¿Cuál es el origen del pan de muerto?
Recomendaciones de Cocina

¿Cuál es el origen del pan de muerto?

Por Kiwilimón - Octubre 2013
El día de muertos es una de las tradiciones más relevantes y cargadas de historia y misticismo. Aunque también se festeja en otros países de Centroamérica y España, en México es especial y tiene elementos únicos como el color, la sabiduría, la cocina, la comida y, desde luego, el pan de muerto. Además de los elementos tradicionales como agua, sal, velas, flores, copal o comida, cada una con un significado especial, en una buena ofrenda no debe faltar uno o más panes de muerto. El significado del pan que tradicionalmente se elabora desde octubre es menos agradable que su sabor pues su historia y origen, aunque con versiones distintas todavía, sigue sin ser las más románticas. Las más antiguas civilizaciones de Mesoamérica realizaban sacrificios humanos como rituales cotidianos a sus dioses, con un nivel de devoción que no deja de sorprendernos. Entre sus múltiples maneras de sacrificar, una era sacar el corazón de la “ofrenda”. Hay quienes dicen que el ritual del que surge la idea de hacer pan, fue el de ofrecer una princesa a los dioses, sacarle el corazón viva y mientras el corazón seguía latiendo lo metían en una olla con amaranto y el “sacerdote” o encargado del ritual se lo comía para agradecer a las deidades. Otros cuentan, que para enterrar a los muertos se hacía un pan de semillas de amaranto que bañaban en la sangre que sobraba de los sacrificios. El pan de muerto se hace en diversas presentaciones según la región en que se hornea. Una versión un poco menos literal, asegura que el pan siempre fue utilizado para simbolizar el corazón de un ídolo creado de varios elementos y simplemente se hacía una representación de un sacrificio, sacándole el “corazón” (pan) a este ídolo ficticio para después repartirse entre todo el pueblo. Sea cual sea la versión real, cuando los españoles llegaron a tierras americanas, de las primeras cosas que quisieron eliminar fue este tipo de rituales. Entonces, cuenta también la historia que fueron los religiosos españoles quienes comenzaron a representar los corazones con pan, al que pintaban de rojo para simbolizar la sangre y más tarde agregarían azúcar. Por supuesto era más que evidente que sería un “pan de muerto”. La forma que conocemos del pan de muerto hoy en día representa un cadáver, la bolita de pan superior es un cráneo y las cuatro canillas son los huesos del cuerpo que señalan las direcciones del universo. En México hay muchísimos tipos de pan de muerto en Puebla, Tlaxcala, Oaxaca, Michoacán y cada uno tiene su manera tradicional de hacerlo. Algunos son sólo azucarados, otros barnizados en huevo con ajonjolí, otros pintados de rojo, algunos son más ovalados que redondos y en algunos lugares hasta llevan dedicatoria. Claro, ahora hay hasta rellenos de crema pastelera, nata, y ya en la necedad, hasta de Nutella. Sin importar su origen, la realidad es que siempre esperamos estas fechas, más que por la vacación, por la fiesta de día de muertos y por saborear esta creación de dioses y disfrutarla con una taza de espumoso chocolate caliente. Ir a artículo original Contenidos cortesía de www.animalgourmet.com  

Receta de Pan de Muerto Tradicional

Ingredientes: - 1 cucharadita de levadura - 4 tazas de harina - 1/4 de taza de agua tibia - 7 huevos - 1 cucharadita de sal - 1/2 taza de azúcar - 125 gramos de mantequilla - azúcar Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Receta de Pan de Muerto Oaxaqueño

Ingredientes: - 250 gramos de harina - 30 gramos de azúcar - 1 pizca de sal - 1 huevo - 7 gramos de levadura - 100 mililitros de agua tibia - 50 gramos de mantequilla - 30 gramos de leche en polvo - 1/2 cucharadita de esencia de almendra - 1 cucharada de semilla de anís - semilla de ajonjolí para decorar Haz click aquí para ver el procedimiento de preparación de esta receta.  

"¿Conocías el origen del pan de muerto?"

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
Siempre es buen tiempo para hacer pequeños ajustes que mejorarán increíblemente tu hogar. Sigue estos sencillos consejos para organizar, decorar y limpiar tu casa en muy poco tiempo. Cuidado personal: Tu hogar no puede estar completo si no cuentas con los productos ideales para el cuidado personal. Consiente a tu familia y maximiza su higiene con la mejor combinación: Papel Regio® Luxury Almond Touch y el nuevo Regio® Papel Higiénico Húmedo. Su delicado toque de almendra y su irresistible suavidad son la mejor combinación para tu hogar. Organiza: Tu closet Deja de perder tiempo buscando tu ropa. En solo 5 pasos puedes convertir el caos de tu clóset en un increíble despliegue de opciones para tu look. Tip: guarda la ropa que no uses en la temporada para que solamente tengas a la vista lo que puedas usar ahora. Tus joyas De nada te sirve tener muchos aretes o pulseras ni nunca los encuentras o, peor aún, si tienes que pasar 15 minutos tratando de desenredar tus collares. Con este hermoso joyerito puedes organizar tu joyería, a la vez que decoras tu tocador. Decora: Para combatir la depresión Si todo el tiempo te sientes cansada o desganada, tal vez es momento de hacer cambios en la decoración de tu hogar. No es necesario que remodeles por completo tu casa, con unos pequeños ajustes notarás grandes cambios. Con estrellas de papel Es posible darle un ambiente diferente a cada espacio de tu hogar sin tener que gastar toda tu quincena en pintura o nuevos muebles. Prueba combinando estas estrellas con focos (puedes reciclar tus luces navideñas) para que tenga tu cuarto un toque más cool. Limpia: Los vidrios Algo tan sencillo como mantener limpios los vidrios de tus ventanas y los espejos puede cambiar radicalmente el aspecto de tu hogar. Prepara esta receta para ahorrar en limpiadores y bajarle al uso de químicos en tu casa. Con bicarbonato No tienes que comprar montones de limpiadores para tener tu casa impecable. De hecho, te sugerimos usar lo mínimo este tipo de productos, ya que pueden dañar la salud de tu familia. Sigue estos consejos y limpia toda tu casa tan solo con bicarbonato.
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
Las galletas de jengibre están tan relacionadas con estas fechas que saborear uno de estos bizcochos es como darle una mordida a la Navidad.  Su sabor inconfundible, especial textura y decoración característica hacen que las galletas de jengibre sean un elemento imprescindible en todas las casas durante la época navideña. Pero no siempre ha sido así. Conoce el origen de las galletas de jengibre.Para empezar, hay que saber de dónde viene el jengibre. Esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la ruta de la seda hace ya varios siglos. Durante la Edad Media se usaba como especie por su habilidad de ocultar el sabor de las carnes preservadas.Se cree que las primeras galletas de jengibre en Europa se elaboraron a finales de la Edad Media. En aquella época las galletas se decoraban con hojas de oro y tenían varias formas. Debido a que el jengibre todavía era un ingrediente difícil de conseguir en esos tiempos, las galletas de jengibre eran consideradas un lujo que solo los reyes y los más adinerados podían darse.Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron todo un nuevo sentido gracias a la reina Isabel I de Inglaterra. En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes. Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados.Unos años después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre. Muchas personas atribuyen la popularidad de las casas y los muñecos de jengibre a este cuento.La costumbre de construir las casas de galleta pronto se relacionó con las fiestas navideñas, tal vez por ser una actividad divertida en la que pueden participar chicos y grandes. La tradición, que comenzó en Alemania, comenzó a esparcirse por Europa hasta llegar a América.Y así es como el día de hoy relacionamos las galletas de jengibre con la Navidad.Recetas de galletas de jengibre:Galletas de jengibre con nutellaGalletas de jengibre con chocolate blanco
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD