¿Cuál es el origen del pan de muerto?
Recomendaciones de Cocina

¿Cuál es el origen del pan de muerto?

Por Kiwilimón - Octubre 2013
El día de muertos es una de las tradiciones más relevantes y cargadas de historia y misticismo. Aunque también se festeja en otros países de Centroamérica y España, en México es especial y tiene elementos únicos como el color, la sabiduría, la cocina, la comida y, desde luego, el pan de muerto. Además de los elementos tradicionales como agua, sal, velas, flores, copal o comida, cada una con un significado especial, en una buena ofrenda no debe faltar uno o más panes de muerto. El significado del pan que tradicionalmente se elabora desde octubre es menos agradable que su sabor pues su historia y origen, aunque con versiones distintas todavía, sigue sin ser las más románticas. Las más antiguas civilizaciones de Mesoamérica realizaban sacrificios humanos como rituales cotidianos a sus dioses, con un nivel de devoción que no deja de sorprendernos. Entre sus múltiples maneras de sacrificar, una era sacar el corazón de la “ofrenda”. Hay quienes dicen que el ritual del que surge la idea de hacer pan, fue el de ofrecer una princesa a los dioses, sacarle el corazón viva y mientras el corazón seguía latiendo lo metían en una olla con amaranto y el “sacerdote” o encargado del ritual se lo comía para agradecer a las deidades. Otros cuentan, que para enterrar a los muertos se hacía un pan de semillas de amaranto que bañaban en la sangre que sobraba de los sacrificios. El pan de muerto se hace en diversas presentaciones según la región en que se hornea. Una versión un poco menos literal, asegura que el pan siempre fue utilizado para simbolizar el corazón de un ídolo creado de varios elementos y simplemente se hacía una representación de un sacrificio, sacándole el “corazón” (pan) a este ídolo ficticio para después repartirse entre todo el pueblo. Sea cual sea la versión real, cuando los españoles llegaron a tierras americanas, de las primeras cosas que quisieron eliminar fue este tipo de rituales. Entonces, cuenta también la historia que fueron los religiosos españoles quienes comenzaron a representar los corazones con pan, al que pintaban de rojo para simbolizar la sangre y más tarde agregarían azúcar. Por supuesto era más que evidente que sería un “pan de muerto”. La forma que conocemos del pan de muerto hoy en día representa un cadáver, la bolita de pan superior es un cráneo y las cuatro canillas son los huesos del cuerpo que señalan las direcciones del universo. En México hay muchísimos tipos de pan de muerto en Puebla, Tlaxcala, Oaxaca, Michoacán y cada uno tiene su manera tradicional de hacerlo. Algunos son sólo azucarados, otros barnizados en huevo con ajonjolí, otros pintados de rojo, algunos son más ovalados que redondos y en algunos lugares hasta llevan dedicatoria. Claro, ahora hay hasta rellenos de crema pastelera, nata, y ya en la necedad, hasta de Nutella. Sin importar su origen, la realidad es que siempre esperamos estas fechas, más que por la vacación, por la fiesta de día de muertos y por saborear esta creación de dioses y disfrutarla con una taza de espumoso chocolate caliente. Ir a artículo original Contenidos cortesía de www.animalgourmet.com  

Receta de Pan de Muerto Tradicional

Ingredientes: - 1 cucharadita de levadura - 4 tazas de harina - 1/4 de taza de agua tibia - 7 huevos - 1 cucharadita de sal - 1/2 taza de azúcar - 125 gramos de mantequilla - azúcar Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Receta de Pan de Muerto Oaxaqueño

Ingredientes: - 250 gramos de harina - 30 gramos de azúcar - 1 pizca de sal - 1 huevo - 7 gramos de levadura - 100 mililitros de agua tibia - 50 gramos de mantequilla - 30 gramos de leche en polvo - 1/2 cucharadita de esencia de almendra - 1 cucharada de semilla de anís - semilla de ajonjolí para decorar Haz click aquí para ver el procedimiento de preparación de esta receta.  

"¿Conocías el origen del pan de muerto?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Se fue la mitad del año y parece que la comfort food –tan necesaria para el apapacho del alma cuando las cosas no van del todo bien– llegó para quedarse. En 2020 vimos llegar harto pollo frito, comida thai, sandos japoneses, galletas de todos colores y sabores, smash burgers, omnipresentes conejitos Turín, entre otros bocados monchosos. Entre ellos está uno 100% mexicano que, curiosamente empezó a hacer mucho ruido hace un par de años en Estados Unidos antes de estar en boca de todos al sur del Río Bravo: la birria. Generalmente asociada con la comida típica de Jalisco, es en el municipio de Cocula donde se han preservado recetas de birria que se preparan, desde el siglo XVII, en la región occidental. Se dice que con los españoles llegó un buen cargamento de ganado caprino, alimento nada bien visto por la aristocracia y los conquistadores por su fuerte olor e intenso sabor cárnico. Era, desde luego, comida destinada a los pueblos originarios. Sin embargo, tan audaces cocineros como siempre demostraron ser los habitantes de nuestro territorio –sobre todo sus mujeres–, consiguieron arropar esta carne con especias que para entonces ya se usaban en la región: laurel, clavo, canela, orégano, comino, chiles asados… para después hornearla lentamente bajo tierra. El resultado: un platillo de carne suave, aromático, un tanto picosito y con un caldo sustancioso, bellísimo para comer con cuchara y acompañado de tortillas. Es en Guadalajara donde la birria afianza su popularidad entre lugareños y visitantes. Maravillosos exponentes se encuentran en el Mercado Alcalde –preguntar por la de Don David–; la de La Victoria en el mítico barrio de Santa Tere; Las nueve esquinas, favorita de los turistas del Centro; la de El Chololo, con rumbo a Chapala; la birria del Chino, donde se come la tradicional de chivo, pero también de res; el taco de gordito en la birriería Aceves, dentro del Mercado de Abastos; y un larguísimo etcétera. Pero a la birria no se le encuentra exclusivamente en Guadalajara, Tijuana tiene también una gran tradición de carretas de tacos de birria con su consomé, como los que se encuentran en los linderos del Mercado Hidalgo. Desde hace no más de tres años, la birria reventó en Estados Unidos, específicamente en Los Ángeles, Chicago y Nueva York. Tan sólo en la reconocida guía Eater de Nueva York hay una lista de 19 lugares imprescindibles para probar birria en la Gran Manzana. Y, claro, Instagram hizo su chamba: millones de usuarios han salivado ante el plato y uno de sus derivados: la quesabirria, una portentosa quesadilla de tortilla grande con carne de birria de res, lista para chopearse en un caldito bien espeso con limón, cebollita y cilantro. A partir del fenómeno birriamen –fideos de ramen en caldo de birria, de la autoría del chef Toño De Livier–, su constante presencia en Instagram y el auge de las dark kitchens, es que la birria se está haciendo un lugar en la Ciudad de México. Lo que resta de 2021 la vamos a seguir viendo y, con suerte, otras versiones se adueñarán de más esquinas de la capital. Mi consejo sería intentarla en casa. No muy lejos de aquí encontrarán una buena receta de birria de res, ideal para perfeccionarla con nuestro toque personal y así presumirla como si lleváramos años cocinándola. Manos a la obra.
Gracias a las redes sociales no sólo podemos entretenernos por mucho tiempo, sino que también sacar dos o tres trucos para la cocina. El más reciente son los panes tostados con requesón para el desayuno o ricotta toast.Los panes tostados son versátiles y desde que las tostadas de aguacate cobraron popularidad, las variedades que se pueden hacer con ellos se volvieron infinitas, es por eso que la ricotta toast, o pan tostado con requesón, es perfecta para desayunar variado y nutritivo.El requesón es una buena fuente de proteína y de calcio, además de que su contenido graso es menor que el de la mayoría de los quesos y solamente aporta 4 g grasa por cada 100, lo que lo convierte en un alimento apropiado para incluir en una dieta de control de peso o de grasas, así como en la alimentación de personas con estómago delicado, por es un alimento de fácil digestión.Para hacerlo, sólo necesitas una rebanada de pan, cubrirlo con una capa de requesón y poner encima una amplia gama de opciones de aderezo, que puede ser dulce o salado. Aquí te dejamos varias ideas y tips para que te queden perfectas.Tuesta el panPrimero tuesta tu rebanada de pan ya sea en una tostadora o en un horno tostador, o en tu comal favorito en la estufa. Puedes usar pan de caja o baguette fresco.Capa de requesónYa sea que uses requesón o queso ricotta, asegúrate de aplicar una capa gruesa, para que sepa delicioso.¿Qué le pongo encima?Puede ponerle lo que se te antoje: prueba combinaciones simples, como jitomate y pepino, con sal, pimienta y aceite de oliva o simplemente aguacate. También puedes saltear unos jitomates Cherry y ponerlos sobre la capa de requesón.Si lo tuyo son las frutas, prueba añadir fresas en rodajas, bañar con miel y espolvorear con pimienta negra. Otra opción y combinación clásica dulce es poner rebanar un plátano y cubrirlo con Nutella. Para una tostada más sustancial, prueba exprimirle un poco de jugo de limón al requesón y poner encima un huevo frito y sazonar con hojuelas de chile y sal.Cualquiera de estas combinaciones te va a encantar y lo mejor de todo es que puedes probar las propias, con las frutas y verduras que tengas en casa.
El té verde es una legendaria bebida que se consume en todo el mundo, pues se dice que está llena de propiedades benéficas para la salud. En Kiwilimón te contamos un poco más sobre los beneficios de este maravilloso té y cómo cuidar tu piel de los puntos negros y el acné sin salir de casa. ¿Cuáles son los beneficios del té verde? De acuerdo con un artículo científico publicado en 2010, el té verde se exportó de la India a Japón durante el siglo XVII. A través de los años, este té ha ganado gran popularidad entre los consumidores gracias a sus muchos beneficios, a tal punto de que se producen alrededor de 2.5 millones de toneladas de hojas de té al año para cubrir la demanda mundial. En cuanto a sus muchos beneficios para la salud, los expertos señalan que el té verde ayuda a bajar los niveles de colesterol y mejora el flujo de la sangre. Por si fuera poco, este maravilloso té es un gran aliado a la hora de cuidar tu corazón, pues previene la hipertensión y otros problemas cardiacos. Por otro lado, algunos estudios han encontrado que el té verde es excelente para mantener tu cerebro saludable, así como para prevenir el Alzheimer. Por si fuera poco, esta bebida también ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre estable, por lo que es una gran opción para aquellas personas que padecen diabetes. ¿Cuáles son los beneficios del té verde en la piel? Este maravilloso té es una gran opción para evitar la irritación y el enrojecimiento de la piel debido a que contiene una gran cantidad de polifenol, una sustancia llena de antioxidantes. Por su parte, los antioxidantes son de mucha ayuda, pues te harán lucir una piel sana. Por otro lado, gracias a todos los antioxidantes que contiene este té, se vuelve un gran aliado para prevenir el envejecimiento prematuro, pues un estudio publicado en 2003 encontró que esta increíble bebida ayuda a rejuvenecer las células de la piel, por lo tanto, consumir té verde puede ser muy útil para combatir los signos del envejecimiento y para que tu piel luzca radiante. En el caso de la vitamina B2, presente en el té verde, esta sustancia ayuda a lucir una piel más joven. Según los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., esta vitamina, también conocida como riboflavina, es esencial para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del organismo. Por si fuera poco, esta bebida podría ayudar a tratar el acné gracias a sus propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y antioxidantes. Un estudio científico publicado en 2017 señala que cuando el polifenol se aplica en la piel, esta sustancia ayuda a reducir la producción de grasa, la cual suele tapar los poros y causar la aparición de barritos y puntos negros. Ya lo sabes, lucir una piel radiante y joven es una cuestión de salud, pues entre más saludable y nutritiva sea tu dieta, mejor lucirá tu piel. ¿Cómo preparar una mascarilla de té verde? Para preparar una mascarilla de té verde para puntos negros y barritos, lo único que tienes que hacer es mezclar el té con otros ingredientes naturales que ya tengas en casa: miel, aloe vera, avena, yogur natural, aguacate, entre muchos otros ingredientes. Recuerda que, en caso de presentar un caso severo de acné, lo ideal es consultar a un especialista.
México es tierra de magueyes. La palabra maguey viene del náhuatl mexcametl o metl, del purépecha tocamba y del otomí guada. De los 285 tipos de magueyes que existen en el mundo, alrededor de 200 viven en nuestro país.En los estados de México, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, los magueyes pulqueros se forman entre los maizales, los cuales llegan a medir hasta 3 metros de altura y tener 10 metros de circunferencia. Sus hojas son gruesas y permiten el almacenamiento del líquido durante períodos largos; su proceso de maduración es de 8 a 12 años para poder extraer el aguamiel con el que se elabora el pulque, a partir de un proceso de fermentación.Cuando el agave florece se extrae el aguamiel, del área donde nace el cogoyo y la yema vegetativa, antes de la floración. Estas dos partes se cortan y después se hace el raspado a través del que se escurre la savia dulce de las hojas, mejor conocida como aguamiel. Un agave tiene la capacidad de producir de 500 a 1,000 litros de aguamiel, el cual al fermentar da origen al pulque.El pulque, también conocido como bebida de los dioses, tiene un alto contenido de minerales, aminoácidos, proteínas, enzimas, vitamina C y complejo B. Incluso existe un dicho popular que asegura que esta bebida tiene una proteína menos que la carne, debido a las propiedades alimenticias que tienen tanto el aguamiel como el pulque. Aquí te presentamos algunos de los beneficios que tiene el consumo moderado de pulque a la salud:¿Conocías los beneficios del pulque? Una bebida mexicana de gran tradición histórica.(Foto: cortesía de El Mural de Los Poblanos)
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD