Sin embargo, su principal división de la que se desprenden más de 100 estilos es a partir de su tipo de fermentación: alta (ale), baja (lager) o lámbica (espontánea). Para potencializar los sabores de tu cerveza con la gastronomía es importante que clasifiques su estilo y sepas sus características esenciales. Por ello, te presentamos una guía rápida de maridajes mexicanos, con algunos de los estilos más comunes de nuestro país, para celebrar en grande este día de la cerveza: Cervezas AleIPA (Indian Pale Ale)Su origen data de 1790, cuando los cerveceros ingleses quisieron hacer la Pale más resistente para los largos viajes en el mar, sobre todo para los destinados a la India, y le añadieron más alcohol, lúpulo y amargor. Por esta última nota combinará perfecto con unos tacos al pastor o con un chile relleno de cecina con salsa de cilantro.Blonde Ale Es la alternativa artesanal de la lager industrial. Tiene más cuerpo, pero sigue siendo fácil de beber, su inclinación es hacia la malta y está bien balanceadas. La malta le da notas de miel que maridarán perfecto con unas enchiladas de jamaica o un rico pan de cazón.PorterSu origen se disputa entre Inglaterra e Irlanda. Fue una receta creada especialmente para trabajadores con faenas físicas muy pesadas, la cual combinó tres tipos de ales. Es densa, huele a pan y chocolate, y en boca es robusta. Estas notas de chocolate resaltarán a la perfección con unos tacos placeros de suadero o bien con un pescado zarandeado.StoutSe creó en el Reino Unido y es la evolución de la Porter, a la cual le subieron la graduación alcohólica para sus viajes hacia las colonias inglesas y al norte de Europa. Es de color muy oscuro, tiene notas a tostados y un marcado sabor a café. Para combinarla, hay que buscar platillos con la misma potencia y carácter. Un estofado mixto de res o un mole poblano casero serán el match perfecto.Cervezas LagerPilsner Es el estilo más elaborado de todo el mundo y se originó en República Checa. Su color es pálido, su sabor seco, con presencia de la malta, notas herbales y aromas cítricos. Pruébalo con unas gorditas de chicharrón o con alitas de pollo con mango y habanero.American lagerTodas las lager mexicanas son de este estilo. Los inmigrantes alemanes empezaron a hacerla en 1830 y los americanos la popularizaron, ofreciéndola con la comida, para que las personas tomaran más. Por lo general son de color amarillo claro, cristalinas y brillantes, mientras que en boca son muy refrescantes. Van de maravilla con platillos como un ceviche de pescado y naranja o unos rollos de ensalada de atún.ViennaSe creó en 1841 en Viena, Austria, con maltas estilo vienna. Aunque su sabor ha cambiado mucho desde la receta original, su color va del ámbar al cobrizo, en nariz se percibe la malta, las flores y el caramelo, mientras que en boca es equilibrado. Sus acompañantes perfectos tienen que jugar con el dulzor de sus maltas, como una sopa de tortilla o para esta temporada: chiles en nogada.¡Celebremos este día de la cerveza con estos maridajes mexicanos, salud!*Fuentes: -Diplomado de cerveza de la Academia Mexicana de Sommeliers, impartido por Francisco Olachea y Nayeli Estrada. -El libro de la Cerveza Mexicana 2016.-Cerveceros de México.
Existe un ritual que, frente al comal, se vuelve entrañable: poner una tortilla caliente sobre la palma de la mano y con los dedos de la otra, enrollarla lo más apretadita posible. Mejor si en el interior hay una pizca sal. ¿Salsa martajada? Oh sí, por favor. Pero este ritual sólo es posible si la tortilla es lo suficientemente flexible para no romperse. Saber reconocer una tortilla auténtica, además de ser un hábito 100% saludable, es la forma más rica de experimentarlas. Según los mayas, el maíz es la piedra angular de nuestro origen y según los aztecas, es la muestra del amor que sentía Quetzalcóatl por su gente, quien para conseguir una semilla dorada se adentró en las montañas convirtiéndose en hormiga. De esa semilla surgió la tortilla, símbolo de identidad y cultura nacional. En el sentido más práctico, no hay plato, servilleta o cuchara más precisa para atajar un guisado. Tampoco una de mejor sabor. Todos creemos conocerla íntimamente, pero siendo sinceros, ¿hace cuánto elaboraron su última tortilla? ¿Hace dos meses? ¿Hace un año? ¿Nunca? Cuando conocí a Rafael Mier, director de la Fundación Tortilla de Maíz Mexicana yo no entendía por qué había que divulgar el tema de la buena tortilla y aprender a diferenciar una tortilla auténtica de otras. ¿Todas las tortillas de tortillerías son auténticas? ¿O no? La tortilla es el lienzo favorito del plato nacional: los tacos. Y aunque en las mesas nunca falta, Rafael me hizo entender que la verdadera tortilla escasea, sobre todo en las grandes ciudades. No sólo eso. Pocos conocen cuál es el proceso detrás de su elaboración y cuáles son sus ingredientes originales. Por suerte ya existe una regulación en el mercado para que las tortillerías describan los ingredientes que utilizan. No, no sólo es maíz. Algunas veces la masa está mezclada con harina de trigo. A la tortilla tradicional hay que diferenciarla del resto. Ella proviene de maíces mexicanos, algunos en peligro de extinción. El tema es que algunos agricultores han preferido sembrar otros cultivos o utilizar maíces más resistentes a las plagas. Transgénicos, pues. En el proceso tradicional, los maíces que fueron cosechados según la temporada se dejan secar naturalmente y se les desgrana con la ayuda de un olotero. A continuación, se someten al proceso de la nixtamalización en el que los granos de maíz se pulen como diamante en bruto para hacerlos más digeribles en el organismo, para maximizar su aporte nutricional: aumentar su contenido de calcio, de proteínas, de antioxidantes.La tortilla verdadera –la saludable, la auténtica– está nixtamalizada. Para lograrlo hay que diluir cal en agua, cocer los granos en la mezcla, dejarlos remojar durante la noche y al día siguiente, enjuagar hasta que el agua salga clara. De ahí se obtiene el precioso nixtamal que se lleva al molino o al metate. El resultado es una masa húmeda y deliciosa, lista para palmear tortillas, tlacoyos, sopes, o (ponga usted su preparación favorita de maíz). Cuando inflan en el comal o en la plancha de las tortillerías, el augurio de una buena comida es evidente. El proceso es cultura pura. Pero por inverosímil que parezca, en la mayoría de las escuelas de gastronomía este ritual no se enseña. No hay duda de que, para reconocer una buena tortilla, también hay que amistarnos con el lenguaje, con su saber. Rafael aconseja consumir aquellas que no son industrializadas, es decir, que no contienen ingredientes adicionales a los tradicionales (maíz, agua y cal o ceniza). “Como consumidores tenemos derecho a conocer todos los ingredientes de nuestra tortilla por ello, es importante exigir su correcta declaración”, afirma. También dice que las tortillas de colores sí son tradicionales. Su color proviene de maíces con tonalidades como del arcoíris. Pero cuidado. Existen comerciantes que utilizan colorantes imitando los colores del maíz azul o verde. Un tip para diferenciar al gato de la liebre es aplicar un agente ácido –como el jugo de limón–. “Si al aplicar el limón, la tortilla se torna violeta o rosa, se trata de tortilla de maíz azul real; si se torna grisácea o no cambia de color, se trata de una tortilla pintada con colorante artificial”. Otro consejo es fijarse en la flexibilidad de la tortilla. Si se rompe o se entiesa apenas la pones sobre el comal, puede que estés frente a una tortilla falsa. Estos y otros consejos los puedes encontrar en el blog recién inaugurado de la fundación. La buena tortilla merece diferenciarse de las otras. Pregunta en tu tortillería si las que ofrecen están nixtamalizadas y si provienen cien por ciento del maíz nacional. Su aroma, anticipación de un banquete digno de dioses, y su sabor no deben tomarse por sentado. Y mientras aprendemos a nixtamalizar juntos, te dejo algunas recetas que puedes preparar en su honor: Tacos de lenguaTacos de mixioteTacos de costilla
El pescado rebozado o pescaditos es un platillo típico de muchas marisquerías, pero también de muchos lugares deliciosos que encuentras en los mercados. Pero si quieres hacer tu propia versión casera, necesitas saber cómo se reboza el pescado.Acompañado con limón y salsa picante, el pescado rebozado también tiene versiones en otros países, como en Inglaterra, donde el fish and chips es un platillo característico. Pero si tú quieres preparar pescado rebozado para unos tacos o para comerlo con limón, tienes que seguir este paso a paso con los mejores tips de la chef de Kiwilimón para que te quede perfecto.Cómo se reboza el pescadoLo primero que tienes que hacer para rebozar un pescado es mezclar 2 huevos por 1 taza de harina. Esto te asegurará cubrir del todo tus filetes; este es el objetivo principal de rebozar y como resultado obtendrás una capa crujiente por fuera y un pescado jugoso por dentro.Los ingredientes con los que puedes rebozar un pescado pueden variar, pero como base, puede elegir entre los siguientes:Harina de trigoHarina de arrozHarina integralFécula de maízHarina de maízPrácticamente puedes usar cualquier harina para hacer un rebozado, lo único importante es sazonar bien la mezcla que hagas con la harina.Añade unos buenos condimentos sobre la mezcla como ajo en polvo, orégano o paprika y esto hará toda la diferencia de sabor.Luego puedes agregar un líquido, este puede ser agua, agua mineral, cerveza e incluso refresco, esto hará que el rebozado quede más airoso y crujiente. Usa un recipiente amplio y profundo para que sea más fácil cubrir bien tu pescado.Antes de rebozarlo con tu preparación, puedes secar el pescado y luego pasarlo por un poco de harina o maicena, esto hará que el rebozado se adhiera bien a nuestro pescado.Finalmente, lo que fríelo en aceite bien caliente para que el rebozado quede crujiente y bien cocido. Ahora puedes poner en práctica este paso a paso con estas recetas:Filete de pescado rebozadoTacos de pescadoTacos de pescado rebozado con aderezo de cilantro y habanero
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD