Costumbres alrededor del mundo a la hora de comer
Recomendaciones de Cocina

Costumbres alrededor del mundo a la hora de comer

Por Kiwilimón - Agosto 2018
  Comer es mucho más que llenar estómagos y satisfacer necesidades alimenticias. La comida forma parte de la cultura de cada pueblo. ¿Quieres conocer realmente un nuevo país? Entonces, aprende a comer como su gente. Conoce algunas de las costumbres más curiosas a la hora de comer:

1. Adiós tenedores

¿Tienes pensado visitar Tailandia próximamente? Recuerda que el tenedor se usa únicamente para poner la comida en la cuchara. Nunca comas un bocado directamente del tenedor (o creerán que eres un maleducado).

2. Comida olorosa

Si no eres fan del pescado, mejor aléjate de las versiones curadas o fermentadas en Suecia, Islandia y Japón. El surströmming, el hákarl y el funazushi son verdaderas delicatesen, pero no aptas para paladares sensibles.

3. Manos al comer

En los países de Medio Oriente, como Arabia Saudita, lo más común es comer con las manos, pero ¡ojo! No uses la mano izquierda, o de lo contrario puedes ofender al anfitrión.

4. Modales en la mesa

Lo que en algunos países es simplemente inaceptable, en Egipto es más que bien recibido. Si disfrutaste tu comida y quieres agradecer al chef, lo mejor que puedes hacer es eructar. Así que ya sabes: toma refresco y no te contengas.

5. Platos limpios

Dejar el plato limpio, es decir, sin una migaja de comida, es bien visto en Japón, pero si lo haces en China, le estarás dando a entender a tu anfitrión que no te dio suficiente comida.

6. Vaso medio lleno o medio vacío

En los países latinoamericanos solemos servir las bebidas hasta el tope del vaso (porque no queremos parecer tacaños), pero hacer esto en Francia puede ser considerado de mal gusto. Allá lo común es servir el vaso a la mitad.

7. La cuchara del té

Aunque probablemente esto aplique en todos lados, esta costumbre es particularmente apreciada en Inglaterra. Nunca, pero nunca, hagas ruido con la cuchara al mezclar tu té. Y, por favor, no dejes la cuchara en la taza (para eso es el platito).

8. A los ojos

Los brindis en Alemania van acompañados de un fuerte “¡Prost!” y contacto visual. Si no quieres parecer descortés, nunca cruces tu bebida en medio de otro brindis.

9. Comida al piso

Olvida las recomendaciones de tu abuela. En Afganistán la comida se respeta tanto que, si llega a caer al piso, esta se recoge, se besa y se pone nuevamente a la mesa.

10. Sin sal ni pimienta

Jamás se te ocurra pedir un salero (o pimentero) mientras comes en Portugal, ya que esto es una gran ofensa contra la persona que cocinó la comida.

¿Se te antoja vivir una experiencia culinaria internacional?

Prueba estas recetas:  
Califica este Artículo.
Calificaciones (1)
Carlos Alberto Gonzalez Diaz
16/03/2019 20:00:39
Como es interesante todo esto,y cada día aprendo mucho con ustedes. Gracias por existir
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Dinos qué guardas en tu horno y te diremos qué tan buen cocinero eres. Si el horno de tu cocina está limpio y tiene algunos refractarios, eso significa que te gusta lucirte con tus recetas. Pero, si se parece más a una bodega de ollas viejas y tupers sin tapa, definitivamente tienes mucho por aprender.Aunque hornear es algo desafiante para muchos, esta actividad puede ser realmente sencilla y divertida. No dejes que la falta de tiempo o de experiencia ahuyente tus ganas de usar el horno. Sigue estos tips para aprender a hornear en menos de lo que esponja un pastel.Empieza con algo sencillo: Si nunca has usado el horno por tu cuenta, no intentes hacer una receta súper complicada. Mejor elige un platillo con pocos pasos y una preparación muy básica. Podrías hasta pensar en alguna receta fácil con poco tiempo de cocción, para asegurarte de estar pendiente y además, adquieras práctica. Además, así será más difícil que cometas un error.Ten pacienciaEsto es básico al momento de hornear. Necesitas paciencia para precalentar el horno y que alcance la temperatura ideal, para dejar que tus platillos estén listos sin abrir la puerta cada cinco minutos y, obviamente, para aprender de las equivocaciones. Compra los utensilios básicosNo tienes que llenar tu cocina con batidoras industriales y cuchillos profesionales, pero sí hay algunos utensilios que vas a necesitar. Espátulas, refractarios antiadherentes, tazas medidoras, báscula, termómetro y unos bowls grandes para mezclar son suficientes. Ordena todo antes de comenzarLo ideal es que antes de empezar a cocinar leas con cuidado la receta y acomodes los ingredientes y los utensilios que necesitarás. Aunque esto parezca un poquito exagerado, cuando estás horneando es muy importante que respetes los tiempos. Créenos, si te tardas cinco minutos en encontrar los trapos para sacar el pastel, las cosas pueden ponerse feas.Sigue todas las instruccionesNo es necedad del autor del recetario poner medidas o temperaturas exactas. Para que el horneado quede perfecto debes seguir al pie de la letra las instrucciones. Esto incluye el orden en que mezclas los ingredientes, la temperatura, las cantidades y, obviamente, la consistencia (a punto de nieve, crema, uniforme, líquida, con aire, etc.).Prepárate para desmoldar o reservarNo subestimes la importancia de invertir unos minutos en el molde que usarás. Cuando no lo engrasas o enharinas bien, es muy probable que el pastel termine desmoronándose o quemándose en algunas partes. Para evitar estas catástrofes lo más fácil es que untes mantequilla y después cubras el molde con papel antiadherente. ¡Anímate a prender el horno! Con estos tips y las recetas de Kiwilimón hornear será tu nueva actividad favorita. Panqué de Plátano con Betún de chocolate blancoPastel de Pan de EloteCheesecake con FlanRosca de Frutos Secos sin Glutenhttps://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten
Al momento de cocinar, encontrar la mezcla perfecta de sabores es súper importante. Lo malo es que muchas veces los ingredientes por sí solos no aportan la intensidad o el gusto suficiente para darle ese toque especial a los platillos. En estos casos, unas gotas de tu esencia favorita pueden hacer una gran diferencia. Descubre cómo puedes mejorar el sabor de tus recetas creando tus propias esencias caseras.VanillaPara hacer esencia de vainilla casera solo necesitas dos ingredientes: una vaina de vainilla y vodka. Lo único que debes hacer es abrir por la mitad la vaina (sin cortarla completamente) y después meterla en un envase de vidrio esterilizado. Cubre la vainilla con vodka hasta el tope del envase y ciérralo. Deja reposar lejos del sol en un ambiente seco por lo menos por cinco semanas. Si no se te antoja probar esta esencia con alcohol, puedes prepararla también usando glicerina vegetal.Revisa esta RECETA de Trufas de Leche CondensadaMentaEl proceso para hacer esencia de menta casera es muy parecido al de la vainilla. Corta hojas de menta fresca y guárdalas en una botella de vidrio. Después rellena la botella con vodka (que no sea muy caro, pero tampoco del más barato) y deja que la menta impregne poco a poco el alcohol. Para que la esencia tenga un sabor aún más intenso, puedes cambiar las hojas del envase cuando ya estén marchitas por unas frescas. EsteviaUna esencia que te ayudará a endulzar tus recetas de postres sin añadir calorías extras es la de estevia. El proceso de elaboración de la esencia de estevia es muy sencillo y solo requiere dos ingredientes: hojas de estevia y ron blanco. Mezcla media taza de hojas de estevia con ron y déjalas reposar unos días.  Después cuela el líquido y añádele un poco de agua. Calienta la mezcla (sin que llegue a hervir) y enfríala antes de guardarla en un recipiente limpio. Revisa esta RECETA de Rollo de NuezCerezaEl extracto de vainilla puede obtenerse fácilmente mezclando cerezas frescas con brandy. Corta las frutillas en mitades y cúbrelas con el alcohol. Agita el envase y guárdalo en un lugar seco y oscuro por lo menos por dos semanas. Recuerda que debes agitarlo de vez en cuando. Cuando la esencia esté lista puedes colarla para remover las cerezas o también puedes conservarlas dentro del envase.Revisa esta RECETA de Galletas de Almendra sin HarinaLavandaLa flor de lavanda huele delicioso, pero ¿sabías que también puede usarse en la cocina? Unas gotitas de esencia de lavanda pueden convertir el pastel más simple en una creación gourmet. Para prepararla lo primero que debes hacer es poner a secar unos ramitos de flor de lavanda (así es más difícil que salgan hongos). Cuando ya estén listas las flores, mézclalas con dos tazas de vodka y agita el envase. Deja reposar dos semanas y cuela el líquido, siempre exprimiendo bien las flores para sacarles todo el sabor. Revisa esta RECETA de Pastel de Crepas de TiramisúChocolateLa esencia de chocolate es muy aromática y aporta mucho sabor a todas las recetas. Si no quieres usar químicos o versiones artificiales, solo tienes que aplastar ligeramente una media taza de granos de chocolate y combinarlos con whiskey. El alcohol siempre debe cubrir el ingrediente principal para obtener bien su sabor. Al igual que en los otros extractos, debes mezclar, dejar reposar y colar antes de usar. Como puedes ver solo necesitas un líquido con mucho alcohol (como el vodka) para hacer las esencias. También puedes usar otros licores que combinen con el sabor de los ingredientes principales. Y no te preocupes. La esencia no tendrá un sabor etílico ni tu receta estará impregnada de alcohol, ya que este se evapora durante la cocción.Revisa esta RECETA de Pastel de Chocolate relleno de Crema Pastelera
Aprovecha las bondades de la naturaleza y consume frutas de temporada. Descubre cuáles son las frutas que debes comer en primavera:Piña: esta delicia aromática suele crecer naturalmente en climas cálidos húmedos, sin embargo, también puede sembrarse todo el año si se usan sistemas de riego. Además de tener muchos nutrientes, las piñas ayudan a mejorar la digestión y pueden reducir el riesgo de cáncer.Cheesecake sin horno de piña coladaKiwi: el kiwi debe ser plantado en regiones con climas templados y subtropicales. La temperatura óptima para este cultivo es entre 25 y 30° C. Las maravillas del kiwi no se limitan a su alto contenido de vitamina C, sino que además es un aliado natural en el tratamiento de la presión sanguínea y ciertos tipos de enfermedades del corazón.Mango: este fruto dulce requiere clima cálidos y secos para crecer. Los lugares en los que se cultiva naturalmente el mango se registra una precipitación promedio de 1000 a 1500 mm. Esta fruta se caracteriza por tener altos niveles de vitamina A y C, las cuales ayudan a mantener en buen estado la piel y el cabello.Camarones en salsa de mango y chipotleMelón: aunque el melón es en realidad una hortaliza, se le considera como fruta por su consumo. El cultivo de melón se desarrolla mejor en climas cálidos y no muy húmedos. Uno de los grandes beneficios de comer melón es la conservación de la salud de los huesos, gracias a sus aportes de vitamina K y magnesio.Papaya: la papaya tiene que sembrarse en lugares húmedos y cálidos. No se aconseja plantar el árbol del papayo en zonas propensas a las heladas porque se puede morir la planta. El consumo frecuente de betacaroteno (nutriente presente en la papaya) está relacionado con un menor riesgo de desarrollar asma, así como ciertos tipos de cáncer.Sandía: la sandía, al igual que el melón, es una hortaliza, pero es considerada como fruta. Al ser una fruta tropical crece mejor en zonas con temperaturas que oscilan entre los 23 y los 28° C. Los electrolitos y la gran cantidad de agua que contiene la sandía ayudan a mantener la hidratación y prevenir golpes de calor.Sandía locaFresa: el desarrollo de la planta de la fresa requiere un equilibrio entre altas y bajas temperaturas, así como entre días largos y cortos. Las fresas son una fuente natural rica en ácido fólico, por lo que su consumo es muy recomendable durante el embarazo.Mojito de fresa bajo en caloríasTamarindo: si bien se conoce comúnmente como una fruta, el tamarindo es una leguminosa carnosa con un sabor agridulce. Se produce generalmente en climas cálidos semisecos. El tamarindo tiene propiedades laxantes y ayuda a acelerar la digestión. De igual manera, al contener altos niveles de hierro combate la anemia.¿Qué fruta usarás hoy en la cocina?
¿Se acerca la fiesta de cumpleaños de tu pequeño o simplemente quieres consentir a tus hijos con unas deliciosas galletas caseras? Sigue leyendo para descubrir cómo puedes decorar galletas para niños para que queden espectaculares. Usa moldes divertidos Si de plano no tienes mucho tiempo o no se te da eso de las manualidades, usa moldes en forma de estrella, corazón, animales o lo que sea que más le gusta a tu pequeño. Con eso y un poco de chocolate derretido es más que suficiente. Como estas Galletas de Mantequilla en forma de CorazónInspírate en sus personajes favoritosNo tienes que hacer exactamente la carita de su caricatura favorita. Por ejemplo, si a tu hija le gustan las princesas, puedes hacer galletas en forma de corona. Si tu hijo admira a un jugador de futbol, haz balones de galleta. Un gran ejemplo son estas Galletas de El GrinchAhorra tiempo con masa de coloresOtra manera original de hacer galletas bonitas es agregar colores directamente a la masa. El resultado es una galleta muy vistosa que no requiere mayor decoración. Cuando estés mezclando los colorantes, fíjate que la tonalidad de la masa sea homogénea para que no queden partes más oscuras.Piensa más allá de la decoraciónPor supuesto que la presentación de un postre es importante, sobre todo si lo estás preparando para niños. Sin embargo, recuerda que, si el sabor no es del todo agradable, los niños terminarán por tirar las galletas. Así que vigila que el sabor, la textura y el dulzor estén equilibrados para que las galletas sean del gusto de los pequeños. Mira estas Galletas de Mantequilla con Caramelo de MentaUsa todas las técnicas que puedas o conozcasAunque el royal icing está de moda en el mundo de la repostería, recuerda que hay otras maneras de decorar. Si decides usar este tipo de glaseado, no olvides que primero debes hacer la orilla con una duya muy fina y después rellenar la galleta para que quede lisa.Back to BasicsCuando no tienes muchas herramientas o el tiempo se te viene encima, los mismos ingredientes y utensilios que te encuentres en la cocina pueden servirte para decorar las galletas. Usa el cacao en polvo o azúcar glas para espolvorear las galletas, utiliza un sello o el fondo de un vaso para darle textura a las galletas. Aprovecha lo que tengas a la mano para darles un toque original.Conoce más recetas para preparar GALLETAS PARA NIÑOS visitando kiwilimon.com
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD